Envidia sana. Los suizos votan (algo habitual) cinco propuestas este próximo domingo

452

La más desarrollada democracia  semi-directa del mundo (lo único a lo que se puede denominar “democracia”) tiene estas cosas que a los demás nos parecen un sueño. No son Islandia (son ocho millones de habitantes), y sin embargo su modelo federal (Cantones) y una Constitución evolucionada hasta el límite, permiten que allí todo quede en manos del pueblo, incluyendo “despedir” en cualquier momento a los políticos que no lo hagan bien, o tumbar sus propuestas legislativas si la ciudadanía considera que las medidas van en su contra.

Podemos estar más o menos de acuerdo con su conservadurismo, o podemos no olvidar que también allí los medios de comunicación (del gran capital)  influyen en la opinión pública, o argumentar que viven de los bancos (no es cierto, y en cualquier caso habría que preguntarse qué fue primero ¿el huevo o la gallina?). El caso es que no deja de ser el mejor sistema conocido. ¿Por qué no se aplica en el resto de países? Porque hasta los magnates y financieros suizos se cargarían su propio sistema si pudieran, pero… no pueden.

A la vista de los asuntos que allí se votan ¿quién dijo crisis?

———-

Votaciones en Suiza sobre temas socioeconómicos

Este domingo 11 de marzo, los suizos acuden a las urnas para decidir sobre cinco temas. Entre ellos figuran las propuestas par limitar el número de residencias secundarias en sitios turísticos y para ampliar el periodo de vacaciones del trabajador de cinco a seis semanas.

Si a primera vista pareciera que el electorado helvético se ocupa de temas donde el dinero es la cuestión principal, sus preocupaciones revelan más bien una realidad particular de un pequeño país, con áreas de construcción limitadas en un territorio ampliamente cubierto de montañas.

Es el caso de uno de los temas a votar, que busca limitar al 20% el número de “residencias secundarias” en una comuna, es decir, de aquellas propiedades donde parte de los suizos y turistas extranjeros pasan sus vacaciones para esquiar o disfrutar del verano entre los paisajes alpinos.

Si bien esta iniciativa popular busca evitar el vacío en esos poblados fuera de los periodos vacacionales y, por, ende, la falta de recursos para subsistir de los pocos que viven permanentemente allí, la idea no parece que tendrá mucho apoyo del electorado.

Otra iniciativa a evaluar este domingo es la que busca favorecer la compra de vivienda propia a través de incentivos fiscales. Tema también relacionado con la exigüidad del territorio helvético y la escasez de los inmuebles y sus exorbitantes precios.

Mercado reducido
El tercer tema de las votaciones refleja la dificultad para sobrevivir en el mercado del libro en un país con menos de ocho millones de habitantes y cuatro idiomas nacionales.

Los suizos se pronuncian sobre la introducción de una ley que instituya un precio fijo para los libros. Los precursores de esta iniciativa argumentan que esta medida protegería el mercado interior del sector. En cambio, sus adversarios advierten que un precio fijo penalizaría a los consumidores y favorecería a los grandes operadores del mundo editorial.

El cuarto tema a tratar es una iniciativa sobre los juegos de azar que pretende establecer nuevas reglas para que los beneficios generados por las loterías y las apuestas deportivas sean invertidos íntegramente en fines públicos.

En quinto lugar se vota el sueño de establecer en seis semanas el periodo total de vacaciones al año del trabajador helvético, un concepto que a todos gusta pero que resultaría insostenible para la economía, según argumentan los expertos y los representantes de la iniciativa privada.

Una iniciativa podría pasar en las urnas
El único tema que pudiera obtener el “sí” del electorado según las previsiones de voto es el de dirigir la totalidad de los beneficios de los juegos de azar al bien público en un país donde ya es una exigencia para los casinos, las loterías y las empresas dedicadas a las apuestas deportivas el dirigir parte de las ganancias a un proyecto público u obras de beneficencia.

Cabe decir que los casinos -bajo jurisdicción federal- pagan un impuesto sobre el lucro obtenido de los juegos que ofrecen en su interior, mismo que se dirige principalmente a las arcas del seguro para el retiro de los trabajadores suizos.

Por su parte, las loterías, los centros de apuestas deportivas y de juegos de habilidad son de jurisdicción estatal. Los cantones deciden cómo usar los beneficios que obtienen las empresas dedicadas a este tipo de entretenimientos.

La Quinta Suiza vota
En 12 cantones, los suizos del extranjero inscritos en los registros electorales de sus comunas podrán votar en línea este 11 de marzo, si viven en alguno de los 45 Estados miembros del Acuerdo de Wassenaar, relativo al uso de tecnologías de doble uso, entre ellas, la criptología. Cabe señalar que España, Argentina, México y Portugal forman parte de los países miembros del acuerdo, en lo que a la zona iberoamericana respecta.

Los doce cantones suizos que ofrecen la posibilidad del voto vía Internet este domingo son los Grisones, Argovia, Basilea-Ciudad, Berna, Lucerna, San Gall, Schaffhausen, Solothurn, Turgovia, Friburgo, Ginebra y Neuchâtel.

En cuanto a la participación general en las urnas en esta cita, se espera que menos de la mitad del electorado helvético haga uso de su derecho de voto.

Fernando Hirschy, swissinfo.ch
Adaptación: Patricia Islas

Fuente: http://www.swissinfo.ch/spa/noticias/politica_suiza/Votaciones_en_Suiza_sobre_temas_socioeconomicos_.html?cid=32234926

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here