Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Esto no tiene solución

La que empieza a anunciar ser la mayor catástrofe ecológica de (cómo mínimo) los últimos 30 años, sigue sin ser controlada. De hecho, hay un nuevo incendio en la provincia de Albacete, y que ya ha entrado en territorio de Murcia. El Este de España es ahora mismo una pira donde desaparece la poca naturaleza que no se habían comido los cultivos de oliveras, naranjos o vid.

Pero aquí lo importante es ver cómo unos hombres con edad suficiente para ir dedicándose a otras cosas, pegan patadas a una pelota, y lo que es peor, enfrentándose con el rival. No estaría mal como espectáculo minoritario si al menos disfrutasen de recuperar actitudes infantiles (lo digo seriamente). Pero no, porque compiten, luchan, se agreden. Lo importante nunca ha sido participar.

Por ahí dicen que nos representan, y debe ser verdad, porque nuestros representantes nunca acuden a las olimpiadas de física, o a las de ciencias de la tierra, y sí a este espectáculo, que mezcla sabiamente testosterona con patriotismos de postal, y que es capaz de convocar a cientos de miles de personas, y de hacer que pague la entrada incluso alguno que después no pagará los libros de su hijo, o el recibo de la luz. Aunque al menos (decían los medios) que los jugadores italianos donarían la cantidad económica que les correspondía a causas sociales, pero los patriotas españoles no han dicho nada (los precedentes no dicen nada bueno, porque en el mundial ya intentaron incluso evitar al fisco español).

Hoy todas las portadas se dedican a algo tan absurdo como esto, y siendo así, es muy difícil que algún día la situación general cambie. Todos los días y más hoy, todos los informativos que debieran dedicarse a cosas que nos afectan realmente, ocupan un 40% del espacio entre titulares, deportes y meteorología. ¿Cuántos aficionados hay a los vídeo juegos? ¿Y a las mascotas? ¿Y a los cotilleos? Pues dediquemos también el resto del informativo a ellos, porque no son actividades ni más ni menos extravagantes dentro de un telediario (y por interés general seguro que tienen mayor seguimiento).

Yo no soy quién para criticar las aficiones de nadie, máxime cuando nadie es ajeno a estos asuntos. Pero me parece que todo debe tener su justa medida, y la medida de los espectáculos de masas supera cualquier lógica (o la tienen toda).

Panem et circenses

8 Comments

  1. Antonio Maldonado
    Antonio Maldonado Julio 2, 2012

    No confundamos el tocino con la velocidad, si bien es cierto que la situación en Levante es crítica no podemos culpar o hacer que se sientan culpables el resto de los españoles que bastantes problemas ya tiene gracias a nuestro gobernantes. Hay que pedir responsabilidades a los que tienen la obliogación de preveer éstas situaciones, y dotar a los cuerpos de bomberos y protección civil de los medios necesarios y si aún así no pueden controlarlo, que reclamen la ayuda de otras comunidades, o incluso otros paises, y si tienen que recortar sus privilegios y susa sueldos que lo hagan, por cierto los primeros que están fuera de sus puestos por el fútbol son el presi y el príncipe de España.

    • Completamente de acuerdo contigo, en que los incendios en su gran mayoría, la responsabilidad es de nuestros nefastos gobernantes que se gastan el dinero en la construcción de una serie de infraestructuras sin valor practico alguno y que lo único que hacen es enriquecer a cuatro y nos dejan unos mantenimientos donde se va el resto de la pasta y por otro lado no se gastan un duro en prever y limpiar los montes o hacer corta fuegos que eso es lo que en gran parte podría evitar estas catástrofes. Pero de lo que si tenemos culpa los “españolitos”, es de ser capaces de movilizarnos para un evento deportivo, y sin embargo, incapaces de hacerlo cuando hay una convocatoria para reclamar que nos están expoliando nuestros derechos, arduamente conseguidos por nuestros padres y por algunos que ya peinamos canas. Al pueblo circo y toros y cuanto más inculto y cerril, mejor de manejar.

  2. fergar
    fergar Julio 2, 2012

    Gol,gol,gol,goool….

    Por fortuna han pasado ya más de siete décadas sin que los españoles hayan sentido la necesidad ineludible de volver a matarse y a falta de otros heroísmos, desde entonces cada generación, como en la antigua Grecia, se ha reconocido en la figura de un atleta, Bahamontes, Indurain, Nadal o en un gol famoso en la guerra del fútbol, semejante al cañonazo decisivo en el campo de batalla. A la gente de mi edad apenas le estaba brotando el acné y la pelusilla del bigote cuando Zarra le marcó el gol a Inglaterra en Maracaná, una gesta inútil que sirvió para restañar el orgullo herido de la patria. Fue una tarde de julio de 1950. Las bocanadas de gloria, que vertía la radio por todos los colmados, sublimaron la humillación y el largo silencio de piedra impuesto por la dictadura. Pasada la miseria de postguerra, el verano de 1964 trajo el gol de Marcelino, a pase de Pereda, en la final de la Eurocopa contra la Unión Soviética. Franco estaba en el palco del estadio Bernabeu, al que solo acudía una vez al año, el día de san José Artesano, para que los obreros amaestrados del sindicato vertical bailaran la jota navarra para alegrarle la papada. Aquella victoria vino acompañada de los primeros electrodomésticos, de los primeros bikinis y de las trampas con cilicios del Opus Dei. Los rojos clandestinos murmuraban: “tantos años esperando a los rusos y solo vienen a jugar al fútbol y encima pierden”. Durante mucho tiempo a nuestros deportistas se les veía todavía el chusco bajo el brazo; en cambio los jóvenes españoles comenzaron ser cada día más altos, más fuertes. En la cucaña del masoquismo se balanceaba el genio de nuestra raza hasta que llegaron los enanitos del bosque y el equipo nacional, inexplicablemente, comenzó a tocar el violín en mitad del campo. Nadie se explicará cómo pasó, pero en el futuro el gol de Torres en la Eurocopa de 2008 y el de Iniesta en el Campeonato del Mundo de 2010 aglutinarán los sueños de una generación de adolescentes digitales que se debatía ante un horizonte cerrado. Hoy otro gol decisivo contra Italia convertiría el rescate de nuestra catástrofe económica en una enorme fiesta del botellón. La gloria consiste en cantar oé oé oé. Ni a Jenofonte se le hubiera ocurrido un grito más épico y a la vez más idiota.

    http://elpais.com/elpais/2012/06/30/opinion/1341072178_315264.html

    Bueno Vicent, no hubo gol decisivo, fueron cuatro.
    Pero vamos, que seguimos igual….

  3. nel
    nel Julio 2, 2012

    Y aun hay cosas peores, como es el hecho de que se han caido ya dos helicopteros. ¿Porque.
    Pues muy sencillo: no hace mucho se cayó al mar por Andalucia un helicoptero dedicado a salvamento de naúfragos y fallecieron sus ocupantes en el accidente. Y ya entonces se habia denunciado la antigüedad de los aparatos y la falta e mantenimiento de los mismos, ¡de vergüenza!
    Aunque parece ser que el cuidado que se da a los helicoptertos destinados a la llamada casa del rey, es bien distinto, y estan sienpre en perfecto estado y mantenimiento.
    Aqui no hay dinero para quienes no les interesa.
    Estoy de acuerdo con Serafín en cuanto a las movilizaciones, pero que mas da ¡si somos campeones en futbol!
    Asi nos va. Y cada dia con menores derechos ciudadanos, pisoteados y ultrajados por quienes se supone deberían ser nuestros representantes y defensores.
    Como dijo el poeta: “cualquier tiempo pasado fue mejor”

  4. Lisistrata
    Lisistrata Julio 2, 2012

    No hay forma de explicarse como se producen tantos incendios y se queman tantísimas hectáreas todos los veranos y todavía quede algún arbusto por quemar en esta atormentada piel de toro. Claro que hay culpables, las autoridades que no valoran la importancia de la prevención. Dicen los que saben, que los incendios se apagan en invierno, cuando se limpian los montes. De cualquier forma sale muy barato quemar un monte. Si acaso van a la cárcel por solo 2 años. ¿Acaso Europa también le pide al gobierno títere que recorte montes y bosques?
    http://www.avaaz.org/es/petition/La_adopcion_internacional_de_la_tasa_Tobin/

  5. Indignado
    Indignado Julio 2, 2012

    Se ha recortado en todo, y sobre todo en prevención, cuando llegó Cospedal Peineta redujo a la nada todo el plan del salvamento de especies en peligro de extinción en especial la del Lince Ibérico, supongo que el equipo técnico y de apoyo que se vio sin trabajo y tubo que echar el cerrojo a las instalaciones, se llevarían a sus casas las crías que aún les faltaba tiempo para su suelta segura.
    Lo mismo a pasado con el despido y cierre de centros de estudio y prevención de incendios en toda España. La catástrofe ocurrida en estos días, ha sido vista otra vez como unos hilillos de humo, vamos que Rajaoy Alassad se fue al ver un partido de futbol creyendo que se incendiaba un paellero.
    Llama la atención la despreocupación inicial ante el peligro inminente, la falta de medios y el no aprovechar el ejercito de Aviación y tierra, que deberían dedicar parte de su tiempo ha hacer ejercicios de coordinación, para poner a disposición de los técnicos todos los vehículos y personal, que ahora brillan por su ausencia, ¿eso que vemos en las televisiones son todos los helicópteros del ejercito español?.
    Luego para rematar vemos que el primero que llega a las poblaciones afectadas es el un miembro del partido mayoritario de la oposición.
    La única aparición tardía ante los medios de comunicación del Presidente de la Nación, la haga en la sede de su partido, que ante su chismorreo parecido a un pésame sea aplaudido por miembros de su propio partido.
    A que teme el señor presidente, cuando se niega hablar desde donde corresponde la Moncloa en sus contadas ocasiones que ha dado la cara a sus ciudadanos, seguro que de aplausos nada, preguntas incomodas, algunos pitidos y directamente adjetivos calificativos de lo que realmente representa, por eso no se me olvidan aquellas carreras acompañado de sus escoltas por lo pasillos para evitar el contestar preguntas sin salida para un mentiroso e irresponsable elemento.
    Otra cosa que me vino a la mente, viendo como todos los individuos de la población española, se unían para celebrar una victoria de un equipo que representa a España en lo deportivo, gratando y chillando llevados por una histeria colectiva a sentirse vencedores ellos mismos, si esa misma energía se utilizara para denunciar y doblegar al poder, que mintiendo y siendo sobornados por poderes financieros, dejen que nos lleven a la ruina, y abandonando a su suerte a la mayoría de la población más débil e incluso ayudando a ello, para transferir la riqueza de todos a manos de cuatro mangantes que se esconden detrás de instituciones y empresas internacionales.
    Que lastima, que tristeza, ver como esa energía necesaria para despojar del país a cuatro hipócritas que se han vendido como han hecho otros en países como Chile, Argentina, Bolivia Ecuador y toda África por poner un pequeño ejemplo, a cambio de su bienestar y riqueza, pongan en manos extranjeras que representan una forma de imperialismo, para dejar el país que representan en la más severa miseria que solo gentes sin escrúpulos e inmensa avaricia son capaces de llevar a cavo, como dijo en su momento “no me temblara el pulso” y “!viva el vino!”.

  6. MaríaDinamita
    MaríaDinamita Julio 3, 2012

    Ahí os dejo un enlace de un corto vídeo (sólo poco más de 3 minutos) sobre las “perlas” del Gobierno del PP. Actitudes como estas deberían ser dignas de sentarles en el banquillo de los acusados, máxime cuando han llegado al poder mintiendo como cosacos. Aunque no debería ir en este post, lo dejo igualmente porque me parece mucho más interesante que las primas que puedan ganar los de la Roja y lo poco que nos queda a los demás de todo ello. Triste país… Un abrazo.

  7. Dioscórides
    Dioscórides Julio 7, 2012

    Que podemos esperan de nuestros gobernantes, cuando el cabezón de la lista, que lleva semanas huyendo de la opinión pública, para que nos explique como lleva sus “tejes y manejes” con los mercaderes y especuladores varios de Europa ,y que su mejor idea es rendir pleitesía a los Obispillos, para conseguir indulgencia a sus pecados actuales y futuros, (de los pasados ya se confesó y los tiene perdonados) y todo para entregar, con todos los fastos mediáticos posibles, un códice robado. Acto al que solo faltarán(o no) los gaiteros de Fraga, el resto de la parafernalia lo pone la Iglesia, a gastos pagados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: