Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La aporía del comunista

J.L. Palazón

No sé lo que me aterra más de esta gente, su incompetencia profesional o su radical inmoralidad, su falta absoluta de ética.

Quizá el más potente de todos los filósofos de la historia, el hombre que fue capaz de escribir la crítica de la razón pura y la crítica de la razón práctica, estableció lo que se denomina el imperativo categórico: obra de tal manera que puedas aspirar a que tu conducta sea universal, ese maravilloso acervo de sabiduría popular que es el refranero español lo condensa de esta manera: no quieras para otro lo que no quieras para ti.

La profunda desintegración moral que se ha apoderado del género humano es lo que nos ha llevado adonde estamos, hemos permitido impertérritos que se hayan adueñado de la moralidad pública principios tales como que el egoísmo y la avaricia son impulsos legítimos en el desempeño de la actividad humana.

No sólo hemos desoído el precepto kantiano que él expresó como absolutamente categórico sino que hemos hecho caso omiso de ese otro mucho más exigente aún: hay que dar a la sociedad según nuestras capacidades y obtener de ella según nuestra necesidad.

Si hubiera que resumir en una sola palabra el espíritu que anima este último precepto, yo lo expresaría con el término solidaridad., que hace referencia al impulso de hacerse uno solo con el resto de la humanidad.

Fue la suprema generosidad de este impulso el que hizo exclamar a dos de los más señeros representantes de nuestro género aquello de proletarios de todos los países, uníos, quizá la frase mas ambiciosa que nunca se haya pronunciado y que, hoy, uno de esos descerebrados que por una inadmisible aberración de nuestra sociedad se dedica a la más noble de todas las actividades humanas, la política, ha dicho:

“Esta ley permite a todos los ciudadanos disfrutar de una vivienda digna. Y le pido a la señora Villares que retire eso de que el PP roba… ¡Lo que es un insulto es ser comunista hoy en día!”: JOSÉ MARCOS Madrid 25 JUL 2012 – 21:38 CET. El País, 25 de julio de 2012.

Se discutía en la Asamblea de Madrid la aprobación de una ley que permite construir viviendas de 900 metros cuadrados en suelo privilegiado mientras se desahucia a miles de españoles por no poder pagar sus hipotecas y alquileres.

Esta frase del diputado pepero Alvaro González es la que motiva mi comentario de hoy porque ya no es que me asuste, es que me aterra que haya una sola persona capaz de pensar que todos esos imperativos morales que antes transcribíamos no existen para él porque seguramente nunca los ha leído y esa es precisamente la tragedia de este pueblo mártir nuestro: que tengan la posibilidad de legislar en este país gentes a los que una ciudadanía engañada por la prensa más canallesca de la historia ha dado ese poder.

Y este incidente me ha llevado a recordar lo que me sucedió hace aproximadamente un año cuando llevé a mi mujer a que le hicieran un pet al único hospital que lo realiza por estas latitudes que se halla en Alicante. En la sala de espera, dicha prueba médica tarda muchísimo en realizarse, yo me puso a leer Qué es la literatura, de Sartre, y una señora, muy distinguida, me dijo: “Así que leyendo a Sartre aquí. Es muy curioso, un comunista en un hospital sólo para millonarios”. El dichoso pet, que no ha servido para nada, me costó 150.000 pesetas.

Lo que me indujo a formular la que llamo “aporía del comunista”, a imitación de la famosa de Aquiles y la tortuga que, ya saben, dice que, si el tiempo y el espacio son divisibles hasta el infinito, Aquiles no alcanzará nunca a la tortuga porque siempre habrá entre ellos un espacio infinitesimal que rebasar.

Para la inmensa mayoría de la gente, un comunista está obligado por su credo a la absoluta pobreza porque siempre habrá de entregar a los demás hasta el último céntimo que pueda a tener.

Es esta cínica exigencia de los políticos no comunistas lo que pone de manifiesto su absoluta incapacidad no sólo profesional sino también ética.

Fuente: http://jlpalazon1.wordpress.com/2012/07/27/la-aporia-del-comunista-2/

7 Comments

  1. Indignado
    Indignado Julio 28, 2012

    A mi me aterra su desmedida avaricia y la arrogancia en su creencia de que el poder es su lugar natural, aparte de todo lo que comentas J.L. Palazón.
    Dondequiera que los menos han adquirido poder sobre los más, se han apoyado en alguna superstición que ha dominado a los más. Los antiguos sacerdotes egipcios descubrieron la forma de predecir los eclipses, que todavía eran considerados con terror por el populacho; de tal modo, fueron capaces de arrancarle donativos y poderes que no hubieran podido obtener de otra manera. Se suponía que los reyes eran seres divinos, y se tuvo a Cromwell por sacrílego cuando cortó la cabeza de Carlos I. En nuestros días los financieros dependen de la supersticiosa reverencia hacia el dinero. El ciudadano ordinario se queda mudo de espanto cuando le hablan de reservas en oro, emisión de billetes, inflación, deflación, CDs y todo el resto de la jerga. Siente que cualquiera que pueda hablar con sospechosa facilidad de tales materias debe ser muy sabio, y no se atreve a preguntar qué dice. No comprende lo poco que representa verdaderamente el oro en las modernas transacciones, aunque quedaría sin saber qué decir si tuviera que explicar cuáles son sus funciones.
    Esta situación de incomprensivo respeto por parte del público en general es exactamente lo que necesita el financiero para que la democracia no le ate las manos. Tiene muchas otras ventajas en sus relaciones con la opinión. Siendo inmensamente rico, puede fundar universidades y asegurarse de que la parte más influyente de la opinión académica le esté sometida. A la cabeza de la plutocracia, grupo de poder infiltrado en la democracia comprando políticos y financiando sus partidos por ejem., es el jefe natural de todos aquellos cuyo pensamiento político esté dominado por el miedo al COMUNISMO. Poseedor del poder económico, puede distribuir la prosperidad o la ruina a naciones enteras, según se le antoje. Pero no creo que a pesar de la importancia de la economía para cualquier hombre, mujer o niño, la materia casi nunca se enseña en las escuelas, y un en las universidades sólo la estudia una minoría. Además, esta minoría no aprende estas cuestiones como las aprendería si no hubiese intereses políticos en juego y en general, el tema se enseña siempre para mayor gloria del statu quo económico. Todo está relacionado con el hecho de que la superstición y el misterio son eficaces para los que detentan el poder financiero.
    Como vemos los intereses de las finanzas son opuestos a los intereses públicos en general.
    No es probable que una comunidad moderna prospere si sus asuntos financieros son conducidos teniendo en cuenta únicamente los intereses financieros, sin considerara los efectos sobre el resto de la población. Cuando esté es el caso, no es prudente dejar que los financieros persigan desenfrenadamente su beneficio privado. Con el mismo criterio, podríamos explotar un museo, o cualquier bien común, en beneficio del conservador, dejándolo en libertad de vender el contenido tantas veces como le ofrecieran un buen precio.

    • ander
      ander Agosto 1, 2012

      Bravo Indignado! Necesitamos opiniones argumentadas y certeras como la tuya. Gracias!
      En cuanto a la paradoja irresoluble del comunista, esa misma gente que suscitó la formulación del Sr. Palazón es la que se siente mejor dando limosna que reclamando Justicia Social. Dónde va a parar… Su concepto de lo justo acaba en la calderilla de sus bolsillos…

      • Indignado
        Indignado Agosto 1, 2012

        Si lees bien dice:
        “Para la inmensa mayoría de la gente, un comunista está obligado por su credo a la absoluta pobreza porque siempre habrá de entregar a los demás hasta el último céntimo que pueda a tener”.
        Pues Bravo por ti pues te has metido en el saco de los ignorantes sin saberlo.
        Un saludo.

    • ander
      ander Agosto 1, 2012

      Indignado: No entiendo lo que quieres decir(me). “Bravo!” y “Gracias!” son expresiones hechas con sinceridad y sin ningún tipo de ironía hacia tu comentario.Quizá no me haya explicado bien… En cuanto a la frase que según tu no entendí y me mete en el saco de los ignorantes, te diré que la entiendo en su literalidad, y en ella la comparto, como el resto del artículo. Quizás de nuevo he sido malinterpretado por no saber expresarme mejor. Yo no creo que un comunista tenga que ser pobre para ser consecuente con su credo (lo de “credo” no casa con el comunismo, pero no liemos más el asunto). Creo en un reparto justo de la riqueza, que es cosa bien diferente. Si la miopía obtusa me impide ver porqué me incluyes en ese saco, te agradecería que me sacaras de dudas. De nuevo lo digo si ninguna ironía.
      Un saludo afectuoso y sincero.

  2. David Sempau
    David Sempau Julio 29, 2012

    Cuestión de “estirpe” amigo, cuestión de “estirpe”.

    ¡Un abrazo para tod@s, aunque seáis de baja “estirpe”!

  3. David Sempau
    David Sempau Julio 29, 2012

    Indignado, has dado en el clavo como de costumbre. Como toda religión, la religión económica se basa en dogmas y misterios destinados a someter a la plebe haciéndola creer que es tonta e ignorante. Es hora de decir bien alto y bien claro que EL REY VA DESNUDO, que los mantras sempiternos del turbocapitalismo neoliberal salvaje y globalizado son únicamente eso, letanías destinadas a mantener a la población hipnotizada, idiotizada y aterrorizada. Dicen que Jesucristo advirtió que “por sus obras los conoceréis”. El desastre económico y medioambiental, el aumento de las desigualdades entre ricos y pobres, la vergüenza de treinta millones de muertos por hambre al año en el mundo y el mantenimiento de conflictos bélicos urbi et orbe, son “obras” más que suficientes que nos permiten “conocer” las escasas virtudes y los numerosos defectos de un sistema económico que, lejos de servir a la Humanidad, se sirve de ésta para sus aberrantes propósitos. Es hora de dejarlo atrás y avanzar decididamente hacia modelos más sensatos, éticos, solidarios, compasivos y respetuosos con la Vida en todas sus manifestaciones. Es justo, necesario y urgente.

    ¡Un abrazo para tod@s!

  4. IGNASI
    IGNASI Julio 29, 2012

    Comparto el pensamiento del artículo,pero lo expreso con otras palabras que dicen lo mismo y que escribo a continuación:”la ambiciò ens esporgara de l`evoluciò”-la ambición nos podarà de la evolución.Otro pensamiento que comparto plenamente:”tomamos del montón,ponemos al montón”.Tengo el convencimiento de que las finanzas son como la sal,una poca y alegra la comida,pero ahora parece que es el plato ùnico.Estamos despertando y somos gigantes.ANIMOS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: