Llamar “nacionalización” a un expolio del erario público

Siguiendo su tónica habitual, los políticos de los grandes partidos políticos del capital y sus grandes medios de desinformación, continúan produciendo arcadas.

El colmo de la desvergüenza y el despropósito es airear a los cuatro vientos la estatización (o nacionalización) de algo que no es más que el salvamento (y acondicionamiento con dinero público, el nuestro, que ha dejado de ir a parar a educación o sanidad), de los intereses de los millonarios.

Tanto es así, que otros que tampoco son demasiado confiables, la CE; están haciendo ver que ponen la lupa sobre el asunto, con la excusa de que si efectivamente se trata de una ayuda pública (que obviamente lo es), se deberá acometer un plan de reestructuración de Bankia. Todo marcha según el guión.

En Román Paladino… les retiramos la basura con nuestro dinero para devolverles un banco limpio y lleno de esplendor, tras sus desmanes y fraudes, mientras a nosotros nos ahogan.

Que nadie crea que ahora Bankia es una banca pública, y que serán funcionarios los que se hacen cargo de ella como lo hacen por ejemplo de Hacienda, y cobrando los salarios que marca la Administración para los diferentes cargos. Ni tampoco que gracias a eso se empezará a facilitar el crédito desde esta entidad a particulares y PYMES. Ni que los beneficios engrosarán las arcas públicas. No.

Para empezar el nuevo presidente de la entidad es un anterior consejero del banco BBVA (principal interesado, y nunca mejor dicho), y formará su nuevo equipo con “profesionales” vinculados a los grandes bancos y empresas. Esto, para que todo el mundo lo tenga claro, es un proceso de concentración, una preparada absorción, que facilitamos y pagamos los que no tenemos casi nada, promovido y soportado por los serviciales políticos de PSOE, PP y algún otro.

El ex consejero delegado de BBVA trabaja a contra reloj en el diseño del nuevo organigrama de Bankia, así como del plan estratégico que presentará en la próxima junta de accionistas, prevista para el mes de junio. Fuentes financieras aseguran que José Ignacio Goirigolzarri ha fichado a José Sevilla, ex director general de riesgos de BBVA y estrecho colaborador del nuevo presidente de Bankia durante su etapa en la entidad vasca. Estas mismas fuentes señalan que lo más probable es que Sevilla, cuya salida de BBVA se produjo de manera simultánea a la de Goirigolzarri, sea el número dos, aunque aún no se ha anunciado oficialmente qué cargo ocupará. Se espera, además, que en los próximos días se produzcan nuevas incorporaciones, algunas de ellas de personas vinculadas también a BBVA.

En las quinielas han aparecido exdirectivos o ejecutivos en activo de la entidad vasca, como Vitalino Nafría, actual presidente de Metrovacesa; Ignacio Sánchez-Asiaín, director general de Kutxabank; Juan Asúa, director de banca minorista para España y Portugal en BBVA; José María Abril, vicepresidente de Telefónica; o Vicente Benedito, ex consejero de Sacyr. Diferentes fuentes del sector, no obstante, consideran que es muy difícil que ejecutivos con este perfil encajen en el proyecto de la nacionalizada Bankia, debido a las limitaciones de sueldo impuestas por el Gobierno a las entidades que han recibido ayudas. En el caso de Bankia el tope se ha fijado en 600.000 euros, una cantidad muy inferior a las retribuciones que perciben en estos momentos algunos de estos ejecutivos. Añaden que es poco probable que Goirigolzarri decida forzar fichajes de la competencia o de su antigua entidad. No se descarta, sin embargo, que intente completar su equipo con jóvenes promesas que hubiera detectado durante su etapa en el segundo banco español.

El primer ejecutivo de Bankia también acometerá la profesionalización de los órganos de gobierno, otra de las exigencias apuntadas por el FMI en su último informe sobre el sector financiero. El consejo de BFA cuenta con 21 miembros, de los que diez son políticos y dos representantes sindicales. En Bankia, con 18 integrantes, seis proceden de la política. Además de los previsibles cambios en su composición, con la salida de los consejeros vinculados a la política y la entrada de los miembros que corresponda al FROB (su número está aún por determinar y pendiente de la valoración de la entidad), también se prevé la reducción de su tamaño, hasta un máximo de 15 miembros, tal y como establece la reforma financiera. Queda por definir también si al final, y una vez que se constituya el banco malo, se opta por la integración de BFA en Bankia.

Fuente: http://www.cincodias.com/articulo/economia/goirigolzarri-disena-urgencia-equipo-directivo-bankia/20120511cdscdieco_5/

Se están riendo de nosotros, y nos toman por gilipollas, porque si bien puede que no lo seamos, sí andamos un tanto “despistadillos”.

Nos sobran motivos para salir a la calle. No os lo penséis demasiado, porque de hacerlo, podemos encontrarnos pronto con un escenario que no nos va a gustar.

P.B.

 

9 comentarios sobre “Llamar “nacionalización” a un expolio del erario público

  1. Lo habeis dicho todo tan claro y tan bien explicado, que el que no lo entienda, debe ir al médico; He ido siguiendo todos los pasos de la explicación, que ya no sé que puedo añadir. Sólo que todos los Estamentos gubernamentales, nos están chupando la sangre, cómo si España, en su mayoría, estuviese poblada por vampiros, alos que no se les puede hundir la estaca, porque son iguales con luna llena, que a pleno sol. Es una nueva raza,con la que hay que estudiar la forma de saber, donde están todos y cada uno.Es cierto María. ¡Da una pena……..!

  2. Como vemos siguen mintiendo sin inmutarse, es más creo que si no mienten incumplen las ordenes de los manipuladores ocultos a la galería.
    Que el bankia estaba más tocado que el titanic y que el Campspitan y su trileración, eran los que bajo la linea de flotación, fuera de la vista, se iban llevando trozos del casco para montar megalomanas ciudades vacías con nombres como de la Luz, las Artes, las Ciencias, los Trajes, del Vaticano, de la Justicia, de la Financiación del Partí-do Popular y la de los Bolsillos Ajenos, y cuyo final era el fondo del mar, al mismo tiempo que otros Bancors sufrieran el mismo destino, se les ocurrió para proteger a sus responsables hacer un barco más grande uniendo todos y así atrasando el tiempo del hundi-miento con fusiones por aquí, pre-jubilaciones millonarias por allá, nombra-mientos, ayuditas públicas, dimisiones llena bolsillos, todo adornado con falsas esperan-zas y publicidad falsimedia constante; Se ha producido el mayor atraco múltiple de la historia de la banca Española, delante de los morros de toda la población, que ahora tiene que pagar como si fueran clientes de una santacompaña de seguros obligatorios, por el hundimiento fantasma de un barco real.

  3. Vamos, como la vida misma:

    Pedro López (podrías ser tú). Aparejador. 43 años. Casado. Compró un piso en la nueva zona de Madrid -Sanchinarro- hace 5 años. Hipoteca de a 30 años, por valor de 70 millones de pesetas, el 110% del valor de tasación.

    Se quedó en el paro -su mujer ya lo estaba- hace 1 año. A los 3 impagos de hipoteca, ante la amenaza del banco por embargarlo, le propuso al banco devolverle el piso. El banco le respondío que lo sentía, que su valor real actual era de 45 millones. Quedaban por pagar 63.

    Le embargaron, porque “no es responsabilidad del banco su situación de paro, pero el piso debe pagarse”, y además le quedó una deuda de 18 millones. Pedro, mujer y un hijo, se fueron a vivir a un pueblo de Ávila, de donde era la familia de su mujer.

    El banco embargó durante los 6 meses siguientes a 6,000 pedros. Y se quedó con 6,000 pisos… Todos ellos contabilizados en su balance a precio de tasación inicial. El banco decía en su balance que el ex-piso de Pedro valía 70 millones, no los 45 por los que le había embargado el piso a él.

    Hace 5 meses, el Banco de España obligó a los bancos a actualizar sus balances y a rebajar los valores de tasación de los pisos un 20% (hasta ellos sabían que estaban inflados). Nuestro banco estalló en cólera. “¡Cómo es eso posible!. ¡¡Nos van a llevar a la ruina!!”.

    Finalmente el Banco de España forzó al banco a rebajar el valor en sus balances del ex-piso de Pedro a 56 millones. “¡¡Indignante!!” decían. Pero ellos se lo habían retasado a Pedro en 45. Ahora le faltaban al banco 14 millones en su balance que reponer hasta los 70.

    Pero como el banco tenía 6.000 pisos de 6.000 pedros, esos 14 millones en rojo se convertían en 84.000 millones de pesetas. Gran expectación. ¿Qué diría el Banco de España al antiguo banco de Pedro? ¿Le diría lo mismo que ellos a Pedro? ¿Diría “no es responsabilidad del Banco de España vuestros números rojos, pero debéis pagarlos”? ¿Le quitaría el Banco de España al banco sus pisos y la licencia bancaria?

    Pues no. El Gobierno y el Banco de España acudieron al rescate del banco. Porque claro, Pedro puede irse a un pueblo de Ávila, pero que caiga un banco está feo. Así que el Gobierno acudió primero a los fondos de la seguridad social (del paro), y le quitó parte del subsidio a Pedro para poder rescatar al banco que le había quitado su piso.

    Pero como no era suficiente, emitió bonos, que le vendió a “los mercados”. Y con el dinero que le dieron al Gobierno los mercados, pudo rescatar al pobre banco. Bonos –junto con los intereses- que tendrían que pagar Pedro, sus hijos y hasta sus nietos. Por un piso que su abuelo compró y que ya no tenía.

    Pero el tiempo pasó, y llegó el momento de devolver su dinero a “los mercados”. Y el Gobierno no lo tenía. Primero emitió más bonos, para pagar los primeros y sus intereses, y luego otros… Hasta que había tantos bonos en el mercado, que cada vez valían menos, y ya nadie los quería.

    Entonces “los mercados” –ellos sí–, le dijeron al Gobierno lo que el banco le había dicho a Pedro “no es responsabilidad de los mercados tu situación de deuda, pero la deuda debe pagarse”. El Gobierno se indignó. Llamó especuladores a los mercados, ¡ruines!, y acudió al Banco Central Europeo para que comprara nuevos bonos –que ya nadie quería– para pagar a los mercados.

    Pero entonces Europa impuso al Gobierno unas condiciones muy duras, y el Gobierno hizo unos grandes recortes sociales. Y ahora Pedro, sin piso y con menos paro, no podía tomarse la cerveza de los domingos.

    ¡Qué malos son los mercados! Que piden al Gobierno lo mismo que el banco pidió a Pedro antes de quitarle su piso. ¡Qué bueno es nuestro sistema financiero!, al que hay que ayudar para evitar la mala imagen que daría el que un banco cayera.

    Por eso, Pedro, no te preocupes, que mientras estás en Ávila, sin tu piso y sin la cerveza del domingo, puedes estar tranquilo, porque el sistema financiero –que te quitó tu piso y te endeuda a ti, tus hijos y nietos- será rescatado por el Gobierno.

    Y ahora nos preguntamos: ¿Por qué no le damos el dinero del rescate a Pedro, para que se tome la cerveza del domingo y no cierre el bar de la esquina; para que busque trabajo y lleve a la mujer al cine alguna vez y no cierre el centro comercial; y para que se quede con su piso de Madrid y no haya que rescatar al banco por haberse quedado con el piso de Pedro?

    Y los gobiernos hablando de grandes magnitudes y sistemas, los sindicatos organizando cursos de verano (y de otoño, invierno y primavera)… Y el pobre Pedro en Ávila abandonado a su suerte… Porque no es un gran número, ni una prima de riesgo… Sólo un ciudadano normal. Y pobre.

    Sigue….

    1. PEDRO: Se encuentra en Ávila sin su piso, que se ha quedado el banco, porque no tiene dinero para pagar la hipoteca.

      – BANCO: Se ha quedado el piso de Pedro. Lo ha puesto en su contabilidad a un precio superior del real. El Banco de España le obliga ahora a rebajar el precio de ese piso para que refleje el auténtico valor. El banco tiene 6.000 pisos como el de Pedro, y le faltan 84.000 millones de pesetas en su contabilidad.

      – BANCO DE ESPAÑA: Como el banco no tiene esos 84.000 millones, no le quita el piso de Pedro (y los demás pisos), sino que rescata al banco y repone los 84.000 millones que faltan. Dinero que viene de nuestros impuestos.

      En definitiva, el banco le embarga el piso a Pedro porque no puede pagar la hipoteca, y el Banco de España rescata al banco porque no puede poner los 84.000 millones que le faltan en su contabilidad. Y todo ello, porque “los bancos no deben caer, ya que sería un desastre para el sistema financiero y la economía”…

      Pero vayamos al origen del problema con algunas preguntas:

      1) ¿Por qué el banco le da un préstamo hipotecario a Pedro?

      Para que se compre un piso que es claramente superior a lo que puede permitirse.

      2) ¿Cuál es el negocio del banco?

      Coger el dinero depositado por sus clientes y prestarlo a otras personas a cambio de que le paguen intereses. Para asegurarse de que le pagan, hace un estudio de estos clientes para evitar que se conviertan en morosos, y además les exige un aval para quedarse con él en caso de que no le paguen (en este caso, la casa que se compra Pedro).

      3) ¿Qué pasa si todo va bien y le pagan?

      El banco ganará dinero suficiente para reponer los depósitos de sus clientes y quedarse con un beneficio (los intereses que ha cobrado a los que prestó el dinero).

      4) ¿Qué pasa si las cosas van mal y no le pagan?

      Pues que el banco se quedará con el aval que le han dado (el piso de Pedro).

      Y ahora vienen las preguntas fundamentales:

      – Si los bancos tienen tantos pisos en propiedad en estos momentos: ¿Por qué es?

      Porque han prestado mucho dinero a personas que no han podido devolverlo.

      – ¿Pero a qué se debe? ¿Hemos de suponer que los bancos han sido muy malos detectando a los morosos?

      Eso se hace difícil de sostener, porque los bancos tienen personas muy cualificadas que estudian al detalle a los clientes.

      – ¿Entonces no será que los bancos quisieron hacer mucho dinero con los pisos, prestando a todo el mundo el dinero que pedía –y más del que necesitaban– con idea de que si no pagaban, los mismos bancos se quedarían con esos pisos para luego revenderlos más caros?

      Pues parece que los tiros pueden ir por ahí…

      – ¿Y qué pasó cuando Pedro no pudo seguir pagando la hipoteca del piso?

      Pues que el banco se lo quitó.

      – ¿Y al banco cuando no pudo cumplir las exigencias del Banco de España?

      Pues que el Banco de España le ayudó.

      – Y ¿por qué el Banco de España puede dar al banco 84.000 millones para rescatarlo y no puede ayudar a Pedro a pagar su hipoteca?

      Pues para esto no tenemos respuesta.

      No se trata de echar toda la culpa a los bancos: Pedro hizo mal en tomar prestado un dinero que luego no pudo devolver. Pero, ¿no hizo mal el banco prestándole el dinero a Pedro?

      – ¿No fueron a hacer negocio tanto Pedro como el banco? ¿Por qué ayudar al banco y no a Pedro? ¿Por qué esperar a que el banco tenga un agujero de 84.000 millones de pesetas y no dar un plazo de pago más cómodo a Pedro, o incluso un retraso en los pagos de hipoteca hasta que consiga empleo?

      No digo que esto tenga que ser lo normal, puesto que se hace un agravio a los que pagan religiosamente su hipoteca. Pero una vez hecho el mal: ¿no sería mejor ayudar un poco a los que de hecho tienen los pisos en vez de esperar a que los bancos tengan todos esos pisos y entonces rescatarlos?

      – Y hablando de responsabilidades: ¿por qué el Banco de España no detectó o permitió que los bancos prestaran dinero con tanta facilidad a personas con riesgo de no pagar? ¿Y por qué no se dio cuenta del agujero hasta que fue gigantesco?

      Vayamos ahora al axioma que dice que sería un desastre que los bancos cayeran:

      – ¿Ha habido un pánico general en España porque se han cerrado oficinas bancarias?

      No mayor que el que ha producido el cierre de hoteles, restaurantes, concesionarios de coches, gestorías…

      – ¿Se tiene que tutelar el sistema bancario en España porque es el principal negocio de nuestra economía?

      El principal negocio es el turismo. Los hoteles, restaurantes, agencias de viajes, etc, han cerrado sin que nadie los rescatase. También las constructoras eran el motor (exagerado) de nuestra economía, y han caído…

      – ¿Cundiría el pánico y la gente sacaría el dinero de los bancos?

      Tal vez, pero… ¿no sería lógico que la gente sacara su dinero de las empresas -bancos- que usan su dinero para hacer negocio, si esos negocios son ruinosos porque se lo prestan a gente que no puede devolverlo? También la gente ha sacado su dinero de restaurantes y tiendas de ropa ruinosas (cerrando los negocios) y no ha pasado nada.

      En conclusión, veamos lo que ocurriría si los bancos fuesen tratados como las demás empresas:

      – Tendrían que publicar en qué emplean nuestro dinero al detalle -y los agujeros que van creando-, y entonces decidiríamos a qué banco confiar nuestros ahorros. Y si descubriésemos que nuestro banco es un desastre, nos los llevaríamos a otro.

      – El Banco de España se limitaría a garantizar que el dinero depositado en los bancos podrá recuperarse por los clientes aunque el banco caiga, u obligar a los bancos a que contraten seguros para que estos paguen a sus clientes si ellos van a la quiebra.

      (NOTA: Como ya comentamos, ese seguro era el Fondo de Garantía de Depósitos, que el Estado -contraviniendo las reglas- ha usado para sanear bancos en mal estado. Ahora no tiene dinero real)

      ¿Y por qué no se les trata como a las demás empresas?

      Bueno, si tenemos en cuenta que los bancos se dedican sobre todo a comprar la deuda que tiene el Estado, y que el Estado los necesita para colocar buena parte de sus bonos, esta pregunta no hace falta responderla…

      http://diario-de-la-quiebra.blogspot.com.es/

      …y sobre el “banco malo”:

      Es decir, en román paladino: Que nos tienen cogidos de los huevos y que estamos hasta los mismísimos huevos…

  4. Hay que decir que durante el periodo de engorde de la burbuja inmobiliaria muchas personas engordaron sus bolsillos. Promotores, constructores, intermediarios, comisiones de banqueros. Todo ese dinero no se puede volatizar de la faz de la tierra, como no se puede volatizar los demas productos del trabajo.Solo desaparecen en su consumo. Y ocurre que para poder consumir hay que tener el dinero para poder comprar los medios de consumo. Los unicos productos que estan aumentando su consumo son los de lujo. Eso indica que no es que falte dinero, sino que su posesión está muy polarizada, muchisimo en pocas manos y miseria para la mayoría. La tendencia en esta crisis es al aumento de la polarización de la riqueza. Por esta razón hay que defender la idea de : tope a la riqueza personal, tope maximo a los salarios de la misma forma que existe tope minimo, tope a las ganancias personales en concepto de ganancia de empresario, renta del suelo e interes, tope al patrimonio empresarial. Y que ese tope nos permita tener una vida plena en el consumo material y espiritual. Se trata de construir una sociedad de ricos y no de pobres. Pero para eso hay que acabar con los multimillonarios. Hay que acabar con las fortunas inmensas. Salud.

  5. La responsabilidad (económica, civil y hasta penal) no debe limitarse a los gestores de Bankia. ¿Qué pasa con el papel de supervisor del Banco de España? ¿Y el de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuya función se supone que es proteger los intereses de los inversores (unos 400.000; la mayoría, pequeños accionistas a los que embaucaron con el eslogan “tú también puedes ser banquero”)?

    El asunto es MUY GRAVE y justificaría por sí mismo una acampada indefinida frente al Ministerio de Economía o frente al Banco de España. ¡¡Nos están robando y encima se van de rositas!!

  6. ¿Lo malo…? ¿Lo peor….? ¡Que lo sabemos! ¡Nos lo “hacen” saber! Aún así tengo la esperanza de que de una puñetera vez despertemos de esta “imbernación”, Si no….si no… ¡Ya nos vale!

  7. Totalmente de acuerdo. Están socializando las deudas y con nuestro dinero salvaremos la deplorable gestión de unos cuantos además del engaño sobre el balance real de los bancos. Me recuerda a Marianico el Corto cuando dice que la deuda del país era mayor y Zapatero la había ocultado. Que le hagan una auditoría a los bancos y sentemos a unos cuantos en el banquillo por falsedad documental que, por cierto, mayormente han sido nombrados por el PP. ¿Dónde están las responsabilidades a esta gentuza? No existen, se les premia con indemnizaciones millonarias. Cultura es lo que hace falta en este país pero no interesa que sepamos demasiado así que recortamos en educación, no sea que podamos llegar a pegar un salto todos a la vez. De pena…

Deja un comentario