Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Empezamos a caminar (Somos Mayoría)

Nuevamente me dirijo a las ciudadanas y ciudadanos que tras mi llamamiento de 20 de Junio titulado Somos mayoría, han mostrado su interés y predisposición a ir construyendo el frente cívico capaz de cambiar la relación de poder existente en España y abordar el fin de este desastre económico, social, político, ético y cívico. Pero esta vez ya no lo hago sólo en mi nombre, sino que ahora escribo como portavoz de un incipiente esquema organizativo constituido por el Colectivo Prometeo de Córdoba. Este embrión de coordinación no tiene más horizonte temporal de permanencia que el derivado del proceso constituyente del frente cívico y la conformación de sus niveles democráticos de organización. Esperamos y deseamos que en toda la geografía española vayan constituyéndose estructuras de trabajo y coordinación que debidamente reseñadas en sus actas constitutivas correspondientes vayan cubriendo los ámbitos local, comarcal y/o provincial, de comunidad autónoma y estatal.

Este escrito no tiene otra intención que informar y sobre todo aclarar algunas dudas surgidas a través de los innumerables correos, llamadas, comentarios a la propuesta en este blog del Colectivo Prometeo, http://colectivoprometeo.blogspot.com.es/, y comunicaciones, en general, habidas desde la fecha antes referenciada.

Una de las consecuencias de contar ya con una referencia “oficial” para la información, participación y organización, además del citado blog, ha sido la creación de una página en Facebook,http://www.facebook.com/colectivoprometeocordoba, que, sin detrimento de las múltiples páginas de Internet que se reclaman del proceso y además lo están construyendo, goza de la información más directa en lo referente a mi persona y al colectivo Prometeo.

En el transcurso de estos días hemos mantenido un encuentro con representantes del colectivo Socialismo 21 y también con miembros de ATTAC y Mesas de Convergencia. Estos encuentros celebrados a petición de nuestros interlocutores, han arrojado una buena noticia; Socialismo 21 ha decidido, por unanimidad, que sus miembros se incorporen y trabajen, a título personal, en la organización del frente cívico y la inherente elaboración colectiva del Programa alternativo con el que refrendamos nuestra voluntad de ser una mayoría organizada.

Son dos las cuestiones fundamentales que voy a desarrollar; y lo hago en función de los comentarios, propuestas, críticas y adhesiones el que proyecto ha merecido y que he leído o he escuchado de viva voz. Esas dos cuestiones son: la estructura del frente cívico y el programa. 

El frente cívico con el que la mayoría se organiza para determinar un cambio profundo en España no puede ser una suma de siglas, colectivos, partidos o cualquier otra organización conocida. Ello conduciría a la reproducción en nuestro seno de debates y colisiones en torno al peso específico de cada sigla en la organización. Por ello reiteramos con énfasis que se está en el frente a título personal; y ello no debe significar -nunca- la renuncia pública o privada de cada cual a su ideología, proyecto político o creencia religiosa si la tuviere. Buscamos con la ciudadanía un proyecto programático común y no una sopa de letras. Es más, nos gustaría que las fuerzas políticas, sociales o de otra índole le indicaran a sus militantes que harían buena su militancia buscando con otras personas coincidencias y soluciones concretas en torno a la solución de los problemas que como sociedad nos aquejan. La mayoría social es plural; respetemos esa pluralidad y busquemos en ella, con ella y para ella un denominador común: el programa para la acción.

Hay quienes nos imputan aviesas intenciones acerca de si pretendemos sustituir a los partidos políticos en una dudosa operación de corte autoritario. No estaría de más que repita hasta la saciedad que yo soy militante del PCE y de IU y que el llamamiento que hago no significa, en absoluto, una contradicción política u organizativa con los míos; simplemente me he limitado a recordar que los partidos políticos o los sindicatos no son fines en sí mismos sino herramientas para intervenir y mejorar la sociedad. Existimos para la sociedad y para su mejora de condiciones de vida Por otra parte -y ello es una laguna de la Constitución- los partidos no tienen la exclusiva en la participación política; ella es función exclusiva del ciudadano o de la ciudadana, organizados o no. Lo que se pretende precisamente es potenciar esa dimensión ciudadana en la participación, elaboración de programas y decisión sobre lo que atañe a la sociedad.

Hay comunicaciones que desde la aceptación de la propuesta dicen echar de menos determinados posicionamientos filosóficos, ideológicos o partidarios y que un programa “a secas” conlleva el peligro de transformarse en una propuesta tecnocrática sin nervio ideológico. Cuatro reflexiones quiero hacer sobre ello:

1. Todo programa es, además de un conjunto de medidas concretas, una alianza entre los que se benefician de él, unos capítulos presupuestarios a definir y una opción entre varias posibilidades. Imaginemos que el Programa contempla una reforma fiscal que acabe con los paraísos fiscales ¿No es ésta una opción en beneficio de la mayoría y en perjuicio de la minoría que detenta el poder? ¿Se quiere una mayor demostración de principios de justicia y equidad?

2. Y si a pesar de lo anterior nos obstinamos en demandar un sustrato doctrinal o de valores para esta propuesta de frente cívico, ahí va en la que nos fundamentamos: La solemne Declaración de Derechos Humanos de la ONU en 1948 y demás pactos, documentos, constituciones que la desarrollan y hacen obligatoria para los poderes públicos. Ya en Sabadell señalé y ahora lo ratifico que los principios rectores de nuestra propuesta son: Democracia y Libertades, Justicia Social, Economía no especulativa, Cultura y Bienestar ciudadano.

3. Si reparamos en lo que acontece diariamente, el Poder, es decir el conjunto de intereses económicos que han medrado y medran en perjuicio de la mayoría, se mantienen y acuerdan en franca violación de la Constitución de 1978. Cuando una oligarquía deja en suspenso y conculca la legislación y los principios que dice defender, la mayoría lo tiene fácil: exigir que se cumplan las leyes; los fuera de la ley son ellos; y esta no es una cuestión baladí. Por otra parte el proceso de lucha basado en la legalidad vigente produce tales contradicciones en la minoría que otras opciones o situaciones de cambio vendrán de por sí.

4. El frente cívico es la respuesta lógica a una situación de Estado de Excepción económico, social, político, moral y cívico. Una excepcionalidad que todavía puede serlo más si, como parece, las dos fuerzas políticas mayoritarias acuerdan un pacto de emergencia ante la situación creada por ellas mismas y las políticas que convinieron con otros desde el Tratado de Maastricht hasta ahora.

Y ahora hablemos del Programa.

Un porcentaje muy importante de la ingente cantidad de mensajes que recibo abundan en comentar las diez propuestas que a modo de inicio al debate propuse. En casi todos se plantean propuestas para que yo las tenga en cuenta a la hora de redactar el Programa que le da sentido al frente cívico. Quiero agradecer estas aportaciones porque muchas de ellas son muy interesantes y nos ponen a pensar. Sin embargo, y desde el agradecido acuse de recibo, debo hacer una serie de consideraciones:

1. Si la elaboración del Programa consiste en que vosotros me enviáis a mí, o a un todavía no existente centro de elaboración, sus propuestas, estaríamos ante una estructura radial en la que el centro recibe sus comunicaciones pero entre vosotros que es lo importante, no se produce ninguna relación, colaboración, contacto o trabajo en común; no hay estructura reticular, no hay creación de organicidad, no hay frente ciudadano.

2. Lo importante del Programa no es sólo su contenido sino la forma, el método de discutirlo, aprobarlo y vigilar su cumplimiento. Y ese método no puede ser otro que la elaboración colectiva. Como ya comenté con anterioridad soy testigo y participante en esta experiencia desde los tiempos de Convocatoria por Andalucía.

3. Por otra parte un Programa no es un simple listado de deseos bienintencionados es, fundamentalmente, un proyecto concreto, viable, riguroso, discutido ampliamente y respaldado por quienes lo han elaborado; es un Programa para un Gobierno futuro. Y por ello es además, el mejor estandarte para la movilización ciudadana. La rebeldía debe tener una causa, un motivo, un sentido, un proyecto. 

¿Cómo hacerlo?

1. Cualquier persona, colectivo, asociación o grupo de personas que quiera iniciar en su localidad el frente ciudadano puede comenzar por convocar a otros, constituirse como tal (de manera documentada) y comenzar a debatir sobre las propuestas económicas, sociales, políticas o de otro tipo que crean convenientes en la actual situación. Naturalmente que para apoyar con más entidad sus elaboraciones podrían recabar de personas cualificadas del entorno su colaboración.

2. Varias localidades pueden constituir una asamblea comarcal y/o provincial con el mismo método y temario que la local; y así sucesivamente hasta el nivel siguiente que deber ser el autonómico como paso previo para el estatal. Así, mientras se configura la organización se va elaborando lo que le da el sentido último: el Programa. Organización y Programa son la misma cosa.

3. Cuando propuse los diez puntos no lo hice con intención de que éstos fueran ni los únicos ni tampoco los más importantes. Pero con algo se debe empezar. El caso es que ya ha habido comentarios sobre la idoneidad o posibilidad de cumplirlos; ya hay debate. ¿Puede establecerse el Salario Mínimo Interprofesional en mil euros, la pensión mínima en mil euros y ampliarse la cuantía y extensión del seguro de desempleo? Háganse las cuentas y se verá que sólo es posible esto si hay un aumento de los ingresos del Estado. ¿De dónde puede provenir este aumento necesario y contemplado en los DDHH? No puede venir sino de una Reforma Fiscal en profundidad. Y así cada medida va demandando a la siguiente hasta formar un todo, un Programa alternativo a lo que hay en estos momentos.

4. Naturalmente que no todo es tan fácil y que habrá momentos en los que la discusión sobre el Programa necesitará de la aportación de hombres y mujeres de la Economía, la Ciencia, El Derecho o los saberes en general; ellos también forman parte de la mayoría y seguramente prestarán su concurso y participación. Y para finalizar una propuesta de trabajo si así lo estimáis: Reuníos con otras personas o colectivos y discutid la situación presente. Procurad llevar algunos datos y procurad además, sacar algunas conclusiones. Cuando hayáis terminado de debatir reuníos de nuevo y discutid los dos documentos que hasta ahora he enviado. Seguro que el paso siguiente es organizarse. Gracias por vuestra atención.

17 Comments

  1. galdo-fonte
    galdo-fonte 4 julio, 2012

    El retorno del “Califa”
    La vuelta a la acción política de Julio Anguita, al margen de siglas políticas, es cuanto menos una corriente de aire fresco

    Quienes peinando canas, cambian la quietud de su madurez por la prórroga de su compromiso de juventud, manteniendo vivo el espíritu combativo, y con ansias renovadas deciden seguir luchando por una sociedad mas justa y equilibrada. Cuando menos, son seres especiales, referentes, a los que en justicia hay que reconocer su compromiso para con los demás, por su tenacidad, por su empeño en reconquistar el capital social malversado por los acólitos a las siglas, por esa pestífera clase política que ha convertido su función en una degradante farsa, cuyas referencias características son la corrupción, el engaño y la mala reputación.

    Yo que ejerzo de disidente de inútiles, que no tolero que las instituciones sean el refugio de los mediocres, no reconozco autenticidad representativa a quienes acceden al poder a través de burdas maniobras de engaño electoral, resistiéndome por tanto a mostrar conformidad con su representatividad, y mucho menos a tragar con sus políticas de paños calientes, con las que sin disimulos, mantienen intactos sus intereses mientras dilapidan los logros sociales que otros habían conquistado.

    Por eso, sin afinidad de vínculo, he de admitir con agrado que el retorno del “Califa”, resulta un todo satisfactorio. La vuelta a la acción política de Julio Anguita, al margen de siglas políticas, es cuanto menos una corriente de aire fresco, siendo un hecho resaltable su anuncio, brindándose a ser el referente de una operación política que intenta cambiar el país. Si un compromiso de estas características tuviese autoría distinta, probablemente llevaría marchamo de oportunismo en cubierto, pero en este caso la fiabilidad es probada, por cuanto la honestidad e integridad del manifestante es aval suficiente para autentificar crédito pleno.

    La determinación del ex – dirigente de IU rompe esquemas, pues contra la usual conducta promocional de los activistas profesionales de la política, deja dicho de partida, que en esta nueva andadura no será cargo público, ni tendrá presencia en la vida institucional, circunscribiendo su intervención a la utilización de su influencia mediática para explicar y defender el proyecto, impulsando su promoción hasta lograr su consolidación como alternativa estable. Desinteresada decisión que por si misma no hace sino imprimir mayor fiabilidad a la iniciativa.
    Por mas censuras que coseche desde las filas de sus detractores, la decisión del conocido en otro tiempo como el “Califa Rojo”, es encomiable, pues se corresponde con la reacción propia de una persona integra, con la actitud de quien por principios y consecuencia no viene dispuesto a tolerar la degeneración masificada de las instituciones del estado, en donde el gremio político es con mucho el mayor ejemplo de deterioro e insolvencia.

    .El contenido del decálogo que Julio Anguita establece como ponencia para iniciar el debate, es un compendio equilibrado, un agrupado de contenidos determinante de los grandes temas que deben dominar la dirección política del país, cuando dicha política se escribe con mayúsculas y está pensada en clave de ciudadanía como principal destino. Sin duda, en su implícito se percibe de forma dominante la ética y coherencia de una persona con claridad de ideas, de arraigo de valores y con el bagaje que aporta su reconocido compromiso social y sus dilatados años de experiencia.

    En la situación de orfandad dirigente que vive el país, donde el predominio de la mezquindad prodiga una pesadilla permanente por la frivolidad de comportamiento de unos políticos con adicción enfermiza por el derecho de los mercados, el paso adelante de Anguita es una noticia cuando menos satisfactoria, pues además de su probada calificación intelectual, quien tiene renunciado a su pensión de jubilación como ex -diputado para conformarse exclusivamente con la pensión de maestro de escuela, por ejercicio de decencia y honradez, le asiste la fuerza moral sobrada para reivindicar una regeneración integral de la estructura del Estado.

    Con todo, el retorno del “Califa” y la presentación de su Frente Cívico, no en todos los ámbitos tendrá complaciente acogida, pues su entrada en escena tiene la equivalencia de una acción de insurrección, de un acto de rebeldía que amenaza los privilegios de una amansada clase política, poniendo freno a su vergonzosa alianza con los mercados.
    La situación demanda con urgencia restituir a la política el prestigio perdido y por ello, esta iniciativa, es una decisión genial.

  2. Braulio
    Braulio 4 julio, 2012

    Me llena de entusiasmo el ofrecimiento de Julio Anguita para orientar un FRENTE CÍVICO amplio que abra batalla a la situación que vivimos por culpa de la CORRUPCIÓN ORGANIZADA, la degeneración política y la indecencia.
    Me uno al apoyo que expresas, GALDO – FONTE, no solo por el brillante alegato que haces sino también, y sobre todo, por la vehemencia que se escapa de tus palabras.
    Seguramente, no será todo rosas, como adelantas, y también lo hace Anguita. Habrá detractores que se levanten para no dejar prosperar el FRENTE CÍVICO. No es de extrañar: a los que se están aprovechando de la situación, les hace mucho daño; intentarán echar por tierra cualquier plan de cambio.

    Tengo una duda: Me gustaría integrarme en algún grupo de trabajo en mi pueblo, en mi barrio, en mi calle. No se me ocurre cómo contactar… ¿Pueden facilitar alguna sugerencia en este sentido? Tal vez hay muchas personas interesadas, como es mi caso, que no sepan dar el primer paso.

    Estaremos muy agradecidos.

  3. Indignado
    Indignado 4 julio, 2012

    Completamente de acuerdo. No hay que darle más vueltas. Con los puntos expuestos es suficiente, partimos desde el respeto a los demás, se da por hecho la diversidad de los componentes de la sociedad, aparcamos para el proyecto la individualidad y nos fijamos en lo que a todos interesa. Partimos de la libertad para el bien común y el constante desarrollo de una sociedad que se auto gestiona por que cada ciudadano cuenta.
    Por fin un camino que recorrer.

  4. Car.meta
    Car.meta 4 julio, 2012

    Bién por Julio es una esperanza vamos a por ello, pero yo no se como debo contactar y con quién.

  5. asun
    asun 5 julio, 2012

    A mi me pasa lo mismo, no conozco a nadie que esté interesado en hacer algo por su futuro. Se conforman. Bueno si conozco 2 o 3 personas, pero no pueden por una cosa o por otra. Que verdes estamos.

  6. Juan Carlos (Valencia)
    Juan Carlos (Valencia) 5 julio, 2012

    Algunos amigos y yo acabamos de enviar correos electrónicos a nuestros contactos para empezar a funcionar en Valencia. Si alguien se quiere apuntar que contacte conmigo: jccomes@gmail.com
    Salud

    • Indignado
      Indignado 5 julio, 2012

      Ok. recibido, por fin un camino que recorrer.

      Y Gracias a ti Juan Carlos, por dar el primer paso.

  7. Lidia Alonso
    Lidia Alonso 7 julio, 2012

    Yo estoy interesada en participar en esta propuesta. Soy de Elche (Alicante).Si hay alguien de Elche o Alicante interesado, podríamos estar en contacto. Mi email es: lalonso_gil@hotmail.com
    Un saludo

  8. Maria Carmen Gonzalez
    Maria Carmen Gonzalez 8 julio, 2012

    Siempre he pensado, que se debía de hacer, algo que pusiese freno a todo este desaguisado que nos están haciendo padecer.
    Levo años, intentando inculcar a los jóvenes que han pasado por mi trabajo en sus practicas de estudio, las ganas de pelear por lo que les corresponde, y también por que ya veía venir como ivamos a perder todo lo conseguido , a base de esfuerzo y de sufrimiento.
    ahora, quiero tener la esperanza, de que no dudaran en apoyar este tipo de movimiento que este pensado, para el bien común de todas las ciudades, pueblos, comunidades y barrios.
    Yo soy valenciana y aun a pesar de acabar de jubilarme con dos años de antelación, pienso ponerme en contacto para aquello en lo que pueda servir y ayudar, aunando mis esfuerzos con el resto de personas, que así lo decidan.
    Gracias Juan Carlos por brindarme y brindar a todo el que sea consciente el poder organizarnos para intentan evitar la debacle que se nos esta viniendo encima.
    voy a ponerme en contacto con vosotros y a pelear en esta nuestra incruenta batalla.

    • Juan Carlos (Valencia)
      Juan Carlos (Valencia) 8 julio, 2012

      Gracias Mª Carmen por tu apoyo.

      Comentarte a tí y todos los que entren en este “Empezamos a caminar (Somos mayoría)” en Iniciativa Debate que se ha creado un grupo en facebook que se llama “SOMOS MAYORIA PAIS VALENCIA”, en principio han quedado para reunirse el miércoles 11 de julio a las 19 en Arte-Facto, C/ Pie de la Cruz (cercca de la Av. Barón de Cárcer, detrás del Mercado Central).

      La fecha no se si es definitiva. Yo estoy en el grupo de feisbuc. Si alguien está interesado en ir y no puede acceder a través del feisbuc que se ponga en contacto conmigo y yo le diré si finalmente se queda ese día y a esa hora. jccomes@gmail.com

  9. Mª Jesus Fdez
    Mª Jesus Fdez 9 julio, 2012

    Son necesarias propuestas como esta. Existen muchos frentes en mi tierra (Canarias),pero sin actuar. Quiero pertener a este frente común.

  10. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 9 julio, 2012

    He leído todo lo que decís todos, y me congratulo por ello. España, tiene Historia buena y mala, cómo todas las Historias desde la prensa escrita, que es la que conocemos. Pero tiene sus héroes, (No tiene que ser siempre el CHË GUEVARA) El que haya leído Historia de verdad, sabe, que aquí ha habido héroes a mantas, cómo Agustina de Aragón, Manolita Malasaña, Pasionaria, Lister, (Al que dí de beber agua con un cántaro a los 10 años, cuando volvía derrotado del frente del Ebro) El Campesino, y miles de personas que dieron su vida por una buena causa, y lograron sacar de España, a un hombre casi invencible, cómo Napoleón, que dijo que adueñarse de España era pan comido, pues era un Pais, de hambre y piojos. Ya veis cómo se puede. A mi, lo que me tiene anonadada, es que lo nuestro, es un sufrimiento soterrado de unas personas, que ven amenazada su existencia, en todos los frentes. : Trabajo, Salud, Enseñanza, Investigación, Crecimiento, Vida Digna, Derecho a disfrutar sin robar, Terror por el futuro, de su existencia y la de sus hijos, Pensiones exiguas, para unos mayores que sufrieron una guerra horrible, una Dictadura atroz, y Hambre horrible, y escasez de todo tipò. Creo, que merecemos lo que nos quede de vida, algo mejor, que que nos digan, que hay mucho viejo, y que vivimos mucho.Y que encima, de un fondo de cieno y monstruos de película de Ciencia Ficción, en donde vivimos, hay un agua casi cristalina, en la que nosotros mismos, vivimos cómo si nada pasase. Hoy he oído y visto de todo, desde que he pisado el suelo. Muerte, Inundaciones, o en los EEUU, muchos muertos por una ola de calor,una mujer, asesinada a quemarropa por adulterio, mientras la gente lo mira como un espectáculo de Circo.Y siete heridos, hoy en los Sanfermines, entre ellos un hombre de setenta y tantos años. Es de locos, amigo Joan Antón; más sangre, y más toros martirizados. Y los mozos corriendo cómo posesos, orgullosos de morir por San Fermin. Y al mismo tiempo, desde el viernes, que estábamos en números verdes, hoy, otro bajón, en números rojos, esperando otra transfusión del Extranjero, para la Banca, y hablando de cosas imposibles de realizar por estos Políticos de palabra fácil, y hechos imosibes de digerir. Y por encima de todo este maremagnum de mar de fondo, el Deporte, Las Olimpiadas de Londres, la gente, qu sigue esperando un milagro, que jamás se producirá, si no lo “Producimos” el veraneo, los cotilleos, no sé si para no escuchar la verdad, o porque ellos no pasan fatigas en sus casas, y por encima de todo esto, la entrega del Códice por Rajoy, cómo si fuese nuestra salvación, ……..Todo esto, me suena cómo un concierto desafinado, de música de terror. Me alegra mucho la noticia de la idea de Julio Anguita. öjala, se realice todo. Voluntad hay. Yo, si no puedo hacer otra cosa, pongo mi teclado cómo ya dije, a vuestra dispòsición. Un abrazo.

  11. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 12 julio, 2012

    Es creible Pilar. Es donde está, eso que llaman Gobierno, (Yo digo Desgobierno,) y si hay que protestar o jugarse la vida, es en Madrid, a donde han venido los Mineros, a reclamar sus derechos, porque ya se juegan bastante la vida en la mina, mientras lo que les niegan, se lo quedan los Politicastros, y lo envían a los Paraísos fiscales, para asegurarse , un buen colchón que les permita vivir sin faltarles nada mientras vivan.Y esto Pilar, no ha hecho más que empezar.Esperemos que la juventud, no tenga mayores dificultades, que las que ya tiene, y los mayores, podamos morir, cuando nos tenga reservado el destino, no cuando los gobernantes nos quiten de enmedio, porque somos un estorbo, para sus cuentas. Nos hemos ganado a pulso, una vejez, tranquila. Pero no nos dejan.

  12. Manuel Sánchez
    Manuel Sánchez 28 septiembre, 2012

    Buenos dias, por fín se intenta unir a la gente independientemente de su ideología, si esto se consigue, seguro que otro gallo cantaría…
    estoy con Julio Anguita en todo lo propuesto, y le doy las gracias por su iniciativa de frente cívico, espero que triunfe.
    Voy a enviar a mis contactos este llamamiento
    gracias Julio, un fuerte abrazo.
    Manuel Sánchez de Orihuela, tu pueblo y el mio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *