Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Costas sanciona con 2.163 euros al constructor de un castillo de arena en Pollença

Esto mejor debería titularse: “cómo vivir sin morir en el intento”, porque es uno de esos colmos del despropósito a los que ya nos vamos acostumbrando.

Aquí nada importa que un tal Falciani revelase un listado de defraudadores y evasores de capital (entre los que hay presuntamente un buen montón de políticos, que son casualmente los que poseen la lista), y que a estas alturas se cifra en los mentideros en más de 44.000 millones de Euros. Nada importa que la desigualdad se esté haciendo abismal, o que la justicia haya huido a Pernambuco harta de que le hubieran devuelto la vista. Tampoco parece importar que el brazo armado del Estado, torture, porque si los pillan, existe una herramienta anacrónica llamada indulto (y que hace de la separación de poderes una auténtica broma), presta a ser utilizada cuando convenga.

Hay tantas burradas que no importan, que resulta hasta simpático (y una mierda), que hacer un castillo de arena (grande o pequeño) resulte sancionable. ¿Es esta la misma Ley de Costas que ha librado de demolición los edificios de algunos grandes empresarios?

P.B.

J. Frau | Diario de Mallorca | 02/12/2012

Ya se sabe que la actividad urbanística, y más si es en primera línea de costa, está muy vigilada por la administración. Pero lo que no es tan conocido es que una actividad teóricamente inocente como la construcción de un castillo de arena en la playa también puede ser motivo de sanción, y no precisamente barata, si el inspector de turno decide aplicar la Ley de Costas a rajatabla. Y si no que se lo expliquen al constructor de un castillo de arena que actuaba el pasado verano en la playa de Albercutx, en el Port de Pollença, pillado en plena actividad escultórica y castigado posteriormente con una sanción de 2.163,64 euros por levantar construcciones de arena sin la correspondiente licencia administrativa que debe otorgar la demarcación territorial de Costas para ocupar parte de un espacio público como es la playa. También es verdad que la obra que ejecutaba el infractor cuando fue sorprendido por los celadores de Costas no respondía a la imagen que la mayoría tiene de un simple castillo de arena, precisamente. Y es que, según el informe redactado por los inspectores que ha desembocado después en la citada sanción económica, el constructor de Albercutx había ocupado ni más ni menos que 18 metros cuadrados de superficie de playa para levantar su escultura de sedimentos playeros. El Boletín Oficial publicaba la resolución del expediente el pasado 27 de noviembre. El infractor decidió no presentar ninguna alegación contra la sanción en el plazo de quince días que le concedía la demarcación de Costas, por lo que la multa se considera firme porque “ha quedado suficientemente probada la veracidad de los hechos”.

Aplicación de la Ley de Costas La Ley de Costas no cita en ninguno de sus artículos la prohibición de construir castillos de arena sobre la playa. Sin embargo, los inspectores que sorprendieron al infractor en plena construcción aplicaron el artículo 90.a del citado marco legislativo, que determina como infracción administrativa “las acciones u omisiones que causen daños o menoscabo a los bienes de dominio público marítimo-terrestre o a su uso, así como la ocupación sin el debido título administrativo”. En este sentido, cabe interpretar que el motivo de la sanción es el hecho de haber empleado 18 metros cuadrados de un espacio público como es la playa para realizar una actividad para la que no se había solicitado ningún permiso y que, además, tenía carácter lucrativo, ya que el objetivo de la creación de grandes castillos de arena (que no necesariamente tienen la forma de castillos) es causar la admiración de los bañistas o transeúntes para conseguir una compensación económica. El Reglamento de Costas, documento que también sirve de referencia para el cálculo de la sanción que se ha impuesto al infractor de Pollença, establece en su artículo 186 que “la imposición de la multa no excluye la obligación de librar a la Administración la totalidad del beneficio obtenido”, que en el caso del constructor de castillos de arena sosprendido en Albercutx “asciende a cero euros”. Por lo tanto, parece ser que el infractor fue pillado antes o muy poco después de concluir la obra de arena, ya que todavía no había conseguido recaudar ni un euro. Además, el expediente obliga también al infractor a “restituir los terrenos a su estado anterior”. Eso sí, el constructor de castillos tiene la posibilidad de interponer un recurso de alzada ante la dirección general de Costas.

Actividad en Pollença El ayuntamiento de Pollença admite que durante el pasado verano se habían detectado dos grupos diferentes de personas que hacían grandes castillos de arena en distintos puntos de la primera línea del puerto. La regidora de Medio Ambiente, Maria Buades (PP), explica que las ordenanzas municipales no prohíben esta práctica porque “la competencia corresponde a Costas” y añade que, en principio, el Ayuntamiento no ha incluido esta actividad en la última solicitud de ocupación de las playas tramitada ante la demarcación de Costas por parte de la institución municipal.

Fuente: http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2012/12/01/costas-sanciona-2163-euros-constructor-castillo-arena-pollenca/811791.html

7 Comments

  1. lamareenoire
    lamareenoire Diciembre 2, 2012

    La primera vez que he pasado por el titular he pensado que la noticia debía referirse al bajo montante (2.163 euros) de la sanción que le habrían impuesto a algún listillo que se habría construido una casaza en algún lugar privilegiado de Pollença….esta segunda vez que he pasado me he detenido un poco más…y no tengo palabras…

    “El ayuntamiento de Pollença admite que durante el pasado verano se habían detectado dos grupos diferentes de personas que hacían grandes castillos de arena en distintos puntos de la primera línea del puerto”, ya se sabe…las células dormidas que van despertando…de risa…

    Salud

  2. NEL
    NEL Diciembre 2, 2012

    En este pais ¿estamos todos locos o que.
    Mas bien parece un adelanto del dia de los inocentes, o tal vez se trata de una inocentada más de las que dia a dia hace gala el gobierno, y que desgracia de los ciudadanos no0s obligan a su cumplimiento.
    Como no paremos esto llegará el dia que cobren por la utilización del aire que respiramos.

  3. Dioscórides
    Dioscórides Diciembre 2, 2012

    Esto me recuerda a una tarde de este pasado verano, en el paseo marítimo de Garrucha (Almería) con su preciosa baranda de mármol de Macael, a la altura del puerto, donde una pareja había construido con arena de playa dos grandiosos cocodrilos, dignos de observar, no incordiaban a ningún bañista ni playero y bajo la baranda había una inscripción, que no recuerdo, a la que se lanzaba unas monedas por tan digna obra de arte. No me hubiera imaginado presenciar la imposición de una sanción, por haber obtenido previamente la correspondiente autorización para crear con arena.
    Me he quedado mudo.Plagiando a Joan Anton-Capitan Joan: País. Puto País, donde no da para más.
    Saludos.

  4. BRAULIO
    BRAULIO Diciembre 3, 2012

    Tendré que tener cuidado la próxima vez que vaya a la playa. Para divertirme con mi nieta, a veces suelo hacer delfines, tiburones, etc.,al borde de la playa que los bañistas se quedan mirando. A ver si van a creer que estoy sacando un dinerillo extra para llegar a fin de mes…

    Jodido país!!!! En qué lo están convirtiendo!

    Más de una vez he sentido vergüenza al comentar con amigos extranjeros las cosas que aquí suceden.

    República bananera!!!

  5. Indignado
    Indignado Diciembre 5, 2012

    En esas están, ese tipo de cosas son las que solucionan, castillos de arena, en vez de cuatrocientos euros trescientos ochenta, el portal de belén sin animal que rebuaznar y que no se hable el catalán, la gente con harapos viviendo por arriba de su necesidad, obligando a los niños aprobar la religiosexualidad y a los mayores obligar a mirar en vez de la zanahoria, un tubo colgando del palo para ver si son capaces de adivinar por el otro lado la luz del futuro sin dejar de caminar.

  6. honorato
    honorato Diciembre 10, 2012

    ¡Claro! la Ley es la ley y hay que respetarla. Que se lo digan a Rajoy, a los y las ministras que no incumplen ni una (jajaja)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: