Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Carta abierta a Rajoy del periodista Antonio Alvarez Solís

Un holocausto sin memorial

Antonio Álvarez Solís | Diario Octubre | 09/01/2013

Antes de irme definitivamente, he decidido, Sr. Rajoy, enviarle esta carta como español que afortunadamente pronto dejará de serlo. Supongo que usted la arrojará de sí, como suele con todo lo que le estorba; pero no puedo partir sin dejar en el umbral de su casa algunas reflexiones que al menos sirvan para contraponer a su labor de exterminio ciudadano una serie de verdades, como creo.

dnn061109solis01_1

Sr. Rajoy, hay muchas formas de holocausto. De esta palabra se apoderó el sionismo para cimentar el muro milenario de sus intereses, que hoy vuelven a decidir el mundo sobre los huesos de cientos de miles de honrados judíos vilmente exterminados. Pero hay muchos otros holocaustos que no quedan señalados con signo que en su día sirva para recordar la tortura de los acabados en los campos de concentración en que dirigentes como usted van reuniendo a millones de trabajadores a fin de sostener con su sufrimiento el gran edificio fascista. Como pretendió otro alemán inolvidable, se trata de alcanzar la Europa de los mil años. Usted es el gruppenführer encargado de aportar a la ingente empresa el combustible humano español. Supongo que, elevado sobre el poder y el dinero de su entorno, usted no pensará en todo ello cuando oye su misa en compañía de esas señoras con mantilla que van al Rocío para pedir a la Virgen -INEM de urgencia- que encuentre empleo para esos parados a los que ustedes han privado previamente del trabajo.

Le digo todo esto porque a mi edad ya no tiene uno derecho al miedo que imparten ustedes en el Parlamento con el mazo inicuo de sus leyes o administran sus policías y jueces -ahora ya en camino de ser totalmente suyos gracias al Sr. Gallardón, ese inventor de normas para convertir en justo según la letra todo lo que es verdaderamente injusto según el espíritu, pues es ley injusta toda la que no proporciona igualdad y bien-.

Holocausto: «Sacrificio especial entre los israelitas, en que se quemaba toda la víctima». ¿Y que hacen ustedes sino quemar toda la víctima, un día tras otro, para alimentar el horno de un poder que carece ya de límites morales? Nadie, Sr. Rajoy, gruppenführer del ejército enviado a España -¿no es así, Sr. Guindos?-, puede sostener que el sistema social y económico que todos los días duerme a tantos ciudadanos entre los cartones del abandono constituya algo irremediable y necesario. Hay otros sistemas, Sr. Rajoy, pero esos sistemas exigen que la riqueza que nace del común sea retornada a los pueblos para servir de semilla a la siguiente cosecha, mejorada y crecida. Usted sabe eso, porque aunque sus estudios solo le hayan servido para ponerle a la vida el diario corsé de las escrituras que tantos beneficios dejan en las oficinas registrales -ahora multiplicados gracias al Sr. Gallardón, que ha enriquecido aún más ese negocio-, esos estudios contenían algunas referencias universitarias a la rica variedad de los posibles idearios políticos y sociales. Esos idearios que, siempre hay que recordarlo, también fueron ahogados en sangre, desde la primacial que derramaron modernamente los mártires de Chicago a la que formó el gran río de las constantes represiones.

Sr. Rajoy, es criminal, solo moralmente criminal porque no está escrito en el Código, sacrificar a unas generaciones de ciudadanos a la ambición siempre sedienta de los poderosos, que incluso han perdido aquella mínima elegancia con que nos conducían en tiempo de los abuelos desde el duro surco al limitado establo. Es doblemente criminal -hay que gritárselo así al Sr. Wert- contaminar la educación y jibarizar las cabezas de la juventud para volverlas incapaces de respuesta ante la vesania de la trituradora imperialista y económica de los opresores y de los ricos. Es criminal, dramáticamente criminal, que los derechos sociales sean destrozados, hasta en su mínima expresión, mediante la redacción urgente de un balance pretendidamente salvador que hacen ahora los financieros que antes falsificaron el inmoral y verdadero balance. La sangre del pueblo, Sr. Rajoy, no debe mover, con dolor inmenso, ese molino que está acabando con tantas cosas.

Sr. Rajoy, cuando la historia haya calmado la tormenta, que será cuando ustedes y las gentes como ustedes hayan sido expulsados del poder, se hará patente todo el horror que ha suscitado la gobernación de esta época. ¡Qué frialdad en el acabamiento físico y moral de tanta gente! ¡Qué innecesario acabamiento, además, por no doblegar el encarnizamiento criminal de los que han robado las verdaderas posibilidades del mundo! Esa frialdad es defendida y aún ensalzada, para mayor agravio, con el aderezo supuestamente heroico -el «hay que hacer lo que hay que hacer»- de la destrucción de todas las reglas humanas de la convivencia, como si para vivir hubiera que inventar más muerte. Acerca de esa forma de proceder la ciudadanía deberá pedirles gran cuenta llegado el momento. Cuentas, por ejemplo, sobre su sumisión a políticas venenosas para el común de los ciudadanos que, instrumentadas en el exterior, fueron aplicadas en pueblos como el español, siempre deslumbrados por la fanfarria fascista que convierten los estados en campos de trabajo forzado. Usted ha sabido siempre -y permítame que le dedique esta generosa suposición del saber- que la pretendida recuperación de España, con el modelo actual de sociedad, resulta impensable en un mundo donde tres grandes potencias pueden producir todo lo que consumiría ese mundo en una época de verdadero capitalismo burgués, esto es, discretamente normal y con un comercio que buscase la expansión social, lo que tampoco está en los propósitos de esas minorías actuales, cada vez más reducidas y desinteresadas en el bien común.

Lo que resulta también criminal, moralmente criminal, es que gobiernos como el suyo oculten esa incapacidad de creación por su parte y reduzcan la causa del desastre a un puro desequilibrio de las cuentas públicas producido por errores en las sumas. Un desequilibrio en todo caso achacable, al parecer, al afán de gasto de los ciudadanos seducidos por los bancos. Además, ¿quién desequilibró esas cuentas con políticas de crecimiento disparatadas? Usted puede preguntárselo al Sr. Aznar, por ejemplo, que con los pies sobre la mesa encendió un puro en irrisoria postura de poderoso ante los amos.

Sr. Rajoy, la humanidad, que es eso que queda fuera de su programa, tan bien cuidado por beligerantes contra las masas como el Sr. Montoro o señoras de la sección femenina, como la Sra. Cospedal; repito, la humanidad necesita ante todo una instauración democrática para que la ciudadanía, ahora condenada a oír la misa política que usted oficia de espaldas en la Moncloa, se haga cargo de sí misma y decida el destino de la riqueza que produce, que evidentemente no será para los banqueros en corso, gente que debería estar ya en los tribunales.

He cavilado infinidad de veces que en el fondo de su postura hay ese rencor contra la calle que todo español encaramado a la repisa del poder profesa a los españoles del común, a los que tiene por fuerza auxiliar para empujarles su artillería. Se trata, claro es, de una reflexión que surge de una larga contemplación de la historia de España, hecha con retazos de arrogancia y jirones de miedo a la resurrección de la carne pobre. Pero esto ya es otro tema, que corresponde a la medicina. Aunque no acabo de saber con alguna certeza si el remedio a la situación es propio de la política o de la cirugía. Que conste que no hago elogio del terrorismo, sino ensalzamiento del quirófano.

Fuente: http://www.diario-octubre.com/2013/01/09/carta-abierta-a-rajoy-del-periodista-antonio-alvarez-solis/

34 Comments

  1. Fernandosegundo
    Fernandosegundo 10 enero, 2013

    ¡Qué bueno!, ¡Qué maravilla de artículo!. Cuánto lamento no estar capacitado para demostrar con palabras la admiración que siento por gente valiente, en primer lugar y capacitada para decirles a esos mediocres que nos “gobiernan” lo poco que valen y lo poco que son. Pero me consuelo porque ante este tipo de obras de arte me pasa como con las grandes pinturas por ejemplo. No soy capaz de analizarlas porque no entiendo de pintura pero sí puedo gozarlas.

    Pero práctico y pragmático como soy, no puedo evitar intentar sacar provecho del artículo. Creo que podemos aprender de este gran periodista y perder el miedo a decir lo que pensamos, cosa que me da la impresión de que nos está empezando a ocurrir. Nos están empezando a dominar por el miedo y eso es lo último que nos podría pasar.

    Un saludo a tod@s

    Por una nueva constitución, ya.

    • Fernandosegundo
      Fernandosegundo 10 enero, 2013

      Interesante artículo también el de jlpalazon. Creo que puede ser mas erróneo el ser pesimista a ultranza que ser optinmista a pesar de todo.

      Un saludo amiga.

  2. Jerónimo
    Jerónimo 10 enero, 2013

    Con todo mis respetos a todos y a todas:

    ¡Ole sus cojones, Sr. Álvarez!

    Hace tiempo que echo de menos en estos gobiernos un “Vallejo-Nájera” que nos pretenda curar del Marxismo patológico, igual aparece de un momento a otro. Se hace notar la ausencia de un personaje así de siniestro en este esperpento ¿O existe ya, disfrazado de otra cosa con guadaña?

    Salud y Libertad, Jero.n

    • Paco Bello
      Paco Bello 10 enero, 2013

      Vallejo-Nágera “padre”. Juan Antonio (hasta donde yo sé) no era tan macabro. 😀

      • Jerónimo
        Jerónimo 10 enero, 2013

        Sí señor, me refería a Antonio Vallejo-Nájera Lobón, olvidaba que su hijo también es psiquiatra.

        Desconozco la trayectoria de su hijo. Al César lo que es del César…

        Gracias por la aclaración, amigo Paco.

        Abrazote juerte, Jero.

  3. Gervasio Pérez Abárzuza
    Gervasio Pérez Abárzuza 10 enero, 2013

    Lo que más me ha gustado de su artículo, es cuando usted le llama “gruppenfürer” al Sr. Rajoy, aunque quizás llamarle “standartenfürer” tampoco estaría mal del todo. Un afectuopo saludo Sr. A. Solís

  4. Gran artículo, grandes verdades, como puños directos a donde necesitamos que vayan dirigidos. Entre otros de más altas instancias.
    Todo el artículo es destacable y sin pérdida; aún así destaco “…normas para convertir en justo según la letra todo lo que es verdaderamente injusto según el espíritu, pues es ley injusta toda la que no proporciona igualdad y bien-“… común.
    ¡Grande y libre (por ausencia de miedo) Antonio Álvarez Solís! Necesitamos urgentemente más seres sensibles, humanos, valientes y denunciantes como él,… como tú, Antonio. Bendito seas.
    Benditos seamos todos “en logrando” liberarnos de tanta inmundicia y perversión. Sin miedo, y si lo hubiere, atravesándolo para ir más allá del miedo (recuerdo el famoso “El miedo a la libertad” de Erich From), de las bárbaras limitaciones que nos imponen y nos impone el neo-fascismo imperando a sus anchas. Limitaciones que hemos de romper. URGENTEMENTE ya. Siendo humanos con espítitu de guerreros pacíficos para ir más allá de las guerras internas (sanar-nos individualmente, lograr el sosiego, la integración de nuestros múltiples y enfrentados aspectos, el necesario centramiento) y así acabar con las guerras externas (sanar-nos colectivamente, lograr la armonía y la pacificación, la necesaria solidaridad entre hermanos que somos por ser humanos en evolución, sí o sí. O sería la debacle).
    En ambos niveles inseparables, lo individual y lo colectivo avancemos para que la ambición des-medida, in-humana, de los que nos quieren esclavizar a su loco antojo no gane la batalla. Por la igualdad y el bien común.

  5. Indignado
    Indignado 11 enero, 2013

    Que buena explicación y como huele a rancio en esté desgraciado país.

    • Jerónimo
      Jerónimo 11 enero, 2013

      Este país se ha quedado rancio, pequeño, árido, amigo. Por una parte me da mucha tristeza el desperdicio de nuestra mejor generación pero por otro creo que este país no se merece ya esa calidad y ellos acabarán acostumbrándose a otras latitudes que han cambiado el buen clima por la vergüenza. El artículo inmejorable, es lamentable que grite esas verdades descomunales y que callen como cerdos esa partida de sátrapas sin defender “el honor patrio” del que tanta gala hace el gobierno de las frases de piedra.

      Un abrazo y felices sueños, Jero.

  6. carmen
    carmen 12 enero, 2013

    Gracias sr.Solis ojala existieran muchas personas como usted la palabra señor le queda pequeña .un abrazo de una granaina q aun le queda algo en este pais pero q dia dia ve como sus tres hijas no tendran nada solo lo q su abuelo pudo dejarle a esta su madre por intentar poder salvar y mantener eso tendre q pagar tantos impuestos q no podre obrecerle nada especial a mis propias hijas.me alegro de haberte escuchado amigo SOlIS.

  7. tomás
    tomás 12 enero, 2013

    El artículo del Sr. alvarez solis, pese a la brillantez literaria que encierra, me parece un cántico demagogo……..criticar es muy fácil…aporte alguna solución Sr. Solis……..

    • Jerónimo
      Jerónimo 12 enero, 2013

      ¿Podría/s esbozar tú/Vd. alguna? Porque en esta página nos rompemos las cutículas a nivel internacional y no acabamos de encontrar ninguna válida que no sea una guerra. Tal vez pueda/s aportar alguna posibilidad interesante.

      No te/le pido nada brillante, basta con un derrotero, una idea, una posibilidad más o menos remota que pueda darnos una pauta para que sigamos buscando juntos una solución entre todos.

      No se trata de una crítica a tu/su comentario, como bien dice/s, “criticar es muy fácil”, se trata de un ruego.

      Muchas gracias anticipadas por tu/su sugerencias.

      Saludos cordiales, Jero.

    • Luisa O.
      Luisa O. 2 noviembre, 2013

      La solución no la deben de dar los periodistas, los periodistas cuentan lo que ven, y analizan los hechos. Un crítico de cine no es un director, uno puede ver un inmueble torcido y mal construído, sin ser arquitecto.
      Seguramente, a Vd debe de irle mejor que a la mayoría de los 6 millones de parados para decir lo que dice…

  8. Jacinto Verdaguer
    Jacinto Verdaguer 12 enero, 2013

    Típica retórica-perorata de izquierdas que se olvida, como no, de los ocho años de gobierno desastroso de Zapatero. Circunloquios que sólo convencen a los convencidos, pero que ni dan soluciones (salvo las demagógicas tan escuchadas hoy día)ni aclaran hechos. Aburrido y reiterativo. Por cierto, es interesante la alusión a los nazis (Partido Nacionalsocialista Obrero alemán), especialmente considerando que estos eran socialistas como el señor Álvarez.

    • Paco Bello
      Paco Bello 12 enero, 2013

      Parece que a la otra derecha (la que no es el PSOE), os puede la tradición. A ver si vais despertando ya, y os dejáis de falsos debates partidistas, que empieza a ser hora.

    • Fernandosegundo
      Fernandosegundo 12 enero, 2013

      Cierto que tanto el PP como el PSOE significan la misma cara de la misma moneda, pero eso no quita para que Álvarez Solís diga verdades como puños. Y eso de que él antes no criticaba no es cierto. Álvarez Solís siempre ha sido una de las plumas más incisivas y más certeras de España. Lo cierto es que la verdad no tiene más que un camino la diga quien la diga.

      Desde el triunfo del golpe de estado de Franco contra el Gobierno legítimo de la República, pasando primero por la dictadura fascista, siguiendo después por la transición manipulada hasta la fecha, no hemos tenido ningún Gobierno que tuviera en cuenta los intereses de la mayoría de los españoles, si no que han sido todos ellos lacayos/miembros del capital.

      Es necesario barrerlos a todos de una vez de escena. Es necesaria una nueva ley electoral que dé verdaderas oportunidades a otros partidos que representan al pueblo. Es necesaria una nueva constitución elaborada esta vez por el pueblo y que refleje los intereses de la mayoría. O ¿Estaría Vd. en contra de una constitución de estas características, Sr. Demócrata? (porqué parece que se las da de eso).

      ¿Soluciones para la crisis creada por los capitalistas? Las hay a millares. Sólo es necesario permitir ofrecerlas a economistas de reconocida valía y a políticos serios y honrados que haylos, haylos.

      Un saludo

    • Ray Heredia
      Ray Heredia 15 enero, 2013

      Jacinto Verdaguer…Tu te cuestionas tus actos y lo que dices o eres un cordero mas?

    • antifascista
      antifascista 3 noviembre, 2013

      Otro borrego más que se cree que hay diferencias entre pp, psoe, que bien te han lavado el coco, se nota que la timocracia les funciona, a parte de eso ya la excusa de exarle la culpa a al pesoe para quedar de buenos la tenéis ya muy quemada, que ya solo os falta decir que zapatero es el diablo y que fundo lemansbrothers para traer la estafa(por que ya de crisis solo se lo creen los borregos como jacinto) al mundo.

      Si hitler era socialista y el pp es de centro verdad jajaja me parece que cuando se repartieron los cerebros llegaste tarde.

      quieres una solución, mete a todos los políticos en una cámara de gas ya veras como se acaban los problemas.

    • Pau Llums
      Pau Llums 4 noviembre, 2013

      Que ignorancia supina demuestran los que dicen que los nazis eran socialistas.

  9. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas 12 enero, 2013

    ¡¡CUANTAS COSAS SE PUEDEN DECIR EN POCAS PALABRAS. !! EL SEÑOR SOLÍS, HA DICHO VERDADES CÓMO CATEDRALES. Y RAJOY, DEBE SER SORDO, O SE LO HACE, MIENTRAS ESTÉ EN EL PODIO. (QUE SEA POR POCO TIEMPO!!. YA NO PUEDE DECIRSE MÁS CLARO. EL RETRATO QUE HA HECHO DE ÉL, ES MÁS VERÍDICO, QUE EL INFIERNO QUE ESTAMOS PASANDO, SIN COMERLO NI BEBERLO. Y ME HE DADO CUENTA, QUE LOS QUE ENTRAN AQUÍ “PARA DEBATIR”, SON MÁS DE LOS QUE QUISIERA. QUE SE ENTEREN PALMIRA Y LOS OTROS QUE DECÍAN, QUE AQUÍ NO SE PODÍA HABLAR, Y QUE ESTA PÁGINA NO ES UN DEBATE. PUES BIEN, VEO, QUE ESTAN SALIENDO BASTANTES, SI JUZGAS LAS ESTRELLITAS, EN LAS MEMECES QUE DICEN, QUE NO SE LAS CREE NADIE QUE TENGA CRITERIO, DEL BUENO, O QUE VIVEN DE P MADRE. PORQUE UNA PERSONA OBRERA EN ESTE CAMPO DE REFUGIADOS, EN QUE SE ESTÁ CONVIRTIENDO ESPAÑA, Y EL ÉXODO QUE A COMENZADO HACIA OTROS LUGARES, PARA SOBREVIVIR,A ESTE ROBO MANIFIESTO, ES INCREÍBLE QUE SE EXPRESEN ASÍ DESPUÉS DE LEER EL ARTÍCULO IMPECABLE DE SOLÍS. Y DIRÉ OTRA COSA. RAJOY Y SUS SECUACES, YA TIENEN EN SU CONCIENCIA UNOS CUANTOS SUICIDIOS……DE MOMENTO. YA VEREMOS LO QUE PASA.ABRAZOS A MIS CHIC@OS.

  10. peleona
    peleona 12 enero, 2013

    una carta muy oportuna, y muy bien escrita,con toda la claridad que se necesita en estos momentos, siendo sinceros no creo que en este pais nadie este contento con estos politicos que nos gobiernan, o mejor dicho que gobiernan, para ellos porque los ciudadanos estamos cada vez peor, y dejense ya de echarse la culpa, no conduce a nada,es infantil.

  11. rosa maria gamallo torres
    rosa maria gamallo torres 13 enero, 2013

    eso si que es hablar, si señor.
    Y todos, el pueblo, tenemos en nuestras manos el poder de ECHARLOS A TODOS.

  12. Olegario Núñez de Tena
    Olegario Núñez de Tena 25 enero, 2013

    Es de agradecer que haya personas que se expresan con la claridad, valentía y lógica humanas que manifiesta en su artículo el Sr. Solís
    A los que piden alternstivas
    c

  13. nomando
    nomando 2 noviembre, 2013

    un articulo muy bueno, y tiene razón señor solis!pero no olvide que el exterminio nazi tambien lo practica Israel contra palestina

  14. agapito muñoz reyesagapi
    agapito muñoz reyesagapi 3 noviembre, 2013

    ¿Cuál sería la reacción de Mariano Rajoy y su Gobierno al completo,si los más de 45 millones de ciudadanos les enviáramos una carta como la del Señor Solís?
    Mis felicitaciones al autor,e insisto una vez más,que para llegar a un cambio del sistema actual,es necesario e imprescindible,que las iniciativas partan de los intelectuales,periodistas,profesores,catedráticos y la inexcusable colaboración de todo ser humano que comparta estas mismas ideas de renovación de un sistema caduco y regresivo que sea más justo.

  15. FERNANDSO GALOBARDES VIAL
    FERNANDSO GALOBARDES VIAL 3 noviembre, 2013

    SI RAJOY LO VEO SIMILAR A HITLER AQUEL AL HACER UNA GUERRA PUDO HACER Y MATAR A LOS QUE QUERIA, RAJOY HACE LO MISMO PERO A TROZITOS, PERO SU MALDAD VANZA UN POCO MAS CADA DIA,A DESTRUIDO UN PAIS, HA CREADO 6.000.000 DE PARADOS Y COMO SE LE DEJE IRA PROVOCANDO MUCHO MAS PARO, MUERTES Y ANIQUILACION TOTAL DEL PAIS QUE JURO DEFENDER.

  16. francis
    francis 3 noviembre, 2013

    Que bien que alguien tiene lo que ha de tener un hombre y aunque sea por carta le dice al señor Rajoy lo que hay que decirle,mire señor Solis,yo no soy ni peridista ,ni politica ,ni siquiera tengo carrera universitaria,soy una mujer mas de este pais,que a fuerza de trabajo ha sacado a sus dos hijas adelante a fuerza de mucho trabajar,pero ahora ni trabajo para ellas porque son jovenes ni para mi porque me consideran mayor,y asi estamos 5 años,esperando haber por donde sale esto,que yo veo que vaya a salir por lo menos pronto,solo le hago una pregunta desde mi ignorancia,¿cuando piensa usted que los españoles van a reaccionar y a tirar a toda esta gentuza a la calle?cuando piensa usted que solucionar este gran problema ,sera mas importante que el futbol o los bares?que mas nos tienen que quitar para que reaccionemos?eso era todo desde mi humilde opinion,para usted un saludo

  17. Pep
    Pep 3 noviembre, 2013

    La única pega es que, si por “alemán inolvidable” se refiere a Adolf, este era austriaco. El resto, digno de admiración y aplausos.

  18. Rafael Santacruz
    Rafael Santacruz 3 noviembre, 2013

    Dónde estabas Antonio con ZP. Me imagino que dentro de un baúl escondido y con la nariz tapada. Hablas de holocausto ahora? Holocausto si ha sido en este país el período funesto en este país que hemos sufrido con ese señor. Cuanta pobreza ha generado?, Cuantos parados ha provocado?, Cuántos españolitos han tenido que emigrar? , Cuántas alas ha dado a los nacionalistas?… Puedo seguir toda la noche. Te lo dice con cariño una persona apolítica, casado con una catalana, que está en la calle todos los días trabajando, intentando ganarse la vida de forma honrada. Que estoy buscando trabajo para mí y los míos en países como Ecuador, Perú, Colombia…. Sí esos países subdesarrollados hace unos años y que parecen ahora lo contrario comparados con nosotros. Eso si que es un holocausto. Yo tampoco tengo miedo y soy mucho menor que tú y me atrevo a hablar en alto siempre y en todos los sitios. Tenías que haber hablado con valentía para con los tuyos antes. Ya es demasiado tarde. Si te lo puedes permitir, vete a descansar tranquilamente al retiro dorado que nos han dejado los de antes y también los de ahora.
    Esto sí que puede iniciar un debate.
    Nota: No defiendo en absoluto la gestión de este gobierno, que me parece muy negativa. Estoy totalmente en contra de todos nuestros políticos que sólo piensan en ellos y no en el pueblo. Pero lo que si pido a cualquier persona pública es un poco objetividad y crítica para todos los que pensáis que os escuchan. Un abrazo fuerte y perdona por mi humilde opinión.

    • Fran
      Fran 5 noviembre, 2013

      Sr. Rafael, supongo que el Sr. Antonio estaría es su casa como tu y muchos es pañoles en ese momento, lo que habría que saber que pensaba usted, que pensaba el Sr. Antonio, o que pensaba yo por ejemplo.
      Creo “supongo, es posible, etc..” Que te has creído el sermón repetido hasta la saciedad por el PP y seguidores, de que todos los males de este país se deben a la gestión de ZP (sobre la cual no quiero entrar).
      Lo importante, es saber por que ha cuajado tan fácilmente esa idea en una inmensa mayoría de españoles, y no hablo de los seguidores del PP, ya que estos son incondicionales. Esta idea a cuajado tan fácilmente como dije anteriormente, porque en aquella época dorada, esta inmensa mayoría vivió en una ilusión forjada por el gran capital, y claro cómo tan bien explicó Charles Chaplin en algunas escenas de “El gran dictador” el ser humano, no es perfecto y constantemente se siente tentado a ser más o tener más, e incluso en contra de los intereses del resto de los ciudadanos del mundo, y claro, esto el gran capital lo sabe, y como la fábula del edén éste vino cargado de golosinas apetecibles, a las que sucumbió una gran mayoría, precisamente porque el pensar, parece ser que cuesta más trabajo que subir ladrillos a un andamio, y ahora cuando ese ente ha mostrado su verdadero rostro, hay que echarle la culpa a alguien, y tu no has vacilado en caer en ese impulso, ¿alrededor de que impulsos te movías en la época dorada?, pregunto, que no afirmo, porque el impulso en el que te mueves ahora lo acabas de decir.
      Sr. Rafaél hago mi humilde comentario, porque creo que la clave para salir de este agujero es que cada uno reconozca su parte de culpa, y sinceramente, no por mi interés, porque tanto antes como ahora me he movido por el pensamiento y no por impulsos, por lo que no estoy salpicado, lo hago por el interés de los pobladores de este maravilloso país llamado España.
      Lo hago a ti y a muchos como tu, no me molesto con el comentario de más abajo, porque ahí está todo claro.

  19. OGOPOGO
    OGOPOGO 3 noviembre, 2013

    La única justicia social a que puede aspirar la ciudadanía, es la que pueda conseguir con su propia mano. La insumisión fiscal es un primer paso. Dejemos de pagar los impuestos que mantienen a la casa real, a la clase política y su innumerable y parásita prole. El segundo paso, la insumisión jurídica. No aceptemos ninguna clase de sentencia que lesione los intereses ciudadanos (desahucios, lanzamientos, expropiaciones, etc) y por último, la insumisión política. Realicemos elecciones, referéndums y asambleas al margen de las actuales leyes electorales, para participar de manera efectiva en la democracia. Son tres pasos perfectamente realizables. ¿El problema? Somos un país de borregos, donde al que se salta la valla le llevan al matadero el primero. Una solución más, efectiva y también realizable aunque algo utópica. La rebelión armada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *