Una sociedad en estado de shock

Melanie Mühl | presseurop | 19/12/2012

Un psicólogo alemán especialista en situaciones traumáticas y acostumbrado a escenas dramáticas ha visitado Grecia. Lo que ha visto en esta sociedad al borde de la explosión ha superado sus peores expectativas. Extractos.

Georg Pieper está especializado en situaciones traumáticas. Cada vez que se ha producido una catástrofe en Alemania, ha acudido este especialista. Tras los atentados de Oslo y de Utøya, Georg Pieper se desplazó a Noruega para organizar a sus colegas. Su trabajo consiste en analizar con lupa una situación y determinar la magnitud de una catástrofe.

En octubre, Georg Pieper pasó unos días en Atenas, donde dio unos cursos sobre traumas a psicólogos, psiquiatras y médicos. Esperaba encontrarse con una situación difícil, pero la realidad superó sus peores temores.

Para los alemanes consumidores de información, la crisis es algo que forma parte del pasado. Ante todo la conocemos por medio de expresiones como “fondos de rescate” o “agujero de varios miles de millones”. En lugar de analizar el contexto global, vemos a Angela Merkel en Berlín, en Bruselas o en algún otro lugar, mientras se baja de una limusina negra, con gesto serio.

Pero esto no nos muestra la verdad, la verdad sobre Grecia, sobre Alemania, sobre Europa. Georg Pieper habla de un “retroceso masivo” para calificar lo que está sucediendo justo ante nuestros ojos. En especial, los mecanismos de defensa de los responsables políticos funcionan a la perfección.

Un trauma colectivo

En octubre de 2012, así era la Grecia que vio: mujeres embarazadas que corrían a los hospitales, suplicando que las admitieran, pero como no tenían ni seguro médico ni dinero, nadie quería ayudarles a traer a sus hijos al mundo. Personas que hace poco aún pertenecían a la clase media, que recogían restos de frutas y verduras en la calle, en un suburbio de Atenas.

Un hombre de edad avanzada que le explicaba que ya no podía pagar sus medicamentos para sus dolencias cardíacas. Le habían reducido la pensión a la mitad. Tras haber trabajando durante más de 40 años, pensaba que había hecho todo lo que debía hacer y que hoy ya no comprendía al mundo. Ahora, la gente que va al hospital tiene que llevar sus propias gasas y su propia comida. Desde que se despidieron a los equipos de mantenimiento, los que se encargan de la limpieza son los médicos, las enfermeras y el personal auxiliar, privados de suelos desde hace meses. Los hospitales carecen de guantes desechables y de catéteres. La Unión Europea advierte al país de la propagación de enfermedades infecciosas.

Por falta de medios financieros, manzanas enteras de hogares no disponen de combustible para la calefacción en esta época del año. En primavera, un hombre de 77 años se suicidó con un arma ante el Parlamento de Atenas. Antes de suicidarse, gritó: “¡Así no dejo ninguna deuda a mis hijos!”. El índice de suicidios se ha duplicado en los tres últimos años.

Un trauma es un suceso que estremece la percepción del mundo del individuo hasta sus cimientos. La experiencia es tan violenta, que sumerge al sujeto en un torbellino de angustia absoluta. Solo los cínicos siguen hablando de regresión social sobre Grecia. Lo que se observa actualmente es un trauma colectivo.

Odio y violencia

“La crisis afecta especialmente a los hombres”, constata Georg Pieper. Todos sabemos que los hombres basan su identidad en el trabajo y por lo tanto en su valor de mercado, más que las mujeres. Pero el valor de mercado de la mayoría decae sin cesar. La crisis afecta también a su virilidad. Actualmente, los trastornos psíquicos como las depresiones se propagan en Grecia como una epidemia. Nadie se sorprende al saber que tres cuartas partes de los suicidios los cometen hombres.

No hay que ser un pesimista ni un experto para imaginar cómo afecta esta situación a las relaciones sociales entre individuos y a los cimientos de la sociedad griega. La ira contra un sistema corrupto, pervertido, y contra la política internacional, cuyos tramos de ayuda recaen en los bancos en lugar de servir para salvar a las personas, es inmensa y va en aumento. Los hombres transmiten ese odio a su familia y sus hijos lo traducen en actos violentos en la calle. Se está observando un aumento de los grupos violentos que atacan a las minorías.

En noviembre, Estados Unidos emitió una advertencia dirigida a los viajeros que quisieran visitar Grecia, en el que destacaban que en el país podrían verse amenazadas sobre todo las personas de color. Para un país como Grecia, que tiene de sí misma la imagen de un país hospitalario, es algo que choca, comenta Georg Pieper.

El egoísmo sustituye a la solidaridad

En condiciones normales, ni siquiera el golpe más terrible hace que una persona se arrodille, explica Georg Pieper, ya que estamos dotados de un instinto de supervivencia extremadamente desarrollado. Esa es la buena noticia. La mala es que este instinto de supervivencia únicamente es eficaz en una sociedad que funcione bien y sea capaz de amortiguar el choque. La tragedia de Utøya demostró la fuerza que era capaz de demostrar una sociedad así. Toda Noruega brindó su apoyo a las víctimas tras la masacre, como si se hubiera desplegado un manto de solidaridad por todo el país.

En Grecia, los fundamentos de la sociedad se han minado hasta tal punto que ha acabado por derrumbarse. La crisis ha aniquilado el Estado del bienestar. “El hombre”, analiza Georg Pieper, “se transforma en un depredador en este tipo de situaciones dramáticas”. La necesidad le impulsa a cometer actos irracionales. El egoísmo sustituye a la solidaridad.

Hace unas semanas, Transparency International publicó su clasificación mundial de la corrupción. En ella, Grecia ocupa el último lugar de los países europeos, no lejos de países como Colombia o Yibuti. Estos mensajes son veneno puro.

Georg Pieper suspira: “Me pregunto cuánto tiempo podrá aguantar esta sociedad antes de explotar”. En su opinión, Grecia está al borde de la guerra civil. Y eso nos afecta a todos.

Fuente: Una sociedad en estado de shock

15 comentarios sobre “Una sociedad en estado de shock

  1. ES QUE HAY QUE OLVIDARSE DE LA BIBLIA, LOS APÓSTOLES, Y TODO LO USADO HASTA AHORA. ESTO, ES CUESTIÓN DE ECHAR TODA LA CARNE EN EL ASADOR, Y DECIR LO QUE HAY QUE DECIR. ELLOS ESTÁN A LO SUYO. HAN VISTO DESDE HACE TIEMPO, LO QUE IBA A OCURRIR, Y DESDE SUS POLTRONAS, HAN PPLANIFICADO TODO ESTO, Y MIENTRAS UNOS A OTROS SE CULPABAN, IBAN COGIENDO TODO EL DINERO DE ESPAÑA. NO SÉ SI EL MUNDO SE ACABA O NO, PERO ELLOS POR SI ACASO, SE HAN IDO FORRANDO, A NUESTRA COSTA. Y AHORA, YA SON VERDUGOS EN POTENCIA, CON EL RIÑÓN BIEN CUBIERTO. Y LES IMPORTA UN BLEDO, SI VIVIMOS O NOS SUICIDAMOS. PERO NOSOYROS (YO POR LO MENOS( SÉ DE QUE VA LA HISTORIA. ESA HISTORIA QUE SIEMPRE SE REPITE.Y AQUÍ, HAY MUCHA MÁS COLABORACIÓN, DE LA QUE PARECE. AYER, ESTUVE VIENDO EN EL CANAL 4 EL PROGRAMA “TE VAS A ENTERAR” Y HAN PUESTO EN PLENA CALLE, UNA ESPECIE DE, MOSTRADOR, PARA QUE HABLE EL QUE QUIERA, DEL PUEBLO EN MADRID, Y NO OS PODEIS IMAGINAR, LA DE GENTE QUE HABLÓ. MUJERES HOMBRES, Y LOS PUSIERON A PARIR, Y LE DIJERON A GRITO LIMPIO, SIN IMPORTARLES NADA, A RAJOY, DE TODO. QUE SE FUERA YA, DIJERON LIBREMENTE LO QUE PENSABAN, IGUAL, QUE EL GRAN WYOMING, TODOS LOS DÍAS, Y EL HORMIGUERO, QUE LE HICIERON UN RAP Y PABLO MOTOS Y TODOS, LO CANTARON Y BAILARON, DICIÉNDOLE LAS VERDADES. ÉLLOS YA SABEN QUE LO QUE SE LES DICE EN TODOS LOS MEDIOS, ES CIERTO. SÓLO QUE ESTÁN EN EL PODIO, Y SACAN TODAS LAS LEYES DE LA MANGA, QUE A ELLOS LOS FAVORECE, Y A NOSOTROS NOS MACHACA.PERO SABEN MUY BIEN, QUE YA NO CUELA, NADA DE LO QUE NOS CUENTEN. CÓMO NO NOS FUSILE EN MASA, CÓMO HIZO FRANCO. Y YA VEREMOS CÓMO ACABA TODO. PORQUE SU AS, NO SON LAS PALABRAS. SI NO LOS MILITARES. CÓMO SIEMPRE. Y SUS GOLPES DE ESTADO. ASÍ, QUE NO HAY QUE, PERDERLOS DE VISTA, Y HAY QUE IR A POR TODAS, Y ESTAR AL LORO.LO DIGO POR EXPERIENCIA.PORQUE EL SHOCK YA HA EMPEZADO CON LOS DESAHUCIOS, Y BANKIA HA CAÍDO OTRA VEZ. ASÍ QUE OS INFORMO, AUNQUE YA LO SABREIS VOSOTROS MEJOR QUE YO. ASÍ, QUE A VER QUE PASA CHICO@S. UN ABRAZO.

  2. Estimado Dioscórides, celebro las coincidencias de opinión y tu apreciación de “Las cosas por su nombre”. En su momento fue un esfuerzo de síntesis de los numerosos indicadores dispersos que señalaban el negro futuro en el que nos estamos adentrando, junto con propuestas alternativas. Lamentablemente el diagnóstico se quedó corto, la cruda realidad está superando las mas negras predicciones.

    ¡Un abrazo para tod@s y felices fiestas solsticieras!

  3. Yo tengo la impresión que a las personas primero se les secuestra y tergiversa la información, de forma que se vean confundidos, después los dogmas se integran en diversos medios y el poder los difunde. La gente finalmente vota encontra de sus intereses y es fácil desarticular la sociedad y sustituir la justicia por la caridad y los derechos por la precariedad. La gente desesperada puede llegar a ser muy mezquina e insolidaria. Podemos llegar a lo mas abyecto. La Boétie lo dijo. El mal tiene dos caras: el abuso de poder y la servidumbre voluntaria.

    1. Lucía, ha sido un placer leer tu post.
      Estamos tan ofuscados, con la idea judeocristiana de que ante los más desfavorecidos, solo podemos ofrecer “nuestra” caridad egoista, que la solidaridad no es bien entendida. Los medios tampoco están por la labor, y nuestra educación, asaltada por el dogma religioso, tampoco. Difícil va a ser encontrar púa por donde cogerlo.

    2. ¿Qué inculca la religión católica? “Bienaventurados los pobres, porque de ellos será el reino de los cielos”, mientras que los que así adoctrinan a los pobres desde la infancia para tenerlos contentos, manipulados, engañados y sometidos, se ocupan muy mucho de vivir ELLOS de maravilla en el reino de la Tierra, que el otro está por ver. Y así sucesivamente con otras perlas tales como “No desearás la mujer de tu prójimo”, que transmite mensajes subliminales tales como “la mujer es propiedad del hombre” y “la mujer no tiene derecho a desear”, o el famoso “Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa” con el que tuvimos que golpearnos el pecho y la mente desde pequeños, bajo la severa mirada del sádico pederasta de turno vestido con sotana. Todo un deleznable currículum para una institución en la que dinero, poder, sexo, boato y complicidad con los poderosos de cada momento a lo largo de la historia, la excluyen por completo del supuesto mensaje del supuesto Jesucristo.

      ¡Un abrazo para tod@s!

      1. Hola David, coincido con Fernando 2º y lo amplío con mi granito de arena.
        Paulo, ese epiléptico (la enfermedad de san pablo), o consumidor de soma (el cuerpo del supuesto mesías al que no conoció), vayan vds. a saber, dejó escrito que en el reino de los cielos ya no habrá fe ni esperanza; solo quedarán la caridad y el amor. El machista de Agustín de Hipona, Lo remató doscientos y pico de años después: “Las tres virtudes de fe, esperanza y caridad son las tres necesarias en esta vida pero, después de esta vida, con la caridad es suficiente”.
        La humillante Caridad, para que puedan seguir limpiando sus pecados o el respeto mutuo de la Solidaridad. No hay color.
        Por cierto David, estoy acabando tu magnifico libro, pues sí aunque llevo meses con él, lo que me pasa es que tengo vicio de llevar en danza varios libros a la vez y ya sabes lo que pasa. El tuyo es de los que llevo “de mica en mica”.
        Un afectuoso saludo a todos.

  4. No dejéis de leer “LA DOCTRINA DEL SCHOCK” de Naomi Klein, allí entenderéis clarita la estrategia, repetida una y otra vez (Bolivia, Chile, Polonia, Rusia…)de schock y pavor que practican los seguidores del dogma neoliberal turbocapitalista salvaje globalizado, herencia del Premio Nobel de Economía (¡hay que joderse!) Milton Friedman.

    ¡Un abrazo para tod@s!

  5. No puedo hablar de lo que no se, pero aquí en España está surgiendo todo lo contrario, la gente se está uniendo, es solidaria, y cada vez se identifica más a los causantes de está crisis creada para dominar a la mayoría de sus habitantes.
    No son conscientes nuestros desGobernantes de la indignación y el cabreo que se está acumulando en las personas, viven confiados bajo un volcán apunto de estallar.
    Creo que el efecto que están teniendo las malas políticas, que se demuestran inútiles, están creando el efecto contrario, hundirnos más en la miseria. Por otro lado evidencian su clara intención ideológica, se aprovechan las directrices europeas de bajar el déficit para, en vez de hacer una seria estructuración y análisis para llevar acabo la tarea, se están aprovechando para desmantelar el estado del “bien estar” que tanto nos a costado conseguir, y hacer negocio a costa del esfuerzo de los ciudadanos, y para ello se intenta despojar de todos sus derechos y aumentar sus obligaciones, para mantener a todo el entramado político financiero monstruoso y dotarlo de más privilegios.
    De todo esto somos conscientes y ante ello se va imponiendo la posición de autodefensa primero y luego ver la forma de desmantelar el sistema, que como una bola de nieve cayendo por una ladera nevada, ha estado aumentando su tamaño de forma desproporcionada, y solo se preocupa de su propia existencia y beneficio. El estado ha pasado de ser un sistema de gobierno para el bien de los habitantes de la nación, ha ser una enfermedad, una especie de cáncer que absorbe toda la riqueza, corrompe a sus políticos llegando a sacrificar a los ciudadanos que debía proteger para alimentarse de ellos. Si no se lo pone fin, acabara destruyendo a todos y finalmente a ellos mismos, dejando a su paso un país devastado, sin recursos, sin generaciones preparadas, debilitando a toda una nación y dejando sin fuerzas para su futuro.
    En ese estado podrá instalarse con toda comodidad cualquier otro sistema decadente y sin más valor que la avaricia misma, al más puro estilo mafioso, ese escenario lo ven posible aquellos que apuestan por instalar un casino sin reglas y con delincuentes como el que quieren montar en Madrid, los que desde sus puestos públicos adoran lo privado, y eso no la vamos a consentir de ninguna manera.

    !GOBIERNO MAFIOSO PPODRIDO FUERA¡

  6. Es que ya no solo la clase politica es decandente y corrupta si no que tambien buena parte de la sociedad esta contaminada por dichos defectos.Si ir mas lejos un medio-amigo que esta de deudas hasta el cuello y en camino del desahucio tiene el valor de justificar los beneficios a familiares con el dinero publico del ayutamiento del cual es alcalde,se considera JuanCarlista y justifica tambien la labor de los jueces y admira a Felipe Gozalez como gran gestor.

    Vamos como en muchas regiones donde el Pp a robado a manos llenas los vuelven a votar y es muy comun el comentario de si ellos fuesen alcaldes tambien chuparian de bote beneficiandose del dinero publico.Buena parte de la sociedad es complice de una forma o otra,como alguien dijo el sistema somos todos (o casi todos/as),como diria la rancia asquerosa “que se jodan”,seguro que cuando lo decia pensaba en los que votaron a estas mafias.Le ayudamos a ajusternos la soga al cuello y cuando estemos casi sin aire que respirar no quejamos,asi nos va.

  7. Hace poco tuve la suerte de organizar aquí en Alemania una conferencia de Carlos Taibo, profesor de la Autónoma de Madrid y del que ya en su día os hablé en un post sobre la teoría del decrecimiento. Una de las cosas que comentó fue la falta de solidaridad con Grecia en España, falta que, en la mayoría de los casos, se justifica en el hecho de estar pasando por lo mismo que ell@s… Me quedé pensando en aquellas banderas griegas que se ven de vez en cuando en las manifestaciones en España o en los muchos artículos que sobre Grecia se han publicado en los últimos tiempos, y me pregunto si el profesor lleva razón… A día de hoy debo decir que todavía no tengo una respuesta clara sobre el asunto…

    Lo que sé es que me preocupa y me duele lo que está pasando en Grecia: me preocupa, no sólo por el ascenso de una banda de descerebrados que van apaleando gente por las calles, sino porque yo también temo una confrontación civil, y me duele (aparte de razones personales) porque me parece alucinante lo fácil que resulta cargarse la vida de millones de personas de un plumazo y logrando, además, que sea su supuesta irresponsabilidad la culpable de ello…Demasiad@s alemanes dicen todavía hoy con tono de convicción que “las deudas se tienen que pagar…” Espérate cuándo sean ell@s los que tengan que pagar las deudas contraídas por su gobierno y el Deutsche Bank…

    En el fondo no se ni porqué escribo esto, si ya todo está dicho.. La explosión de la que se habla en el post llegará muy probablemente, pero no será una explosión contra l@s verdaderos culpables, sino entre vecin@s…porque, aun no siendo psicóloga, tengo la certeza de que el agotamiento y la angustia no pueden ser buenos consejeros…ha vencido la doctrina del shock de nuevo…

    Aunque no sirva de nada, mando desde aquí toda mi solidaridad a l@s griegos que tantas veces se han enfrentado a sus verdugos en los últimos años…y que siguen haciéndolo a pesar de las crecientes necesidades…

    Salud!

    1. A mí, gustándome Taibo, ya no me parece el que yo creía que era. Demasiado idealismo convertido en centro de su razón.

      Está bien creer en mundos maravillosos (no seré yo el que lo critique, faltaría más). Pero hay que poner al menos un pie en el suelo.

      Y esto lo traigo (entre otras cosas) en relación a los reproches que él pueda hacer a una sociedad (en el actual marco geopolítico) que bastante tiene con mirarse caer a sí misma.

      En cualquier caso, felicidades a ti por haber contado con él (y haber logrado su presencia), porque ya digo que a mí, a pesar de ciertas diferencias de apreciación, me sigue gustando pues lo considero noble e íntegro.

      ¡Salud!

  8. “En Grecia, los fundamentos de la sociedad se han minado hasta tal punto que ha acabado por derrumbarse. La crisis ha aniquilado el Estado del bienestar. “El hombre”, analiza Georg Pieper, “se transforma en un depredador en este tipo de situaciones dramáticas”. La necesidad le impulsa a cometer actos irracionales. El egoísmo sustituye a la solidaridad.”

    Un sistema que fagocita a las personas solo puede generar el peor de los caos, la peor de las sociedades con el más terrible de los sistemas.

Deja un comentario