Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La rebeldía tiene nombre y fecha: 25S

Ángel Trasobares Castillo | El despertar del lince | 18/9/2012

La violencia del Estado ha caído con todas sus fuerzas sobre un grupo de manifestantes que llevaban una pancarta sobre el 25S y su llamamiento a “Ocupar el Congreso”.

El fascismo latente que estamos viviendo cada día atiza con más fuerza. Quieren callarnos, amordazarnos ante el genocidio social que estamos padeciendo. La lucha que está llevando a cabo esta plataforma de valientes me merece todo el respeto y admiración. Su resistencia a no ser miembros de una nueva gleba feudal provoca la reacción airada del poder y sus acólitos que quieren criminalizarlos, ahuyentarlos, en definitiva, callarlos.

Más que ocupar yo iría más allá, quieren reocupar. El Congreso hace tiempo que está ocupado. Es la oligarquía económica capitalista quien manda sobre la mayoría de diputados allí aposentados. Los dirigentes del poder ejecutivo de turno son meros gestores de los intereses de las clases privilegiadas a cambio de un buen plato de caviar que llevarse a la boca.

Vivimos en un neofeudalismo donde una minoría dirige las mentes, los bolsillos y los cerebros de la gran mayoría. Su dominio es absoluto, tienen el control de la información, de la economía, de la ideología. Y en esta dictadura capitalista arrolladora y, en su fase más destructiva, el derrumbe de todo el endeble edificio social que existía en nuestro país se desmorona como un castillo de naipes. De la explotación hemos pasado a la esclavitud laboral más vil; la miseria y la exclusión social aumentan día tras día; la sanidad y la educación se mercantilizan y se privatizan descaradamente donde a mayor capacidad adquisitiva mayores puertas abiertas para la sanación y la enseñanza violando artículos enteros de los DDHH. Mientras el dinero público, el de todos, se dirige a los bolsillos de los grandes banqueros, grandes empresarios, especuladores y demás carroña capitalista el saqueo es promovido y alentado por los poderosos condenándonos a un futuro sin vida.

La represión, el control, la manipulación sube exponencialmente con la misma velocidad que se desploma la calidad de vida de las capas populares del país.

La plataforma ciudadana del 25S hace un llamamiento para rodear el Congreso quizá es la simiente para que los de abajo vayamos aparcando nuestra mansedumbre y nos unamos a ésta y otras luchas existentes, para asir el poder en nuestras manos y socializar la democracia caminando hacia una III República justa, solidaria y anticapitalista. 

http://eldespertardellince.blogspot.com.es/

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: