¡Viva la justicia!

389

Juan José Millás

La Fiscalía ha archivado el caso Dívar al no apreciar en su actitud «afán de lucro». ¿Significa eso que si un servidor atraca un banco porque sí tampoco irá a la cárcel? ¿Que si un funcionario mete la mano en la caja sin otra intención que la de pasar el rato será ascendido? No sabemos qué rayos significa lo del afán de lucro, y no porque no hayamos estudiado el asunto a fondo, sino porque el fondo del asunto era puro cieno, fango, limo, légamo. Metías la mano y la sacabas llena de bichos raros, de los que habitan en las profundidades inaccesibles de la conciencia y en los abismos de algunas resoluciones judiciales. Metías la mano y salía sin dedos. Resulta que Dívar, aficionado a la semana caribeña, se hospedaba en los mejores hoteles de Marbella sin afán de lucro, viajaba en la clase Club del AVE sin afán de lucro y reservaba mesa para dos en los restaurantes más caros de Marbella sin afán de lucro. Vivía el hombre a cuerpo de rey, siempre a nuestra costa, sin afán de lucro, de ahí que la Fiscalía, en su afán por descubrir la verdad, haya cerrado el caso Dívar.

Lo del afán de lucro nos trae a la memoria un momento estelar de Ratzinger: cuando dijo aquello de que el sexo, dentro del matrimonio, estaba tolerado por la Iglesia a condición de que se practicara sin concupiscencia, es decir, sin apetito. El sexo sin apetito nos ha parecido desde siempre la mayor expresión de escepticismo que el ser humano es capaz de llevar a cabo. Viene a ser como comer sin hambre o amar a alguien sin quererlo. Cuando uno no cree en nada, absolutamente en nada, puede caer sin duda en tales actitudes aparentemente contradictorias.

-Querida, ¿hacemos el amor?
-Sólo a condición de que no lo desees.
-No lo deseo.
-Pues vamos allá.

Dívar se despertaba en habitaciones o suites de hoteles en las que usted y yo sólo dormiremos en sueños, se tomaba unas ostras que parecían mantequilla de mar, revolvía en su cazuela de barro, con el tenedor de madera, unas angulas de a mil euros el cuarto. Pero lo hacía todo sin concupiscencia. Y eso es lo que le ha salvado de la quema, mire usted. ¡Viva la justicia!

Fuente: http://www.levante-emv.com/opinion/2012/05/27/viva-justicia/908297.html

Imagen de portada: google images

Comentar con Facebook ()

Comentar (5)

5 Comentarios

  1. Muchas gracias Indignado: Bueno, cariñosamente, te llamaré Indi, Cómo Indianaa Jones,Pues de veras, esto no lo había oído, y ya es raro, porque estoy siempre al “loro” de lo que ocurre. Gracias, por tener unos amigos tan estupendos, que me lo aclarais todo. Desde luego, somos una familia virtual, con Paco a la cabeza, ejerciendo de padre. Un beso.Ya entiendo lo de este señor, …o lo que sea. Así está el pais.

  2. Estoy de acuerdo con el caso Dívar y con el asunto de la concupiscencia. Creo que estamos en un mundo loco en el que nos vemos forzados a defender lo indefendible con tal de ser “coherentes” (yo diría “esclavos”) de nuestro partido, de nuestro escalafón social o laboral, de nuestra religión, o denuestras siglas. Por eso es una auténtica gozada encontrar personas tan libres como esta monja: http://bit.ly/L8zgEc
    http://bit.ly/GEPZOf

    • Aurora te lo explico breve, Este “señor” Divar es Juez del Tribunal Supremo de Justicia que es la máxima autoridad en la materia. Pues resulta que un juez vocal del mismo Tribunal, digamos vocal es como de un rango inferior a del “señor”, se dio cuenta que ponía como gastos de trabajo viajes de fines de semana a Marbella y vio en un principio que eran cuatro, luego llegaron a ser 26 viajecitos, y que los pasaba en los Hoteles más caros del lugar, además de incluir super mariscadas y cenas a “tuti plen”, vamos que cada fin de semana el tío apuntaba unos gastos superiores a los cinco mil €uros más viaje en AVE en primera clase. Pero ahí no queda la cosa, resulta que cada vez que este tipo se desplazaba hacía que viajaran al mismos lugar creo que unos ocho escoltas, que debían ir a Marbella un día antes y por carretera en coche, para gozar de su equipo de seguridad que por supuesto desayunaba, comía, cenaba y dormía, cobrando sus hora extras todo ello con cargo a gastos de Justicia.
      El caso es que el vocal que lo denuncio se ha tenido que tragar el marrón, porque los demás Jueces del Tribunal Supremo no han visto delito en estas practicas, consiguiendo con ello archivar el caso.
      ¿Que te parece?. Ya no podemos confiar ni en la justicia, aunque la verdad cuando vi lo que le pasó al Juez Baltaser Garzón, ya deje de creer en ella.

      Espero que te haya servido de aclaración un Saludo de tu compañero.

  3. Lo de la Iglesia es ya de puro chiste, por no llorar. Ya no sé ni que decir. Si existiera Jesús, se liaba a darles Hostias pero no de las de oblea, y los corría a gorrazos. Ellos que predican el amor, no tienen ni idea del amor. Si sigues el proceso de la explicación que da, ¡Cómo se puede hacer el amor con tu marido o mujer, si no hay un deseo implícito fuerte, y una Complicidad amorosa entre los dos? Vale, que el hombre no necesita amor para hacerlo, pues es un deseo físico, y la mujer puede fingior y dar gritos. ¿Pero hay una cosa más lamentable? Me imagino el momento, y me troncho de risa, o de asco. ¿Los curas pederastas, tampoco lo hacen sin concupiscencia?. Cuando el cura casa a dos personas, les hace prometer, que se amarán, en lo bueno y en lo malo, en la pobreza o en la riqueza, hasta que la muerte los separe. Entonces, vayamos por partes. Un nuevo ser ha de nacer, ¿Para que? porque sin amor, no merece vivir. el con unos calzoncillos largos y ella, sacando la cabeza por el agujero de una sábana, cierran los ojos, si no la desea, ¿Cómo lo van a hacer, y el cómo se va a apañar, ¿Con una dosis grande de Viagra, y sin mirar?Cuando recuerdo, la película EL REY PASMADO, con todos mirando cómo consumaban el acto, me dan ganas de vomitar.¿Y eso, es una familia normal?. Yo, es que no doy crédito, en el tiempo que nos ha tocado vivir, escuchar tanta cara dura, y tanta estupidez. No cambiarán nunca. Yo no sé lo que harán ellos dentro de su cárcel de oro del Vaticano y Castelgandolfo. Pero no me extraña, que no hagan más que pensar en cómo conseguir dinero y bienes terrenales, ya que no tienen mujer ni hijos, ni tienen ni pajolera idea, de lo que es amar con el alma y el cuerpo. Porque todo lo hacen a escondidas, y no te dejan entrar en sus vidas. Lo que me extraña, es que la guardia Suiza, no esté formada por Eunucos. No puedo más.Me callo.Bien por Millás.Es una persona a la que admiro, y sabe lo que dice.Es igual, que comerte un cordero, sin hambre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here