Pulsa "Enter" para saltar al contenido

2013

Manuel Vicent | El País | 30/12/2012

El dios Sol, adorado por los antiguos, no es más ni menos que una bomba de hidrógeno alrededor de la cual gira este planeta cargado con un bullicio de hombres y animales que se devoran para sobrevivir. En el mejor de los casos una vida humana equivale a ochenta y tantas vueltas alrededor de esta bomba nuclear. Llega el momento en que el dueño de la palanca te obliga a bajarte de la noria. Para saber qué nos traerá el tiempo el año nuevo de 2013 me adhiero, como siempre, al pronóstico del Calendario Zaragozano, que no ha fallado nunca desde que fuera fundado en 1840 por don Mariano Castillo. Habrá heladas con fríos polares en enero; escarchas matinales y nevadas en algunas comarcas en febrero; vientos desapacibles con frecuentes nublados en marzo; copiosos chaparrones muy beneficiosos para el campo en abril; ambiente primaveral en mayo que puede llegar a ser caluroso; tiempo desigual en junio con algo de fresco para esa época; días largos en julio con olas de calor sahariano; en agosto bochornos, tormentas pasajeras y probable descenso térmico en algunas regiones del Cantábrico; empezarán a acortar los días en septiembre con fuertes aguaceros en el Mediterráneo; en octubre nieblas y cielos despejados; en noviembre las temperaturas serán cada vez más bajas; diciembre traerá borrascas con nevadas en las cumbres de las cordilleras. Otra cosa muy distinta será lo que nos depare la vida en esta vuelta a la bomba de hidrógeno, que empieza ahora, puesto que nuestro destino está atado a su órbita. Pero no todo es inexorable. Uno también puede negarse a dar vueltas a esa noria como un asno, un día, otro día, siempre igual. Bastará con imaginar que el Sol todavía es un dios, no una bomba nuclear, al que hay que adorar, como hacían los antiguos, y pedirle algunos dones pegados a la tierra: que su luz nos regale al menos un pequeño placer cada día; que nos ofrezca alguna aventura, una pasión todavía, para seguir fingiendo que somos libres; que este año en toda su órbita no nos encontremos con ningún idiota que nos amargue la vida; y, llegado el caso, si hay que apearse de la noria, que la bajada sea suave, sin que te empujen demasiado. Pero la muerte no existe. A todos los muertos, cuando devuelven el alma al universo, ese dios los convierte en cosmonautas.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2012/12/29/opinion/1356804045_456017.html

5 Comments

  1. lamareenoir
    lamareenoir Diciembre 31, 2012

    Hoy me he levantado con la extraña idea de que, a pesar de lo que pudiera parecer a primera vista, hoy somos más libres que hace un año. Y es que hoy somos much@s más l@s que sabemos que no lo somos pero que ansiamos serlo… y eso es un buen comienzo para este nuevo 2013 y una mala noticia para aquell@s que nos quieren subyugar.

    Un abrazo a tod@s y una entrada en el nuevo año con fuerza, determinación y espíritu de lucha!!!!

    Marta

    • Mandarina (luz)
      Mandarina (luz) Diciembre 31, 2012

      Te deseo lo mismo, amiga. Que la vida te premie como mereces y que el nuevo año siga alimentando tu espíritu y tu fuerza para que nos contagies más y nos contamines mejor. Un abrazo solidario.

  2. Jerónimo
    Jerónimo Diciembre 31, 2012

    Amigas, yo me he levantado hoy con el firme propósito de sacar mi guitarra española (50 años y restaurada como una joya) este nuevo año, luego, por primavera, cuando mis dedos superen la artrosis y se fortalezcan me paso a la criolla y despues, antes de terminar el año fundo la electroacústica… Me esperan las tres en el armario. Os lo prometo a vosotras dos

    Excelente Pedro, excelente canción, excelente vosotras que no dejais que a nadie se le “marchiten las flores”.

    La música nos hará libres: http://youtu.be/O6rgkCUstaE

    Abrazos fuertotes y mejores deseos para todas y todos, Jero.

    • David Sempau
      David Sempau Enero 30, 2013

      Yo nunca he dejado la batería que ahora, en mi exilio panameño, se enriquece con los ritmos calientes de la salsa y el son de centroamérica y deriva hacia el latin-jazz. ¡Que no nos falte la música, ese lenguage que los ángeles inventaron para comunicarse con los humanos!

      ¡Un abrazo para tod@s!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: