Somos la última resistencia

594

“La obediencia simula subordinación, lo mismo que el miedo a la policía simula honradez”.George Bernard Shaw

Obedecer. A esto se reduce todo. Obediencia. Sumisión. Orden. Ley. Violencia. Fascismo. Ayer pude comprobar en mis propias carnes un atentado contra los derechos humanos de mano de aquellos que han jurado preservarlos ante una bandera. Ayer fui golpeado, insultado denigrado y rebajado a poco menos que escoria por el brazo ejecutor de aquellos que se proclaman como representantes del pueblo, por aquellos que abrazan la ley con tanto ímpetu que resulta imposible distinguir si intentan amarla o ahogarla. La misma ley que han impuesto, la misma que se niegan a respetar.

Mientras se absuelve a banqueros, corruptos y estafadores, nuestro estado se dedica a detener a las pocas personas que luchan por sacarnos del círculo vicioso en el que se ha convertido nuestro devenir diario. Mientras los políticos mienten con el objetivo de recaudar votos para controlar un sistema incontrolable, mientras engañan a la población con promesas que saben que jamás van a cumplir o respetar, mientras crean un estado de alarma constante alrededor de pantallas de humo irrelevantes, detienen a estudiantes que no hacen más que defender una educación pública de calidad y accesible para todos.
Mientras la sociedad, programada a conciencia por los titiriteros que cortan el bacalao, se preocupa de si se va a silbar o no en la final de un torneo patrocinado por un rey al que nadie ha votado, los mineros asturianos en lucha viven el vacío mediático y el acoso de una policía fascista y represora.

Ayer la policía me pegó. Ayer la policía pegó a todos y cada uno de los que permanecíamos concentrados ante la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Lleida reclamando libertad para nuestros compañeros detenidos a causa de las protestas durante la huelga estudiantil del 22 de mayo. Ayer pude ser testigo de la abolición de los derechos más fundamentales. Ayer pude comprender que la legalidad sólo se aplica a aquellos que quieren y reclaman un cambio social.

Ayer, policías sin identificar disolvieron una concentración pacífica a golpes de porra, bota y puño, agrediendo física y verbalmente a los asistentes. Ayer la policía nos llamó “guarras”, “putas”, “zorras”, y van a quedar impunes, como siempre.
Cuando veo una película de ciencia ficción ambientada en algún tipo de futuro distópico, mi parte favorita es cuando el o la protagonista se encuentra con la resistencia al poder. La frase de presentación suele ser algo así como “Somos la última resistencia”. Así es como me siento. Miro hacia atrás y veo que no hay nadie. Miro hacia adelante y compruebo que tampoco hay nadie. Sólo cuando miro hacia los lados puedo comprobar que están mis compañeros, dispuestos a darlo todo por la lucha, una lucha que carece de colores y que trasciende ideologías, consignas y manuales políticos. Somos la última resistencia, y por eso debemos apoyarnos. Debemos crecer. Debemos obviar nuestras diferencias y luchar conjuntamente para derrocar al monstruo que se ha aposentado en todos y cada uno de los sillones de la junta directiva que maneja el mundo a voluntad: el capital.

Estamos siendo testigos de la abolición de nuestros derechos individuales y colectivos, somos víctimas de una represión salvaje que no sólo no nos deja progresar como sociedad libre, además nos hace retroceder a episodios muy oscuros de nuestra historia. Más, si cabe, que los que nos ha tocado vivir hoy.

Este escrito no es más que una reflexión en voz alta de alguien que hoy no está indignado, está rabioso ante la vulneración constante de nuestros derechos, ante la opresión del poder sobre las víctimas de sus abusos, ante la violencia estructural a la que estamos sometidos todos y cada uno de los individuos que formamos parte, voluntaria o involuntariamente, de esta mal llamada sociedad moderna.

Ha llegado el momento de despertar, el momento de ver que la democracia que nos han impuesto no es tal, que es una nueva forma de nombrar a la dictadura fascista que perdura aún a día de hoy, que se trata de una estrategia magistral de marketing y que formamos parte de un plan de empresa global en el que priman los beneficios y la mano de obra es, una vez más, explotada y torturada en beneficio de aquellos que se hacen llamar garantes de la libertad y líderes electos del pueblo que, en su mayoría, no los ha votado.Luchar siempre merece la pena.

Foto portada: google images

Facebook

Directo

10 Comentarios

  1. No tiene que ver con el artículo que debería comentar Somos la última resistencia”, pero va en la misma dirección.

    Me han llegado estas noticias por correo particular y las pongo a disposición por si hay alguien que las desconozca y las quiere comentar.
    Es alarmante lo que está ocurriendo en este país.
    Son dos temas que no tienen desperdicio.
    Habrá que dedicarse a enviar chistes que será lo mejor, pero antes pinchen en los enlaces:

    1) http://www.elmundofinanciero.com/noticia/2926/Econom%C3%ADa/rato-pact%C3%B3-rajoy-esperanza-aguirre-investigar%C3%ADa-actuaci%C3%B3n-bankia.html

    2)
    http://www.elplural.com/2012/05/14/el-presidente-de-las-cortes-manchegas-expulsa-del-pleno-a-un-diputado-por-hablar-del-chalet-de-cospedal/

  2. Amigos míos: Ayer, envié este escrito, y por dos veces, me dijeron que estaba equivocada la dirección. Eso no puede ser, porque no tengo más que señalar, y sale sola, pues está impresa. Luego, a última hora salió, con un letrero, que decia: Pendiente de moderación. Yo no sé que habría que moderar. Me acosté a la una y media, y esta mañana, lo he visto, ya sin letrero. Digo esto, para que me digais si he puesto algo que no debiera. Decirme que es.De todas formas me reafirmo, en lo dicho. Un abrazo

    • A saber, Aurora. Hay veces que algunos comentarios pasan a “pendientes”, puede que por alguna palabra que el propio sistema considere problemática o algo así (ni idea). Pero sin problemas, amiga, tú sigue poniendo lo que te parezca bien, porque si va a parar ahí, nosotros lo sacamos. Lo que faltaba es que no pudieras decir lo que quieras.

      -Paco.

  3. Oriol, lamento lo ocurrido y como dice Asun, entendemos perfectamente tu rabia.
    Le envie un artículo a Paco que supongo publicará en breve donde también hago una reflexión sobre que estamos en una dictadura encubierta y nos están recortando y quitando nuestros derechos más elementales. También doy una idea de lucha que creo puede unirnos a la mayoría de los ciudadanos. Espero que lo publique pronto y os guste.
    Un abrazo

  4. Este mundo, está enfermo. No el mundo, (que sigue andando) cómo decía el tango, si no los habitantes; los que vivimos en el.Hoy, sin ir más lejos, he estado viendo las noticias, de El RESCATE. Por un lado, unos dicen, que la economía española está bien; que no necesita rescate; por otro, han adelantado la reunión, para ver la economía, y la ayuda a España, para el rescate que necesitará, aunque está mejor, que Grecia y Portugal. Por otro, Aguirre, se ha vuelto loca, con los recortes, que ha hecho, creo que 16, ayer, y la quedan 34, más que ya tiene preparados. A primeros de Julio, para arreglarnos el veraneo, los pensionistas, vamos a pagar, cómo poco, un euro, por cada medicamento, para beneficio, de la austeridad, en España, que de tanto apretarnos el cinturón, ya se nos empiezan a saltar los ojos, y no respiramos. A esta señora o lo que sea, la tenían que hacer una visita, los mineros, y con su poderío físico, apretarla a ella, el suyo, haber si se asfixiaba. Y por último, a todas horas, cómo una pesadilla, sea en Radio, Tele, o Prensa, el bombardeo, (Lo que me tiene no sé, si asombrada o cabreada hasta el límite de mi paciencia), el paroxismo de LA ROJA. Una de dos; o la Política, o LA ROJA; hasta en la sopa. Parece que no hubiese nada más interesante en este preciso momento, para España. Y los alaridos en todos los medios de comunicación, de las dos únicas cósas que importan. Por un lado, los Deportes, y por otro los Recortes, que casi suenan igual.Ya me pasó, el día de la final, del Barcelona y el Atlethic. Cuando miré mi monedero,. y observé, el dineral que se habían gastado, todas las personas que abarrotaban el Vicente Calderón, unos para ver el partido, y otros para ver que iba a hacer el público, cuando saliera el Rey, y sonase el Himno Nacional.Porque la gente tiene un MORBO que se lo pisa; he dicho Morbo.Y hoy es un día, que no he dejado de oir, ni una cosa ni otra.Estoy, hasta el gorro, y he apagado todo. Ya no quiero oir más del Opio del Pueblo. Ya tuve bastante con las noticias diarias del Cordobés, que adoraba a Franco, para distraer al obrero, de las preocupaciones, de entonces, porque la gente, no pensaba en otra cosa, que en si se retiraba o no. Tenía que consultarlo con la almohada, y en ese devenir, con él, y el gol de Zarra, frente a Rusia, iba pasando el tiempo, y nada cambiaba en nuestras vidas. Ahora, es igual, con la Selección. ¿Cuando va a despertar España, de esta Pesadilla, a la que nos tieneen sometidos los Políticos, y los Futboleros?. No lo sé, pero pido, por el bien de todos que no tarde mucho. No quisiera morir de un berrinche sin ver el Cambio, para bien de todos los que nos importa, y estamos sufriendo cómo enanos, a los unos y a los otros.Todo está bien, en su justa medida. Pero, cuando se rompen todos los esquemas, puede ser fatal.Y aquí, ya se han roto.

  5. Te entiendo perfectamente Oriol cuando dices que miras atrás y delante y no ves a nadie que os apoye, que se unan a vosotros, sólo los que están a tu lado, tus compañeros de lucha. Debe ser tan desesperanzador ver que nadie te sigue cuando estás luchando por los derechos humanos de todos que los vulneran cada dia más con las personas inocentes, pero no con los políticos corruptos ni con los que tienen más poder sea por dinero o por la jerarquia.

    Se ha de tener mucha persevarancia con una población tan poco implicada y sumisa, pero porque no está informada ni está educada en la participación política.

    También hemos de padecer más gente los efectos de los recortes para que se una más gente.

    No sé que decirte. Me sale de dentro darte las gracias por estar ahí pidiendo justicia por tus compañeros. Eso vale mucho.

    • Gracias por la comprensión Asun, pero os referis a Ximi y no a mi. Que es quien está, como muchos amigos, en la lucha por los derechos en Lleida.

      Salud a todos!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here