Cómo será el futuro

1675

Paco Bello | Iniciativa Debate | 19/02/2012

En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser

William Shakespere

 

Un 29 de octubre de 1919, hace ahora más de 92 años, se aprobó en la OIT¹ el primer convenio internacional por los derechos de los trabajadores (C1). Era el que acordaba establecer entre los firmantes la jornada de ocho horas, o de la semana de cuarenta y ocho horas en la industria. En 1928 llegó el salario mínimo (C26), poco después, la edad mínima para trabajar (C33), y dos años más tarde llegaron las prestaciones por desempleo (C44). Hace 80 años ya, que se limitó la jornada semanal a 40 horas con carácter general. ¿Sorprendente, verdad?

Hasta antes de la guerra IIGM los derechos de los trabajadores fueron ganando terreno. Unos sindicatos con músculo, y unas convicciones férreas, iban derribando todos los muros de tradiciones y pasado. Y eso era solo el principio, se miraba al futuro con esperanza, y no solo desde el proletariado.

Qué tiempos aquellos en los que el destino se auguraba desde una lógica social, incluso desde ciertas corrientes capitalistas. El desarrollo tecnológico cautivaba los sentidos, la modernidad se podía tocar con la punta de los dedos. El mismo John Maynard Keynes (un capitalista recuperado de las estanterías desde el comienzo de la crisis como figura válida incluso por gran parte de la izquierda contemporánea), presagió jornadas laborales de 15 horas semanales para el 2030. El hombre ocupaba por entonces el centro del universo intelectual. La economía iba a estar a su servicio, y pronto disfrutaríamos de tiempo para lo importante, relegando las duras tareas de la obtención de lo imprescindible al fruto de nuestra inteligencia como especie; las máquinas.

Estas previsiones no eran ni mucho menos el resultado de la imaginación desbordada de unos cuantos idealistas soñadores. Se trataba de una prospectiva basada en fundamentos válidos, y adelantada por las mentes más prestigiosas del establishment de la época. Todo estaba calculado, bueno, todo no; solo dejaron de incluir en sus cálculos el hecho de que la codicia no puede permitir la igualdad, ni la libertad. Y por lo visto tampoco habían perdido mucho tiempo en estudiar dónde se encontraban realmente. Hoy ocurre exactamente lo mismo, pero con mayor delito, porque la tendencia es la opuesta.

Lo dicho, todo era muy sólido (aún no había nacido Marsall Berman), y desde ese prisma la argumentación incontestable. Entonces… ¿Cómo llegamos a aceptar un mundo en el que un medio superase el valor del fin para el que se creó?

No es demasiado complejo explicarlo (ahora), pero para empezar vamos a tener que hacer acto de contrición con/contra nuestra inteligencia, y admitir que hemos sido estafados. Nos han colado un timo de la estampita generacional elevado a la googolésima potencia.

Un estudio reciente de un investigador de Princeton —Iain Couzin–, estima que la democracia necesita un elevado número de personas ignorantes para funcionar. Desconozco si el estudio con grupos de animales es extrapolable al ámbito de la psicología social y la sociología como él conjetura, pero es indudable que la conclusión es fácilmente aceptable si por democracia, se refiere Couzin, a este nuevo paradigma en el que unos dicen que existe, y el resto se lo cree.

Sin medias tintas; incluso la mayoría de los críticos reputados desconocen el funcionamiento del sistema. Están condicionados por él. Es por esto que algunos siguen apelando a fórmulas reformistas, sin perjuicio de aquellos que lo hacen por adecuarse a una realidad incontestable. Es mucho más llamativo en cualquier caso el “hasta entrañable” esfuerzo de algunos autodignificados y sobrios academicistas, siempre henchidos de doctrina y seudocientífico empirismo económico. Estos contertulios habituales de cómicas emisiones televisivas disfrazadas de debate riguroso son, los que aún siendo carne de cañón, defienden tesis que a muchos nos provocan, una vez superada la indignación, una sonrisa condescendiente.

Profesores y expertos en economía con una capacidad intelectual tan precaria como el modelo que los dejará con una mano delante y otra detrás excepto que acepten su rol de mascotas: el siempre elástico libre mercado ¿Es o no entrañable?

Si esto llama la atención, no lo hace menos ese sector que les replica defendiendo el reformismo; sí al libre mercado “pero regulado”. ¿No han visto el oxímoron, o no lo quieren ver?

Para empezar, los defensores del libre mercado son por naturaleza y por lógica, partidarios de la desregulación, es su credo, lo dice su propia definición (a veces no queremos leer, ya lo dijo Cervantes), y por si fuera poco, para ello incluso han creado una figura imaginaria que se conoce como “la mano invisible”, que es el eufemismo para nombrar sin definir, el presunto automatismo que aplica la propia estructura basada en la competencia: el mejor domina, el apto sobrevive. Darwinismo en estado puro, o cómo aplicar el equilibrio sin considerar que el todo es más que la suma de sus partes.

Hay alguno de estos correligionarios que incluso han criticado duramente el salvataje público a la banca privada. Los hay muy puristas, muy ortodoxos, “gente seria”. Estos son precisamente los que han olvidado (o no quieren recordar) que todo lo que existe en este planeta es de todos y de nadie, y no de los que sean capaces de dedicar más tiempo a satisfacer su enfermiza codicia acaparándolo. Si esto no se acepta, el modelo no deja de ser una estafa (lo es). Por esto, y sobre el papel, a título estético, para evitar que nos matemos entre nosotros por apropiación indebida, se firma tácitamente al nacer un “contrato social”, que viene a significar lo mismo que un “vamos a llevarnos bien”. El problema es que hemos olvidado que existe, y que está basado en contraprestaciones por usufructo.

Estos personajes, en su demencia, defienden que el más capaz se mantendrá arriba (algunos ilusos creen que son capaces de llegar, que están bien adaptados a ese sistema. Otros sí lo están, a la par que su psicopatía). Es una lástima que esta gente nunca haya contado (es ironía) con la importancia de la posición previa; de partir con ventaja. Y tampoco han exigido en su ortodoxia hacer tabula rasa para empezar su estúpida competición. Que le digan ahora a un “emprendedor” con 3000 € que compita en el mercado de la alimentación con Mercadona; mucha suerte (Eso solo es posible de partida con condiciones similares, lo comento por si algún inspirado se ve tentado de recordar los orígenes de esta empresa). O a un particular que intente igualar a Goldman Sachs. El mercado libre es el caldo de cultivo del oligopolio, cuando no lo es directamente del monopolio. Pero es sobre todo la excusa para perpetuarse haciendo parecer que hay libertad para competir.

Estos, los puristas con vocación, son “cortitos mayores o jóvenes ambiciosos” que se han tragado el cuento de la lechera de mamá educación dirigida y de papá modelo social. No ven más allá, porque es muy cómodo llegar a la primera meta, y no hacer el esfuerzo de dudar si hay otras. ¿Qué más da que para llegar hasta aquí haya tenido que existir sociedad? Me han enseñado a mirar por mí y nadie me ha dicho que existían otros con los mismos derechos. Hijo mío “tú lo vales”.

A los otros, a los que pueden tener solución, habrá que preguntarles cómo van a convencer a los todopoderosos amos del mundo para que se dignen a aplicar esas reformas que reivindican. Algunas de esas firmas las publicamos aquí haciéndonos eco, porque son las exigencias de buenas personas. Pero sus propuestas mantienen células del cáncer de la iniquidad que afecta al modelo actual. Y puestos a que no nos hagan ningún caso, vamos a idear un edificio nuevo, y no la reforma de uno con los cimientos destrozados. Puede que hasta ahora tuviera alguna lógica ser conservadores (cautelosos, pragmáticos, realistas), pero eso ya no tiene sentido.

Han metido el miedo en el cuerpo hasta a la gente digna. Hablar de lo público (lo que es de TODOS), tiene una espantosa prensa, por algo será (los generadores de opinión responden al criterio de sus señores). La iniciativa privada es eficiente, y lo público es un desastre, y sin embargo ha tenido que ser el Estado el que rescate a la banca. Lo ineficiente ha rescatado al eficiente causante privado de la crisis. Qué cosas. En realidad ha sido un expolio y no una crisis, pero eso lo dejamos para otro día.

No se habla de empezar una sociedad bien regulada, en la que quien no colabore pudiendo hacerlo no disfrute sus ventajas. En la que nos sintamos orgullosos de participar, porque participamos en lo nuestro y disfrutamos con ello. En la que la valía no conduzca a la diferencia de clase sino a la diferencia de satisfacción. En la que todos los bienes y servicios básicos sean del Estado (de TODOS). En la que se facilite la iniciativa cultural. En la que prime el beneficio colectivo sobre el individual, y en la que dispongamos de mucho tiempo para crecer como personas. En la que no creamos que la solidaridad nos perjudica sino que nos beneficia. En la que lo accesorio tenga su valor real, en la que una vivienda, la alimentación, la salud, la educación y la comunicación sean un derecho inalienable, y en la que por poner un ejemplo de estulticia, comerse una naranja en junio precise el salario de un mes para cualquiera. No hay que prohibir nada, hay que ajustarlo a la realidad de un modelo de racionalidad en un planeta de recursos finitos.

Una sociedad en la que todos conozcan la diferencia entre valor de uso, valor de cambio y valor agregado. En la que se regule adecuadamente la especulación y la codicia. En la que no se permita estafar. En la que el desconocimiento de la Ley sí exima de su cumplimiento, pero en la que ningún ciudadano la desconozca. En la que nadie quiera ser más que nadie, pero especialmente en la que nadie pueda ser más que nadie. En la que las decisiones se tomen entre todos. Una sociedad del bien común. Puestos a pelear por algo, ¿por qué no pelear por esto?

Y ahora bajemos a la tierra. En el momento en el que nos agitemos ante la imposibilidad de movernos, nos daremos cuenta de dónde estamos. Y no tardará en ocurrir. También les ocurrirá a los que creen que no pasa ni pasará nada. Por eso es importante tener una base. Una revolución sin ideas claras es la placa de agar para regímenes totalitarios.

Dicho esto, no sé cómo será el futuro. Solo tengo argumentos para desmontar y para proponer, pero estoy tan perdido como cualquiera a la hora de prever el momento del presumible desenlace. No se me ocurre ninguna idea genial, ni tampoco creo que sea posible sumar a demasiada gente (la cultura del individualismo está demasiado arraigada). Pero sí te ruego algo a ti que me lees; que si eres capaz de liberarte de convencionalismos inculcados, les hagas saber a todos que estás harto. Puede que esto cree una corriente positiva. Sé uno más en portar un símbolo de desacuerdo. No te va a hacer menos respetable y no dañará tu imagen. Pásate por el enlace, y súmate al movimiento marrón sobre blanco, no esperes a que los demás lo hagan por ti. Tú eres el que lo inicias todo.

Lloramos al nacer porque venimos a este inmenso escenario de dementes.

William Shakespeare

¹ Organización Internacional del Trabajo: http://www.ilo.org/ilolex/spanish/convdisp1.htm

Facebook

Directo

33 Comentarios

  1. “la democracia necesita un elevado número de personas ignorantes para funcionar”, cita Paco Bello.

    “la democracia es como una partida trucada: antes de ir a votar los imbéciles ya han vencido porque son mayoría”, dice Pino Aprile (La Vanguardia, 26 de Enero del 2002)

    ¡Un abrazo para tod@s!

  2. Muy buen artículo Paco, la verdad es que tiene mérito sintetizar tan bien la situación que nos ha tocado (nos han hecho) vivir y la que nos puede tocar vivir.
    Contra la inacción promovida por nuestra sociedad, sólo nos queda la educación y la información. Somos muchos, nos falta conocernos, informarnos y ser capaces de pensar por nosotros mismos.
    Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión es un sinsentido, empecemos pues por esa libertad de pensamiento. Sacudámonos nuestros prejuicios y trabajemos colectivamente por una sociedad mejor en la que no todo sea regido por el valor de cambio de las cosas.

  3. volver al campo y a la vida sencilla del ” vivir mejor con menos” y tambien ” no es mas rico el que mas tiene sino el que menos necesita “. volver al campo, incluso para los que nunca fueron de el. permacultura y veganismo son dos palabras claves. profundizad en ellas y tendreis la solucion que andais buscando.

    • Unomás, ideas de modelo sí hay, casi tantas como habitantes. El problema no es por tanto ese, sino cómo nos ponemos de acuerdo, y qué ruta se traza para activarlas.

      Ojalá fuera tan simple como proponer una buena idea.

    • Parecido llevo tiempo sugiriendo actuar como comentas. Agruparse en grupos conocidos y emigrar a todas las poblaciones de menos de 3.000 habitantes y muchas otras de menos de 1.000 que necesitan personas jóvenes y que se pueden bien organizar en atender sus necesidades básicas, intercambiado con las poblaciones cercanas los excedentes y carencias. La decisión ciertamente es comprometida, pues cambiar de chip en cuanto a lo que falsamente nos han inculcado como necesidades no tiene nada que ver con vivir una vida sobria. Pienso que es una alternativa que se debiera de intentar.

  4. NO se como decirlo más claro, pero evidentemente la situación actual no es de ahora,sino que viene dejándose sentir desde la aplicación de las políticas neoliberales a los crecimientos que, como alternativa a las liberales, toda vez que las alternativas que tiene(foro de Davos Dixit)es reducir los gastos sociales y las “awol” mientras encuentran otras formas de seguir gobernando unos pocos a muchos,destrozando la convivencia social,deslocalizando producciones, aumentando consumos y otras lindezas económicas que ni ellos mismos entienden,creando cñirculos productivos absurdos: resultado que unos pocos nos alimentamos mientras extensiones fabulosas de países pobres “que no tiene agricultura”,producen cultivos transgénicos y vegetales para producir combustibles y si embrago no producen alimentos para esa misma gente.Pero mientras tano , si mnos los paramos , si no existen otros foros que piensen alternativas a este sistema,en un plazo no mmuy lejano estoy segur de que nos sumirán en unesclavismo puro y duro, de otra forma, pero esclavismo al fin y al cabo.No quiero ser pesimista, pero estos debates deben seguir,quiero saber si estoy equivocado.
    Feli

    • No solo no estás equivocado, sino que has descrito muy bien la hoja de ruta que muchos ciegos mentales se niegan a mirar.

      Lo que me da miedo es que a nadie se nos ocurra una fórmula para evitar un enfrentamiento violento más que previsible.

      La información que está llegando a mares a la población, al no ser completa ni tener un poso, puede ser precisamente el desencadenante del conflicto. Yo personalmente me siento impotente, y muy preocupado.

      • Comparto plenamente esa preocupación que manifiestas Paco; eso es lo malo de la situación en la que estamos inmersos, que vemos claramente que estamos (nos han metido) en un callejón sin salida, del que no se vislumbra otra salida, que no sea una explosión violenta y al no ver alternativas claras, uno se siente impotente, por que la violencia raramente conduce a soluciones constructivas, antes al contrario, es terreno abonado para desmanes incontrolables y la mayoría de las veces, es la insensatez quien toma las riendas.

      • Paco, ciertamente es para estar muy preocupados.Comparto tu impotencia ante el previsible tsunami humano de seguir el bombardeo mediático. Posiblemente la formula sea, intentar organizar pequeños grupos bien compactos y unidos que se conozcan, evitando la violencia o el descontrol de acciones sin sentido. La movilización es importante tanto o más que la concreción de la acción sin poner en riesgo el orden y la integridad personal. Luchar por recuperar los derechos que nos han sido expoliados no será tarea fácil y requerirá de una unión solidaria e inteligente. ¿Cómo podemos aglutinar estas voluntades dispersas en las que cada cual accede a la información por diferentes medios? El problema entiendo es, evitar a toda costa los hechos consumados de cuanto deciden quienes están en posición de dominio de decidir y actuar. ¿Cómo podemos evitar los hechos consumados? Un abrazo

    • La más alta expresión del NEOLIBERALISMO PODRIDO sin limites ha corrompido a los políticos( son títeres al servicio de los poderosos) su intención controlar a su antojo todo y digo todo.
      clima(controlando el clima controlas la autosuficiencia)
      crear guerras(industria armamentística, generan el terreno productivo de sus beneficios)
      control de la información(idiotizar, manipular, y desinformar…)
      Hundir países(contra peor le vaya a un país, más millones de euros ganan los especuladores que han vendido deuda española, griega etc…)
      esto no es ficción esto ya está pasando

  5. Creo que és un buen artículo porque llega a las personas y és porque el que lo escribe lo hace con la percepción que ha ido acumulando en los últimos años y albergando la espereranza del cambio, pero a medida que los acontecimientos se van desarrollando de forma que no deja ver que el poder neoliberal con todas sus prácticas criminales, pierda fuerza, si no que más bien va ganando, pero además en contrapartida la positividad de construir una sociedad mejor empezando de 0.

    Y Paco, se nota el sentimiento en tu escrito. Muchos, como habrás podido comprobar, nos ha parecido que hablaras por nosotros, porque así lo sentimos pero no se nos da bien expresarlo.

    Gracias Paco. Ah! y ya tenia en mente la próxima semana dedicarme a confeccionar “marron sobre blanco” y difundirlo.

  6. Muy bien Paco.
    Por lo menos hoy, vista la respuesta clara que se ha dado en las calles de nuestro país, creo que cabe un poco más de optimismo.(Aunque mañana nos lo destrocen otra vez).
    Saludos.

  7. Bravo Paco!!! Te vitorearía en todos los artículos que publicas. Es que no te falta detalle… Ya lo he dicho en otras ocasiones y es que a mí me cuesta mucho expresarme (como buena gallega) y es por eso que cuando te leo a ti, Capitá Joan, Aurora, Montejb o Carlos (entre otros) veo mis sentimientos reflejados en vuestras palabras. Gracias por vuestros pensamientos porque le ponéis voz a los míos. Un abrazo y a por el PUNTO MARRÓN SOBRE BLANCO!!!.

  8. Bravo Paco. Me gustaban los comentarios que podía leer al pie de las ¿crónicas? con tu firma, pero me están encantando los dos amplios escritos que he podido leer firmado por Paco Bello. Sigue escribiendo como lo estás haciendo y haber si sale alguien que de un paso adelante y rompa esta loca carrera hacia la esclavitud, ya que es el camino de retroceso a que estamos abocados.
    Tengo 70 años y veo que el final será un tipo de vida peor que el que me tocó vivir con la posguerra. Y la verdad, no me apetece nada revivir experiencas de este tipo. Un saludo

  9. En mi opinión, Europa vive un golpe de estado económico liderado por políticos y grupos financieros coludidos. Han actuado de forma muy inteligente: el fracaso del modelo capitalista que siempre los benefició, lo han transformado en una gran oportunidad para modificar unilateralmente las condiciones de los trabajadores. En este contexto, dado que además controlan los medios de comunicación, entre más dramática se presente la crisis más libertad tendrán para llevar a cabo todos los ajustes que deseen en desmedro de los logros conseguidos por los trabajadores durante muchísimos años de lucha, socializando simultáneamente todas las pérdidas generadas por el fracaso del capitalismo. Esta situación no cambiará mientras las personas no se convenzan de una vez por todas que deben actuar decididamente para terminar con este abuso.

    Mientras lo anterior no suceda, el futuro de España y del mundo en general, será la realidad del modelo chileno. Pinochet impuso un modelo político y económico de extrema derecha, siendo a la vez el laboratorio de las ideas económicas de USA. Este modelo lleva cerca de 30 años de desarrollo y sus consecuencias han sido nefastas para los chilenos: no existe democracia real puesto que el modelo de elección actual, “binominal”, sólo permite que dos partidos gobiernen, los impuestos favorecen a los más ricos, la educación, las pensiones, la salud, el agua, etc., son todos negocios privados controlados por los mismos grupos económicos, el crédito fácil tiene esclavizada al 95% de la clase media, en definitiva es uno de los países con mayor desigualdad y peor distribución de la riqueza del mundo. Falsos socialistas, como el ex-presidente Ricardo Lagos entre otros, fueron premiados por USA por su inteligencia para engañar al pueblo chileno y hacerlos creer que representaba sus intereses cuando realmente favorecía a la derecha económica. Los dueños de los principales grupos económicos del país lo aplaudieron de pie en una ceremonia privada que se organizó al término de su mandato. Sólo se debe cambiar el nombre a las instituciones y a los políticos y tienen la España del futuro.

    Este modelo lleva cerca de 30 años de desarrollo y sus consecuencias han sido nefastas: no existe democracia real (revisar el modelo de elección binominal que sólo permite que dos partidos gobiernen), los impuestos favorecen a los más ricos, la educación, las pensiones, la salud, el agua son todos un gran negocio controlado por los mismos grupos económicos, el crédito fácil tiene esclavizado a la clase media, en definitiva es uno de los países con mayor desigualdad y peor distribución de la riqueza. Falsos socialistas, como Ricardo Lagos entre otros, fueron premiados por USA por su inteligencia para engañar al pueblo chileno y hacerlos creer que representaba sus intereses cuando realmente estaba coludido con la derecha. Sólo se debe cambiar el nombre a las instituciones y a los políticos y tienen la España del futuro.

  10. Necesitamos mas gente como tu, que piense y nos de argumentos para reflexionar. Sé que somos muchos, pero Couzin los expresa muy bien: “la democracia necesita un elevado número de personas ignorantes para funcionar” y a fe mía que los hay, sino no estaríamos así.

  11. Al magnífico texto y reflexión de Paco Bello, que suscribo y reproduzco en mi blog Quisiera íntegramente en su contenido y pensamiento sincero y noble, solo puedo añadir lo siguiente: “El ojo ve sólo lo que la mente está preparada para comprender”. Henri Bergson. Como siempre, en cualquier asunto que tratemos, por amplio y complejo que parezca, muy pocas cuestiones son esenciales, algunas pocas más son importantes y, la inmensa mayoría son irrelevantes. montejb. Lo esencial somos los seres Humanos. Desde este punto de partida en el orden que proceda de prioridad, se puede afrontar cuanto sea necesario en el tiempo, procurando la equidad y el respeto de los ciudadanos conscientes y responsables que en libertad puedan elegir libremente sin discriminación salvo la que la Naturaleza provea.

    ¡¡Todos juntos sí podemos!!

    Un gran abrazo,

    • Un dato curioso sobre el Euro, Aurora… los céntimos, las monedas de 5, 2 y 1 céntimos… son de HIERRO a pesar de su aspecto cobrizo (para evitar que se oxide). Ya sé que es difícil de creer… acércales un imán…

      Ya sé que ésto es un dato sin importancia pero… si las monedas son de hierro ¿Cuál o dónde está su contravalor como depósito? Respuesta: “El concursante”.

      Un abrzo, Jero.

    • Lo he repetido ya en este mismo foro: la entrada en el euro significó en España, de la noche a la mañana, un 70% de incremento en el coste de la vida, ergo el final de la capacidad de ahorrar para mucha gente y, como dice Aurora, el principio del fin. De aquellos lodos vienen estos barros, ser “europeos” nos ha costado la ruina para que otros se enriquezcan a costa nuestra.

      ¡Un abrazo para tod@s!

  12. Excelente post Paco. Te felicito. Efectivamente el gran problema no es perder el trabajo quien lo tenga, el problema es encontrarlo. Curiosamente el nobel de Economía griego Cristóbal Antoníu Pissarides, propuso hace tiempo una solución para la crisis en Europa que evocaba “suspensión del euro” para varios países, entre los que citaba Grecia, Portugal y España.

    En verdad ya empiezo a dudar muy mucho de quién está al frente de la nave, si un enloquecidos Hall o un puñado de ineptos y cobardes que no tienen autoridad ni se atreven a desconectar el piloto automático que nos va a llevar a una crisis social y de desabastecimiento.

  13. Más extenso no se podía ser. Más explícito tampoco. Más temas no se podían tocar. En resumen excelente. La poca democracia se nos va de las manos y ello significa la pérdida de los pocos derechos que teníamos.
    El estudio de los requisitos para que funcione la democracia ya lo había leído. Me quedé con la duda de si realmente lo que realmente funciona es otra cosa que no es democracia.
    Ahora la poca democracia directa que existía y se practicaba en poblaciones pequeñas se pretende aniquilar. Corren voces que piden suprimir municipios. Si hacemos caso de lo acontecido en Grecia o Italia podría prosperar.

    http://tortillismocasero.com/2012/02/18/un-pueblo-sin-pueblos/

    • No doy más. Es un texto todo lo sintético e inteligible que mi capacidad permite. Gracias, no sabes lo mucho que reconforta ver que a alguien le ha parecido aprovechable.

  14. Suscribo todo lo dicho por tí, Paco. Imposible explicarlo mejor, incluídos las dos sentencias de Shakespeare. Yo siempre he tenido la mía a seguir, la de Ramón y Cajal: “Cada hombre, puede ser el escultor de su propio cerebro”. Y lo he seguido a conciencia. No puedo añadir nada a lo que tú expresas. Creo que está dicho todo. Ahora bien: Todo eso, hay que desear sentirlo y ejecutarlo, ya que todos nacemos y morimos igual. Pero en cuanto llegan las Instituciones, y los modelos, y los sistemas, a seguir por la masa, se jorobó el patatar. Y el que inventó el dinero y la Banca, debería arder en el Infierno, ese con el que tanto nos amenazaban cuando éramos pequeños. Y la gente, ignorando, que ese, ya está aquí, y una de las manos que lo trajo, fueron los que tanto amenazaban con él. Yo, no sé porqué, pero siempre he sabido y sé, ser feliz con lo que he tenido, y es más, con lo que no he tenido. Ya os dije el otro día, que el hombre felíz, no tenía camisa, y que la no posesión de muchas cosas, nunca la he considerado una trajedia. Pero desde la creación de La Sociedad de Consumo, de la que Narciso Ibáñez Serrador, hizo una apología magnífica, en una obra de RTV, en la cual, salía todo el mundo en los autobuses, y por todos los sitios, con los auriculares puestos, y contínuamente, la palabra CONSUMA; CONSUMA, y ver el afán de consumismo , por consumir, sólo por que sí, empeñándose hasta los ojos, para ser más que el vecino, y ya, no por necesidad, si no por ansia y capricho, sin darse cuenta que todo tiene un límite, y de ahí, a no reparar en los medios para conseguirlo, (Todos por igual) supe, que esto, no podía acabar bien para la clase obrera, ya que el que tiene, sigue teniendo más, pero, el que no tiene más que su trabajo, no puede ir, por encima de él y sus posibilidades, porque ya está dentro de la ratonera. No porque no tenga derecho, todo lo contrario, si no, que ya se tiene que matar, para poder vivir por encima de sus posibilidades, y es muy difícil salir de la ratonera. Así, que ójala esto cambie pronto, y todos tengan las mismas oportunidades, para que no haya más fugas de cerebros por necesidad, y lo que hagan aquí, sea para aquí. PARA TODOS; LAS MISMAS POSIBILIDADES. ENSEÑANZA GRATIS; EN COLEGIOS PÚBLICOS. Y LA SANIDAD; QUE NO SEA IGUAL PARA LA DUQUESA DE ALBA; QUE PARA LA VIUDA DE UN TRABAJADOR DE SUS CAMPOS.Un abrazo, y : ¡¡A por todas!!

  15. ¡Cuan lúcidas tus palabras amigo Paco! Ni que decir tiene, que te suscribo desde el primer al último renglón, es tanta la cincidencia de ideas, que uno se siente reconfortado, uno siente que es posible que no esté todo perdido, que hay un resquicio de esperanza en este estercolero, en el que nos han ido metiendo hasta casi acostumbrarnos a su hedor, incluso han conseguido que algunos, lo encuentren el más delicioso de los perfumes, a base de corromper los principios en los que debería asentarse el progreso.
    En muchas ocasiones, he tratado de hacer entender a las personas con las que he dialogado, sobre como se ha pervertido por ejemplo, la razón por la que se inventaron las herramientas, trato de hacerles entender, que las primeras no fueron creadas para producir más, si no para hacerlo con menos esfuerzo, y como a medida que fuern perfeccionandose, hicieron el esfuerzo, más eficiente, se podía disponer de más tiempo libre, para dedicarlo al ocio. Es después, cuando algún “iluminado”, “descubrió” que en vez de dedicar ese excedente de tiempo, al ocio, al descanso o actividades lúdicas o creativas; se podía dedicar a producir más, cuando empezaron los problemas.
    Evidentemente, este análisis, puede pecar de simplista, y habría que añadir muchos más componentes y variantes, pero considero que en esencia, es válido, para empezar a entender muchos “porqués”.
    Tu artículo, me ha ayudado a clarificar muchos conceptos intuidos, pero que a veces, uno no sabe expresarse ni siquiera a si mismo.
    ¡Gracias amigo, por abrir un poco más mis entenderas!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here