Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Simplificando el fraude estadístico en las autonómicas gallegas

Paco Bello | Iniciativa Debate | 24/10/2012

Sirva como autocrítica este resumen simplificado, pues parece obvio que para algunos no quedó claro en la noticia original, y en eso también debo tener alguna responsabilidad.

Voy a intentar aclarar los números, porcentajes e intencionalidad en el uso torticero de los datos por parte de los medios de comunicación, y el propio gobierno. Porque es indudable que a muchos nos quedó una amarga sensación tras los comicios que no se corresponde con lo que en realidad sucedió que, repito, si bien no es una revolución, sí es muy significativo, y eso que parecía por lo que nos decían que todo seguía igual o peor.

Esto no lo hago por las protestas de los hooligans del PPSOE incapaces de aceptar la realidad y más preocupados por mirar el dedo que apunta a luna que por salir de su cascarón. Ni por los iluminados que aparecen de vez en cuando para corregir a los demás, sin haber entendido lo que leen. Lo hago porque es verdad que en el resumen de datos había algunos errores, pero que no hacen sino suavizar la manipulación de imagen que lograron desde el poder.

Os pedimos disculpas también por los fallos de conexión de ayer, pero es que esta página y su servidor no están acostumbrados a las 110.000 visitas que recibió en 15 horas.

Aclarando que es gerundio:

Total electores al Parlamento de Galicia (2012): 2.696.513

Total votantes al cierre de las urnas (a falta de CERA): 1.467.657

Total abstención al cierre de las urnas (a falta de CERA): 832.678

Total electores CERA: 397.382 (incluidos en el total de electores)

Total solicitudes de voto CERA (esta cifra solo puede ser igual o menor, dependiendo de cuántos de ellos hayan ejercitado su derecho al voto): 30.526

Por tanto, tenemos dos datos definitivos (uno en sus mínimos):

Total electores al Parlamento de Galicia: 2.696.513 (definitivo)

Total abstención: 832.678 + 366.856 (resultado del total CERA menos las solicitudes de voto): 1.199.534 (puede ser mayor, pero nunca menor)

Porcentaje de abstención en las elecciones 2012 (puede incrementarse ligeramente): 44,48%

Porcentaje de abstención definitivo en las elecciones 2009: 35,57%

Porcentaje de participación en las elecciones 2012 (puede reducirse ligeramente): 55,52%

Porcentaje de participación definitivo en las elecciones 2009: 64,43%

Si sumamos los (cómo máximo) 30.526 votos que quedan por contabilizar repartiéndolos a cada grupo según el porcentaje que ha obtenido, el resultado quedaría así en caso de PP y PSOE (esto diferirá muy poco del resultado definitivo):

PP: 653.934+13.956=  667.890

PSOE: 293.671+6.266= 299.937

El PP pierde (789.427-667.890) un total de 121.537 votantes, o en porcentaje un 15,4%

El PSOE pierde (524.488-299.937) un total de 224.551 votantes, o en porcentaje un 42,8%

Estos datos, si los puede calcular un auténtico advenedizo como yo, es obvio que para los estadistas de los medios y las instituciones es más que sencillo. Como era muy sencillo haber comparado con datos provisionales de 2009, en los que la participación era de más del 70% frente al equivalente 63,8% de 2012. Es muy sencillo también, en caso de no querer dejarlo tan claro (aunque no tiene ninguna explicación positiva), haber insistido en los medios y páginas oficiales en que la comparativa se hacía con datos diferentes, no equivalentes (aunque por no tener ninguna validez esta comparativa no debiera haberse hecho nunca, pues no tiene sentido, excepto que se busque confundir).

El caso es que tras las elecciones consiguieron amañando comparativas, no hablar de la debacle del bipartidismo, ni de la desafección de la sociedad con este sistema caduco. Y lograron que mucha gente creyera que sus conciudadanos vivían en un mundo que no tenía vuelta atrás. Ahora, por mucho que el día 29 pasen de puntillas por los resultados definitivos, muchas personas no conocerán esos datos, ni se podrá revertir el condicionamiento logrado. Por el contrario, sí nos quedará la imagen de Feijóo exultante por el magnífico resultado logrado (haber caído más de un 15%), y su deseo de morir en su tierra (tierra en la que lo apoya menos de un 25% del electorado, pero que él dominará como si fuera el 100%). Como siempre ¡buen trabajo!

No espero que los “tertulianos” habituales de los medios traten esta realidad, ni que las noticias profundicen en el significado de los resultados “reales”. Pero nadie podrá manipular una verdad basada en hechos, y que no es otra que el reflejo de una sociedad cansada de estos canallas y su cortijo. Puede que a la vista de lo sucedido, no todo esté perdido.

18 Comments

  1. Joan Anton - Capitajoan
    Joan Anton - Capitajoan 24 octubre, 2012

    Siendo como soy un lego en estas lides, me ha sido fácil gracias a tu aclaración, hacerme una idea clara de “la magnitud de la tragedia”. Espero que este nuevo “post”, tenga al menos la misma repercusión que tuvo el anterior, y que sirva así mismo, para colocar en su sitio, a algunos “opinantes” que al parecer solo entraron obedeciendo (presuntamente claro, ¡No vaya a ser…!) “ordenes del altísimo” con el único propósito de embarullar.

    Como suele decirse… ¡No ofende quien quiere, si no quien puede!

    ¡Un úrsido abrazo mi querido amigo!

  2. pepe
    pepe 24 octubre, 2012

    Decir que los que no han votado están contra PP-PSOE es como cuando Rajoy dice que los que se quedan en casa apoyan al Gobierno… la “mayoría silenciosa”. Podemos decir que dicen X o que dicen Y, pero lo cierto es que esa mayoría silenciosa no dice NADA. Y en este caso ni siquiera es mayoría porque los que sí han participado son el 55,52%.

    De acuerdo en que los partidos mayoritarios pierden votos cada vez, pero hasta que no convenzamos a la gente de que hay que votar a otros, seguirán los mismos…

    • Paco Bello
      Paco Bello 24 octubre, 2012

      Lo de “votar a otros” que yo también he defendido no lo tengo muy claro ya. Y la comparación que haces con lo de Rajoy, no la considero válida. Ni son comparables, ni tiene la misma consideración pública una manifestación que la “fiesta de la democracia”, ni en la estupidez de Rajoy habían datos que avalasen su tesis, cosa que sí ocurre ahora.

      En cualquier caso, de lo que hablo es de la manipulación que se ha hecho con la información para no mostrar una realidad incontestable. Y hablo del silencio institucional e informativo, cuando no directamente de la tergiversación interesada.

      • Primo Kevin
        Primo Kevin 24 octubre, 2012

        La solución pasa por crear un partido político nuevo y tratar de movilizar a esa (casi) mitad de electores que se quedan en su casa, pero claro, quién es el quiere echarse esa carga sobre las espaldas? Es mucho más cómodo instalarse en el pesebre de alguno de los “grandes” (perdón, mejor “institucionalizados”). El nivel político en general del país, y en concreto el de Galicia (que es la parte que me toca) es bastante deprimente. El concepto de “votar con la nariz tapada” de los republicanos americanos tampoco se puede trasplantar a España puesto que nuestra cultura democrática es muy inferior a la de éstos. En fin, la del domingo fue una noche muy triste y el preludio de cuatro años peores, pero tampoco se puede decir como leí por aquí ayer que “una cuarta parte de los gallegos nos imponen al PP a los demás”.

      • Fernando 2º
        Fernando 2º 25 octubre, 2012

        Contestando a Primo Kevin: Bueno, parece que esa idea que expones de crear un nuevo partido puede estar tomando forma. No exactamente un partido tradicional si no mas bien una especie de frente ámplio, un movimiento, (que a mi personalmente me agrada mas y me parece mas moderno, mas asequible a la forma de pensar de la juventud y por la tanto mas ilusionante). Alrededor de Julio Anguita, (persona querida y admirada por todos) se está formando un grupo en el que podrían caber todas las pequeñas organizaciones que van surgiendo asi como personas individuales. Yo me puedo imaginar un frente así pero incluyendo a las Izquierdas Unidas, Plurales, Abiertas,Iniciativas, Verdes, Compromís, etc. Y este frente amplío deberíamos tenerlo ya “hilvanado” para el momento en que se desmorone el tinglado neoliberal que nos tienen montado (porque estoy convencido de que se le viene abajo a pesar del gran éxito del PP en Galicia al haber conseguido perder solo 135.000 votos).

        ——————————————————

        Amigo Primo Kevin. Tienes que perdonarme. Estoy cometiendo el mismo error de siempre. Ahora me doy cuenta. Aprovecho cualquier contestación que quiero dar a cualquiera para ponerme a echar mi miting. Bueno, pero si ya lo tengo escrito no lo voy a borrar, ¿no te parece?

        Un saludo, amigo.

        POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, YA

  3. MaríaDinamita
    MaríaDinamita 24 octubre, 2012

    Querido Paco, tu trabajo es encomiable. Desde luego, yo he sido de las primeras defraudadas. En un artículo en el que mostrabas tu decepción pues me quedé un poco atónita. Daba la impresión que tenías demasiada información y yo tenía tantas dudas… Ni en prensa, ni radio, ni TV comunicaban nada acerca de la abstención, del voto emigrante. Cero información. Estaba muy desconcertada y mi ira se cebó en mis paisanos, ya que la información reinante era la clara victoria de los PPajarracos. Gracias a personas como tú hemos podido comprobar que la realidad es otra bien distinta, no sé si mejor o peor, toda esa gente que se quedó en casa podía haber hecho mucho votando a una alternativa al Bipartidismo y así caer los escaños de ambos en picado. Lo que deduzco de todo esto, es que el Bipartidismo ha iniciado su caída libre y pronostico que, a lo sumo, les quedan 2 legislaturas hasta convertirse en partidos minoritarios. La ley que han creado se les volverá en contra porque con la misma podremos demostrar que no les queremos. Muchas gracias amigo por la labor desempeñada. No dejas de sorprenderme. Un abrazo enoooooooooooooorme.

  4. mandarina (luz)
    mandarina (luz) 24 octubre, 2012

    Bueno… una vez más debo reconocer que los números no son mi fuerte. Nunca entendí bien esta historia del recuento de votos de las elecciones (y eso que he trabajado en casi todas pero mi trabajo nunca tuvo nada que ver con el recuento, me limitaba a pasar los porcentajes de votación tres veces al día y a procurar que el material no faltara y cosas así, vamos, que lo hacía como representante de la administración), por eso siempre he dado un vistazo muy por encima de todos esos números y me he confiado a información de segunda mano.

    La cuestión es que lo único que cambia un tanto entre este post y el anterior es la sensación, ahora más segura, de que “a ellos” el tiempo también se les acaba. Ahora lo comprendo todo mejor que ayer aunque difiero un poquito de la opinión de MaríaDinamita sobre “las dos legislaturas” que les quedan. Ojalá sea así, pero para eso, para que se haga realidad esa percepción necesitamos tener en el horizonte cercano una posibilidad real y realista, no las pocas opciones de “caramelo blando” que tenemos por ahora. Y hay que tener en cuenta, también, que el bipartidismo sabe y prevé lo que le puede pasar, de manera que ya encontrarán una nueva fórmula para evitar el tropiezo.

    Gracias por las aclaraciones, y no te sientas culpable, Paco… culpable de qué? si hay alguien que sepa hacerlo mejor, que de un paso al frente… y que se prepare para pasar el examen que al que será sometido, porque no se SOLO trata de tener una cabeza apta para los números y esos tinglados que se montan con las leyes electorales, aquí y ahora se trata de tener corazón, perdón, quise decir CORAZÓN… y, eso, no está al alcance de cualquiera.

    Saludos cordiales.

  5. Indignado
    Indignado 24 octubre, 2012

    Sí hay una realidad, y que ellos(pp-psoe) saben y quieren ocultar, y es que la gente está harta de todo el montaje de ese chiringuito o partida de monopoly con asientos reservados solo para esa “casta política en decadencia”.
    Como no nos gusta ese juego y no queremos entrar en el, pues se ve claro que el que entra ya no sale, y si lo hace es en apariencia para eso están los senados, diputaciones, eurodiputados o instituciones relacionadas, osea que sale pero sigue dentro, luego para los que no nos gusta ese juego es muy difícil que se pueda confiar en las intenciones de cualquiera que forme parte de él o haya pasado por allí. Tenemos el ejemplo reciente de la auto proclamada liberal Marquesona Aguirre, esa que tanto defiende lo privado y que cuando deja su puesto de Presidenta no se va a trabajar no, sigue en un puesto público supuestamente para asuntos de fuera de nuestra frontera, con un sueldo de aquí te espero, pero con tan poco trabajo que la tenemos a toda hora dando por culo por aquí.
    Y ahí tenemos el problema, ¿como cambiar ese juego sin jugar a él?, y el que cada vez las personas pasen de tal patraña, como apunta Paco, surge la esperanza de que no este todo perdido y que lo que ellos(pp-psoe) ve como un tropiezo, la cifras indican que es una caída y que el suelo, mejor el abismo, va a ser su fin. Vistas las cosas así, puede que sea cuestión de tiempo, lo que esta claro es que el 15M fue la piedra, y que vaya aumentar el descontento general, solo será cuestión de el como, de que manera toda esa indignación se canalice para que está sociedad madure y que la democracia sea lo que debe ser y por fin España salga de esa larga pesadilla y que nuestros sueños sean realidad.

    Un saludo a todos/as.

  6. Antonio
    Antonio 25 octubre, 2012

    Está mucho más claro así. Subí un comentario porque no me salían las cuentas y una aclaración me convenció de lo contrario. Para eso está el debate. No se deben presuponer malas intenciones cuando es difícil obtener todos los datos y uno busca convencerse y no tragar con todo lo que lee porque si no no acabaremos nunca con estas manipulaciones y la falsa coletilla de “la inmensa mayoría de”

  7. ANDRES GONZALEZ
    ANDRES GONZALEZ 25 octubre, 2012

    Que no nos vendan la moto con el apoyo a las políticas del PP:
    Abstención+blanco+nulo= 908.560 personas
    PP: 653.934
    Otros partidos: 737.841
    Es decir 1.646.401 gallegos en edad de votar no han dado su apoyo al PP.
    Si se aplicara la proporción directa, y se quedaran vacíos los escaños que reflejan abstenciones, nulos y en blanco, el parlamento gallego quedaría así: 29 escaños vacíos, 25 de otros partidos y 21 del PP.
    En España, se utiliza una división por circunscripciones y un método matemático, llamado Ley D’Hont, para repartir los representantes está pensado para penalizar a los partidos minoritarios. No es un sistema proporcional, de modo que tener el 10% de los votos no garantiza obtener el 10% de los representantes, por ejemplo. El resultado final dependerá del número de votos totales, del umbral establecido y de los votos otorgados a otras formaciones políticas. La consecuencia global es, en realidad, sumamente dramática. Partidos que en total suman un mayor número de votos acaban teniendo menor representación que otros con un menor respaldo electoral. Con el actual sistema electoral salen beneficiados los dos grandes partidos de ámbito nacional o comunitario. ¿Casualidad? pese a la evidencia empírica que corrobora que este sistema es profundamente antidemocrático, ninguno de los dos grandes partidos (PP y PSOE) están dispuestos a cambiar la ley. “Por desgracia todavía hay gente que vive engañada por el sistema”.

    • Primo Kevin
      Primo Kevin 25 octubre, 2012

      Como bien explicas, el sistema D’Hont con circunscripciones provinciales se escogió para favorecer la gobernabilidad en unos momentos difíciles como eran los de la transición (en las últimas elecciones gallegas y nacionales quedó claro lo “poco” que cuesta alcanzar la más fácil gobernabilidad, la mayoría absoluta), para contentar a los representantes del nacionalismo de las comunidades históricas (no hay más que ver que en Cataluña y Euskadi, no así en Galicia, prácticamente sólo hubo gobiernos nacionalistas y sus partidos están más que bien representados en el congreso de los diputados) y también para reforzar la representación provincial y que éstas no cayesen en el olvido (esto último ya no tengo tan claro que se haya conseguido). En definitiva, un sistema que estaba bien en su momento pero que, como muy bien indicas, a día de hoy está desfasado y es profundamente injusto.

    • David Sempau
      David Sempau 29 octubre, 2012

      Por eso y muchas cosas más… el que suscribe no va a votar.

      ¡Un abrazo para tod@s!

  8. ninel
    ninel 25 octubre, 2012

    Muchas gracias por tu labor informativa.
    Respecto a los medios de pseudo-información, como siempre en su tónica, con sus verdades a medias, mucha información basura para despistar y muy muy poca crítica. No se, de momento lo tenemos clarinete. Hasta que no encontremos una forma efectiva de informar al pueblo, esto seguirá así.

    Los medios de comunicación, “el opio del pueblo”.

    Salud.

  9. Derrelicto
    Derrelicto 28 octubre, 2012

    En las últimas elecciones autonómicas de Galicia y el País Vasco, una vez más, el porcentaje mayoritario corresponde a la suma de votos no emitidos, votos en blanco y votos nulos. Ese porcentaje en el caso de Galicia ha sido el 41,47 % y en el del País Vasco el 36,26 %. Si se aplica la aritmética simple en lugar de leyes electorales tramposas y recuentos engañosos, estos son los auténticos porcentajes y los escaños que corresponden a las distintas formaciones políticas vascas y gallegas:

    GALICIA:

    PP: 29,15 % (22 escaños)

    PSG: 13,08 % (10 escaños)

    AGE: 8,93 % (7 escaños)

    BNG: 6,48 % (5 escaños)

    Otros partidos: 0,89 % (0 escaños)

    Abstención, votos en blanco y votos nulos: 41,47 % (31 escaños vacíos)

    De cada 1000 personas con derecho a voto en Galicia 415 se abstienen o votan en blanco, 291 votan al PP, 131 al PSG, 89 a AGE, 65 al BNG y 9 a las restantes formaciones políticas.

    PAÍS VASCO:

    PNV: 22,8 % (17 escaños)

    BILDU: 16,45 % (12 escaños)

    PSE: 12,59 % (9 escaños)

    PP: 7,72 % (8 escaños)

    UPyD: 1,27 % (1 escaño)

    Otros partidos: 2,9 % (2 escaños)

    Abstención, votos en blanco y votos nulos: 36,26 % (26 escaños vacíos)

    De cada 1000 personas con derecho a voto en el País Vasco 363 se abstienen o votan en blanco, 228 votan al PNV, 164 a BILDU, 126 al PSE, 77 al PP, 13 a UPyD y 29 al resto de formaciones políticas.

    COROLARIO: Con la vigente ley electoral la mayoría absoluta en Galicia se ha obtenido, en relación a la totalidad del censo electoral, con el 25 % de los votos, esto es, con los sufragios de uno de cada cuatro individuos con derecho a voto.

  10. galdo-fonte
    galdo-fonte 29 octubre, 2012

    A juzgar por las declaraciones de los miembros de la cúpula dirigente, desde el oficialismo del grupo conservador, en un alarde de euforia, su jefatura interpreta el triunfo electoral del pasado domingo en clave metereológica, pensando que su victoria les da cobertura protectora de un tiempo de bonanza, al deducir que con los resultados conseguidos, políticamente, lograron instalar un anticiclón permanente que frena la entrada a toda inclemencia borrascosa.

    Estos meteorólogos de la dirección “popular” a la hora de realizar sus previsiones debieran desprenderse de su entusiasmo crónico, saber que la presión social de rechazo es una muestra de descontento imparable que no se mide en milibares. Debieran asumir también que con una merma de 120.000 votos, han obtenido el peor resultado del PP en Galicia desde hace 23 años; exponente crítico de cuyo análisis neutral se desprende la existencia de razones sobradas, para aceptar, que los votantes, sí pasaron una severa factura a las inasumibles políticas de recortes.

    Por tanto se equivoca de plano quien traduce el triunfo de Feijóo como un impulso a la política neoliberal del PP a nivel de estado. Negación reforzada asi mismo por factores de incorrección, pues por mas derroche de suficiencia que se transmita, los protagonistas han de asumir sin paliativos la total dependencia del protectorado alemán, y aceptar igualmente la pérdida de toda soberanía de un pais sujeto a las directirices cocinadas en la metrópoli de Berlín.

    En razón a ello, por más jerarquía que Rajoy quiera atribuirse en las nefastas políticas de Estado, su descrédito nacional e internacional es tal, que le sustrae toda facultad y autoridad para ejercer eficazmente el gobierno del país. Siendo las oligarquías germánicas a través de sus prácticas de absolutismo en el seno de la UE, y de la intransigente imposición del papel a cumplir por el Banco Central Europeo, quienes sí imponen con plena potestad la hoja de ruta de nuestro futuro incierto, decisiones que cómo queda dicho, cercenan toda atribución a la gobernanza autóctona que actualmente ostenta el partido conservador español.

    Por tanto, el tan traído y llevado respaldo electoral en los comicios gallegos a favor de las políticas neoliberales del PP, es una apreciación onírica, una fantasía militante al margen de la realidad, que en cualquiera caso, puestos a desvariar, toda adjudicación de un supuesto reconocimiento no habría de recaer en Rajoy, dada su condición de cónsul colonial, sino en la canciller Merkel, como referente intelectual y artífice de las políticas neoliberales que sacuden nuestra estabilidad socio económica, y que la prole de los “populares” a pesar de los graves perjuicios derivados no reparan en asumir de buen grado.

    En este contexto, se ha de referir que la crisis que nos invade ha creado una confusión en la receptiva de los electores. Los mensajes claros de épocas pretéritas, aquellos que marcaban nítida diferencia de contraste y distinción entre la diversidad de ofertas políticas, ahora, han sido suplidos por la dinámica de la falacia, por una magia terminológica escudada en el galimatías macroeconómico, que hace que en su inopia el elector se deje influir en sus decisiones transcendentales por aspectos tan anacrónicos como las fluctuaciones de la prima de riesgo o la evolución de la deuda soberana.

    Es evidente que esa clase política franquiciada por los mercados financieros no ceja en su empeño de favorecer los intereses de sus protegidos, quienes en si mismo son los auténticos percusores de la economía especulativa, y en esa trayectoria caracterizada por una unidad de acción sin fisuras, es desde donde afianzan su estrategia de conquista a costa de utilizar la ignorancia como herramienta de ampliación de su masa de acólitos, a donde por fuga contra natura recalan los propios perjudicados por dejadez de quien políticamente han perdido papel opositor.

    Con todo es resultado de las elecciones gallegas es el referente indicativo de que caminamos hacia un cambio radical de época, que entramos en un ciclo convulso provocado por esas políticas de recorte que prodiga la fuerza política triunfadora y cuyas consecuencias acentuaran la intensidad de la crisis al disparar en el 2013 la pérdida de puestos de trabajo hasta un nuevo techo histórico cuya tasa se situará a nivel de estado en el 27, 2%, afectando a 6, 4 millones de trabajadores. cuya tendencia también zarandeará a los empresarios que contra toda inflexión se verá abocados a un incremento del 26% de cierres patronales en una imparable hemorragia empresarial, es decir unas previsiones nada alentadoras y diametralmente opuestas a lo que falsamente se nos pretende hacer creer.

    Es momento de encontrarse con la realidad, de que las fuerzas de izquierdas tomen acción de unidad, rescatando espacio social y recuperando el tiempo perdido, para frenar el servilismo político y detener la ostentosa ofensiva del poder económico transnacional. Aunque previamente, han de llover dimisiones, para que cuando descampe se vislumbrar el sol del recambio.

    • David Sempau
      David Sempau 29 octubre, 2012

      Hace tiempo que predico que los escaños se ocupen en proporción directa a la participación en las elecciones: p.ej. 40% de abstención = 40% de escaños vacíos. Nada mejor que esa ejemplarización visual para despertar conciencias, dentro y fuera de los hemiciclos.

      ¡Un abrazo para tod@s!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *