La España Feudal

755

Ángel Trasobares Castillo | Iniciativa Debate | 09/11/2012

Si viajamos por este país masacrado, vilipendiado y tiranizado por las hordas bárbaras del capital y sus administradores, es decir, gobiernos lacayos de los poderosos que hunden sus estacas en nuestros corazones; vemos un paisaje desolador, un laboratorio donde el difunto Milton Friedman daría saltos de alegría al comprobar como sus tesis neoliberales son puestas en marcha en este lugar cuyo nombre no quiero acordarme.

No sólo malvivimos en la barbarie capitalista sino que hemos retrocedido a la época medieval viviendo en una sociedad estamental.

En el estamento privilegiado encontramos a los parásitos, los que ejercen y detentan el poder con su Rey borbónico y toda la plaga o parentela que le rodea sustentado por el poder institucional fiel servidor de los intereses de los poderosos (banqueros, grandes empresarios, especuladores, inversores y demás calaña saqueadora de todo espacio y bien público que se precie) allí arremolinada en torno a esta cohorte de malversadores del bien ajeno estarían toda una epidemia de seres babeantes, estómagos agradecidos, manipuladores de la información y toda una retahíla de chusma clientelar esperando los beneficios que el poder les aporta para mantener quieto el status quo imperante. Controladores del pensamiento a través del dominio de todos los medios de in(comunicación) de masas, detentores de los cuerpos de seguridad para mantener amordazados al tercer estamento, usurpadores y auténticos beneficiarios de la justicia, es decir, la injusticia para los de abajo.

Y los gerifaltes de la Iglesia católica, allí anclados en el segundo estamento, que como el primero anda exento de impuestos y colmado de privilegios.

Y en el tercer estamento nos encontramos a más del 95% de la población: trabajadores en activo y desempleados; explotados, excluidos, desahuciados, esclavizados, humillados… golpeados y mil veces fustigados mientras mantenemos a los de arriba, mientras nos roban la sanidad, la educación; viendo como mercantilizan la tierra, el agua, el aire que respiramos para especular y enriquecerse con ello. Acribillados a impuestos, precarizados, explotados en trabajos que ya no existen y todo esto ¿para qué?. Para que reyes, nobles y clero sigan con la fiesta gracias a nuestro sudor y nuestro sacrificio mortal.

Recuperemos los valores revolucionarios que se nos han ido en nuestro salto vertiginoso hacia siglos atrás, hacia los infiernos de Dante.

Seamos Revolución Francesa.

Seamos Comuna de París.

Seamos Revolución Rusa.

Seamos III República.

Comentar con Facebook ()

Comentar (2)

2 Comentarios

    • Gracias…
      La lucha está en la calle, con los movimientos sociales, con las organizaciones, plataformas y colectivos que desde abajo luchan contra la barbarie que estamos padeciendo. Construyendo desde la base; creo que esta es la solución.
      Salud

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here