De bancos malos y gobiernos terribles

791

Alberto Garzón | Pijus Economicus

Este viernes el gobierno de España anuncia un nuevo decreto ley que pondrá en funcionamiento el llamado banco malo. Se trata de una medida que venía incorporada en el memorándum que el Gobierno negoció con la troika, el cual no es otra cosa que un conjunto de condiciones económicas que ha de realizar España a cambio de los 100.000 millones de euros del rescate. Es decir, se trata de una nueva imposición que refleja la pérdida de un grado más en la soberanía de nuestro país.

Pongámonos en contexto. Actualmente estamos viviendo la resaca de la burbuja inmobiliaria, durante la cual se construyeron entre 2002 y 2007 más viviendas que en Francia y Alemania juntas (y ambas cuentan con el doble de población y el triple de territorio). Ese proceso de construcción desaforada permitió enormes ganancias al sector de la construcción-inmobiliario, que en alianza con los poderes políticos locales pudo utilizar mecanismos como las reclasificaciones y recalificaciones de suelo para añadir unos cuantos ceros a sus ganancias habituales. La conocida y práctica habitual del “pelotazo urbanístico”.

Pero en ese proceso no se utilizaba sólo dinero ahorrado sino también dinero prestado, así que durante todos esos años la economía española vio como su endeudamiento privado se disparaba. Las grandes empresas de la construcción se regaban con deudas y también los hogares (especialmente los más ricos) multiplicaban su endeudamiento para comprar varias viviendas y poder participar en la orgía especulativa. El acceso a la Unión Europea había supuesto el desmantelamiento del sector industrial y agrario de España, así que el binomio construcción-inmobiliarias se convirtió en el motor del crecimiento español y de la creación de empleo. Cuando la patata caliente estalló y ya nadie quería comprar viviendas todo se vino abajo. Las constructoras tuvieron que cerrar tras despedir a miles de trabajadores y sus activos (viviendas, suelo, préstamos, etc.) pasaron a formar parte de los bancos y cajas que les habían prestado el dinero.

Pero estos bancos y cajas tenían a su vez deudas contraídas con los bancos extranjeros, y ahora las viviendas, suelo y otros activos que recibían ya no valían lo mismo que antes. Incluso, podría decirse, ya no valían nada. Así que muchos bancos tuvieron y tienen que ser rescatados. Y los únicos que los pueden rescatar somos todos nosotros, el dinero público.

Esta es precisamente la esencia de todo el problema actual. Si el banco quiebra entonces se produce un efecto dominó y los que prestaron a los bancos españoles no pueden cobrar su dinero. Si el banco es rescatado, entonces los flujos de dinero seguirán yendo hacia el extranjero al menos durante un tiempo más (que puede ser infinito mientras sigan produciéndose este tipo de rescates). Por supuesto estos rescates siempre van acompañados de condiciones, por más que los ejercicios de retórica del Gobierno pretendan hacer creer lo contrario. La troika y el Gobierno del PP, en esencia, no están rescatando a España sino a los acreedores, es decir, a los bancos alemanes y de otros países que prestaron a los bancos españoles en su afán por sacar beneficios de la burbuja inmobiliaria. Ya ocurrió con Grecia yPortugal.

El banco malo sólo persigue cambiar esos activos que no valen nada por algo de dinero que valga algo. Buscan salvar los muebles como puedan, nunca mejor dicho. El banco acepta una pérdida (que compensará de otra forma) al vender una vivienda o suelo por debajo del que la recibió, pero muy por encima de lo que recibiría si lo quisiera vender ahora mismo a cualquier sujeto económica. Por esa razón el propietario del banco malo, el Estado, pierde mucho más. Esto es, perdemos todos. Se socializan las pérdidas y se privatizan las ganancias. Una clarísima transferencia de dinero desde lo público hasta lo privado. Una explicación completa y detalla del funcionamiento genérico del banco malo puede leerse aquí.

El coste es inmenso. En primer lugar porque el gobierno asumirá pérdidas en esas operaciones: comprará las viviendas y suelo muy por encima de lo que ahora mismo valen y esperará, quién sabe cuanto, a venderlas más adelante. No es probable (¡ni deseable!) que vuelva una burbuja inmobiliaria, así que las pérdidas están aseguradas. Pero en segundo lugar porque todas estas medidas no corrigen los problemas reales de la economía, que son la falta de crecimiento económico que genere empleo. Más al contrario, aceleran el empobrecimiento de la economía y llevan a una mayor recesión. El crédito bancario no puede volver a fluir porque los bancos están absolutamente empantanados con deudas e incluso aunque no fuese así no tendrían a quien prestar en una economía en recesión. Pero el plan del memorándum y la troika prosigue porque el objetivo no es crear empleo sino empobrecer la economía (con objeto de acabar compitiendo con países como China, con bajos salarios y a través de la exportación). Estas cuestiones las expliqué con más detenimiento aquí.

Hay alternativas al banco malo, y a falta de una Unión Europea sensata (que rescate a las personas y no a los bancos) todas pasan por dejar quebrar a los bancos y nacionalizarlos después. Las viviendas y otros activos inmobiliarios podrían servir para crear un “banco bueno” que creara un stock de viviendas de alquiler público barato. Las estimaciones del censo de 2011 (que todavía está realizándose) plantean que en nuestro país hay entre 5 y 6 millones de viviendas vacías, muchas de las cuales son propiedad de los bancos. De forma paralela es conocida la necesidad de vivienda por gran parte de la población, especialmente joven. Hablamos de un problema que tiene solución técnica, pero que requiere enfrentar con la radicalidad necesaria a los poderes económicos y financieros que nos gobiernan sin legitimidad alguna.

El gobierno acredita con esta medida y una vez más que estamos ante una inmensa estafa y con un plan que responde únicamente a los intereses de los poderes financieros extranjeros. Este gobierno no se preocupa de los ciudadanos sino que sólo obedece las órdenes de instancias no democráticas que son las que realmente mandan. Ausencia de democracia y un gobierno traidor a sus votantes y a sus ciudadanos.

Fuente: http://www.agarzon.net/?p=2046

Imagen de portada: google images

Comentar con Facebook ()

Comentar (11)

11 Comentarios

  1. Este párrafo no lo entiendo bien… ¿alguien me lo puede aclarar? Gracias

    “El banco acepta una pérdida (que compensará de otra forma) al vender una vivienda o suelo por debajo del que la recibió, pero muy por encima de lo que recibiría si lo quisiera vender ahora mismo a cualquier sujeto económica.”

    • A ver si soy capaz.

      El banco entrega a Pepe 150.000 euros para comprar un piso. Pepe paga religiosamente 600,- al mes durante 2 años. Se queda en paro. No puede continuar con la hipoteca. Entrega el piso al banco. El banco tiene un montón de pisos. El precio de la vivienda baja hasta un 30% de su valor. El banco está para arruinarse. Llega el gobierno y crea un “banco peor”. El banco vomita allí todos sus pisos tóxicos y el estado se los compra al 60% de su valor. El banco pierde el 40% (siempre menos de lo que perdería si lo tuviera que vender a su precio real).

      La pregunta es ¿De dónde saca el Estado el dinero para comprar esos pisos? Pues de ti y de mi hija. Y de los impuestos de los propios desahuciados que el banco echó a la calle. ¿Demencial?
      No, exáctamente lo que está pasando.

      ¿Puede alguien quedarse en casa después de saber todo esto y no venir el 25S a defenderse, a acabar con tanta ignominia?

      http://www.avaaz.org/es/petition/Reforma_de_la_Constitucion_Espanola/
      POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

  2. ¿Banco malo?, banco peor, aquí no hay bancos buenos. Dicen que no costará un €uro a los contribuyentes, treinta mil millones de €uros con aval del estado, estos tienen claro que el estado son ellos y el dinero lo ponemos nosotros. Faltará saber a que precio se pagarán urbanizaciones enteras, solares y pisos sobre valorados, la bolsa ha hablado claro, ha subido las acciones de los bancos IVEXricos acompañado por la subida de la prima de riesgo 550 points.
    El banco malo existirá quince años, en esos tiempos no quedara ni un responsable del malo banco ni el dinero de las comisiones y chantajes de los personajes, supongo que también malos, que trabajen sin transparencia en ese agujero negro tan malo.
    Tendrán que hacerse cargo de la seguras perdidas aquellos que en 2027 tengan todavía algo que perder. Según dicen los que ahora nos venden está trampa envenenada como la última y más segura reforma financiera. Llamar segura reforma financiera a la creación de un banco malo suena a cantos de sirena, pero de las ambulancias ante los paros cardíacos de los que se hayan quedado sin pensión porque alguien muy listo creo un banco malo, por mucho que les digan: ¿pero como dejaron crear un banco así si el nombre ya lo decía todo?.

    • Mira compañero, yo mucha y mucha gente creemos que ya estamos en una dictadura del Capital en toda regla. Los políticos de los partidos que detectan posder real son hobres de paja de los bancos el poder finaniciero y las multinacionales. Estan descaradamente a su entero servicio y disposición. Se han cargado la democracia. Dejaran los formalismos, como elecciones, parlamentos etc. etc. para autolegitimarse y conservar las apariencias. Si no queremos vivir en una tiranía tenemos que luchar. Y en esa lucha vale casí todo no solamente las maneras y formas que ellos nos permiten. ” El derecho a la pataleta. La lucha armada es un metodo a tener en cuenta como cualquiera y el más empleado y efectivo para derrotar dictaduras. Ellos practican la violencia extrema todos los días con los desalojos expeditivos y el despido masivo de obreros. La perdida no solamente sera en nivel de vida. Para controlarnos y ante posibles revueltas generalizadas apelaran a la represión pura y dura. Nos estás imponiendo el fascismo de manera sibilina y calculada. Yo personalmente no encuentro ninguna diferencia entre un gerarca nazi o fascista y los dueños de los bancos, multinacionales ect. etc. No teneis más que ver lo que hacen en el Tercer Mundo.

  3. EL BANCO MALO EN 3 CLAVES

    ¿Qué es el “banco malo”?

    El “banco malo” no es un banco, sino una gran agencia inmobiliaria.

    Esta nueva empresa comprará las viviendas y el suelo que las entidades financieras quieren quitarse de encima.

    ¿Por qué los bancos quieren liberarse de viviendas y suelo?

    Vamos a verlo con un ejemplo:

    1) En plena burbuja, un banco presta 10 millones a una constructora para hacer un nuevo bloque de viviendas.

    2) La constructora se compromete a devolver al banco los 10 millones + 2 millones de intereses.

    3) Como estamos en época de bonanza, la constructora cree que venderá los pisos por 15 millones.

    4) Hasta aquí, todos son felices: el banco gana 2 millones en intereses y la empresa constructora venderá por 15 millones lo que le ha costado 12.

    5) Estalla la crisis.

    6) La constructora no consigue vender los pisos. Incapaz de devolver el dinero al banco, se va a la quiebra.

    7) El banco se queda con las viviendas.

    8) Hasta aquí, el banco ha puesto 10 millones por el bloque de viviendas.

    9) Si el banco sacase esas viviendas al mercado, nadie pagaría más de 5 millones por ellas. El banco decide no venderlas y así evita reconocer pérdidas.

    10) Como los bancos españoles guardan miles de millones en “activos tóxicos” (en nuestro ejemplo, el bloque de viviendas) el sistema financiero español está estrangulado. Ningún banco tiene liquidez para hacer nuevos préstamos y nadie en el extranjero se fía de los bancos españoles. ¡Vaya usted a saber cuántos pufos inmobiliarios esconden en sus carteras!

    11) El Gobierno crea una empresa que se llama “banco malo” donde inyecta miles de millones de dinero público.

    12) El “banco malo” compra el bloque de viviendas por 8 millones. Para el banco original es un chollo: tiene que reconocer pérdidas, pero mucho menores que si vendiese las viviendas al verdadero precio de mercado.

    ¿De dónde sale el dinero del “banco malo”?

    Del bolsillo de todos los españoles. El dinero del rescate europeo servirá para crear el banco malo, pero el rescate no es más que un préstamo que tendremos que devolver con nuestros impuestos.

    En teoría, dentro de algunos años, los precios de las viviendas volverán a subir y el “banco malo” podrá recuperar el dinero. Mientras tanto, esta operación consiste en rescatar a los bancos con dinero público.

    Los bancos son un negocio muy particular: cuando las cosas van bien, ganan ellos y cuando van mal, los ciudadanos ponen dinero para rescatarlos.

    Los beneficios son privados. Las pérdidas son públicas.

    P.D. Y quizás lo más cruel: parte del rescate a los bancos saldrá de los impuestos de familias que han sido desahuciadas.

    http://www.principiamarsupia.com/2012/08/31/el-banco-malo-en-3-claves/

  4. Incendios

    Es sorprendente, para mi escandaloso, y especialmente sintomática la desproporción entre la justa y necesaria indignación de la mayoría de los ciudadanos ante la malversación de caudales públicos que empobrece y margina una ves más a los marginados, y la irritación resignada de un pueblo que contempla el genocidio ¿casual? de millones de esas criaturas indispensables para el sostenimiento fundamental de la vida y su consustancial esperanza y alegria. Me refiero a la terrible y mortal epidemia de incendios que recorriendo y extendiéndose como una maldición, que parece contemplarse como inevitable, se extiende arrasando el país de norte a sur y de este a oeste.
    Es evidente que la insensibilidad de la política y los políticos ante el latrocinio del esfuerzo ciudadano y la expropiación salvaje de sus derechos, de su merecido y conquistado bienestar, atención y protección, es el escándolo a destacar en estos oscuros tiempos en los que se trata de reinventar las fronteras y los limites del derecho internacional, que ahora más que nunca se descubre como lo que siempre ha sido, un arma y un señuelo de los poderosos para mantener y acrecentar su poder y sus injustificados e inmorales privilegios. Pero el síntoma más diabólico y desesperanzador de la ausencia y perversión de una política reconquistada para el nihilismo y la barbarie suicida, es esta insensibilidad manifiesta de las masas y de sus falsos administradores de lo público que se expresa en una falta demostrable de voluntad para defender, proteger y enriquecer el patrimonio vital de general y básica supervivencia. Bosques, montes y selvas conforman para un hombre instintivamente consciente de sus imponderables vitales la garantía y la condición insalvable de un futuro posible en este planeta y quizás en cualquier otro que albergue y desarrolle este milagro de la naturaleza y de la vida de la que formamos parte. Para eludir responsabilidades y convencer engañosamente a un pueblo que ve como se incinera su patrimonio vital, se insiste en el carácter de provocación de estos incendios por parte de insensatos o delincuentes, y se lanza sobre ellos la causa y razón de esta epidemia. Se habla de aplicar sobre estos pirómanos el rigor y el escarmiento.
    Nadie parece darse cuenta de que estamos actuando como aquellos medicos y centros hospitalarios de las urbes de principios y mediados del XIX que asumían como un mal inevitable la muerte en el parto de mas del 30% de las madres que acudían a estos centros a parir a sus hijos. Se señalaba al malvado germen que infectaba sus entrañas como el responsable de lo que podía considerarse una epidemia que dejó huérfanos a millones de niños en medio de la civilizada y preindustrial Europa.

    Durante aquel periodo de preindustrialización de la sanidad pública, nadie advertía que eran el ambiente y las condiciones higiénicas o poco higiénicas de hospitales, doctores y enfermeras los causantes de aquel silencioso e “inevitable” genocidio.
    De la misma manera que siempre han existido gérmenes infecciosos dispuestos a arrasar con la vida de otras criaturas en su voluntad de poder vital, siempre han existido tras el telón salvaje de los incendios forestales, pirómanos psicópatas e intereses espurios de urbanización y privatización del patrimonio forestal común. La inteligencia, en gran parte instintiva, de supervivencia del ser humano ha creado y sostenido barreras y condiciones, ahora llamadas sanitarias y científicas, para mantener bajo razonable y eficaz control a estos competidores y enemigos de especie o de colectividad. La medicina ha sido en sus múltiples variantes y evolución uno de esos instrumentos que la inteligencia humana ha usado para salvaguardarse en lo posible de estos peligros.
    En el mundo urbanizado y racionalizado del siglo XX, la sociedad humana se coordinó y puso de acuerdo para aplicar su medicina preventiva no solo para salvaguardar la salud corporal sino la salud ambiental, explotando cuando era necesario, de manera inteligente y sostenible los recursos naturales fuente de la vida y de su protección natural. Se crearon para ello parques naturales, reservas de la biosfera, cuotas de caza y pesca, e incluso se puso bajo el control directo de algunas comunidades la explotación y protección de bosques y campos.
    La psicopatía social de muchos infectados por los síndromes de violencia contra natura ha tratado de forma más o menos organizada unas veces, y mas o menos espontánea otras, subvertir esta tendencia saludable tratandodo de imponer su locura depredadora y destructiva. Ante esta realidad inevitable las administraciones publicas fueron creando protocolos de ordenación y defensa de territorios, espacios y bosques comunales. No sin que en estas estructuras de la política pública se infiltraran miembros más o menos cercanos a estar psicópatias de salvaje y suicida explotación de los recursos naturales.
    Son estos infiltrados los que traicionando los juramentos hipocráticos de la administración pública han procurado su enriquecimiento personal a costa de la salud del medio y de la colectividad. Se han esquilmado así caladeros, cotos de caza, y se ha destruido suelo libre y forestal con leyes e incendios a medida. Se ha contaminado a diestro y siniestro y bajo los mismos protocolos se ha hecho adicta a la población mundial del primer mundo a medicinas no siempre necesarias ni convenientes.
    Y es este el momento de la Gran Confusión, del Gran Desasosiego y de la innoble tarea de arrasar sin medida ese ambiente que sostiene la higiene imprescindible para mantener a raya las epidemias interiores y exteriores que pueden convertir mas de medio mundo en difícil y desagradable de habitar.
    Se lleva ante los tribunales a médicos que han pecado de imprudencia o de falta de etica y técnica profesional. Pero ¿a cuantos consejeros de agricultura, ingenieros de montes o ministros de medio ambiente se ha culpado o condenado por incompetencia, desidia o asesinato por imprudencia tras estos incendios, agotamiento de recursos y contaminación del medio?. No hacer cortafuegos, no limpiar el monte, no invertir personal y dinero sufíciente en la vigilancia y regeneración de los bosques y montes de propiedad pública y privada es no sólo indecente sino criminal y más aun, genocida por facilitar e incluso propiciar la muerte de mllones de esos nuestros hermanos y padres en el sostenimiento de nuestra vida y en la higiene de nuestras tierras, rios y atmósferas. Es por ello que esta obsesión compulsiva del poder por explotar sin medida, sin reparos ni conciencia los recursos naturales, es criminal y un delito contra la humanidad y todavía más contra la vida.
    Podría ser discutible, al menos lo están discutiendo, la improcedencia y criminalidad de una administración del esfuerzo común en la que se recorta o se practica usura con los caudales públicos y el bienestar o privilegios que la tecnología pueden ofrecer a la mayoría. Solo porque en gran medida a la población explotada y maltratada por la desmedida usura de los poderosos, siempre que hablemos de aquellos que viven y sobreviven tras los muros protectores de la corte central, salvo extrema marginación, no le falta el mínimo de comida y abrigo para sobrevivir aún bajo mínimos. Pero la expoliación de los recursos básicos de la vida planetaria si es sin dudas y sin discusión alguna, criminal y globalmente genocida.
    Sin árboles y criaturas de la cadena evolutiva biológica, el fenómeno de la vida, incluida la nuestra no es posible y esto si que no es discutible desde ninguna perspectiva.
    Y si las masas adormecidas y engañadas despertaran y recobraran un mínimo de
    instinto real de supervivencia defenderían cada árbol, cada planta y cada criatura con la misma pasión o desesperación con las que se defiende la propia vida o la de su familia. Se trataria de un asunto de defensa propia y de la legitima violencia de inmediata supervivencía.
    Ya está a la vista una administración de recursos y necesidades en la que la política está ausente. En este tipo de administración, perversamente calificada de liberal, las llamadas corrientes de falsa política, entendidas como conservadoras o de derechas, en las que ya se incluyen las llamadas socialdemocracias, resultan ser instrumentos cada día menos disfrazados de la publicidad y el poder engañoso de los psicopatícos grupos o clases explotadoras de la oligarquía internacional. Y es por ello y por su sensibilidad urbana cada vez mas alejada de las necesidades de la vida, por lo que esta política dominante que gobierna con apariencias de competitividad, es cómplice directa, necesaria e imprescindible de esta sociopatía bárbara y suicida que merece la ejecución y extirpación más inmediata como núcleo fundamental del tumor maligno que amenaza la supervivencia de planeta y especie.
    Es cierto y hay que declararlo, que todos los tejidos sociales y todas las clases y subclases económicas y sociales están contagiados y contaminados de este mal usurero, compulsivo, criminal y suicida. Pero esto no justifica la indiferencia ni la criminal convicción de que el mundo y el hombre viven como y en el mundo que se
    merecen. Y que por tanto lo único digno es esperar a que la tragedia se consume.
    Y no lo es porque así como nos une la perversión y la locura, nos une también la inocencia y el instinto esencial de la vida. Y esto hay también, y sobretodo, que reconocerlo en el caso de que hayamos descubierto la raíz fundamental de nuestro desasosiego y de nuestra infelicidad.
    Cierto es que los protocolos morales de formato religioso ya no sirven para enfrentar ninguna regeneración o reintegración eficiente. Un nuevo culto a la vida en cada instante, sin limites de espacio o tiempo está por llegar y es necesario que llegue en la improbable posibilidad de que está humanidad este destinada colectivamente a sobrevivir. Pero llegue o no llegue, los hombres de bien están obligados, por desiderato común, a dar testimonio de su existencia y necesidad.

    No se pueden recortar fondos y personal para vigilar, limpiar y proteger campos, montes, rios y mares, vientos y valles. Y no se puede hacer porque nos jugamos lo que no se puede jugar, la vida.
    Si el cuerpo humano necesita de un número mínimo de calorías para sobrevivir, no podemos recortar calorías por debajo de ese mínimo y es legitimo y comprensible que se pueda llegar a matar para alcanzarlas o no perderlas. Es lo mismo que pasa a nivel de Estado, nación o territorio con los mínimos de cubierta vegetal y de recursos naturales esenciales para sostener a su población.

    Existen no solo recursos económicos para este mantenimiento y defensa, sino humanos suficientes. El Estado responsable solo tendría que promover y apoyar a ONGs que organicen voluntarios para proteger, limpiar y vigilar montes y recursos, y leyes que faciliten su labor y la necesidad quedaría de sobra satisfecha. Con la feliz consecuencia de un despertar glorioso de la conciencia colectiva global de vida y supervivencia.
    El que no se haga, es síntoma de que no se quiere hacer y que el instinto criminal y usurero infecta hasta el tuétano el alma que los administradores de este mundo han vendido, ya hace mucho tiempo, al diablo. Y es por ello que el pueblo necesita y tiene la obligación moral esencial de destituirlos y juzgarles en la plaza publica por traidores a la humanidad y a la vida.

    • Totalmente de acuerdo contigo Julio y és que he comprobado que no se habla de la cantidad de incendios que recorre España. No recuerdo que haya habido tantos incendios en el mismo verano ni la poca eficacia en apagarlos. Pero sobre todo lo que me indigna és que solo busquen culpables entre la población y que serán implacables, pero no había caido que el objetivo pudiera ser un mensaje de castigo al villano y demostración del poder de los que se creen por encima.

      Pues aunque si que he pensado que los grandes responsables son los políticos por recortar recursos de todo tipo para evitarlo, también és verdad que más de una vez he pensado ¿no serán ellos?…, pero como me hacia la pregunta ¿y para qué?, porque no creo que quieran construir más….se me ha ido borrando la idea, aunque ya antes de leer tu comentario he visto un vídeo que hablaba de los objetivos del “nuevo orden mundial”, que no solamente és dominar el mundo quitando derechos y libertades sino que muera cierta cantidad de gente. Los y quienes las élites decidan y la verdad….parece que encaje.

      • Asun:
        Contestando a tu pregunta ¿y para que?.
        En Enero de 2012,el Gobierno del PP en la Comunidad Valenciana suprimió en la práctica el Art 50 de la Ley de Montes, aprobada por el Gobierno del PSOE, que prohíbe la recalificación de suelos afectados por incendios en un período de 30 años. Y el Gobierno de España, en lugar de atajar este atropello a la Ley y exigir su cumplimiento, ha mirado para otro lado y ha dejado hacer a sus compañeros de partido, para abrir de nuevo a la impunidad actividades urbanísticas especulativas que tan nefastas consecuencias han tenido en algunos territorios, como es el caso de Valencia.
        Y de nuevo la misma pregunta ¿y para qué?.
        Saludos.

  5. Si señor, una inmensa estafa y esto no se puede tolerar. Hemos de echar a este gobierno ya. ¿que és difícil?, si, pero más difícil será nuestro futuro si no hacemos algo al respecto. ¡¡¡¡¡Todos a “Ocupa el Congreso” y a lo que haga falta!!!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here