Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cataluña obligará a pagar tres euros a los niños que lleven tartera al cole

Huffington Post. 2.8.2012.

Los niños catalanes que quieran llevarse la tartera de casa tendrán que pagar hasta tres euros diarios por usar el comedor de su colegio, según ha avanzado este jueves la Consejería de Enseñanza de la Generalitat. La medida se implantará a partir del próximo curso escolar, y serán los centros quienes decidirán la cantidad exacta a abonar.

Cataluña es la tercera autonomía, tras Madrid y la Comunidad Valenciana, en dar permiso a los escolares para llevar alimentos en un táper al centro, con el fin de ahorrar el pago del comedor a los padres. Es, sin embargo, la única que ha establecido una tarifa por el uso del comedor por el momento.

Meritxell Ruiz, directora general de Atención a la Familia, ha explicado este jueves que el precio total del servicio no está definido porque dependerá de los gastos de cada centro para adaptarse -vigilantes de comedor, neveras, servicios de limpieza o facturas de energía, entre otros-, y también del número de alumnos que elijan esta opción.

El precio también se podría modificar en función de la organización de cada centro, ya que las asociaciones de padres de alumnos podrán asumir costes, como el de la vigilancia del comedor, informa Europa Press.

Aún así, Ruiz ha insistido en que el ahorro para las familias podría acercarse al 50%, del precio del menú, que actualmente tiene un coste máximo de 6,20 euros al día.

TAPERS TAMBIÉN EN MADRID Y VALENCIA

Éste es el primer año en que la Generalitat autorizará el uso regulado de la fiambrera en centros de enseñanza, una medida que también han aprobado Madrid y la Comunidad Valenciana el pasado mes de julio, sin que de momento hayan concretado detalles sobre un posible coste del uso del comedor.

Los centros concertados de Valencia ya dejaban llevar la comida de casa. A mediados de julio, la consejera de Educación, María José Català, explicó a Ràdio 9 que la medida se pondrá en marcha el curso que viene en los centros públicos que lo soliciten. Catalá insistió en que también se mantendrá la partida destinada a las ayudas al comedor, que el próximo curso será de 76 millones de euros.

Madrid, por su parte, ha dado esta semana el visto bueno a que los alumnos lleven su comida de casa, pero dejará que sean los centros quienes decidan si lo permiten o no. La medida se implantará también el próximo curso en los 791 colegios públicos de la región.

La medida no está exenta de polémica en Madrid. Educación ha admitido que no habrá fondos extra para que los centros se adapten para hacer frente a la llegada de las tarteras, algo que no ha gustado nada a las asociaciones de padres de alumnos.

El pasado mayo, la Comunidad recortó 26 millones de euros a las becas de comedor y libros de textos, que contaban con una partida de 93, 3 millones, es decir, un 28% menos.

 Fuente: Huffington Post
Imagen de portada: google images

7 Comments

  1. CGS
    CGS 5 agosto, 2012

    El artículo es ofensivamente capcioso. La cuestión es que durante el espacio de tiempo desde que finalizan las clases de la mañana y empiezan las de la tarde, la escuela cede sus instalaciones a las asociaciones de padres y madres de alumnos (AMPA) para que ofrezcan el servicio de comedor, pero el colegio no tiene la tutela de los alumnos. Por ley (y por sentido común) los alumnos deben estar supervisados por monitores titulados a los que les corresponde la tutela legal durante ese periodo de tiempo. El coste de los monitores (que son contratados por las AMPA, no por la administración) viene a ser de unos 3€ por alumno. Este coste, que se cobra bajo el concepto “comedor” junto con el coste de la comida por un importe global de unos 6€, es el que ahora se ha desglosado para que pueda haber alumnos que coman en la escuela pero que se lleven su comida de casa. Lógicamente los monitores han de cobrar por su trabajo aunque la comida que ingieran los alumnos no sea la del servicio de comedor.

    • Paco Bello
      Paco Bello 5 agosto, 2012

      Copio/pego el comentario en facebook:

      A ver si al final va a resultar que los niños que comen de tupper lo hacen porque a la familia le gusta más que el que sus hijos coman en casa o del comedor del colegio. ¿Qué más da a quién se le haya pasado la gestión? Aquí hay dinero para todo menos para lo importante. Y me quedo con el comentario de Esther. Lo que pasa es que eso de conciliar a los políticos no les gusta porque da más tiempo para vivir, y… para pensar.

      No seamos más papistas que el Papa.

  2. jose luis
    jose luis 5 agosto, 2012

    Los centros concertados de Valencia ya dejaban llevar la comida de casa. Y digo yo, ¿tienes dinero para un concertado, pero te tienes que llevar la comida de casa?
    Recordemos que, aunque concertados, todos los meses hay algún recibo por algún concepto, y, que concertado, no quiere decir gratuito. EL QUE QUIERA PRIVADA, QUE SE LA PAGUE.

    • Paco Bello
      Paco Bello 5 agosto, 2012

      Un concertado no es exactamente un privado, y en ocasiones hay quien tiene que recurrir a ellos por cuestión de desplazamiento domiciliario, por retraso en la inscripción, por el centro público queda muy distante, etc. Estoy de acuerdo en que el que quiera privado que se lo pague. Pero esta medida es para los colegios Públicos.

  3. Indignado
    Indignado 5 agosto, 2012

    En Valencia van a tener que pagar, en está caso creo que 1.45€. Hay que tener en cuenta (…mucho dinero iba a decir jejejeje) que ante la no construcción de colegios públicos y lo que construyen son pequeños, es una cuestión político corrupta en ValenCIA, lo digo por que conozco el sector, al no haber plazas públicas hay gente que por cojones tiene que llevar a sus hijos a uno concertado que da la casualidad que son todos religiosos, con la obligación de llevar uniforme, la iglesia con puerta al patio de colegio, y otras putadas que van ha repercutir en la educación de sus hijos, pues lo primero que ves es al conserje que es cura, que recibimiento más acogedor.
    A todos los colegios públicos se les ha dado la construcción de los mismos a la misma empresa CYES(Construcciones y Estudios), propietario miembro del Opus por presupuesto claro, colegios tipo cuantas menos aulas y pequeñas mejor, y envuelto e imputado ahora por corrupción junto al onoraBlebleble Rafael Blasco asco asco, que junto a Cotino ino ino son del opus pus pus por herida de cilicio, jajajajja.
    Se han construido varios colegios concertados con dinero público, ahora sí, con concurso el más barato mejor, pero bien hechos, por el dinero negro de la mano del santísimo, más grandes con muchas más aulas, y tipo cuanta más plantas hacia el cielo mejor, no por cercanía a dios, si no por la fiebre del cuando más dinero mejor, mesas y sillas más pequeñas y otros detalles para mejor llenado de las ya convertidas en jaulas.

    Bueno con esto creo que se justifica el interés por la libre educación de los alumnos, y su calidad.
    Santa rita rita rita lo que se da ya no se quita.

  4. JesRICART
    JesRICART 6 agosto, 2012

    Los listones de nuevas privaciones que estan experimentando las familias lleva a buscar soluciones prácticas y sobre todo más económicas: llevarse la comida preparada de casa al trabajo o -en el caso de la gente escolarizada- a la escuela, recuerda “los viejos tiempos” o al menos lo que hacia la gente de otras generaciones sin que se les cayeran los anillos por ello (que seguro no tenian en la profusion que ahora se usan). Con o sin crisis e independientemente de los recursos económicos propios siempre ha habido motivos para no comer la comida en el centro de trabajo o en el comedor escolar por una de las razones mas principales de siempre: por ser de baja calidad a la que encima hay que añadir el precio no precisamente barato.
    Los modernos sistemas de comida preparada en otra parte y enviada a esos destinos o caterings no ha cambiado básicamente eso. Hay escuelas de primera infancia donde lo que paga una criatura de 3 años por veinte comidas al mes (200 euros) es superior a lo que gasta toda la familia guisando en casa para todos todo ese periodo si sabe comprar bien. La opción a llevar la propia comida y comerla in situ es algo que ni siquiera debería dar lugar a comentarse.
    En todas partes de Europa y tambien en los USA hay infinidad de sitios para pic nic con mesas preparadas en parques o en jardines junto a determinados edificios públicos (Spain is diferent y todo lo que no genere beneficios a alguien, al oportunista de turno, no es promocionado ni cultural ni institucionalmente). Evidentemente para comer la propia comida el centro escolar no tiene ninguna razon ni argumentacion deontologica para exigir el menor pago aunque esa comida suponga el uso de espacos para ello y el consumo de agua. Si la Generalitat catalana habla de un pago o de dar la opcion a que se obre por esto su racanería puede provocar un aumento de decibelios de ira social. Evidentemente la alternativa sigue siendo esta: que un escolar se lleve su comida de calidad preparada en casa y que tenga –o se tome- el derecho a comerla en el mism ocentro escolar. Todos los centros tienen espacios que se pueden habilitar para ello con inversion 0 en nuevas infraestructuras.
    Imaginemos esa situacion transpolada a aquella çépoca en que los obreros de la Construccion se llevaban sus tarteras al trabajo ¿te imaginas que tuvieran que pagar por su propia comida por sentarse junto al tajo para ingerirla? Evidentemente la instituciín especializada en cobrar por todo justificará el pago de muchas maneras (además, ¿qué son tres puñeteros euros por comer en el cole con todos los gastos que genera un crio?) pero no es de recibo. ¿Por qué le cuesta tanto al país del sol habilitar espacios con cesped donde tumbarse, dedicarse al ocio, comer de lo propio y lo hace pasar todo por la etiqueta, el ticket y el gasto superfluo?

  5. fran
    fran 9 agosto, 2012

    Es la barbarie instaurada de forma sofisticada. Bienvenidos al workfare, despídanse del welfare state.
    Y ya sabéis: cuando se retira el Estado social, asciende el Estado policial.

    Indignémonos, informémonos, organicémonos y luchemos. Caminar separados, pero golpear juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *