Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Roig, Adés, Adelson, Marco… y su madre

Paco Bello. Iniciativa Debate. 8.3.2012

Qué bonito es ser director de orquesta. Eso de llevar la batuta y que todos toquen al son que tú marcas, emborracha, tanto, que llegas a pensar que todos comparten tu emoción.

Los nuevos Bersteins del “hay quién maneja mi barca” y “los pajaritos” se inyectan a diario el elixir del poder henchidos de su pretendido savoir-faire, al socaire de los voceros que alientan su egolatría. Mientras, la sección de cuerda se acuerda de su familia, la de viento, resopla, y la de percusión se golpea el occipital para saber si hay alguien.

La verdad es que a tenor de ciertas declaraciones uno no sabe si cortarse las venas o dejárselas largas. Es tal el descaro y la soberbia de los Farinellis, que ya no sé si han perdido la razón, la compran todos los días, o es que nacieron defectuosos.

No son conscientes del daño que hace el modelo en el que ellos nadan cual sirenas ebrias, no parecen entender que su política del “esfuerzo” no repercute en beneficios para los “esforzados”, y más allá de esto, que ni tan siquiera tienen los demás por qué compartir su perspectiva. No se dan cuenta de que se ha creado un sistema en el que si tienen trabajadores es porque éstos no tienen otra salida que acabar leyendo su terrorífica partitura, sí o sí. Si alguien va a decir que sí lo saben y se aprovechan de ello, mejor que mantenga silencio.

Estos abnegados señores, se levantan muy temprano (como Marco pero sin preocuparse ni de su madre), al pie de sus imperios, y son porteados sin palio pero con chófer. Se sientan en un despacho y se dedican a decidir lo que harán los demás. Y sí, dedican muchas horas a eso, pero no han comprendido la diferencia que hay entre la satisfacción de hacer tu voluntad y la insatisfacción de vértela impuesta. Que no den lecciones a nadie, porque un día puede que alguien se lo recuerde. Si quieren dedicar su vida al “esfuerzo”, allá ellos. Como si se quieren peinar con un puercoespín. Si su neurona la han especializado en medrar, que les aproveche, pero menos moralinas, y más preocuparse de visitar un psiquiatra. Los paternalismos para vuestros hijos (pobrecitos también).

Vamos con las declaraciones de actualidad que me tienen alterado.

Mientras en Suiza se vota pasar de 5 a 6 semanas de vacaciones…

El director de Fabricación de Ford España, Antonio Adés, se ha mostrado partidario de que se reduzcan las vacaciones de los trabajadores en este país ya que, en su opinión, “son excesivas” y ha añadido: “Habrá que trabajar más por menos”.

Para Adés, la salida de la crisis pasa necesariamente por “una reducción de costes laborales” que puede lograse con una reducción de salarios y beneficios, un incremento del tiempo de trabajo sin aumentar los salarios y la mejora de la productividad.

Preguntado posteriormente por los periodistas, ha recalcado que a los trabajadores se les planteará trabajar más tiempo por el mismo salario.

Mientras en Finlandia la nueva reforma laboral aumenta los ya de por sí, importantes derechos laborales, Juan Roig, uno de los hombres más ricos del mundo, y dueño de Mercadona ha dicho:

“Estoy completamente de acuerdo con la reforma laboral, yo habría ido mucho más lejos”. Roig habría tomado estas decisiones en la lucha contra el absentismo, en pasar a lunes todos los festivos (“cada puente nos cuesta 1.200 millones”) y en reducir las prestaciones por desempleo (“hay trabajos que se pueden hacer en España pero no los hacen los españoles, todos los que recogen la fresa son extranjeros”).

Roig ha usado como ejemplo el ahorro derivado del cobro de las bolsas de plástico para hacer una analogía con el copago de servicios públicos. “Hay que tomar medidas disuasorias en sanidad, en justicia y en enseñanza. Si te crees que todo es gratis, el ser humano derrocha”, ha sentenciado.

También ha analizado la competencia de los antiguos todo a cien, donde ve opciones para aprender. “Cada vez hay más bazares chinos porque tienen la cultura del esfuerzo que no tenemos en España, aprendemos mucho de ellos”.

¿Donde está Keynes y sus 15 horas semanales? ¿Qué parte no aprendieron estos tipos?

Y eso no es todo, El amigo Sheldon “delicuente” Adelson, el magnate del juego y el esclavismo, pronto nos creará su paraíso laboral (por ausencia de regulación) en Madrid o Barcelona. Ya nos lo restriegan hasta en los “informativos” televisivos.

No sé qué podemos hacer. Sí sé lo que no podemos hacer: quedarnos contemplando este expolio.

Mañana os propondremos una serie de reuniones por todo el Estado, para además de conocernos personalmente, empezar a desarrollar algunas propuestas con la participación de todos.

Ánimo, que lo último que se pierde es la esperanza (y si no fijaos en la Aguirre).

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *