Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La vicepresidenta del gobierno recibirá el domingo instrucciones de Bilderberg

Hace años, cuando hablabas con alguien sobre este club del capital, la gente te miraba con un gesto que iba desde la condescendencia o la incredulidad hasta la vergüenza ajena. Solo –y no en todos los casos–, tras explicarles de qué iban estos encuentros, que no dejaban de ser los mismos clubes oligopolícos que existen a escala local, pero a lo grande, dejaban de mirarte como a un friki que acababa de parar de menearse al ritmo del baile del pañuelo para sentarse a escuchar las últimas declaraciones de Carlos Jesús (el de Ganímedes).

Hoy todo el mundo sabe que existe, y someramente a qué se dedican en estas reuniones. También se ha aceptado que a una reunión privada se le dote de una protección pública mayor que la que se ofrece a reuniones de jefes de Estado, y que pagamos todos.

Pero siguen sin oírse voces que digan bien claro, que exijan, que aquellos empleados públicos (los gobernantes) que acudan a estas reuniones, informen de por qué acuden, y qué se ha tratado con los individuos que dominan los medios de producción, financieros y mediáticos del mundo entero. Porque aunque sepamos que estos títeres están al servicio de estos millonarios, al menos, y aunque como siempre nos mintieran, demostrarían un mínimo respeto que ni intentan disimular que ya no nos tienen.

P.B.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría,tiene previsto extender hasta el domingo su visita a Estados Unidos para participar en la reunión del exclusivo Club Bilderberg, que cita anualmente a personalidades influyentes del mundo de la política, las finanzas y la comunicación. Según fuentes de la organización, hay otros tres españoles en la lista de invitados: el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia; y los consejeros delegados de Caixabank, Juan María Nin, y de Prisa, Juan Luis Cebrián.

Saénz de Santamaría asistirá a la cita después de entrevistarse hoy en Washington con el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, y con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.La reunión, de hecho, tiene lugar este año a apenas cuarenta kilómetros de la capital estadounidense, en un hotel de la localidad de Chantilly (Virginia). El Club Bilderberg celebra sus conferencias anuales a puerta cerrada, sin informar a los medios de comunicación de sus debates y sin publicar conclusiones de los mismos.

Zapatero, Cospedal o la reina

En junio de 2010 los miembros del Club se citaron en España, en Sitges (Barcelona) y el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue uno de los invitados . El año pasado la reunión se celebró en Saint Moritz (Suiza) y entre los invitados estuvo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal , que acababa además de ganar las elecciones castellanomanchegas.

Habrá cerca de 150 invitados en Chantilly y, como es habitual en estos foros, dos tercios serán europeos y el otro tercio norteamericanos, todos vinculados a gobiernos, partidos políticos, el mundo de las finanzas y la industria, la educación y la comunicación. En anteriores ediciones, la reina Sofía ha sido una de las habituales en estos encuentros.

Fuente: http://www.publico.es/espana/435273/saenz-de-santamaria-participara-el-domingo-en-el-club-bilderberg

Imagen de portada: google images

3 Comments

  1. Indignado
    Indignado 2 junio, 2012

    No me puedo creer que nadie haga un comentario sobre el vídeo que os he mandado. Es muy fuerte, explica lo que nos están haciendo es una ingeniería financiera calculada para en un primer paso inundar un país con una exageración de dinero, para después llenar de activos tóxicos y arruinar toda una nación, del tamaño que sea, eso no importa pues está calculado, y llevarse o mejor dicho robar el dinero de la economía real y sumir en la esclavitud a sus ciudadanos.

  2. Xon
    Xon 10 junio, 2012

    Gracias indignado; yo no me he quedado acojonada porque me olía algo así. Hay que tener en cuenta que la «renovación» del capitalismo en la historia ha sido la guerra. Ahora no parece factible una guerra mundial, así que la guerra es de otro tipo: económica, sin olvidar otras «ayudas» como guerras locales o pandemias, aunque con recortar la sanidad y lanzar una pandemia, tendría los mismos efectos que una guerra; la gripe A les salió mal; no preocuparse: ya encontrarán otra para rematar una clase trabajadora que ahora les resulta excesiva…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *