La desamortización (o desmoralización) de Rajoy

4550

José Manuel Lechado | Iniciativa Debate | 07/01/2013

Una desamortización es un proceso legal que permite al Estado poner a la venta bienes que pertenecen a terceros. Éstos pueden ser la Iglesia, la aristocracia y otros colectivos, incluidos los municipios. En esta base se fundamenta el fenómeno histórico conocido como Desamortización Española, que se inició en tiempos de Carlos III, si bien su protagonista más conocido es el ministro Juan Álvarez de Mendizábal, durante la regencia de María Cristina Borbón. Mendizábal es el más conocido hasta ahora, pero hubo otros. En realidad casi todos los gobiernos españoles desde finales del siglo XVIII y durante el XIX ejecutaron en mayor o menor medida algún tipo de desamortización de bienes con el objetivo de modernizar la economía nacional o, más bien, para recaudar fondos.

Conseguir dinero era la clave, pero para el imaginario colectivo ha quedado la idea de que las desamortizaciones se dirigieron sobre todo contra la Iglesia, primero bajo la doctrina ilustrada y más tarde siguiendo el ideario del liberalismo triunfante. Esta idealización es bastante errónea. Las pequeñas y limitadas desamortizaciones de Carlos III y Carlos IV se ejecutaron sobre bienes de la Compañía de Jesús, contaron con la aprobación del papa romano y su objetivo era más bien librar a la Iglesia de cargas que no deseaba. En cuanto a las realizadas por los liberales, durante el Trienio de Fernando VII, fueron insignificantes.

Las grandes desamortizaciones que han pasado a la Historia con el apellido del ministro de turno fueron las de Mendizábal, en 1836, y la de Madoz, en 1855. Ambas son a menudo mal interpretadas como un éxito liberal en su afán de acabar con los privilegios y riquezas de la Iglesia Católica. Lo cierto es que las dos desamortizaciones se convirtieron en negocios excelentes para unos cuantos aristócratas y burgueses que consiguieron, a precio de saldo, la propiedad legal de todo tipo de bienes. La izquierda española, casi siempre desorientada, marca en su casillero como tantos propios estas dos desamortizaciones, que considera hitos en la historia de la revolución española. Sin embargo, un análisis más detallado del proceso liberal de desamortización pone de manifiesto una realidad mucho menos amable.

Las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz tenían un objetivo primordial que no era, por supuesto, acabar con la Iglesia, sino imponer una forma única de propiedad: la propiedad privada. Frente a ésta, el Antiguo Régimen conoció una notable variedad de formas de propiedad que incluían muchos comunes. Por ejemplo, tierras, bosques y pastos que la comunidad explotaba para beneficio de todos, si bien no estaba claro quién era el dueño de las tierras. Ni falta que hacía: este sistema, que se había mantenido durante siglos, permitía cultivar alimentos y obtener combustible y materiales de construcción a un enorme número de personas que vivían en las áreas rurales y que no necesitaban ser propietarios de ninguna tierra, sino tan sólo disfrutar del usufructo.

Los liberales que, no lo olvidemos, eran burgueses de pura cepa, se obstinaron en «racionalizar» el sistema de propiedad haciendo que cada milímetro cuadrado de tierra, cada edificio, cada objeto y hasta cada persona tuvieran un dueño definido, cuya firma, y la del notario como representante del Estado, quedara estampada en un papel con sello oficial.

Si de repente se confiscan bienes comunes y se ponen en el mercado de subastas, ¿quién puede comprarlos? No el pueblo, desde luego, que a duras penas consigue sobrevivir y no dispone de ahorros, liquidez ni crédito. Lo que se confisque acabará, por supuesto, en manos de los ricos. Así, el primer resultado de las desamortizaciones fue que una gran cantidad de tierras y edificios terminaron en poder de la vieja aristocracia y la mismísima Iglesia, que ahora podían mostrar los títulos de propiedad de esas tierras que habían controlado desde siempre. Además surgió una nueva oligarquía de origen burgués que se hizo con enormes patrimonios expropiados a las comunidades.

Las consecuencias de aquellas desamortizaciones no tuvieron nada de bueno ni de progresista, ni tampoco contribuyeron a modernizar el país. Por el contrario, se volvieron un manantial inagotable de conflictos a corto y largo plazo. Entre los efectos a lamentar de aquellas desamortizaciones fulleras cabe destacar:

-El empobrecimiento de grupos enormes de población rural que, de repente, no podían cultivar las tierras ni aprovechar los pastos, montes y fuentes de los que habían vivido sus familias durante siglos.

-Como resultado de lo anterior, una sucesión de guerras civiles, bandolerismo y violencia protagonizados por esos campesinos pobres despojados de todo. Cuestión de la cual, por cierto, derivan a su vez otros problemas, como el separatismo vasco sin ir más lejos, hijo directo del carlismo.

-El despoblamiento del campo y la masificación de las ciudades, donde se forma un proletariado que vive y vivirá en condiciones miserables. Esto, a su vez, produce una desestructuración del territorio, conformado por núcleos urbanos muy concentrados (y a veces inhabitables), frente a un agro cada vez más desierto.

-Destrucción y saqueo del patrimonio cultural. Es en esta época cuando cientos o miles de monumentos desamortizados quedan abandonados y en ruinas, previa venta de sus obras de arte de mayor mérito, a menudo a coleccionistas extranjeros. La pérdida en este sentido es incalculable, aunque sin duda muy superior a todo el saqueo que pudieran haber hecho, por ejemplo, las tropas de Napoleón durante la invasión de 1808.

-Degradación medioambiental del territorio, en particular por la tala descontrolada de bosques para ganar tierras de cultivo y, también, combatir el bandolerismo y las guerrillas.

Todos estos efectos son visibles aún hoy, al cabo de más de un siglo. No sólo eso, sino que la situación no ha dejado de empeorar en todos esos aspectos. Y ello porque el otro gran resultado de las desamortizaciones fue el surgimiento (o más bien reforzamiento) de una clase dirigente rapaz, avariciosa y extraordinariamente inculta que desde entonces ha demostrado una y otra vez su falta absoluta de proyecto nacional y su incapacidad para gobernar. Esta clase dirigente no tiene parangón en Europa occidental y está formada por los restos de la aristocracia medieval, la Iglesia trabucaire, un ejército ineficaz pero con vocación salvapatrias y una burguesía gárrula. De esta mezcla aún podemos disfrutar hoy, y si a veces tenemos la sensación de que España es un desastre sin paliativos, al menos se sabe quién tiene la culpa.

Ahora bien, la situación desmoralizante y angustiosa que vivimos en estos días, el «tiempo de los recortes y la austeridad», no es sino otro episodio de la Desamortización Española. Con otro nombre, pero fruto de ese mismo pasado oscuro de España. Para que no quepa duda, esta nueva fase desamortizadora la encabeza hoy un incompetente que nada tiene que envidiar a los de ayer.

Cabe destacar que la dictadura franquista supuso una parada relativa en el proceso de desamortización, como en todo lo demás, pero superado este paréntesis, los sucesivos gobiernos de la monarquía parlamentaria retomaron el asalto a los comunes con un entusiasmo que no ha parado de crecer hasta la orgía actual. Los antecedentes del robo a mano armada (literalmente) del que somos víctimas han recibido nombres diversos en los últimos años. Para no extendernos demasiado, ni perdernos en el laberinto, recordemos el desmantelamiento industrial preconizado por el presidente socialdemócrata González Márquez y apellidado con el engañoso nombre de «reconversión», que caracterizó los años ochenta del siglo XX y que, en aras de la idolatría europeísta, representó el fin de la industria española. Esta fase desamortizadora culminó con la llamada «cultura del pelotazo», en virtud de la cual se hicieron grandes fortunas a costa de la venta, disolución, enajenación, etc. de numerosas empresas públicas, sobre todo las más rentables. Fue el inicio de la moderna desamortización, pero aún faltaba mucho camino por recorrer.

El gobierno ultraconservador de Aznar López remachó el triste final del siglo XX con el poco esperanzador comienzo del siglo XXI. Aznar, un hombre que se deja llevar y con una sola idea en la cabeza, se limitó a continuar lo que su predecesor había empezado. Aprovechando un periodo de prosperidad económica por completo irreal, se sumó a la corriente neocon (o ultraliberal) y no sólo zanjó el proceso de privatización de las empresas públicas (que, recordemos, son bienes comunes), sino que empezó a aplicar, al principio con timidez, medidas privatizadoras parciales en los servicios públicos. Un poco «por ver qué pasaba» y para poder decir, pavoneándose a gusto, que «España iba bien».

Una vez abierta la caja de los truenos y viendo que nadie protestaba, los políticos, a sueldo de la clase dominante que entorpece a España desde siempre, siguieron haciendo más de lo mismo hasta llegar al momento presente. Ahora, bajo la excusa de una crisis fantasmagórica y sin mostrar vergüenza alguna, Rajoy y los suyos, la vieja oligarquía de siempre, mezcla de católicos rancios, fascistas y advenedizos con dinero, han decidido hacer caja, de nuevo, con los bienes de todos.

La pérdida de la vergüenza es el rasgo más característico de esta clase dominante tan rapaz. Tanto, que en la actualidad ya ni se molesta en guardar las formas. Razones tienen, a fin de cuentas: el pueblo español se tragó con mucha facilidad el bulo de la clase media y su prosperidad de papel basada en una hipoteca eterna. Las cosas no han resultado ser como todos pensaban y ahora, con gran parte de la población atrapada en una deuda impagable, los ricos han decidido ser más ricos todavía a costa de quedarse, como hicieron en el siglo XIX, con propiedades que son de todos.

No cabe duda de que lo que el gobierno de Rajoy Brey está llevando a cabo con tanto empeño es una desamortización a gran escala, pero no de tierras y monasterios, sino de bienes y servicios públicos que pertenecen a la nación, es decir, al pueblo. No al gobierno, por lo que de entrada deberíamos preguntarnos si el ejecutivo, por muy elegido que sea, tiene derecho a vender cosas que no son suyas. Con derecho o sin él, las liquidan y las venden, y el resultado es que usted y yo, el público, perdemos derechos y servicios que nos pertenecían y que será muy difícil recuperar. Las consecuencias pueden ser muy parecidas a las del siglo XIX, con la inestabilidad inherente a cualquier proceso político insensato o incluso criminal que consiste, como este, en condenar a la miseria y la inseguridad a la mayor parte de la población.

La Desamortización de Rajoy, este saqueo de lo público para mayor gloria de unos cuantos privados, traerá consecuencias, entre las cuales cabe prever:

-Una gran inestabilidad social fruto de la miseria generalizada. En este sentido apuntan las reformas laborales del gobierno del Partido Popular, que nos hacen retroceder siglos y que arrastran ya a millones de personas a la precariedad.

-La indefensión ciudadana a la que da lugar una reforma de la justicia que nos lleva a los tiempos en que el condenado tenía que pagar de su bolsillo la cuerda con que le ahorcaban. El sentimiento de injusticia puede ser, además, uno de los mayores impulsores del miedo. Y éste, a su vez, potenciar la inestabilidad.

-Un empobrecimiento general del país, fruto de la aniquilación del sistema educativo. Es lógico que teniendo España la clase dominante más inculta de Europa los dirigentes consideren que educar a la población no es importante. Sin embargo, en esto, como en tantas otras cosas, están equivocados. El conocimiento y la cultura son valor. Y no sólo intangibles (que ya sería lo bastante importante), sino económicos: un pueblo de zoquetes está condenado a la miseria.

-Un futuro incierto, lleno de miedo y zozobra, con una población atenazada por el temor a sufrir enfermedades que no podrá curar porque no tendrá dinero para pagar el tratamiento. Cabe pensar que esta posibilidad llena de regocijo a empresarios y gobernantes, que se ahorrarán pagar pensiones. Sin embargo, no hace falta ser muy listo (pero sí un poco más listo que un oligarca español) para entender que una población enferma no es lo mejor para sacar adelante un país.

-Una gran conflictividad. Al menos esto sería deseable: que el pueblo español se movilizara de una vez. Sin embargo, las cosas, por ahora, no apuntan en este sentido. Sólo han protestado con cierto vigor, hasta el momento, los jóvenes que forman parte del Movimiento 15-M y diversos funcionarios públicos. Pero éstos sólo cuando el gobierno ha osado tocar sus sueldos, y siempre por sectores. Aunque la movilización actual es esperanzadora, lo cierto es que no es general ni está organizada. Cada colectivo se mueve por su cuenta, no hay una visión de conjunto, no hay demandas de tipo estructural, sino más bien salariales, y además la clase obrera, en este zafarrancho, brilla por su ausencia. Sin duda alguien ha hecho bien su trabajo…

Y de fondo, una enorme desmoralización que ha prendido en el ánimo de la ciudadanía: «Protestar no sirve para nada», «Esto va a peor», «Que me quede como estoy»… Los mensajes de miedo se repiten constantemente en unos medios de comunicación que están al servicio de la clase dominante. Y por si acaso, se refuerza a la policía y se deja claro que su única finalidad real es hacer efectivo el sometimiento de la población a palos, y a tiros si es necesario. El estado de ánimo baja, y esto es bueno para los ladrones, pues un pueblo desmoralizado es menos combativo. Quizá la Desamortización de Rajoy sea más bien la Desmoralización de Rajoy. Mariano Rajoy Brey, presidente por agotamiento y un hombre que, por encima de todo, es muy aburrido.

En España las desamortizaciones no han traído más que problemas que, a menudo, han durado décadas, cuando no siglos. No será diferente la Desamortización de Rajoy que, hablando con propiedad, ni siquiera es «de Rajoy». Como Mendizábal y Madoz, Rajoy sólo es un hombre de paja, el pelele que cumple las órdenes de sus superiores. Pero será su nombre, como gestor de este desastre, el que perdure para la historia de la infamia.

Comentar con Facebook ()

Comentar (83)

83 Comentarios

  1. Ahora que se están destapando a granel los casos de corrupción que ya sabíamos o intuíamos desde mucho tiempo atrás, creo que podemos incluir esta podredumbre en el proceso de desamortización.

  2. Ups. Mi última aportación ha salido asociada a una opinión previa, y no debería. En esta ocasión, no estaba respondiendo a nadie, sino comentando el artículo.

    Si hay algún moderador, ruego que lo corrija si puede hacerlo.

    ¡Salud!

  3. Con echar la culpa a los demás no arreglamos nada.
    Las fuerzas del proletariado español no están agotadas. Pero si están minadas por los sacrificios, las derrotas, las desilusiones, y ciertamente por la felonía* sistemática de la socialdemocracia, por el auto-descrédito de la izquierda reformista, por la política colaboracionista de la burocracia sindical -que sin embargo aún gozan de cierta credibilidad por los últimos años de bonanza económica-

    *Paradójicamente la felonía decisiva que propició el triunfo del gran capital español y la estabilización de la democracia en España no deja de representar unas décadas de crecimiento económico (Si antes de la transición Europa acababa en los pirineos y España era poco más que la prolongación del norte de África ahora éramos europeos de pleno derecho.

    Cinco o seis millones de parados están agarrados como una pesada carga a los pies del proletariado. Los decretos Ley del gobierno Rajoy no han recibido la respuesta necesaria, y ciertamente la responsabilidad política recae sobre las direcciones de los partidos obreros y sindicales mayoritarios. Pero donde acaba la responsabilidad de la socialdemocracia, el reformismo y la burocracia sindical empieza la responsabilidad de todo aquel que es capaz de criticarlo…

    Si la mayoría de la clase obrera sigue votando a estos partidos no es porque confié en ellos, no es porque no sepa de qué pie calzan, es ante todo porque no existe otra alternativa.

      • ¡Arf, arf!

        Tras intervenir en todos los hilos que se han abierto aquí, por fin puedo opinar sobre el artículo. ¡Allá voy!

        Estoy de acuerdo con casi todo su contenido, Lechado, Lechado, Lechado es cojonudo, como Lechado no hay ninguno, etcétera, etcétera.

        Ahora, vayamos al debate:

        Mi muy querido José Manuel -más querido de lo que te crees-:

        Como acampado en Sol que fui, y muy crítico con la evolución del 15 M entonces y después, creo que cuando hablas de la situación actual de los movimientos ciudadanos tú te pasas un poco de crítico.

        Cierto es que, durante las dos semanas centrales de las cuatro que duró la Acampada Sol, yo sentí en las palmas de mis manos el poder de cambiarlo todo así, de golpe, de la noche a la mañana; que esa sensación se esfumó tan rápido como había llegado, y que aquello me frustró de verdad.

        Sin embargo, y a dos años vista, creo que la cosa, sin haber ido bien, tampoco está yendo tan mal. Ni yo ni mis padres, que son de los que corrieron delante de los grises, recordamos un momento de eclosión de la protesta social como el actual.

        Es verdad que esto no es Bulgaria, donde una semanita de protestas tumbó a un Gobierno entero; ni Francia, donde una crisis institucional como la actual habría desembocado ya, como dice Ignacio Escolar, en una Quinta República; ni ninguna otra democracia seria, en definitiva, en la que los responsables políticos dimiten por mucho menos que por aquello por lo que los nuestros se peen bien a gusto en nuestros rostros.

        Es verdad.

        Pero, tío, qué quieres que te diga: creo que lo que intentamos aquí es muy difícil, por quiénes son nuestros enemigos y por cómo somos nostros -con lo del “gen anarquista”, y todo eso-, pero creo también que, afortunadamente, no vivimos ya en un mundo en el que nos vayan a poder reprimir a base de cañonazos y que, aunque sea a trancas y barrancas y vayamos a tardar mucho más de lo que razonablemente debería ser necesario, esta vez vamos a ganar. No sé cuánto tiempo va a llevar, ni cuánto podemos permitirnos, pero creo que llegará el día en el que la gente que lucha en este país -y cada vez hay más- se va a dar cuenta de que problemas hay muchos, pero enemigo solo uno, y por tanto de que la única manera de terminar con tanta agotadora manifestación, tanto flashmob, tanto escrache y tanta hostia que no vale para nada va a ser lanzar un ataque coordinado, todos a mogollón, contra los mismos pilares de este sistema “transicional” corrupto y obsoleto.

        ¿Lo que venga después? Pues eso, amigo José Manuel -no sé si vas a estar de acuerdo-, dependerá en gran medida de quién ocupe el subsiguiente vacío de poder: si es gente con cara, o es gente con huevos.

        ¡Te invito a unas cañas!

        😉

      • Amigo Indignatus: Termino de leer todas tus intervenciones en el tema de José Manuel Lechado y tengo que decirte que he recibido una grata impresión. No solamente por tu buena explicativa y corrección en el trato dado a los contertulios, si no también por la justeza de tus ideas (según concuerdan con las mías) y por la profundidad de tus análisis.

        Gracias por acercarte hasta aquí. Confío en “”verte” a menudo.

        Un saludo.

    • Me apunto a lo de las cañas. ¿Cuándo? 🙂
      Eso sí, pienso que por supuesto que pueden reprimirnos a cañonazos. En cuanto les parezca oportuno. Si no lo hacen, es porque no les hace falta. Con la enorme deuda ciudadana ya tienen a la gente bastante pillada.

  4. Magnífica exposición. Estoy totalmente de acuerdo con lo que explicas, y creo que ese país sólo puede tener una esperanza: que se deje de ensalzar la mediocridad. Es mucho más difícil engañar y manipular a personas con un criterio propio, y eso se puede conseguir con la educación adecuada… Justo la que no tenemos. Más que una protesta general necesitamos una rebelión en toda regla.

  5. Sinceramente, gracias por tu magnífica exposición. No se me ocurre añadir nada más. Estoy presto a escuchar tu sabio discurso; intentaré localizar tus publicaciones que, sin lugar a dudas, me serán de gran ayuda.

  6. Sin duda uno de los grandes problemas de España es la dificultad que hay a veces para mantener un debate sosegado y sin insultos…
    En todo caso, he visto que las personas que discrepan con mi punto de vista se centran en el fantasma de Rodríguez Zapatero. Pues bien, creo que en el artículo he dejado bien claro que el proceso actual de saqueo de lo público comenzó en tiempos de Felipe González, continuó con Aznar López y Zapatero y prosigue ahora con Rajoy, que parece que es el que va a culminar el asunto. Así que mal se me puede acusar de olvidarme de esos viejos amigos: para mí no hay diferencia, más allá de cierta cosmética, entre PP y PSOE.

    • Gracias Jose Manuel por centrar el debate sobre el artículo y no sobre las personas que lo comentanen una u otra dirección.
      La primera parte del mismo es muy didáctica, yo misma lo explicaba de forma muy parecida a mis alumnos hace unos años.Discrepo contigo en la segunda parte.
      Todos esos puntos que denuncias-inestabilidad social,empobrecimiento integral del país,aniquilac. del sist. educativo,futuro incierto, conflictividad-no se han producido de la noche a la mañana durante el último año.Somos muchos los que venimos padeciendo de unos años para acá.Yo en primera persona,sin dar detalles.
      Si me centro en un punto que conozco bien: la Educación. Te diré que he sido testigo de cómo se ha ido devaluando progresivamente y en picado a través de los distintos Planes y Leyes de los gobiernos socialistas y la LOGSE de Rubalcaba fue la puntilla al ya precario nivel de nuestros jóvenes.No se puede bajar más,pero así son más fáciles de manipular.Estarás de acuerdo en esto.
      Esa situación “actual” que denuncias en tu artículo es el producto de un gobierno desatinado, despilfarrador, voluble e inmaduro como el que lo dirigió; por no hablar del descrédito internacional al que nos ha arrastrado con sus desplantes y sus patéticas intervenciones en los foros europeos y mundiales.Si, desgraciadamente él no fue tan “aburrido” como Rajoy, para regocijo de los políticos,parlamentarios y periodistas del mundo entero.Gracias a la censura periodística, que ha sabido filtrar bien las noticias, aquí no nos hemos enterado de los comentarios y artículos que se han vertido sobre sus “intervenciones”.Casi mejor ahorrarnos la vergüenza.Yo, por desgracia, he estado al corriente.
      Y para terminar, te diré que vivo en Andalucía,mi querida tierra,donde la corrupción política y social es ya endémica y crónica,en donde La Junta está muy orgullosa de la decisión que tomó hace años de privatizar la gestión de 17 Hospitales en los que nos atienden con toda profesionalidad y eficacia sin costarnos un céntimo.Por cierto la mayoría de la gente se está enterando ahora de que están “privatizados”.La Junta se ahorra con ello sus buenos dineritos pero no lo invierte en Educación,donde estamos a la cola de España y por lo tanto de Europa, sino que se lo reparten como buenos camaradas, cuando no se lo meten por la nariz, que también.Y ahí están tan ufanos.
      ¿A mi me hablas de futuro incierto y pobreza? Aquí no se mueve nadie para protestar, pero se van a Madrid a hacer bulto en las manifestaciones de los sindicatos, que esos tienen capítulo aparte.Date una vueltecita por el BOJA y sabrás de que te hablo.Esos sí que han perdido la vergüenza y los papeles.
      Y para terminar: para que haya “unos” tiene que haber “otros”,es lo legítimo, sin necesidad de irse a los extremos.O si no,¿para qué están las urnas?
      “NO PIDAMOS EL RETORNO DE LO QUE FUE CAUSA DEL TRASTORNO” Ortega y Gaset.
      Es un placer debatir con una persona de nivel, sin coba.
      Un saludo.

      • Llevo años oyendo el eterno cantar de que el origen y motivo permanente de nuestra supuesta decadencia educativa es por las leyes del gobierno tal o cual. Primero: no sé si hay decadencia o nunca hubo altura educativa desde la que decaer. Más bien creo lo segundo. y Segundo: yo, lo que veo, son mejores libros, mejores aulas y mejores medios. Hogares – donde viven los alumnos- algo más formados al menos que los de hace 50 años. Y a pesar de todas esas mayores posibilidades ¿ decaemos por culpa de la leyes? No lo comprendo

    • El caso es que la aristocracia y la oligarquía casposa, llamada “casta” política suma de bipartidismo-sindicatos-patronal-familiares-amiguetes que se unió al reparto del pastel, no han dejado de gobernar para sus interés particular. Todos y cada uno de los que han gobernado han desmantelado lo de todos para incluirlo en la tarta de la que cada vez comen más, ya que los privilegios han crecido según han ido naciendo hijos, nietos, biznietos, sobrinos ect. osea que la familia se ha convertido en un monstruo que por su tamaño va ha empezar a comerse a si mismo, pues cada vez quedan menos brotes y despojos de donde alimentarse. Si no paramos la colmena, el destino de los plebeyos pasa por salir e irse lo más lejos posible o convertirse en esclavo por una ración diaria de lentejas.

    • A Concha me gustaría decirle, en esta ocasión:

      Si no le gusta ni el PSOE ni el PP, como parece inferirse de sus palabras, ¿cómo puede decir esto?:

      “para que haya “unos” tiene que haber “otros”,es lo legítimo, sin necesidad de irse a los extremos.O si no,¿para qué están las urnas?”

      ¿Que son para usted, doña Concha, “los extremos”? ¿Está diciendo que el PSOE y el PP -ninguno de los cuales parece gustarle- son “legítimos”? ¿Qué piensa usted, en definitiva, más allá de la crítica y en un sentido positivo?

      Porque, tal y como lo plantea -o como yo creo entenderlo, tras leer varias intervenciones-, usted está en contra de los partidos mayoritarios, de los minoritarios, de quienes protestan en las calles, voten o no voten, y también de los sindicatos. Está en contra de lo que han venido haciendo los Gobiernos en España, pero también de todo cambio. ¡Está en contra de todo!

      Así pues, doña Concha, le pregunto… ¿hay algo de lo que no esté usted en contra? ¿Algo concreto y comprensible para quien no la conoce personalmente ante lo que esté a favor?

      Porque, de momento, y sin querer ofender, empieza usted a recordarme a Sid Vicious…

  7. Efectivamente Mandarina Luz que no fue el anterior gestor quien encarriló este tren a ninguna parte en la vía en la que nos han montado, sino el anterior del anterior… pero no tengo ninguna duda de que el guión de este diseño diabólico fue de Felipe González.

    No obstante el verdadero y transcendental cambio de vías por el cual en este país a diferencia de otros el saqueo a los ciudadanos va cobrando caracter de genocidio socieconómico -aunque aún estemos en fase incipiente de desamortización-…. decía que ese cambio de vías para situarnos en la pendiente creciente, hay que situarla en la fecha y actores en que se dió este cambio: EN JULIO DE 2.011 LA DEUDA PUBLICA ESPAÑOLA ERA DE LAS MAS BAJAS DE LA UE… EN SEPTIEMBRE DE 2.011 ERA LA MAS ALTA

    Un saludo amigo.

    Julen Lizaso

  8. ¿VEIS AMADEA, CÓMO LOS QUE QUEREIS LLEVAR LA RAZÓN, SABIENDO DE ANTEMANO, QUE NO ES ASÍ, TENEIS LA FEA COSTUMBRE DE INSULTAR, CUANDO NO PODEIS QUEDAR ENCIMA DE LOS QUE NO SON CÓMO VOSOTROS? A MÍ NO SE ME OCURRIRÍA DECIROS NUNCA, QUE EN VEZ DE HABLAR LADRAIS. Y LUEGO OS ENFADAREIS, SI SE OS LLAMA FACHAS.LO PRIMERO, QUE UN OBRERO, QUE ESTÁ AL BORDE DE LA RUÍNA, Y QUE VIVE DE SU TRABAJO SIN PRIVATIZAR NADA, NI COMERSE EL SUDOR DE LOS QUE TIENE A SU LADO, JAMÁS, ¿ME OYES? DEBE VOTAR POR LA DERECHA, QUE NO HA TRAÍDO MÁS QUE DESGRACIAS A NUESTROS PADRES Y NUESTRA VIDA. LOS MILITARES, LA IGLESIA, Y LOS POLÍTICOS, DE CUALQUIER SIGLA, NO PIENSAN MÁS QUE EN EL DINERO, EL PODER, O LA GUERRA, Y LAS ARMAS. SI ALGUIEN TIENE QUE LLEVAR EL PAÍS, PORQUE NO HAY MÁS REMEDIO QUE ALGUIEN LO LLEVE, MEJOR, PEOR, O MAL. VALE.PERO JUNTOS LOS TRES PODERES, NO HAY QUIEN LO SOPORTE. YO, QUE NI SIQUIERA PUDE IR AL COLEGIO, POR LA GUERRA, Y A LOS 13 AÑÓS TUVE QUE PONERME A TRABAJAR, PARA MAL COMER, NO SOY CAPAZ DE INSULTAR A NADIE, PORQUE MIS PADRES, ERAN MUY RESPETUOSOS, Y ME LO TYRANSMITIERON, Y YO SEGUÍ MUY A GUSTO SUS INDICACIONES. SOY ALEGRE, POSITIVA. AMIGA DE TUDA PERSONA BUENA, VENGA DE DONDE VENGA, Y DEL COLOR QUE TENGA. ME GUSTAN LOS NIÑOS, LA MÚSICA LAS ARTES, EL AIRE LIBRE, NO SOY LUJOSA, NI EGOÍSTA Y EN MI BARRIO Y MI TORRE, TODO EL MUNDO ME RESPETA Y ME QUIERE. PERO LA VERDAD, NO TIENE MÁS QUE UN CAMINO. Y AHORA, ME ACABO DE ENTERAR QUE EL MARIDO DE LA FABRA, SE HA FORRADO, PRIVATIZANDO LOS ANÁLISIS CLÍNICOS, MIENTRAS IBA CON LOS QUE PROTESTAN. NO SÉ, CÓMO CALIFICAR A ESTA MUJER, SU MARIDO Y SU PADRE, CON EL AEROPUERTO SIN AVIONES, GASTANDO EL DINERO PÚBLICO, PARA SACAR SU TAJADA. Y ASÍ TODOS. PERO TODOS A UNA, DEJARNOS CON EL C AL AIRE, Y SEIS MILLONES DE PARADOS ENFERMOS Y MENDIGOS. SI VOSOTROS ECHAIS UNA MIRADA, DE 360 GRADOS O SEA CÓMO UNA VUELTA AL RUEDO, A VUESTRO ALREDEDOR, Y DESPUÉS ME CONTAIS, LO QUE VEIS EN ESPAÑA. MARILUZ, HA SIDO UN PLACER LEERTE, Y VER LO INTELIGENTE QUE ERES. GRACIAS POR SER MI AMIGA, CÓMO TODOS LOS QUE FORMAIS DIARIAMENTE IDP. GRACIAS. AURORA.

  9. Justiniano Rodriguez, cuando la mediocridad es la talla moral e intelectual de un país, devaluar como haces en tu comentario un análisis tan lúcido escrito por una persona tan aplicada y desinteresada como Jose Manuel Lechado en este artículo… -aunque tan solo fuese por el celo mostrado en cubrirlo tan completo, a cambio de nada- desmerece tu opinión, ¡cual es tu aportación?… ahí va la mía… y si sigues atentamente a este autor, se te pueden caer mas de un velo.

    Ongi izan eta ikusi arte.

    Julen Lizaso

    http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130111/381913/es/Cuatro-opciones-para-2013-I

  10. La verdad, al observar este intenso debate, me doy cuenta de que lo que voy a aportar a continuación no servirá de mucho para arreglar el país, pero sí, por lo menos, para animar a algunas personas aquí presentes.
    Nos quejamos mucho de lo mal que lo hace el actual Gobierno. Claro, tiene la culpa de todos los males habidos y por haber, de cómo nos ha ido (¡incluso cuando no estaban ellos!) y de cómo nos irá. Cientos de manifestaciones todas las semanas, claro, ahora. No hace años, cuando algunos ya sabíamos que nos estaban mintiendo descaradamente, no, ahora. ¡Qué casualidad! Como si en esos años no hubiera gente desviviéndose por llegar a fin de mes, como si no hubiera tasas judiciales, como si no hubieran familias enteras echadas de sus casas. Por favor, no me hagan reír, además, descalificando algunos a otros con el apelativo de “facha”, que es del siglo pasado, y que como bien digo, se fue. A ver si por tanto mirar hacia atrás se van a olvidar de mirar de vez en cuando hacia delante. Ese es el problema: hay mucha gente que, asegurando que poseen la sabiduría absoluta, invita a los demás, sin conocerles de nada, a leer, informarse y estudiar por el mero hecho de contradecirles. Señores, seamos un poco humildes y mirémonos en el espejo, también de vez en cuando. Estoy de acuerdo con lo que dicen Concha y Palma, no sólo por lo que dicen, sino porque no van dando lecciones de moral a nadie. Por Dios, no piensen que yo las estoy dando, sólo bajo a la realidad a aquellos que se sienten reflejados en lo que digo. Por supuesto, cuento con que algunos, al leer este humilde comentario, maquinen en sus cabezas todo lo que podrían decirme, aún sin conocerme, sin saber cuántos periódicos, libros y memorias de Platón, César, Marat, Hobbes, Locke o Marx he “absorbido”. Sólo digo que no he querido ofender a nadie, y si alguien se ha sentido así… Por algo será.
    Así nos va. En un país ya dividido, que nuestros padres intentaron unir, y cuyos ciudadanos más que hablar, ladran. Éste es nuestro verdadero problema: no sabemos admitir que tenemos la gran culpa de todo lo que a nosotros mismos nos repugna, y claro, como no nos vamos a hacer sentir culpables a nosotros mismos, repudiamos todo lo que nos contradiga y no nos guste oír, por mucha verdad que haya en las ideas de escuchamos. Me incluyo, desde luego. Que no se diga que tiro la primera piedra. Agradezco a los que me lean, y por descontado, a los que entiendan abiertamente lo que digo. Para concluir, les dejo una frase de Lincoln, decimosexto presidente de los Estados Unidos, que espero nos haga reflexionar: “Una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse en pie”.

    • Señora, para gustos, el arco iris. Esos son sus pensamientos, pero no son los míos. Yo no soy experta en anda, pero me gusta analizar los hechos, comparar en la medida que puedo o mis conocimientos me lo permiten y procuro contrastar todas las informaciones que nos llegan por tan diferentes medios.

      Usted dice que “Nos quejamos mucho de lo mal que lo hace el actual Gobierno. Claro, tiene la culpa de todos los males habidos y por haber, de cómo nos ha ido (¡incluso cuando no estaban ellos!) y de cómo nos irá. Cientos de manifestaciones todas las semanas, claro, ahora.” No señora, no nos quejamos “ahora”… llevamos muchos años quejándonos, pero parece que sólo ha servido para empeorar la situación. Verá usted, si miramos un poco la historia desde un punto de vista un poquito “lejano”, analizándolo con una actitud desapasionada, se puede ver (al menos eso me sucede a mi) que los acontecimientos que vivimos “ahora” no son el producto de el devenir de un años, ni de dos, ni de tres… estos resultados vienen de muy atrás, y estoy hablando de muchos años, de décadas… hablo de los momentos de la transición. No soy capaz de dar lecciones y mucho menos de historia en este medio… pero tampoco puedo aceptar que me las den personas que por sus comentarios demuestran tener muy poca información contrastada o se limitan a corear lo que por activa y por pasiva nos “vende” este gobierno (casi igual que los anteriores, y me refiero a todos ellos sin excepción).

      La humildad, señora, es para mi otra cosa diferente de la que usted alude. Si hago referencia a Platón es tan solo porque es el primer filósofo que nos enseñan desde la escuela y a partir de ahí la cosa ya se complica bastante. Lo que sucede es que aprendemos mal y por eso interiorizamos mal los conocimientos: aprender no significa “memorizar”, significa “entender” los conceptos que nos presentan, sin eso, el aprendizaje no existe. De ahí que cuando nos “venden” una información no seamos capaces de discernir la realidad de la fantasía, la verdad de la ilusión y que los duros nunca nos costarán cuatro pesetas.

      “En un país ya dividido, que nuestros padres intentaron unir, y cuyos ciudadanos más que hablar, ladran.” No ladramos, señora… nos indignamos y protestamos y reclamamos con dignidad y todo el derecho… eso, eso que nuestros padres y nuestros abuelos lucharon hasta la muerte (al menos en mi caso) y que estos gobiernos sin escrúpulos han vendido al mejor postor llevándose ellos una buena parte del botín.

      “Éste es nuestro verdadero problema: no sabemos admitir que tenemos la gran culpa de todo lo que a nosotros mismos nos repugna, y claro, como no nos vamos a hacer sentir culpables a nosotros mismos, repudiamos todo lo que nos contradiga y no nos guste oír, por mucha verdad que haya en las ideas de escuchamos.” Señora ¿usted tiene alguna culpa de la situación social y económica que vivimos? Entonces… ¿qué hace usted en un lugar como este donde “vive” gente que para nada se siente culpable y que anda buscando a esos culpables?

      Sabe? yo no me siento culpable de nada de lo que usted dice y no tengo, en absoluto, ese sentimiento social-católico que transmite la culpa de padres a hijos porque nunca han dado lo suficiente al mercado y al poder.

      Yo solo repudio la farsa gubernamental,
      la corrupción económica del poderoso,
      el chantaje emocional que todas las navidades nos inunda en los medios con la pobreza mundial que ellos crean durante todo el año,
      la muerte de personas jóvenes e inocentes que trataban de divertirse y se nos fueron porque un individuo sin escrúpulos se limitó a obviar las necesarias medidas de seguridad,
      los recortes en sanidad dejando que las personas mueran para que otros se enriquezcan,
      los recortes en educación que limitarán el crecimiento de toda la sociedad,
      los desahucios de personas mayores y niños que se ven obligados a vivir en la calle,
      odio ver como gente mayor anda buscando comida en las basuras…

      No sigo, señora, porque la lista es muy larga y, además, estoy segura de que usted, si sale a la calle y mira con los ojos abiertos, verá rápidamente la realidad. El resto, en estos momentos, casi carece de importancia y, cierto: “Una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse en pie”… sería tan amable de explicárselo al gobierno actual?

      Saludos cordiales.

    • ¿Que somos culpables?, señora usted aparte de haber absorbido a Platón y compañía debe ver la realidad en la que vivimos ahora, y culpar a las personas que han trabajado toda su vida o a los que por la falta de previsión no pueden hacerlo ahora, más de seis millones de parados lo avalan, es porque aquí en España no se han dedicado a investigar y crear sector industrial y de imnivación, y sí al pelotazo a corto plazo de la construcción. España no venda nada, no innova nada, no crea nada, y la culpa es de los que deberían haber pensado en el bien común y no en el dinero fácil del pelotazo rápido y el engorde del sector público lleno de empresas que lo único que aportan son nominas para amiguetes de los políticos de turno. Yo por mi parte le puedo decir que me he aprendido de memoria la guía de teléfonos de Valencia, comprendiéndola he!, y he llegado a la conclusión de que telefónica es una compañía de teléfonos con unas páginas amarillas que dicen más verdades que las televisiones públicas.

    • Como no se que edad tienes, no puedo juzgar que tus padres quisieron unir este país de ladradores, pero yo que paso de los 70, te puedo hablar de mis padres y coetáneos que lo que intentaron fue avasallar, sojuzgar, dominar, y poner un bozal a los españolitos ladradores.
      El hecho de haber leído y estudiado a Platón, César, Marat, Hobbes, Locke o Marx , es indudable que te da una perspectiva, pero eso no quiere decir que tu punto de vista sea el correcto, te puedo nombra a muchas personas con una gran cultura, que han cometido las mayores atrocidades contra la humanidad.
      En cuanto lo ejemplarizante de la frase de Lincoln, tu sabes que se pueden encontrar frases para justificar cualquier cosa, juraría, sin tener constancia de ello, que Hitler, tenia alguna frase para justificar el genocidio. De todas maneras creo que haces muy bien en verter tus opiniones y yo me considero obligado a respetarla.

    • A la señora Amadea, y ya que tanto se está hablando aquí de edades, solo le voy a decir dos cosas:

      Una, que yo soy exactamente tres días más viejo que la actual Constitución española. Y por lo tanto no tengo culpa de NADA de lo que está pasando aquí: no voté en el referéndum de 1976, no voté la Constitución, no voté a Adolfo Suárez, ni a Felipe González, ni a Aznar la primera vez -y, ya que estoy, ni al PSOE ni al PP en toda mi vida-.

      La otra cosa que quería decirle es que, a pesar de esto, las primeras manifestaciones a las que recuerdo haber acudido son las que se celebraron contra la inclusión de España en la OTAN a mediados de los ochenta, y desde entonces no he parado.

      Así que igual usted sí tiene culpa de algo, doña Amadea. Usted sabrá. Pero yo no. Yo me he manifestado con todos y cada uno de los Gobiernos que ha habido en este país desde que no levantaba tres palmos del suelo, y ahora tengo que escuchar cómo Alejo Vidal Quadras, que me saca muchos lustros, dice en televisión que la crisis le ha hecho abrir los ojos y darse cuenta de que, en este país, llevamos treinta años viviendo en un sistema putrefacto y profundamente injusto.

      Ruego se me disculpe mi poco democrática expresividad, pero tiene huevos…

  11. SI ME CONOCIESES, PALMIRA, NO DIRÍAS ESTAS COSAS. NO SÉ LA EDAD QUE TIENES NI ME IMPORTA, PERO YO, HE VIVIDO, ANTES DE LA GUERRA, EN LA GUERRA Y DESPUÉS DE LA GUERRA, CON TODAS SUS HORRIBLES CONSECUENCIAS. HE SOBREVIVIDO, Y NO ENTIENDO PORQUÉ. Y AHORA ESTOY EMPEZANDO A VIVIR EL CALVARiO OTRA VEZ. POR ESO HABLO. PORQUE SÉ DE QUE HABLO. NO ME PONGAS CÓMO EJEMPLO LA DICTADURA, EN LA CUAL, TE BAJABAN LAS FALDAS, TE SUBÍAN LOS CUELLOS, TENÍAS QUE LEVANTAR LA MANO A LO NAZI, CON CUALQUIER NIÑATO FALANGISTA O REQUETÉ CON CUALQUIER ESTANDARTE, PORQUE TE INFLABAN A BOFETADAS, Y AL MÁS MÍNIMO DESLIZ, TE LLEVABAN A GOBERNACIÓN, , Y NO PRECISAMENTE A DARTE DE COMER. YO NO TE INSULTO, PERO ESTOY EMPEZANDO A SENTIR LO MISMO, QUE ENTONCAS, PORQUE NO TE DEJAN DECIR LO QUE QUIERES, Y POR MENOS DE NADA TE TRATAN DE TERRORISTA, Y TE PEGAN LOS ANTIDISTURBIOS, UN BOLAZO EN UN OJO. LO OTRO, ERA UNA DOICTADURA MILITAR, ESTO, YA SE ESTÁ CONVIRTIENDO EN OTRA DICTADURA, QUE TE MIENTE, TE ROBA, TE DEJA EN LA CALLE , TE DESAHUCIA, Y PERSIGUE, EN APARENTE CALMA, CON MEDIA ESPAÑA TRABAJANDO, Y LA OTRA MEDIA MURIENDO. SI ESTO QUE TE DIGO TE PARECE UN CUENTO, SERÁ LO QUE TÚ DIGAS. PERO ECHA UNA VISTA A TU ALREDEDOR, Y MIRA, LOS DESPEDIDOS A MILES Y LOS QUE ESTÁN COMIENDO DE LO QUE TIRAN LAS GRANDES EMPRESAS, CÓMO EN AUXILIO SOCIAL. Y SI SE COTIZA TODA LA VIDA DE TRABAJO A LA SEGURIDAD SOCIAL, PORQUÉ TIENES QUE PAGAR LAS MEDICINAS Y TIENEN QUE PRIVATIZAR NADA. Y ES MI MENTE, Y EXPERIENCIA LA QUE HABLA. YO ESTOY MUY TRANQUILA. CON UNA PENSIÓN NO CONTRIBUTIVA, PAGANDO EL 21% DE IVA IGUAL QUE CUALQUIERA, MÁS DEL DOBLE DEL IBI, PORQUE AHORA QUE LAS CASAS VALEN MENOS, EL SUELO SUBE, Y TODOS LAS SUBIDAS DE LUZ, Y GAS, Y TODO, MIENTRAS ELLOS, COMEN EN EL CONGRESO POR 3,50 Y TIENEN SUS PAGAS VITALICIAS, SOY MAYOR, PERO NO TONTA. Y RODRIGUEZ SAN PEDRO, TE DIGO, QUE NUNCA JAMÁS ME HA DADO UN JAMACUCO, POR DECIR LO QUE SIENTO, QUE ES LA VERDAD. YO NO DIGO QUE TODOS SEAN BUENOS. YA HE DICHO LO QUE PIENSO DE TODOS LOS GOBERNANTES, PERO ESTE, O ESTOS, SE LLEVAN LA PALMA DE ORO, CON LAS PROMESAS PREELECTORALES, Y LOS HECHOS DESPUÉS. SI TÚ, O VOSOTROS, NO PENSAIS ASÍ, PORQUE NO MIRAIS BIEN LA SITUACIÓN DE LOS ESPAÑOLES EN GENERAL, Y NO LA DE UNOS CUANTOS AGRADECIDOS AL SISTEMA CÓMO VOSOTROS, QUE SUPONGO POR LO QUE LEO, QUE LO ESTAIS, ME ALEGRO, POR VOSOTROS. PERO NO ME PIDAIS QUE PIENSE IGUAL, PORQUE ME SERÍA IMPOSIBLE.Y PERDONAR, SI OS HE OFENDIDO, Y QUE OS PAREZCA BIEN QUE ANDREA FABRA, NOS DIGA, QUE NOS JOD… Y LOS QUE FORMAN EL GOBIERNO APLAUDAN LOS RECORTES, MIENTRAS A ELLOS NO LES FALTA DE NADA.ESO, ME PARECE UN TANTO ABSURDO, ¿NO CREEIS?

  12. AQUÍ SE RESPETA A TODOS LOS QUE DICEN COSAS VERÍDICAS SEGÚN SU PENSAMIENTO. SE DISCUTE, Y NADIE DICE NADA. SIMPLEMENTE CONTESTA CÓMO EN TODO DEBATE, QUE POR CIERTO CASI SIEMPRE NADIE DEJA HABLAR A LOS DEMÁS, PORQUE TODOS QUIEREN DECIR SU VERDAD, DESDE SU POSTURA. ESO ESTÁ BIEN. PERO CUANDO AQUÍ ALGUIEN HABLA DE DEMOCRACIA, QUE ES MEJOR QUE LA REVOLUCIÓN, SE LE VE EL PLUMERO, A LA LEGUA, PORQUE AQUÍ, MEDIA ESPAÑA O MÁS, ESTÁ SIN COMER DESAHUCIADA, EN EL PARO Y SIN NADA QUE DARLE A SUS HIJOS, Y HABLAR DE DEMOCRACIA, ES CASI UN CRÍMEN, PUES AQUÍ DESDE HACE UN AÑO, NO HAY NINGUNA CLASE DE DEMOCRACIA, ESTO ES UNA DICTADURA, MUY DURA, DURÍSIMA CÓMO HACE 50 AÑOS, Y LAS DICTADURAS TRAEN CONSIGO REVOLUCIONES, YA QUE QUIEN OPINE, QUE ESTAMOS EN UNA DEMOCRACIA, O ESTÁ CIEGO Y SORDO, O TIENE LO SUFICIENTE PARA VIVIR CÓMO SI ESTUVIÉSEMOS EN UN ESTADO DE BIENESTAR. Y NO HAY NADA MÁS LEJOS QUE ESO AHORA AQUÍ, LA MAYORÍA DE LA GENTE, ESTÁ A PEDIR LIMOSNA. PORQUE NOS HAN QUITADOP TODO Y NOS HAN MEDIDO A PENSIONISTAS, TRABAJADORES, PARADOS ENFERMOS GRAVES, Y POLÍTICOS CON EL MISMO RASERO, CÓMO SI ESO FUESE CIERTO. NOSOTROS NO TENEMOS UN SUELDO DECENTE, NI HEMOS MALVERSADO FONDOS, Y ESO ESTÁ A LA VISTA DE TODO EL MUNDO MUNDIAL, AQUÍ, Y EN EL EXTRANJERO. ASI QUE DE BUENA VIDA, LIBERTAD DE DECIDIR, Y GASTOS CUBIERTOS, NADA DE NADA. SI USTEWDES LO TIENEN, SON MUY AFORTUNADOS. QUE LES DURE MUCHO. PORQUE AHORA MISMO, ESPAÑA ESTA MÁS HECHA PEDAZOS, QUE UN PUZZLE GIGANTE. ASÍ, QUE NO OPINEN LOS QUE NO QUIEREN VER, CÓMO ESTAMOS. ¿VALE?.

    • ¿Y a ti no se te ve el plumero?….. Si estuviésemos en una “dictadura dura, muy dura durísima”, ya veríamos si podrías opinar así. Todas esas grandes calamidades que denuncias ¿han pasado SOLO en un año? ¡! ¿hace DOS años estabas nadando en la opulencia? ¡!…..

      • Y yo te pregunto Palmira, ¿que sabes de las dictaduras muy duras, y de las democracias?. Yo si tengo la experiencia, he vivido desde que nací una dictadura, que por poner, por disculpa para no anotarme a La Falange con once años, dije que no me dejaba mi madre y al día siguiente estaba la policía social en mi casa preguntándole a mi madre porque no me dejaba anotar en La Falange (no me acuerdo el nombre de los policías pero si el de el comisario jefe) y menos mal que mi madre era más fascista que Musoline y pudo demostrarlo, en cuanto a la democracia, también tengo la experiencia de vivir 32 años en la que esta considerada como la democracia más avanzada de Europa, por eso cuando oigo decir que vivimos en una democracia, me dan dolores de barriga de tanto reír.

      • Ojala, Palmira, ojala esto derivase en una dictadura dura, pes sería la única forma de poder defendernos de ella además de ser apoyados por otros países democráticos. Lo malo es que vivimos en una dictadura cobarde camuflada de legitimidad democrática, que es lo que les conviene, se las dan de demócratas pero en realidad no dialogan con nadie y gobiernan a base de decretos, saben que si dan un paso en falso y sale a relucir su verdadera condición, nadie los iba a salvar de la justicia revolucionaria.
        Lo mejor seria que imitasen al dictador Al Assad de Siria. Que sean valientes y dejen salir el fascismo que llevan dentro por favor, y se dejen de culpar a herencias recibidas, ordenes de bruselas, rezos a la virgen del Rocío para crear trabajo y otras mamandurrias con olor a rancio fachoso y cobarde. mamandurrias

      • Hola amigo Indignado: porfa informate un poco sobre el asunto de Siria. No es todo tal como lo cuentan los medios. Hay mucho mas.

        Un saludo

  13. He leído el artículo, y bueno, es una opinión tan respetable como cualquier otra. Pero me han parecido más interesantes los comentarios posteriores. La gente no entiende que en un debate se puede discrepar pero NUNCA descalificar con insultos (ignorante, estúpido..) y estereotipos (tan trasnochados: ¿”facha”?, ¿”franquista”?… ¡qué antiguo!) al que opina diferente. Esa es la tónica: disparar contra el que no entra en el “pensamiento único” ¡qué pena!. Me ha gustado el comentario de Concha, Ud. no insulta: comenta lo que piensa y repito, TAN RESPETABLE como cualquier otro punto de vista. Eso es educación y verdadero espíritu democrático. A ver si aprendemos a respetar TODAS las opiniones.

    • Facha y franquista solo lo he dicho yo, y en boca de otra persona que se calificaba a sí misma en esos términos. Tú estás calificando, y eso se contradice con tus argumentos.

      En cuanto a la respetabilidad. Pudiera ser respetable que yo diga que la leche es negra… pero no es una afirmación cierta excepto para mí, que o no sé ni de qué hablo, o quiero tener razón, pese a que los hechos sean contrarios a ella, o porque he decidido llamar al blanco: negro. En este caso mi opinión no contaría con lo evidente para el resto, ni con su criterio, ni con los hechos probados (pensamiento único).

      Pienso, en cuanto a lo del “pensamiento único”, que además de que afortunadamente nos estamos librando de él, a ti, y según el uso que le has dado, te vendría bien conocer el significado de esa expresión: http://es.wikipedia.org/wiki/Pensamiento_%C3%BAnico

      Las opiniones son respetables siempre que su aplicación práctica no perjudique a la mayoría. Y especialmente cuando son propias, y no inculcadas por los medios de comunicación del poder.

      Las personas son respetables, pero las opiniones, a veces sí, y a veces no. Y alguna gente está ya muy quemada.

      • Paco Bello: creo que las opiniones siempre deben respetarse las compartas o no, porque con ello respetas a las personas que las expresan. Si acaso como dice fergar, debatirse y/o discutirse. Y yo si que estoy muy quemada: de los que se dedican a aleccionar a los demas.

      • En este caso sí respeto tu opinión (pues es una opción personal), pero no la comparto.

        Imagina que yo fuera de la opinión de acabar con todos los bajitos porque son de una raza inferior (¿te suena?). Sin duda sería mi opinión y pese a ello ¿crees que sería respetable?

        Las opiniones son discutibles, los hechos no suelen serlo, y a las personas las conocemos por sus actos, no por sus palabras.

        Desgraciadamente conozco a mucho “horizontal” con hechuras de fascista, y a algún fascista con alma de humanista. Su opinión en muchos casos no se corresponde con sus personas, porque no tienen la suficiente capacidad para conocerse a sí mismos, ni tampoco para entender aquello que dicen defender y con lo que se identifican.

        Puede que al final solo sea una cuestión semántica, pero el “respeto”, en mi caso, y en un principio, solo es atribuible a las personas (que también pueden dejar de serlo).

    • Señora Palma:

      Ruego me disculpe usted por lo que voy a decir, pero sinceramente tengo la impresión de que su lectura de lo que es el “espíritu democrático” es… cómo decirlo… como muy naïf.

      “Democracia”, doña Palma, es una palabra muy grande y muy seria, que va mucho más allá del “respeto a todas las opiniones, sean cuales sean”. En Alemania, por ejemplo, impera un sistema político de tipo democrático y, sin embargo, allí hay determinadas ideologías que -muy sabiamente- están, junto a los símbolos a ellas asociados, prohibidas por ley.

      Así, el verdadero “espíritu democrático” -entendiendo “democracia” como un término político- es en realidad una cosa muy sofisticada y muy avanzada intelectualmente que ninguna persona puede desarrollar por sí misma si no es a través de la lectura de libros, de la educación en una familia con una formación intelectual sólida, o de haber crecido en una sociedad -como la francesa o la americana- que haya tenido mucho tiempo para desarrollar y afianzar eso que llamamos “espíritu democrático”.

      Lamentablemente, este último no es el caso de España, doña Palma. La “democracia” española, y al contrario que la francesa o la americana, es aún muy joven, y aquí todavía hay demasiada gente que, por puro desconocimiento y por desinterés de las instituciones, simplemente no tiene una idea muy clara de qué es exactamente eso que en política se llama democracia, ni qué diferencia a ese de otros sistemas políticos distintos.

      Un ejemplo práctico: de acuerdo a cualquier manual de ciencias políticas, la actual situación de España, con un Gobierno que ejerce su tarea exclusivamente a través de una herramienta legal considerada de emergencia como es el decreto-ley, se llamaría “estado de excepción”. Y el estado de excepción, señora Palma, se llama así porque, de hecho, supone una suspensión excepcional de las garantías democráticas. Así, si nuestro actual Gobierno fuera relamente democrático, simple y llanamente llamaría a las cosas por su nombre y diría: “ciudadanos de España: como la situación actual es de emergencia, imponemos el estado de excepción”. Cosa que hace pero no dicen, y por lo tanto mienten, y por lo tanto no se pueden llamar democrátas.

      Si usted, doña Palma, realmente supiera qué es eso del “espíritu democrático” con el que se llena la boca, sabría lo que le acabo de decir. Pero no lo sabe, como la inmensa mayoría de los españoles y casi todos los votantes del PP, y así nos va…

  14. ¿VEIS, CÓMO SE PUEDE ESCRIBIR, CÓMO UN PERFECTO ENTERADO DE TODO, Y DAR LECCIONES, DE HISTORIA, CON PALABRAS SENCILLAS, QUE TODO EL MUNDO QUE SEA LEGAL Y PIENSE, PUEDE ENTENDER, SIN DIFICULTAD? PUES SÍ, SEÑOR LECHADO. SU ARTÍCULO, PESE A LOS NOSTÁLGICOS DE TURNO, QUE DEBEN DE VIVIR DE LAS RENTAS, O DE LOS QUE ENTIENDEN DE GANADO LANAR,ES DE LO MEJORCITO QUE HE LEÍDO EN BASTANTE TIEMPO, Y MUY FÁCIL DE ENTENDER PARA TODO EL QUE QUIERA DEJAR, SU IDEOLOGÍA TRASNOCHADA, Y EGOÍSTA A UN LADO Y CENTRARSE EN LA ACTUALIDAD HORROROSA EN QUE VIVIMOS, Y QUE ENTRE UNOS Y OTROS, O CÓMO PREFIERAN, UNOS ANTES Y OTROS DESPUÉS, NOS ESTÁN HACIENDO TRAGAR, CÓMO UNA PURGA, A BASE DE BOFETADAS, MORALES Y MATERIALES. Y EL ÚLTIMO, CON SUS ASALARIADOS, NOS ESTÁ DANDO SENTENCIA DE CRUZ, CÓMO DICE UNA CANCIÓN ESPAÑOLA. NO HE VISTO DESDE LA TRANSICIÓN, UNAS DESPEDIDAS EN MASA DE OBREROS, DE MILES EN MILES, NI DARSE TANTA PRISA A PRIVATIZARLO TODO, NI ORGANIZAR TAN BIEN LA DEFENSA DE LAS CORTES, CÓMO SI FUESE EL ATAQUE A GUADALCANAL. QUITAR PAGAS Y PENSONES Y ORGANIZAR COPAGOS, A VELOCIDAD DE VÉRTIGO. INSTAURAR NUEVAS LEYES, TRATAR AL PUEBLO LLANO DE TERRORISTA, POR PEDIR PACÍFICAMENTE SUS DERECHOS, QUE PARA ESO, LES DESCUENTAN DE SU SUELDO, LA SEGURIDAD SOCIAL, CON AÑOS Y AÑOS DE COTIZACIÓN. COBRAR POR AMBULANCIAS , POR PEAJES, CARBURANTES, TRANSPORTE PÚBLICO, IVA, PAGANDO IGUAL LOS PENSIONISTAS DE PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS, EL 21% IGUAL QUE UN MINISTRO, QUE COBRA UNA MILLONADA ANUAL, DE TRES O CUATRO PUESTOS DISTINTOS, O VITALICIOS POR UN TRABAJO QUE HIZO HACE 20 AÑOS, Y ENCIMA TRAFICA CON INFLUENCIAS MALVERSA, Y SE LLEVA EL DINERO FUERA DE ESPAÑA, Y EL REY, DICE, QUE LA JUSTICIA ES IGUAL PARA TODOS. LE ENTREVISTAN, Y NO DA, NINGUNA EXPLICACIÓN DE PASADO PRESENTE Y FUTURO PARA EL OBRERO,CÓMO UN MUÑECO DE CERA, SIENDO EL REY DE TODOS LOS ESPAÑOLES, Y EL JEFE SUPREMO DE TODOS LOS EJÉRCITOS…… CALETA, CONCHA, Y JUSTINIANO. O VOSOTROS NO VIVIS EN ESPAÑA, O SUFRÍS AMNESIA POLÍTICA, SI NO VEIS LO QUE ESTÁ PASANDO AQUÍ. PORQUE NO HACE FALTA SER MUY LISTO, PARA DARSE CUENTA, QUE ISIDORO, O EL COLECCIONISTA DE BONSAIS, AZNAR, O EL FUJITIVO DE LAS AZORES, MIENTRAS TENÍA SU CONTUBERNIO, CON BUSH Y BLAIR, Y GALICIA SE HUNDÍA EN CHAPAPOTE SIN QUE ÉL APARECIESE, ZAPATERO, CON SUS AFIRMACIONES ERRÓNEAS, Y SU CEJA LEVANTADA, Y EL SEÑOR (POR DECIR ALGO) RAJOY BREY, O MARIANICO EL CORTO, CON SUS JURAMENTOS Y PROMESAS INCUMPLIDAS TODAS, SIN DEJAR UNA, MÁS SOSO QUE UNA MATA DE HABAS, Y UN HIPÓCRITA REDOMADO, JUNTO A TODA SU TROPA DE EMBUSTEROS, Y NEPOTISTAS DE ESPAÑA. ACOMPAÑADOS DE GENTE CÓMO DIAZ FERRÁN, Y URDANGARÍN, MILLONARIOS, AL ESTILO NAZI, CON LINGOTES DE ORO Y TODO. ¿OS DAIS LOS TRES POR CONTESTADOS? PUÉS CUANDO PREGUNTEIS TONTERÍAS, INFORMAROS ANTES. Y UN APLAUSO PARA LECHADO, Y SU ARTÍCULO. GRACIAS.UNA ABUELITA AGRADECIDA.

    • Por Dios (o por Tutatis) Aurora, no se exalte asi que le va a dar un jamacuco! Ciertamente todos son unos mangantes. Pero el problema no es solo de los politicos sino de la cultura española en general. A ver que politico o partido se salva…

  15. Muy interesante su artículo,Sr. Lechado pero me pregunto dónde estaba Vd. durante los años 2004 al 2011.Personalmente eché de menos artículos como el suyo en esos años.Parece que olvidamos que “el gestor de este desastre” fue el gobierno anterior del que, curiosamente,los que más protestan ahora no quieren hablar.Por supuesto la gestión actual podría ser mejorable, todas lo son, pero le recuerdo que el responsable de la gangrena del país vive felizmente retirado “supervisando nubes” mientras el nuevo cirujano carga con la responsabilidad de las amputaciones, que no es plato de gusto. Por cierto lo de las “movilizaciones callejeras” me recuerdan al que revuelve las fichas del tablero cuando ve que no puede ganar limpiamente.Soy más partidaria de las vías democráticas que de las “revolusiones”.

    • Distinguida señora:

      En esos años, como mínimo, el señor Lechado debía estar “informándose”, cosa que usted parece que no hizo. Y digo esto porque decir, a estas alturas que “”El gestor del desastre” fue el gobierno anterior”, con la ingente cantidad de información que recorre el mundo, demuestra estar muy poco informada y formada. No recuerda usted el gobierno anterior al anterior…? Le informo: era el del señor Aznar. El mismo que fomentó y contribuyó a inflar mucho más la tremenda y terrible burbuja inmobiliaria, etc, etc, etc.

      “Por cierto, lo de las “movilizaciones callejeras”” no tienen nada que ver con el juego del parchís… o cosas por el estilo. Si consigue usted leer un poquito más, sólo un poquito, y, además, piensa también un poquito, verá rápidamente que le han vendido sopas con honda, que le han puesto cortinas de humo y que las rebajas comienzan siempre antes de enero y julio.

      En cuanto a las vías democráticas… ha leído a Platón? por decir alguno de los pensadores de la historia que hablan de ese concepto… claro, pues si lo lee, quizá entenderá que el concepto “democracia”, palabra que debería escribirse con mayúsculas, no tiene nada que ver con lo que hoy día nos venden como tal.

      En cuanto a las “revolusiones”… porfa, querida señora… insisto: leer mata, pero sólo la ignorancia. Que tenga un buen día.

      • Mandarina Luz, pretender tener la razon faltando al respeto como usted hace, demuestra intolerancia y poca educacion, cuanto menos.

      • Vayatela, hablando de educación… yo no he faltado al respeto a nadie, más bien creo que algunos comentarios, por hablar en desfase de la realidad actual, me pueden parecer, a mi, una falta de respeto, y no sólo a mi, también es una falta de respeto a la población maltratada por este gobierno.

        Yo no pretendo tener ninguna razón… las razones son obvias y están en la calle, no es necesario que yo las muestre (aunque podría). Si la gente no quiere verlas, allá ellos con su conciencia.

        Lo que no es permisible, ni tolerable y, además, me parece una provocación, es venir aquí a decir que “”las movilizaciones callejeras” me recuerdan al que revuelve las fichas del tablero cuando ve que no puede ganar limpiamente”. Eso sí que es una falta de respeto, y además imperdonable. ¿Le parece a usted que la gente que protesta por las privatizaciones de los servicios públicos sanitarios, la enseñanza, los que protestan por la estafa de los bancos, y tantos otros motivos de queja ante este o cualquier gobierno que lo haga es motivo de “juegos” o de “berrinches” porque no han podido “ganar ese jueguito”? Pues ese léxico, usado por la persona a la que respondí, SÍ que es una FALTA DE RESPETO. Que yo sepa, y no tengo costumbre de hacerlo precisamente por EDUCACIÓN, no he faltado al respeto a nadie.

        Por otro lado, nunca se me ocurrió entrar en determinados sitios para enfrentarme a quienes colaboran. Si entro en una página donde se debate, se habla, se dialoga y se intercambian ideas, lo primero que hago es enterarme bien de “dónde estoy” y, después, si lo que pretendo es “compartir”, elaboro las cuestiones y las expongo, con respeto por las ideas de los demás, Pero no entro a provocar utilizando un léxico peyorativo o menospreciando las actuaciones de millones de personas que en estos momentos lo están pasando mal, o muy mal, a causa de las acciones de un gobierno que parece no tener en cuenta nada ni a nadie que no sea a los integrantes de su grupo o a los intereses de su partido y, por supuesto, a los intereses de los mercados, que son los que marcan la pauta en la economía mundial mucho más que cualquiera de los gobiernos peleles de los países europeos.

    • Supongo señora Concha, que cuando se refiere al gestor de este desastre, se refiere usted al ínclito J.M. Aznar ¿verdad? por que fue precisamente ese “señor” quien privatizó empresas públicas que daban beneficios y vendió o mejor dicho, malvendió patrimonio público a mansalva, abriendo la veda a la especulación más feroz y propiciando con ello la tan traída y llevada “burbuja inmobiliaria”; que después por presiones, por cobardía o por lo que fuera, Zapatero no tubo arrestos para desinflar. Y perdone que le rectifique sus palabras; la gestión del “gobierno” actual (por calificarlo de alguna forma), no es que sea mejorable, es que es DELEZNABLE.
      En cuanto a las “movilizaciones callejeras” como usted las califica, ¿Se ha preguntado usted quien es el gobierno; que en teoría al menos debe defender al pueblo, del cual emana según la constitución el poder, para apalearlo por protestar por su nefasta gestión? Un gobierno que teme a su pueblo y solo sabe reprimirlo, no está legitimado para gobernarlo. Gobernar señora, es administrar; solo eso. ¿A que “medidas democráticas” se refiere usted? ¿a las que esta aplicando el “señor” Rajoy y su banda de desalmados? que no tan solo no solucionan los problemas; (excepto los suyos y sus adláteres, los corruptos, y banqueros ladrones claro), si no que actúan en sentido contrario.
      De su discurso señora, solo se puede deducir que no le afectan esas medidas, o es usted una ignorante, o lo que es peor una “hooligan” que aún que la realidad le demuestre lo contrario, seguirá justificando lo injustificable mientras sean “los suyos” los que lo perpetran.

    • Concha, me has traído al recuerdo una conversación que mantuve con un conocido, facha declarado y consciente de serlo (y aún así un buen tipo en el fondo).

      El caso es que la mujer (y esto tiene mayor delito) de este conocido, es una buena amiga que era y es comunista, y por su casa pasaban a menudo personas como Carrillo y la Pasionaria.

      En esa ocasión que te decía, este conocido me contaba que tras una cena, hizo un comentario que lo definía ideológicamente con toda claridad. Y Carrillo, que compartía mesa, dirigiéndose a otro de los comensales y esbozando una amplia sonrisa, se despachó con un sonoro ¡joder, aún quedan de estos!

      A mi conocido le costó algún tiempo entender a qué se refería Carrillo con aquello, porque no le había sonado a que todavía quedasen franquistas. Un día comprendió que se refería a que todavía quedaban inocentes, y que aquel cabronazo se había reído de él.

      ¿PSOE-PP? Arriba y abajo, Concha. Y no solo en lo económico. No hay más.

      Por cierto, José Manuel lleva mucho tiempo escribiendo, y no es de los que se callan. Aquí mismo tiene un artículo que quizá te lo aclare:

      http://iniciativadebate.org/2012/04/29/fachas-rojos-los-ricos-se-rien-de-nosotros/

      Un saludo.

      • Gracias Paco,tienes razón es muy esclarecedor,aunque discrepo en un par de detalles.
        Me hace gracia que yo te recuerde a ese amigo tuyo;naturalmente en unas cuantas líneas no se conoce a una persona y se han vertido juicios de valor sobre mí sin conocer mis circunstancias ni mi nivel intelectual o económico.
        Cuando leo algunas de las intervenciones yo tambén exclamo como Carrillo”¡joder,aúnquedan de estos!” porque la realidad nos demuestra que los extremos siempre se tocan y fachas y comunistas siempre van de la mano en sus planteamientos totalitarios.No confío en los salvapatrias de ningun color,ni en los que les siguen.Un saludo, sin acritud.

    • Señora Concha:
      No cometeré el error, como creo que han hecho otros, de apellidarla a usted de facha ni de ignorante. Pero, me temo, su primer comentario la evidencia como votante del PP, y como tal yo le pido a usted que reflexiones sobre estas cuestiones:

      ¿Se leyó usted el programa electoral con el que el partido al que usted vota concurrió a las elecciones? ¿Escuchó usted algún discurso, alguna entrevista, o vio usted algún anuncio? Asumiendo que sí, que algo de esto hizo… ¿en algún momento se paró usted a pensar qué relación había entre el programa anunciado -que habría firmado cualquier militante del PCE-, y la ideología neoliberal de “centro-derecha” que presuntamente identifica al PP y que propugna la FAES? La verdad, doña Concha, es que creo -y trato de hacerle ver- que usted votó en su día al PP única y exclusivamente porque era el PP. Porque desde luego nadie cuya ideología sea verdaderamente de derechas hubiera votado semejante programa. Lo cual, me temo, la sitúa a usted en una posición ideológica que, me parece, no es la que usted misma cree: usted no es ni de derechas, ni de izquierdas, ni de centro. Usted es anti-PSOE, y eso no es ideología. Es visceralidad, y por lo tanto irreflexión, y eso la hace a usted muy fácil de engañar.
      Al margen de ello, y por supuesto, creo que convendría también que reflexionara usted sobre el hecho incuestionable de que el actual Gobierno del PP ha incumplido todas y cada una de aquellas promesas tan sociales y tan simpáticas que hicieron en ese mismo programa por el que usted en teoría les votó, y eso la convierte a usted en alguien mucho más estafado que yo, que puedo decir al menos que no les voté.
      En cuanto a sus observaciones en cuanto a las “revueltas callejeras” y las “revolusiones”, debo pedirle también que reflexione sobre el hecho de que cualquier democracia del mundo, empezando por la americana y la francesa, empezaron así: con una revolución. La conclusión obvia, por tanto, es que las revoluciones son, por definición, procesos estrictamente democráticos.
      Y creo que no me dejo nada.
      Un saludo.

  16. Pues lo siento. A mí me parece un análisis lleno de inexactitudes, cuando no errores de bulto, tópicos y lugares comunes, que mezcla churras con merinas y que no aclara nada, muestra del confusionismo que impera en una izquierda desorientada.

    • Pues yo no lo había leído (uno no puede leer todo lo que quisiera) pero sus “reticencias”, me han hecho leerlo y ni he apreciado “inexactitudes” ni por supuesto “errores de bulto” y si en cambio un bien documentado análisis y una enorme capacidad de síntesis; por lo que me adhiero a la demanda de Paco Bello: ¿Donde están esos (para ti) esos “errores” e “inexactitudes”. Supongo que tú que pareces tan seguro de su existencia, sabrás aclararnos donde están las “churras” y donde las “merinas” ¿verdad?
      Cuando uno se atreve a descalificar a alguien, debe aportar pruebas; si no lo mejor es callarse y aprender, que no es mala costumbre.

  17. “Rajoy sólo es un hombre de paja, el pelele que cumple las órdenes de sus superiores”.

    Díganos, sr.JM Lechado, quiénes son los superiores de Rajoy?
    Quiénes son los que hacen que Rajoy se haya olvidado de su programa electoral de forma tan radical y siga al pie de la letra la política del anterior gobierno?
    Díganos,además de la desmenbración del País,es lo que usted pronostica el final de aquel golpe de estado de marzo de 2004?

    Enhorabuena por tan excelente artículo.

    • ¡Jodeeer! ¿¿¡Todavía no te has enterado…!?? Anda date un “garbeo” por estas páginas y te aseguro que no tardarás mucho (a poco que te pongas) en enterarte; si es eso lo que realmente quieres claro…

    • Los superiores de Rajoy son los grandes capitalistas. Son también los superiores de Merkel, de Obama, etc. En definitiva, el dinero es poder, y el que tiene el dinero, ese es el que manda.
      Por otra parte, no hubo ningún golpe de Estado en 2004.

  18. Excelente análisis, es directamente un SAQUEO de lo que es de todos. Lo más preocupante es el diagnóstico final, con el que estoy totalmente de acuerdo; hay desmoralización, descoordinación en la protesta, miedo y resignación, pero al mismo tiempo trabajo por hacer para que ese estado general cambie, y hay que empezar por unir las luchas y las fuerzas, saliendo cada uno de su chiringuito particular. Aquí aporto una iniciativa: http://www.facebook.com/pages/Marea-Ciudadana/141938349292889

  19. De nuevo muchas gracias a todos. Creo que sí, que es el momento de adoptar medidas ciudadanas serias. Empezando por nuestro entorno inmediato.
    Y sí, me temo que no soy muy conocido, a pesar de tener una docena de libros publicados: el ensayo de izquierdas en España no le hace a uno famoso, precisamente. Pero si consigo llegar a unas pocas personas, ya me doy por satisfecho.

    • Amigo José Manuel; permíteme la confianza, pues no puedo más que sentir como amigo a quien como tú se manifiesta. añadir mis comentarios a los ya publicados solo sería repetitivo; por eso solo te digo ¡GRACIAS por tan brillante artículo!

  20. Este artículo es de lo mejor y más esclarecedor que he leído. Una verdadera atadura de cabos sueltos al menos en lo que a mi concierne. Se comprende mejor lo que, a cada tropiezo con los libros de hitoria, uno sospechaba: la acción unánime de “la vieja oligarquía de siempre, mezcla de católicos rancios, fascistas y advenedizos con dinero” que dejó a este país con su atrasadísimo siglo XIX y renquerante siglo XX, y que ahora está más cecida que nunca y más desvergonzada. Por cierto, en el lenguaje de antaño, cuando tales oligarcas trataban de apoderarse de los comunes, algunos síndicos como el filósofo Nicomedes Martín Mateos empleaban la expresión correcta: “despojo intolerable contra el pueblo”. Pero una vez diagnosticado ese cáncer nacional causante de despojos y desalojos, toca extirparlo, ¿no?: pues a ello y a ellos, sin el miedo que tratan e infundirnos. Enhorabuena al autor y saludos desde Segovia. José Muñoz Domínguez / DNI nº 8.104.629-G

  21. Muy instructivo el artículo de un autor -hasta hoy para mi desconocido-, al que expreso mi mas grata sensación de reconocimiento.

    Milesker Jose Manuel.

    Un saludo amigo y ánimo,pues aunque la impotencia de sentirnos apocados a veces nos merme la moral, confiemos que aunque no seamos nosotros, ALGO que les saldrá al paso o les caerá encima, les dentendrá e impedirá que sigan con el saqueo programado…. pues no estamos solos.

  22. “Los antecedentes del robo a mano armada (literalmente) del que somos víctimas han recibido nombres diversos…” Este solo párrafo vale por todo un discurso de cualquier político o monarca. Se llama así: ROBO, a todas los recortes, reformas, ajustes y todos esos eufemismos que nos ocultan la realidad de un desfalco a la sociedad.

  23. Un artículo muy didáctico. Gracias José Manuel. Yo creo que se debería comenzar, como antaño, a crear células o sociedades, con aportación económica incluida de afiliados y simpatizantes de partidos políticos y grupos de izquierda y cuando existiese una masa crítica suficiente comenzar las movilizaciones en serio.

  24. Excelente articulo, que primero posiciona citas históricas para encontrar similitud, y a la postre, escenifica la situación actual “inactiva” e “inadaptada” de la ciudadanía, para que tome la suficiente conciencia del momento tan grave que nos encontramos.

  25. Gracias, enhorabuena y que sea el principio de una serie de artículos tan buenos y aleccionadores. Falta nos hace tener escritores que describan tan bien la realidad, hagan de contrapeso al gran número de mezquinas y repetidoras noticias, que dejan mucho que desear por la falta de rigor y que carecen de ningún tipo de investigación. Llamar periodista a una persona que lo único que hace es repetir la noticia servida en bandeja por el monopolio de las cuatro agencias, sin investigar y obedeciendo a por cuatro chavos a los intereses político financieros, sabiendo el daño que hacen manteniendo a la población desinformada a propósito, es escandaloso.
    Y de paso decir que los que ahora protestan por estar afectados por el despido de televisiones autonómicas, son unos hipócritas pues han callado mientras han cobrado su sueldo, sabiendo que formaban parte del aparato de propaganda del partido político de turno que ocupaba el poder. Y que sea ahora, cuando les tocan lo suyo, cuando salgan a protestar, mientras que cuando eran otros los afectados por la injusticia, ellos con lo “suyo” seguro no han mostrado ningún tipo de solidaridad. ¿Nunca se preguntaron como era posible mantener a mil ochocientos trabajadores para hacer programas inútiles, y con sueldos de más de dos mil €uros por no hacer nada?, no nos engañan, pues se sabían como privilegiados viviendo a costa de los demás, nada que ver con otros servicios imprescindibles como es la educación y la sanidad.

    • Amigo mío y casi tocayo de pseudónimo:
      Este comentario revela un profundo desconocimiento, por tu parte, de la realidad del medio al que te refieres, que es evidentemente Telemadrid.
      La verdad es que los trabajadores de esta cadena llevan ya muchos años denunciando la manipuación informativa que imperaba en la programación emitida por su cadena. En ese sentido, y contra todo pronóstico, lograron marcar incluso algún golazo sonado:

      http://www.elmundo.es/elmundo/2007/04/18/comunicacion/1176909365.html

  26. Sr.Lechado: Mis felicitaciones por su extenso pero a la vez magnífico artículo por esa “desmoralización” de Rajoy que nos anuncia.No obstante,esas movilizaciones que nos anuncia
    (no sectoriales,sino generales),deberían empezar a hacer efecto en el menor tiempo posible,porque la debacle y hundimiento del país,esta demasiado cerca.Urge actuar ya.

  27. El mejor artículo sobre el tema que he leído en mucho tiempo.Magnífico. Buena información, instructiva y didáctica. Un ruego al Sr. Lechado o a cualquiera de nuestros amigos, estoy interesado en alguna publicación sobre las desamortizaciones de Mendizabal a y Madoz.
    Saludos.

    • Hola. Gracias por tus amables palabras. Sobre la desamortización española hay mucho escrito. Cualquier buen libro de historia te puede servir. Si quieres algún título concreto, en Historia de España Alfaguara, o en las Historias de España de Tuñón de Lara o Juan Descola (por decir algunas), se habla largo y tendido del asunto.
      Saludos.

  28. Consuela y hasta anima poder leer nuevamente un artículo como este donde se llama a las cosas por su nombre, sin tapujos, con absoluta corrección y con total fidelidad a la realidad actual. Al menos, todavía conservamos algo que será difícil que “ellos” se lleven: mentes lúcidas con neuronas activas ejercitándose a diario.

    Gracias por este artículo tan claro y tan sencillo que todos podemos entender.

  29. Fantástico artículo. Enhorabuena al autor. Disfrutaré de mi posible última cena por si mañana no tengo qué comer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here