Published On: Jue, Sep 6th, 2012

Nos anuncian la última “rajoyada”, y este país no explota

Paco Bello | Iniciativa Debate | 6/9/2012

No voy a dedicar demasiadas líneas al último atraco sin mano armada. No perderé mi tiempo con el último reparto de vaselina caducada. Solo unos mínimos apuntes:

Viene nuestra amiga la teutona a ponernos mirando a Cuenca, y en lugar de devolverla por paquetería exprés a las germanias (con la caja llena de escorpiones), le doramos la píldora, le sonreímos, y cual escort de emergencias, nuestro apreciado presidente la acompaña y la besa.

Da la sensación de que cada día son más cutres también en Bruselas (o en Berlín, que tanto monta). El teatrillo de sincronías causales que se han montado entre el ínclito Draghi y Her Merkel es el culmen del patetismo al que ya nos tienen acostumbrados. ¿Qué es lo que da tanta risa?

Pues que a pesar de que los palmeros oficiales y sus tiralevitas (que es una categoría inferior, pero equivalente en utilidad), han aplaudido lo que ha decidido el BCE, y que el Bundesbank ha hecho la pantomima de votar en contra. Resulta que lo que se ha aprobado es un claro empeoramiento de las condiciones del rescate respecto a los ya aprobados en otros países periféricos.

Nos comunican con alegría, al tiempo que las bolsas suben y la prima baja (13, Rue del percebe), que el BCE comprará deuda sin límite, siempre que el Estado español pida el rescate. ¡Qué bien! ¿o no tanto?

Pues no, en realidad es una auténtica barbaridad. Primero, porque la compra se hará en el mercado secundario de deuda. O sea, en lugar de darle el dinero del rescate al que lo pide, el BCE se lo dará a la banca privada para que compre nuestra deuda. O sea, lo mismo que se ha venido haciendo hasta ahora, pero en esta ocasión con el aval de cada españolito (que vienes al mundo).

Esto no es nuevo en cuanto a que en las famosas “barras libres de liquidez”, el BCE ya puso a disposición de la banca privada más de 1 billón de euros. Y este dinero o bien se quedaba apalancado, o bien se dedicaba a la compra de deuda pública. Se hizo famoso eso de que el dinero público europeo se le prestaba a los bancos al 1% o al 0,75% y ellos con eso compraban deuda a intereses del 6, 10, o 15% (el negocio redondo). Pero claro, como el que prestaba era el BCE, si por un casual no le hubieran devuelto lo prestado, el marrón era para el propio BCE.

Ahora haremos de garantes de la deuda, con las mismas ventajas para la banca privada, todos y todas las españolitas. ¿A que es para estar contentos? Y eso no es todo, amiguitos. Además, y para completar la función, al tener (por exigencia) que pedir el rescate para tan favorables condiciones (para algunos malnacidos), se nos exigirán mayores ajustes y recortes. ¡Venga, salgamos todos y todas a la calle con las panderetas a celebrarlo!

O… escuchad esto, y echemos de una puñetera vez a estos sinvergüenzas (y a sus cómplices de la oposición, por supuesto).

http://iniciativadebate.org/2012/09/06/entrevistamos-a-en-pie-ocupa-el-congreso/

About the Author

Paco Bello

- Hoy es siempre todavía.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>