Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La bandera republicana

Ángel Trasobares Castillo

Ondear la bandera republicana en la España actual es un acto de rebeldía frente a la injusticia histórica de vivir bajo el manto de esta pseudodemocracia parasitaria borbónica. Desde el poder se alzan todos los mecanismos de opresión para criminalizarla diciendo que enarbolarla puede incitar a la violencia. El cinismo, la tergiversación y la manipulación cabalgan a lomos del gobierno ultraconservador  que padecemos.

Desde que murió el tirano, el matarife de El Ferrol en el año 75 se puso la maquinaria en marcha para ofrecernos un remedo de partitocracia tutelado por franquistas imponiendo otra vez la monarquía borbónica; conservando los privilegios de la iglesia católica cargando con el lastre de su cruz allá donde vamos; tragando la mortífera pócima del capitalismo porque nos hacen creer que es el único y verdadero sistema; zambulléndonos en la OTAN y Desuniones Europeas porque el Santo Capital así lo mandaba. Y todo ello con la artillería pesada de los medios de manipulación masiva tutelados por el poder de la maravillosa transición borbónica para vaciar las mentes e inventar que vivimos en el mejor de los mundos posibles.

Y detrás del telón de la España rojigualda se esconde un país gobernado por y para los poderosos, donde se esconden las desigualdades sociales cada vez mayores, la pobreza, la exclusión, la explotación laboral… Y se sigue manipulando a la sociedad para adormecer nuestras mentes y persistir con este sistema injusto, corrupto y criminal para continuar lapidando y desguazando a las clases populares.

La consecución de la III República es un acto de justicia contra el golpe de estado fascista y la cruenta guerra civil que vino después y el genocidio humano, político, económico y social protagonizado por las huestes franquistas y sus sustentadores durante casi cuarenta años. Y tras la muerte del dictador nunca han rendido cuentas ante ningún tribunal; muy al contrario, siguieron y siguen con los mandos del poder.

Rebelarnos por buscar una hegemonía social, política, cultural y económica de las clases subalternas es luchar por la III República.

Cuando veo que en las manifestaciones cada vez las banderas republicanas son más numerosas no me cabe la menor duda que tarde o temprano la República llegará. Porque es un acto de justicia para los desaparecidos, ajusticiados, masacrados, exiliados, revolucionarios y luchadores por la libertad, la dignidad y la emancipación humana que siguen esperando que su lucha se traduzca en un nuevo renacer republicano democrático, socialista y anticapitalista.

http://eldespertardellince.blogspot.com.es/

13 Comments

  1. Guzmán de Alfarache
    Guzmán de Alfarache 23 agosto, 2012

    Mientras lo que llamamos clases populares sigan embrutecidas por la tv, el fútbol, los toros y los festejos religiosos populares, no tenemos nada que hacer. Por cierto también hay pequeños empresarios que nos sentimos republicanos, buscamos la justicia social, somos racionalistas, trabajamos como el que más y siempre nos metéis en el mismo saco que los de la CEOE. El que me vende la prensa, los churros calentitos por la mañana, el que me sirve el café y las copas, incluso el de pan, el tendero, el que me corta el pelo, el del estanco, el albañil que me hace la pequeña obra, mi amigo que es ganadero… todos ellos son empresarios, e incluso algunos tienen uno o dos trabajadores contratados. Ninguno de estos empresarios tiene nada que ver con la CEOE.

    • Ángel Trasobares Castillo
      Ángel Trasobares Castillo 23 agosto, 2012

      Yo no estoy en contra de los pequeños comerciantes y autónomos, para mí antes que empresarios son trabajadores. Mi padre es autónomo jubilado y con una fuerte conciencia social. Creo que ellos están siendo también masacrados por razones obvias por esta crisis-estafa que estamos padeciendo. Y, sin duda, el opio del pueblo como es el fútbol, la tele basura y los medios de desinformación masiva actúan como drogas para adormecer las mentes y alienar a la sociedad. Pero creo que hay luchas dentro de los movimientos sociales, sindicatos alternativos; etc. que son esperanzadores para nuestro futuro.
      Saludos.

  2. Vicente
    Vicente 24 agosto, 2012

    Yo ante todo soy un nacionalista español de lo que, consecuentemente, se deriva el ser republicano, socialista y democrático. No obstante, existe una confusión generalizada que vincula a todo republicanismo actual con el funesto periodo de la II República. Es el motivo que aleja a algunos compatriotas de nuestra causa.
    Lamentablemente, en nuestros días vemos ondear con cierta profusión las banderas tricolores del republicanismo trasnochado y guerracivilista. Se han colado en medio de las muchedumbres que de manera incipiente e inorgánica comienzan a protestar ante los golpes que les propina el juancarlismo. Es la enseña del resentimiento de los falsarios de cierta “memoria histórica” que identifica a los republicanos in péctore de la izquierda institucionalizada del régimen: PSOE, IU y los grandes aparatos sindicales, flanqueados por una nebulosa difusa de elementos radicales y marginales, mitómanos y nostálgicos que vindican la restauración de una “legitimidad” truncada.

    Ese republicanismo amoratado, como su bandera, es el que podría prestar una mano de pintura a este régimen reinventado –ya sin corona– en una suerte de maniobra gatopardista, con un gobierno de “conciliación nacional” afanado en el cumplimiento –rebajado– de los planes de ajuste impuestos por Eurolandia e inmerso en el montaje de una república parlamentaria, debatiéndose entre la federación y la confederación de republiquillas ex españolas.

    Republicanos, por supuesto

    La monarquía es una institución antidemocrática, pues usurpa una porción de la soberanía popular, adjudicándola a una familia, y niega la igualdad ciudadana: sólo miembros de esa familia pueden ser jefes de Estado. La monarquía juancarlista es ante todo un régimen al servicio del gran capital –financiero y oligopolista–. Y además, se ha instituido sobre la base del pacto de hierro con las oligarquías económicas y políticas del separatismo de Cataluña y Vascongadas. Es eminentemente parasitaria y se ha enriquecido con el expolio y sus manejos de “comisionista”.

    Yo defiende una república de corte unitario, que implica la supresión de comunidades autónomas, fueros, cupos, conciertos y demás reliquias feudales. Esto es así por dos razones fundamentales: primeramente, para reconstruir en forma democrática la integridad política de la Nación española. En segundo lugar, para la reconstrucción económica de la misma: hasta economistas del sistema admiten que es imposible un desarrollo económico con la carga parasitaria que implican 17 mini-estados, con sus correspondientes presidentes, ministrillos consejeros y sus respectivos séquitos y legiones de secretarios generales, directores generales, embajadas, organismos autónomos, sociedades y demás entes fantasmagóricos que camuflan su gasto fuera de todo control.

    No debería de caber la menor duda de que o erigimos un Estado español centralizado en forma republicana moderna, con una banca pública y el 70% del gasto en manos del gobierno central –al contrario de lo que sucede ahora–, o caeremos en una situación tercermundista de colonia de Alemania.

    Deshacer equívocos

    Yo considero a la II República una experiencia desastrosa: una república liberal parlamentaria burguesa, que culminó con una fase estalinista-separatista, propiciando el triunfo de Franco y de todo lo que ha venido después.

    Ninguna de las fuerzas políticas que concurrieron en esa república era democrática; todas ellas sólo perseguían su propia dictadura. Y ninguna de ellas rebasaba en sus programas el orden social capitalista.

    A diferencia de quienes quieren volver a la II República, yo postulo la necesidad de:
    • Una república unitaria, sin cortijos autonómicos, como los que comenzó a reconocer la II República en su “estado integral”.
    •Una república democrática presidencialista, no liberal parlamentaria.
    • Una república laica, no confesional, pero ajena al anticlericalismo tabernario de analfabetos y asaltadores de conventos como el que impulsó la II República.
    • Una república socialista –con socialización de la banca, grandes sectores estratégicos y servicios– y no una república pequeñoburguesa, con algunas cutres colectivizaciones anarquistas en el 36, que fueron disueltas a tiros por los comunistas.

    Mi propuesta republicana no tiene nada que ver con la II República. Es lógico que con las banderas ocurra lo mismo: Yo defiendo como bandera de la III República la bicolor, roja y gualda.

    No soy el único republicano que rechazamos la II República, su ideario, su historia y sus símbolos. No se puede volver atrás en la historia. Y si fuese posible, yo no querría volver.

    • Paco Bello
      Paco Bello 24 agosto, 2012

      Muy Joseantoniano. Todos eran malos malísimos menos los falangistas que después se pegaron como una lapa al culo del régimen del enano.

      Está demostrado (según tú, claro) que el federalismo no funciona. De ahí que Suiza, Alemania, EEUU, Brasil, Austria, Venezuela y otros hayan desaparecido.

      Lo de la banderita y los epítetos dedicados a la institución más ladrona del mundo: la Iglesia Católica S.A. (dentro de la cual también hay gente digna, pero no en las cúpulas), te retrata casi tan bien, como el desprecio hacia IU, comunistas y anarquistas y tu silencio hacia los fachas y sus primos hermanos trasnochados y siempre patriotas: los del azul Mahón, y el yugo y las flechas.

      Nada, hombre, ahora tienes un partido a tu medida, que reclama casi por completo tus ideales. En las próximas elecciones vota a UPyD.

    • Juan
      Juan 25 agosto, 2012

      Por suerte en este espacio hay libertad para exponer todo tipo de ideas, es un espacio libre y sin censura, VICENTE, mira si es libre este espacio que hasta Tu ignorancia histórica y tus afirmaciones gratuitas ofensivas y sin ningún rigor son publicadas y además hasta los mecanismos de la red no se caen, tu aseveración sobre el republicanismo “trasnochado y guerracivilista” es un insulto a la inteligencia, quien inicio una guerra civil no fueron los republicanos elegidos democráticamente por el pueblo, si no que fue el GOLPE DE ESTADO propiciado por el asesino general Franco y sus secuaces, que como TU se envolvieron en esa bandera en la que tanto te gusta, la roja y gualda. En nombre de banderas y patrias se han cometido las mayores atrocidades, saqueos,asesinatos y genocidios en toda la historia de la humanidad, por eso No soy ni de banderas ni de patrias, soy de Libertad, igualdad y Justicia, así que quedate con tu bandera y con tu españolismo, que por otra parte me gustaría que argumentaras en que consiste. Un consejo lee un poco más y que te hagan una revisión en la I.T.V.

      • Fernando 2º
        Fernando 2º 25 agosto, 2012

        Es curioso, este tío me tenía medio mareado porque entre lo que decía había alguna cosa leible junto a otras que no había por donde cogerlas. Ya iba a leerlo por segunda vez cuando vi la contestación de Paco y lo comprendí todo. Gracias, Paco por ahorrarme el trabajo.

        Pero lo que es curioso es que ahora la derecha ya no intenta desanimarnos en la acción del 25S o meternos miedo, o desinformarnos diciendo que son los fachas los que están detrás de la acción si no que lo que ahora intentan es montarse al carro. ¿Será que por ahí fuera se está viendo el asunto como con posibilidad de triunfo?

        Picad aquí si queréis

        UNA NUEVA CONSTITUCIÓN
        http://www.avaaz.org/es/petition/Reforma_de_la_Constitucion_Espanola/
        POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

  3. Karlos Nuez Rina
    Karlos Nuez Rina 24 agosto, 2012

    Vicente, felicidades por sentirte nacionalista Español y tambień por ser republicano, socialista y democrático.
    Yo soy nacionalista Catalán, republicano de izquierdas, ecologista, cada día más independentista y evidentemente también democrata.
    Estoy de acuerdo en mucho de lo que dices, hasta que hablas de suprimir las comunidades autónomas y demás por considerarlas anticuadas (concretamente hablas de reliquias feudales).
    Las comunidades autónomas fueron un intento de mediocontentar y acallar a aquellas naciones dentro del estado español que si se merecían un espacio propio donde poder desarrollarse y recuperar sus lenguas y tradiciones propias (Catalunya, Euskalherria, Galicia). Otras se añadieron después.
    Insinuas que las comunidades han hecho aumentar los gastos, por duplicidad, pero la duplicidad existe por los dos lados. ¿porque no se han suprimido Ministerios, si se ha delegado en las autonomías su labor?
    Personalmente creo que el color de la bandera republicana Española no debería ser el rojigualda por lo que representa y ha representado, pero tu al ser nacionalista Español debes saber más de eso que yo.
    Mi bandera es un escudo de oro en el que hay grabadas cuatro barras de rojo sangre.Aunque como te decía al principio cada día soy más independentista y pronto tendrá una estrella.
    Saludos.

  4. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 25 agosto, 2012

    Ya volvemos otra vez, con los Nacionalismoa, Comunitarismos y banderas bicolores y tricolores. ¿Cuando vamos a quitarnos la losa de los Símbolos banderas, y Consignas?¿Cuando vamos de verdad, a ser hermanos, cómo dice EL HIMNO DE LA ALEGRÏA? ¿Cuando vamos a quitarnos la venda de los ojos, y ver, que nos están esquilmando, entre unos y otros, con Democracias que no son tal, y que no hat quien las disfrace? ¿Cuando nos vamos a regir por la honradez de cada coal, y cuando veamos que es cierto lo que pregonan, seguir los dictados de esa cosa, que vemos que es verdadera?¿Cuando dejaremos los Himnos, que no dicen más que tonterías, y el yugo y las flechas y la Parafernalia de las Fuerzas Armadas?Y ¡Cuando nos ayudaremos los unos a los otros, y no usaremos la Prensa y la Tele, para denostar al contrario, con mentiras, para que nos pase cómo ahora mismo, que mucha gente ha votado, para mejorar creyendo los cuentos que le contaban, y ahora estamos, poco menos que a pedir liumosna en la calle? Y finalmente ¿Cuando dejarán los Bancos y los Gobiernos de llevarse nuestro sudor, mientras ellos viven cómo Pachás?Cuando me contesten verazmente a lo que pregunto, hablaremos. Mientras tanto, sigo siendo Apátrida, y ciudadana del Mundo. Cómo todos, aunque se empeñen en lo contrario.

    • Serasfín Iglesias Morcillo
      Serasfín Iglesias Morcillo 31 agosto, 2012

      Aclarando, que no creo en ninguna bandera, frontera o país, me considero ciudadano del mundo, aunque para vivir en esta sociedad no me queda más remedio que estar encuadrado en una Nación y que esta, tiene una bandera.
      En cuanto a la III Republica, me parece lo más justo y además seria entrar en lo que es lógico. Un militar amparado por el capitalismo más casposo, la iglesia ídem de ídem y los Borbones, dan un golpe de estado y con la fuerza se apropian del poder, después se pasa a exterminar a un porcentaje de los legítimos ciudadanos y nos transforman en súbditos.
      En lo que se llamo la “Transición” en la que unos individuos a los que denominaron “los Padres de la patria” y nos dijeron que ya teníamos las reglas para vivir en democracia y votar cada cuatro años a unos individuos determinados por los partidos.
      Alguien me dijo, cuando se estaba gestando la constitución, que el paso de la dictadura a la democracia “sin rodar cabezas”, era una trampa de los mismos.

  5. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 25 agosto, 2012

    Yo, ya digo, que no creo en ninguna bandera, pero si por obligación, tuviese que diseñar una, diría, qu fuese blanca, con una cadena negra, rota en tres trozos en el medio. Eso, dice mucho, de los grilletes que hemos padecido y padecemos los pueblos.Pero sigo siendo CIUDADANA DEL MUNDO. A ser posible con pasaporte, pero sin fronteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *