Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La Delegada del Gobierno de Madrid cobra en negro sus colaboraciones en intereconomía mientras exige el cumplimiento de la legalidad al 15-M

Mientras exije el cumplimiento de la legalidad al 15-M participa en prácticas de economía sumergida perseguidas por la ley diseñada por Montoro

La Delegada del Gobierno en Madrid, la popular Cristina Cifuentes, contertulia habitual en programas de Intereconomía, cobra sus participaciones mediante cheques regalo de El Corte Inglés, sin que estos pagos sean declarados ni por parte de Intereconomía ni por la Delegada del Gobierno en Madrid. Según expertos fiscales se trataría de un pago en especie que debería haber declarado en su declaración del IRPF, ya que no se trata de un regalo puntual sino de un ingreso habitual y periódico.

Ana Burrieza.03.05.12. La Delegada del Gobierno en Madrid, y contertulia habitual de programas de Intereconomía como ‘El Gato al Agua’ o ‘Más se perdio en Cuba’,  Cristina Cifuentes que estos días se encuentra inmersa en una fuerte polémica con lo miembros del 15-M a quienes les exige cumplir la legalidad en cuanto al derecho de manifestación, no cumple toda la legalidad cuando esta le afecta directamente y participa en prácticas de lo que se conoce como economía sumergida. Eso es lo que aseguran fuentes cercanas a la dirección de Interecomía quienes han señalado a Diario El Aguijón que la delegada del Gobierno cobra sus intervenciones en los programas  a través de cheques regalo de El Corte Inglés. Se trata de una práctica habitual en la cadena quien paga de esta forma a sus colaboradores externos, quienes firman un recibí  cuando les son entregados. Al tratarse de una colaboración habitual y en muchas ocasiones casi fija, según expertos fiscales consultados por Diario El Aguijón, “deja de tener el concepto de regalo puntual, y pasa a ser un pago en especie por un trabajo regulado y periódico, por lo que lo tendría que haber declarado a Hacienda, aunque no creo que lo haya hecho, viendo el modus operandi. Los pagos en especie, bien a través de cheques regalo, tarjetas de gasolina o cheques de comida son prácticas habituales de la economía sumergida para ocultar un salario real y de esta forma abstenerse de las cotizaciones a la Seguridad Social y a Hacienda que tendrían que pagar si se declarara como lo que realmente es, que es salario”.

Una práctica habitual de pago de unos 200 euros por programa.

Según las fuentes cercanas a la dirección de Intereconomía consultadas por Diario El Aguijón esta práctica se lleva haciendo desde el inicio de Intereconomía TV y concretamente desde que se comenzó a emitir de El Gato al Agua desde los estudios de la Agencia EFE en la calle Espronceda. A partir de ahí se generalizó y extendió a otros programas y se convirtió en práctica habitual. El importe usual por cada colaboración es de unos 200 euros por tertulia, si bien hay ocasiones en las que se entregan cheques por un importe inferior de entre 100 y 200 euros, dependiendo quien la calidad del contertulio. Los equipos de producción entregan los cheques regalo a la finalización de cada programa, y los tertulianos beneficiados firman el recibí, por lo que es una práctica conocida por un alto número de empleados del grupo. Según nuestras fuentes, el control de esos cheques regalo, los lleva directamente el dueño de Intereconomía, Julio Ariza. Según nos señalan “lo lógico es pensar que los cheques regalo son trasvasados por El Corte Inglés como una parte del pago por la publicidad insertada en los medios del Grupo Intereconomía”. El uso de estos cheques regalo no se quedaría ahí. Según hizo público el propio Grupo, en la última fiesta de Navidad se sorteó entre los trabajadores de Intereconomía un premio consistente en 3.000 euros en cheques regalo.

Un jugoso beneficio para una contertulia habitual como Cristina Cifuentes

La Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes es una contertulia habitual en Más se perdió en Cuba y El Gato al Agua, acumulando en ocasiones hasta casi una decena de intervenciones mensuales, lo que la reportaría un sustancioso beneficio. Los cheques regalo pueden utilizarse en todos los centros de El Corte Inglés, en gasolineras, centros de Hipercor o Supercor, o en las agencias de viajes de los grandes almacenes españoles, y con estos cheques regalo se puede adquirir prácticamente de todo lo que existe en el mercado, desde llenar la nevera, hasta comprar cualquier cosa o irse de viaje. Según los expertos fiscales consultados por Diario El Aguijón “los cheques regalo son un dinero, libre de impuestos y de cualquier control por parte de la hacienda pública y una persona que cobrara por ejemplo 2.000 euros mensuales, que son unos 36.000 euros anuales,  tendría que pagar entre 8 y 10.000 euros anuales entre pagos a Hacienda y a la Seguridad Social a un tipo medio del 20% de retención de IRPF más el 6,4% de la Seguridad Social, tomando un porcentaje base a Hacienda que depende siempre de su situación familiar y que puede ser mayor todavía, además de que la empresa se ahorra un importe muy importante en cotizaciones y pagos a Hacienda”.

Cristina Cifuentes ha declarado en varias ocasiones que ella no cobra sus colaboraciones en televisión. Según nuestras fuentes, “no miente, porque no las cobra en dinero en efectivo, pero no dice la verdad, porque las cobra en cheques regalo, con las que se puede comprar las mismas cosas que si fuera dinero en efectivo”.

Entre los contertulios habituales de los programas de Intereconomía que podrían haberse beneficiado por esta práctica estarían, además de Cristina Cifuentes,  políticos populares como Ignacio Gil Lázaro, Alejo Vidal-Quadras o Alicia Sánchez Camacho y periodistas como Alfonso Rojo, Isabel Durán, Carmen Tomás, Ricardo Martín, Federico Quevedo, Jaime González, Román Cendoya o Antonio Martín Beaumont.

Antonio Jiménez abandona el barco de Intereconomía

Por otra parte, en relación con la información publicada por prnoticias.com en el sentido de que Antonio Jiménez y el programa “El gato al agua” se están ofreciendo a otras cadenas ante la crisis de Intereconomía, el periodista Enrique de Diego -uno de los fundadores de Intereconomía y autor del polémico libro “Dando Caña”- ha declarado que “Antonio Jiménez responde al dicho clásico o metáfora de que cuando el barco se hunde las primeras en abandonarlo son las ratas. En mi libro ‘Dando caña’ doy muchas pistas que ayudan a entender esta postura. Jiménez es un mal presentador con pocas lecturas que sigue el argumentario que le envían cada día desde el PP y exagera las consignas. El Gato al agua siempre ha sido un falso éxito. Lleva mucho tiempo estancado o a la baja. Se han trucado votaciones y se han publicado sms falsos. Eso le ha ido restando credibilidad y todo el prestigio. Manifiestamente, a quien se está ofreciendo Antonio Jiménez es a la cadena episcopal 13TV, que es con la que ha negociado Ariza precisamente en base a ese programa. Negociaciones rotas porque, al parecer, Ariza pedía dinero de manera inmediata. Tanto que Ariza anda  buscando al topo, ya tiene uno bien claro: Antonio Jiménez. El que este busque desesperadamente una salida indica que el Partido Popular no cuenta con él, porque está demasiado a la derecha o demasiado fuera de juego o es demasiado lacayo”.

fuente: http://www.diarioelaguijon.com/noticia/1669/LOS-AGUIJONAZOS/Cristina-Cifuentes-cobra-en-negro-sus-colaboraciones-en-Intereconomia.html

Un Comentario

  1. Indignado
    Indignado Mayo 4, 2012

    Claro que se va de intereconomia, con los consejeros que van a poner en TV Española seguro que lo contratara y le pagaremos con los impuestos de todos.
    Que la agencia EFE que es publica le deje los estudios a una que es privada, tampoco está claro.
    Y al juez que le caiga la denuncia del pago en especie a la Delegada del gobierno, seguro que lo culpan a el en vez de a la delincuente de Cifuentes.
    Aquí en este país lo único que hace daño y lo destruye son lo políticos miserables que siempre aplican una doble vara de medir, y tienen en nomina a toda familia de todos el conjunto de poseedores de carnet de partido, en lo sitios clave del poder, todo lo contrario a la independencia de los poderes, podemos llamarla orgía de poderes, todos juntos y revueltos y con la luz encendida. NO hacen falta las caretas para eses tipo de reuniones, la geta es condición necesaria para pertenecer al club del despilfarro, a cuenta del esfuerzo de los demás.
    Menos mal que no hay que mal que cien años dure, y al Zalamero de Rajoy le queda una primavera, ya veremos cuando lo toque irse y dejar el trono, se ira por la puerta de atrás, arrastrando como una rata y a escondidas, como el que le señalo con el dedo para el puesto que ocupa, tonto manejable y que no se entere de nada, y así tenerlo alejado de donde se maneja el cotarro, ¿porque sino, no le dejan abrir la boca?, para que diga que las chuches no han subido de precio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: