Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La gente de clase alta es más propensa a violar las normas

Los individuos de clase alta pueden ser más propensos a comportarse de forma poco ética que los de clase baja, según sugiere un estudio recién publicado en la revista científica ‘Proceedings of The National Academy of Sciences’ (PNAS).

El trabajo ha sido dirigido por Paul K. Piff, del Departamento de Psicología de la Universidad de California en Berkeley. Él y sus colegas llegaron a esta conclusión tras realizar siete experimentos, tanto de campo como de laboratorio, sobre el comportamiento de diversas personas en las mismas circustancias y teniendo en cuenta su estatus social.

Para su estudio, los psicólogos entendieron como individuos de clase alta a aquellos con más riqueza, prestigio profesional y nivel educativo.

En los dos primeros estudios, realizados con observaciones al aire libre, los individuos de clase alta demostraron que tenían más facilidad parasaltarse las normas de tráfico en comparación con los individudos observados y que pertenecían a estratos sociales menos elevados.

Después, el equipo de psicólogos de Berkeley desarrolló una serie de experimentos de laboratorio que sirvieron para demostrar, según afirman en su artículo, que las personas de rango social alto fueron más proclives a tomar decisiones poco éticas, coger objetos que no les pertenecían, mentir en una negociación, engañar para aumentar sus posibilidades de llevarse un premio y aprobar comportamientos incorrectos en el trabajo.

Los autores de esta investigación defienden que la avaricia es uno de los motores que llevan a este tipo de conductas asociales. Así, segúnafirma Paul K. Piff en el artículo publicado en PNAS , uno de los elementos que explica esta tendencia de la gente de rango alto a tener comportamientos menos éticos se debe a que tienen, por el contrario, una actitud más favorable hacia la avaricia.

En sus dos primeros experimentos, realizados en al aire libre el área de San Francisco, las personas consideradas por los investigadores como de rango elevado fueron las que más veces llevaron a cabo dos prácticas poco éticas: cortar el paso a otros conductores en un cruce complicado de cuatro carriles y no ceder el paso a los peatones. Los autores hicieron observaciones reales de lo que ocurría en la ciudad, de modo que estimaron el rango social de los infractores de las normas de tráfico en función del modelo de coche, la vestimenta y la edad del conductor.

En los siguientes estudios de laboratorio sí tomaron como muestra individuos elegidos para el caso, entre estudiantes de la Universidad de Berkeley y adultos seleccionados de todas las partes de Estados Unidos. Los investigadores descubrió que los individuos con posición social alta eran más propensos a engañar, robar, mentir y tomar decisiones poco éticas. Según los psicólogos de Berkeley, esta actitud poco ética ligada a la clase alta es independiente de la edad, el género, la etnia, las creencias religiosas y la orientación política.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/27/ciencia/1330369339.html

6 Comments

  1. MariaDinamita
    MariaDinamita 28 febrero, 2012

    A veces me parecen una estupidez la cantidad de estudios absurdos que se hacen. En este caso no me dice nada que no hubiese pensado ya antes, aunque si hay un estudio que lo ratifica, pues ya deja de ser una sospecha. Y es que la avaricia rompe el saco…

  2. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 28 febrero, 2012

    Estoy de acurdo total en esta Trilla, de la gente con poderes, sicológicamente hablando. Pero no hace falta, pensar mucho sobre eso, teniendo en cuenta, que la idea que tienen de sí mismos es creerse el Ombligo del Mundo. Que no hay nadie que valga, lo suficiente, para estar a su altura; se saben poderosos, y creen que el dinero lo compra todo, hasta las conciencias, y que ser pobre, significa, ser estúpido. O sea que consideran esto, cómo una cosa natural. Desde tiempos inmemoriales, el exponente quizás más claro, sea el Derecho de Pernada. La novia, primero era para estrenarla el Señor, y las sobras para el marido. El poder que manejan, no tiene límite. De ahí, los Magnates, políticos, militares de alta graduación, que disponen de poder y dinero. Son insaciables,y desde su puesto, deciden sobre vidas y Haciendas, Y si hay una guerra, y tienen que decidir tirar una bomba o un Misil, lo hacen y se quedan tan frescos. Éllos, tienen derecho a todo. El mundo para este tipo de Bellos Narcisos, es cómo un tablero de ajedrez. Ellos mueven las piezas. La gente en sí, es pura Decoración. Y lo manejan todo, porque creen que el mundo, se lo debe. Y no hay más que hablar.

  3. MacLeod
    MacLeod 28 febrero, 2012

    Me alegra saber que un serio estudio ha probado cientificamente lo obvio.

  4. Indignado
    Indignado 29 febrero, 2012

    La avaricia, tan sencillo como leer la ética de Aristóteles.
    Los tratados éticos de Aristóteles, la Ética Nicomáquea, la Ética Eudemia y Magma Moralia, son los primeros textos de la literatura universal en los que la ética es abordada como disciplina filosofíca independiente. A ello se añade el que, de estas tres obras, la Ética Nicomáquea es el tratado de ética de mayor repercusión de cuantos se han escrito, lo que lo convierte en una obra de extraordinaria importancia en el marco del pensamiento occidental.
    Os la recomiendo, de echo como está el mundo un vistazo a los clásicos es básico para sentar las bases del pensamiento humano universal, y ese recorrido necesario para situarnos con sabiduría en el contexto de las crisis de valores que vivimos en la actualidad.

  5. Mark de Zabaleta
    Mark de Zabaleta 29 febrero, 2012

    En 1511 Erasmo de Rotterdam publicó su “Elogio de la locura”, obra en la que la Estulticia (la Estupidez personificada) critica satíricamente a la sociedad de su tiempo.
    Y arremete contra todo…¿Qué hay más estúpido (en política) que un candidato lisonjeando al pueblo para conseguir sus votos, comprar con favores su voluntad, andar a la caza de los aplausos de los tontos, esponjarse con las aclamaciones, ser paseado en triunfo como una bandera, colocarse en el foro (¿mitin ?) como una estatua para la contemplación de las gentes? …
    Es otra interpretación.

    Mark de Zabaleta

  6. maría
    maría 29 febrero, 2012

    Clase “alta” (económicamente hablando) que para perpetuarse como tal, practica precisamente una especie de “educación para la psicopatía” ,a base de mantener las relaciones paterno-filiales bajo mínimos (nurses,internados). La empatía para ellos supondrá más bien un defecto (“como su padre,otro de corazón blando,la desgracia de esta familia” ponía en boca de un personaje aristocrático, Benjamin Disraeli en “Coningsby”)

    Hasta este punto la practican:

    “En Harrow, Victor aprendió los rituales iniciáticos de los cachorros de una clase que se vestían de una forma única (aunque iguales entre sí), hablaban una jerga exclusiva, perpetuaban ritos y ceremonias generación tras generación, eran clasistas, bebedores, matones y racistas. Harrow, que abolió el castigo corporal en 1980, se enorgullece de haber sido el mayor criadero de dirigentes políticos de Gran Bretaña28.

    …Gracias a los diarios se descubrió las orgías pederastas del respetable académico, teólogo y clérigo Charles John Vaughan, headmaster de Harrow desde 1844 a 1859. Al parecer, a los alumnos más jóvenes de Harrow se les adjudicaba un mote femenino y se les convertía en esclavas sexuales de alumnos mayores y en “prostitutas” al servicio general del claustro docente. El padre de un alumno descubrió las “irrefrenables pasiones” del devoto director y le conminó a renunciar al cargo so pena de hacer público el escándalo. Vaughan así lo hizo y salvó su reputación durante más de un siglo. Curiosamente otro estudioso de Vaughan, Harrow y los colegios privados ingleses, Jonathan Gathorne-Hardy, fue, en su niñez, uno de los “favoritos” de otro pedófilo de fama, Benjamin Britten.

    Rothschild no escribía, en este tema, para la clase alta, que sabía perfectamente lo que pasaba en Harrow o Eton, porque había pasado por sus aulas, conocía por experiencia lo que ocurría y, aun así, seguía enviando a sus hijos, generación tras generación. Escribía para una clase media y estas confidencias a lo Evelyn Waugh era un recurso de captatio benevolentiae exponiendo las vergüenzas de su propia élite. ..” Vida,aventuras y opiniones del caballero Victor Rothschild

    http://gatopardo.blogia.com/2011/063001-vida-aventuras-y-opiniones-del-caballero-victor-rothschild.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *