Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Julio Anguita: Tiempo para pensar

Julio Anguita. elEconomista. 17.8.2012.

Los juegos olímpicos, la ola de calor y la plaga de incendios forestales están siendo unos lenitivos para la preocupación e inquietud que sacude a la mayoría de la población española a consecuencia de situaciones personales sin presente, sin futuro y sin perspectivas razonables de que se solucionen o al menos se mitiguen.

Son éstos unos días en los que nos sumergimos, y nos sumergen, en un dulce nirvana hecho de imágenes de emulación deportiva y competitiva. Unos días que se beben con fruición porque se es consciente de que el horror no ha hecho sino empezar.

Mientras tanto, en un segundo plano informativo, se van preparando los andamiajes y la parafernalia verbal de un asalto que puede ser el definitivo. Mario Monti ha echado un capote a Mariano Rajoy para que venza la resistencia, real o supuesta, a acatar el rescate que ya está decidido por los dioses: «Hagamos la petición al alimón».

Un rescate que llevará aparejado las medidas y contrapartidas que el prestamista impone en estos casos. Entre récord y récord batido, el BCE ya ha emitido su veredicto: los salarios deben bajar en España y las relaciones contractuales entre trabajador y empresario deben ser más fluidas. Lo que viene llamándose recesión es ya una depresión con carácter endémico y estructural. En consecuencia, la rueda infernal de depresión, pérdida de ingresos fiscales inherente a esta situación y el mayor déficit causado por una mayor necesidad de gasto para prestaciones sociales, so pena de entrar en un conflicto social fuera de los canales representativos, se plantea como el marco en el que la llamada rentrée tendrá lugar.

Queda muy poco tiempo para abordar una cuestión clave: las soluciones no pueden venir por un cambio en la titularidad del Gobierno o por un sucedáneo de Gobierno de concentración. Es una cuestión de cambio de modelo que comienza por una dolorosa, pero necesaria, recuperación de la soberanía monetaria. Éste es el debate; lo demás, a mi juicio, puro escapismo.

Fuente: elEconomista.es

2 Comments

  1. Fernando 2º
    Fernando 2º 17 agosto, 2012

    Importante la frase de Anguita: «Recuperación de la soberanía monetaria». En efecto, estamos colonizados. Ya no podemos, ni aunque nuestros gobiernos lo quisieran, realizar una política conveniente para nuestro país. Estamos obligados a aceptar la política dictada por «la troika». Hay que recuperar nuestra soberanía. Esto implica, sí o sí, la salida del euro. Da un poco de miedo pero creo que tendremos que ir haciendonos a la idea.

    http://www.avaaz.org/es/petition/Reforma_de_la_Constitucion_Espanola/
    POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

  2. beniezu
    beniezu 19 agosto, 2012

    Nuestro «maestro» el Sr. Anquita cada vez que leo sus artículos me da, y mucho, que pensar a que esta jugando este Sr. con sus opiniones. No sé si está yendo o viniendo en la senda del devenir político. Se le supone un viejo y experimentado líder del PCE, eso implica, o quizás no? Su ideología marxista, y que el fin de política es la construcción de un Estado comunista, es decir al servicio de las clases trabajadores. ¿O quizás esto ya le parece caducado? Y creo entender que nuestro “profesor cuando ultima su artículo y nos dice “Queda muy poco tiempo para abordar una cuestión clave: las soluciones no pueden venir por un cambio en la titularidad del Gobierno o por un sucedáneo de Gobierno de concentración. Intuyo, o quisiere creer, que esta tímidamente afirmando que la solución es el momento de empezar a pensar que hay que mandar al carajo al Sistema, al Estado burgués neoliberal y capitalista, a la Monarquía heredara de Franco por otro Estado,….. Comunista quizás? La verdad, tengo mis dudas
    Y también en mi opinión no es tiempo de pensar sino de actuar, dudar a estas alturas suena a pasotismo, y también me parecería más coherente con la ideología marxista, con la que esta cayendo y a estas alturas de la historia, reindivicar otro tipo objetivos más definitivos y eficaces que la simple soberanía monetaria, esto sería un parche. Ya es momento de reindivicar otro tipo de soberanías .tales como LA SOBERANIA NACIONAL, y LA SOBERANIA POLITICA, para las clases trabajadoras., que son las que nos irían a proporcionar todas las demás soberanías que el pueblo demanda. Porque los parches, solo son parches Sr. Anguita, ese si es un caducado modo de arreglar las cosas en política y en economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.