Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Como en sus mejores tiempos

Paco Bello | Iniciativa Debate | 25/01/2013

Se cargan la única cadena que “prometía” seriedad a nivel cultural e informativo. Ahora falta empezar a quemar libros (encarcelar a disidentes ya se hace), en esta España que vuelve a ser con fuerza y sin ambages “Una, ¿Grande?, y Dictatorial”.

Y el caso es que ya no me quedan adjetivos para calificar todo lo que está pasando aquí. Pero no importa; la información ilustra suficientemente lo que ocurre.

Aún queda su web: http://www.hispantv.es/

España deja de emitir el canal iraní en español Hispan TV

El Gobierno español ha ordenado que el satélite Hispasat, proveedor del canal iraní en español Hispan TV, deje de emitir. La decisión se produce un mes después de que la compañía de satélites española finalizara la emisión terrestre de Hispan TV.

Por entonces, la decisión fue bien acogida por el Comité Judío Americano (AJC), que la calificó como un importante avance en los esfuerzos mundiales por contener la influencia iraní en los medios de comunicación. Sin embargo, Hispan TV comenzó a emitir a finales de 2011 con el objetivo opuesto: fomentar los lazos culturales con los países hispanohablantes. Era la primera televisión de información y entretenimiento de Medio Oriente en lengua española.

Por su parte, el Director Ejecutivo del AJC, David Harris, ha reconocido que dicho comité mantuvo durante meses conversaciones con los españoles para mantener a los medios de comunicación iraníes fuera de emisión.

Hispasat es propiedad de Eutelsat, cuyo director general franco-israelí es señalado como culpable por la reciente ola de ataques contra los medios de comunicación iraníes en Europa.

Fuente: http://vozpopuli.com/tecnologia-y-medios/20145-espana-deja-de-emitir-el-canal-irani-en-espanol-hispan-tv

Y por si quedaba algún rastro de la emisión:

La Comunidad (Madrid) veta un canal iraní de TDT porque “atenta contra derechos humanos”

La Comunidad de Madrid ha prohibido la difusión de Hispan TV, la televisión pública iraní en español, en la TDT madrileña porque permitir su emisión “supone colaborar con personas implicadas (…) en la dirección o ejecución de violaciones graves de los derechos humanos”.

Hispan TV alquilaba desde hace un año un canal de baja frecuencia, es decir que no podía ser visto en buenas condiciones en toda la ciudad, a la Asociación Cultural Radio Club 47. Su director, Enrique Riobóo, recibió la semana pasada una carta de José Luis Martínez-Almeida, secretario general del Consejo de Gobierno de Madrid, ordenándole el cese “de inmediato” de la prestación del servicio a Hispan TV a través de la frecuencia 45 del UHF.

La Comunidad ha tomado tal medida a instancias del Gobierno central, que el 20 de diciembre ya prohibió la difusión de dos canales de televisión públicos de Irán, Hispan TV en español y Press TV en inglés, a través de los satélites españoles Hispasat, cuya señal puede ser captada en España y, sobre todo, en América Latina. Con estas iniciativas España se sitúa en el pelotón de cabeza de los países europeos que sancionan a Irán por su programa nuclear.

El Consejo de Gobierno madrileño ha actuado a instancias del Ejecutivo central, pero curiosamente no da los mismos argumentos para ordenar el cierre del canal. La carta de José Luis Martínez-Almeida argumenta que colaborar con responsables de violaciones de derechos humanos es una “infracción muy grave”.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Victor Calvo-Sotelo, requirió el mes pasado a la presidenta de Hispasat, Elena Pisonero, para que suspendiese la transmisión de los canales iraníes porque el presidente de la televisión pública de Irán, Ezzatollah Zarghami, había sido incluido en la lista negra de responsables iraníes elaborada por la Unión Europea.

En consecuencia, argumentaba, hay que aplicarle la normativa comunitaria que “prohíbe poner a su disposición recursos económicos”. Esta normativa debe de ser interpretada, añadía, “de forma amplia (…)” lo que significa que debe abarcar “la capacidad satelital que permite transmitir servicios de televisión”.

La televisión iraní ya anunció en diciembre que recurriría la decisión gubernamental en los tribunales y ahora se querellará además contra la Comunidad. Enrique Riobóo, director la Asociación Cultural Radio Club 47, aseguró que la medida era un acto de censura que violaba la libertad de expresión.

La dirección de Hispan TV ha explicado además que la sanción a la que se la somete significará la pérdida de puestos de trabajo en Madrid donde se rodaba una parte de la programación y donde se efectuaba el doblaje del cine iraní al castellano. La diputada de Izquierda Unida Ascensión de las Heras ha preguntado al Gobierno central por qué Hispasat, participado por el sector público, “se dedica a echar clientes”.

Hispan TV fue formalmente inaugurado el 31 de enero pasado por el presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad. Con tal motivo pronunció unas palabras en español dirigidas a América Latina y presentó la cadena como un arma de lucha ideológica.

Fuente: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/01/24/madrid/1359045072_806564.html

4 Comments

  1. Mandarina
    Mandarina 25 enero, 2013

    Puestos a defender los famosos “derechos humanos”… tendrían que suspender a la TV española por difundir proclamas, noticias y demás des-informaciones sobre el país porque atentan, y muy en serio, contra los derechos humanos, sociales, políticos, ideológicos y económicos de todos los españoles, o cuando menos, de una gran mayoría de ellos.

    • Indignado
      Indignado 26 enero, 2013

      Cada vez se parece TVE más al nodo, jejejejejeje, ya no la ven ni ellos mismos, ya puestos que la fundan con tele Madrid.

  2. Indignado
    Indignado 25 enero, 2013

    Como siempre los que gobiernan este país no dejan de ser unos peleles obedientes de los países más fuertes, eso si ante los propios ciudadanos españoles se envalentonan mintiendo y atracando, recortando y intimidando.

  3. walkiria sumionda
    walkiria sumionda 28 enero, 2013

    El veto de Hispan TV, el canal iraní en TDT emitido en castellano, en territorio español, es un indicador de que la estrategia del sistema para perpetuarse va a focalizarse contra las plataformas y medios de emisión fuera de control de la mediática principal. La oposición a la libertad de expresión, es decir a toda aquella libertad de ejercicio de la crítica que no les conviene es un antiguo tema que no ha dejado de darse en los países con constituciones supuestamente adelantadas. No diremos que sea aceptable toda libertad de expresión ya que las regulaciones marcan sus límites pero sí que no se puede impugnar todo un programa y todo un medio por estar alguien del equipo o de la dirección en una lista de indeseables. Preparémonos: todos quienes queramos ser consecuentes con la opción de expresarnos libremente aún con sumo cuidado de manejar informaciones y datos con honestidad y objetividad vamos a acabar si no estamos ya en estas listas negras de personas consideradas peligrosas por los estados aunque no usemos mas arma que las palabras y mas instrumento disuasorio que la razón. Mientras la sociedad no esté suficientemente informada y documentada acerca de una posible plataforma difusiva contra la coexistencia social y pueda juzgar en consecuencia, el estado está decidiendo por su cuenta el cierre de plataformas de difusión que no les convienen. Ciertamente hay programas y emisoras que deberían ser clausuradas por el daño ideológico que ocasionan (radio Amistad en sus speechs proselitistas y de lavado de cerebro) pero la sociedad es libre de seguirlas o no. Que el estado en nombre de la sociedad ponga vetos sin que haya alarma social alguna está anticipándose a sus funciones y clavando dardos imperativos antes de demostrar la legalidad de su censura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *