Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Imputado un agricultor por “copiar sin autorización” una variedad de arándanos

Imputado un agricultor por “copiar sin autorización” una variedad de arándanos protegida con licencia

HUELVA, 05 (EUROPA PRESS)

Agentes de la patrulla de Moguer, del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han imputado a una persona como presunto autor de un delito contra la propiedad industrial al que acusan de “copiar sin autorización” una variedad de arándonos protegida con licencia.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota, esta actuación constituye un trabajo relativamente “novedoso” en la práctica del servicio de la Guardia Civil, pues se trata de preservar unos derechos industriales que posee una empresa sobre un tipo de planta de arándanos.

Concretamente es la variedad conocida como Emerald, la que se encuentra protegida, siendo necesario poseer una licencia para su adquisición.

De este modo, la empresa propietaria de la patente es Geslive, dedicada a la gestión de licencia vegetales. Esta planta, junto con otras muchas, tienen su origen en investigaciones realizadas por científicos que buscan hallar las plantas que mejor se puedan adaptar a determinados terrenos y condiciones climatológicas, además de mejorar la producción, el color y el sabor de los frutos. Por ello, una vez logrado una variedad “existosa”, proceden a patentar la planta, “teniendo que abonar un canon quien quiera usarla”.

A raíz de una denuncia por uso ilegal de esta variedad en una empresa de Lucena del Puerto, los agentes de la Guardia Civil se personaron en las instalaciones y procedieron a la recogida de hojas de forma aleatoria, las cuales han sido enviadas a un laboratorio independiente para que se realicen las preceptivas pruebas genética y poder realizar una comparación del perfil de ADN.

Los resultados obtenidos de este laborioso proceso, fueron contrastados con una base de datos de especies vegetales protegidas, en la cual figuran los datos de la variedad registrada, el titular, así como quien tiene derecho a usarla.

De este modo, del desarrollo de la investigación se pudo desprender que el empresario “estaba utilizando sin autorización en sus cultivos la especie de arándanos protegida, la cual probablemente la habría conseguido a través de técnicas de injertos”.

Por tanto, no es la primera ocasión en que se realiza un servicio similar, ya que el pasado año, los agentes del Seprona realizaron otro servicio de similares características, con el resultado de otro empresario, también de Lucena del Puerto, imputado por otro delito contra la propiedad industrial. También agentes de la Guardia Civil realizaron el pasado año investigaciones parecidas por uso ilegal de variedades de fresas protegidas en Lepe.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión del imputado, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Moguer.

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/interes-humano/planta/imputado-un-agricultor-por-copiar-sin-autorizacion-una-variedad-de-arandanos-protegida-con-licencia_lb0UfW6avVZdoqXU5zi2x5/

2 Comments

  1. jomanel
    jomanel 6 junio, 2012

    Malamente se puede aceptar que se patente una variedad que ha sido obtenida mediante manipulación genética en laboratorio, transgénicos y demás. Pero que eso sea extensivo a la utilización de algo que puede obtenerse libremente y simplemente plantar-sembrar en zonas o terrenos más adecuados, o que se pueda lograr mediante el método tradicional de injerto, supone acabar definitivamente con el agricultor que se convertiría poco menos que en un esclavo al servicio del señor feudal, a quien debe pedir permiso para cultivar y a quien debe rendir tributo por lo obtenido con su trabajo. Vuelta al siglo XIII…

  2. S.I.M.
    S.I.M. 10 junio, 2012

    Voy a patentar una postura que uso con mi amiga y como se le ocurra a alguien plagiármela le mando a la brigadilla protectora de licencias del sexo, y no veas el puro que les va ha caer.
    Ya patentamos hasta la naturaleza, ni a Aldous Huxley, se le ocurrió esta idea para el argumento de su libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *