Hermandades y corrupción

803

Victor Alonso Rocafort / Colectivo Novecento

Hoy al Partido Popular se le exige que abandone el gobierno por un caso de corrupción que afecta de lleno a toda su cúpula, incluido al presidente. Ayer era la federación bipartita que gobierna Cataluña la que tenía grandes problemas con comisiones y cuentas suizas. Y el principal partido de la oposición, todavía con un largo historial a cuestas, no logra quedar exento de dificultades. Es preciso no generalizar y decir bien alto que otros partidos no se han corrompido a esos niveles. Que hay representantes, de unos y de otros, que se preocupan por mantener los vínculos democráticos con la ciudadanía. Sin embargo da miedo pensar que los partidos más acosados por la corrupción son, casualmente, los que han tocado poder.

Lo que quiero indicar aquí, partiendo de un modelo que hunde sus raíces en la Grecia antigua, es que los partidos de nuestro país funcionan como hermandades. Con las distinciones de intensidad ya indicadas. Esto nos permitirá comprender mucho mejor sus reacciones, previstas ayer casi al milímetro en el caso del PP por analistas como Carlos E. Cué (“reaccionarán como una piña”) o Isaac Rosa (“lo negarán todo”). Es el funcionamiento esencial de los partidos, por tanto, lo que se debe cambiar.

La némesis de la hermandad es la amistad, de ahí que la comparación entre ambas pueda iluminar mejor estas cuestiones. La amistad —como explican Aristóteles o Cicerón entre los clásicos, y Hannah Arendt, Jacques Derrida o Emilio Lledó entre los contemporáneos— permite vínculos selectivos y libres entre individuos. Su cultivo, como el de la democracia, depende del día a día; entre sus condicionantes está el que tu amigo no cometa lo que consideras una grave injusticia. La hermandad, por el contrario, se sustenta en vínculos de sangre inquebrantables; es por ello que si un hermano comete una injusticia, se silencia o se le apoya sin fisuras.

La amistad permite la diferencia; es más, la celebra, por lo que difícilmente surgirá a su alrededor una organización repleta de temores y silencios. Si mi amigo difiere en mi posición en algún punto, la doctrina clásica establece que el que pueda manifestarla y actuar conforme a ella engrandece nuestra confianza, nuestro entendimiento y nuestra libertad. La lealtad, al contrario que la fidelidad perruna, ofrece un apoyo sólido a la vez que permite un espacio para diferenciarse y no obedecer sin pensar. Es por ello que si mi amigo pretende incendiar el Senado, declara el republicano Cicerón, por muy leal que le sea no lo seguiré; es más, trataré de impedírselo o lo denunciaré. La ruptura de la amistad también es libre.

La hermandad sin embargo se basa en criterios tan ajenos a la libre elección como el sanguíneo. En ella se rinde culto a la homogeneidad y la obediencia. En una hermandad se promete el calor de un grupo cerrado donde —como en un escuadrón ante la batalla— “militar” supone  abandonar la fría soledad moderna. Se marcha y se canta conjuntamente; la movilización es perpetua, se repudia al traidor que no repite bien la letra y se busca desesperadamente al enemigo. Tras el líder paternal —que, como todo ídolo, si cae es reemplazado enseguida por otro— solo hay jerarquías de hermanos mayores escalonados a los que obedecer entre soterradas pugnas por el delfinato. Y aquí hablamos de los puestos directivos del partido, tan desconectados del resto de seguidores como las estrellas de rock lo están de sus fans en un estadio. Siguiendo el modelo fraterno, los cuadros dirigentes de los partidos tratan de hablar con una sola voz, persiguen el disenso interno y defienden hasta la evidencia a cada culpable de una injusticia entre sus filas.

Desde tiempos inmemoriales las hermandades han sido un modelo de agrupamiento político entre los seres humanos. Los llamados tiempos heroicos, tan bien narrados por Homero, estaban dominados por fratrías (hermandades) de nobles varones que tenían derechos políticos exclusivos. Tierra, sangre y religión se unían en ellos: dominaban amplios latifundios, estaban ligados por un mismo linaje y solo ellos tenían funciones sacerdotales.

Ya en el siglo dieciocho, algunos ilustrados del Sur de Europa como Giambattista Vico, disconformes con el rumbo que tomaba la moderna construcción europea, criticaron el retorno de este modelo fraterno a los nuevos Estados-nación: se era ciudadano por razón de tierra, sangre y (extraoficialmente, en una secularización fallida) religión. El ius soli y el ius sanguini se marcaron a fuego en nuestros códigos civiles, mientras la matriz cristiana de Europa todavía la discuten sabios de la Unión Europea que se oponen al ingreso de los infieles turcos. Por eso tenemos Centros de Internamiento para Extranjeros que no son ciudadanos, por eso hay redadas xenófobas y deportamos.

Finalmente el modelo fraterno, tan unitario para los de dentro, tan exclusivo para los de fuera, se hizo puro en los movimientos totalitarios de la primera mitad del siglo veinte. Su influencia permeó sobre el resto de partidos de masas, entonces en expansión. El contigo o contra mí, las purgas y el terror al disenso interno, las rígidas jerarquías, el esquema de líderes idolatrados frente a seguidores, marcaron en diversos grados a unos y otros. El dogma o la marca religiosa se sustituía por la ideológica; la tierra se diluía en lo nacional mientras el componente sanguíneo se reforzaba: los militantes eran como hermanos de sangre. No había hueco para aquella amistad política que clásicos y humanistas tanto habían defendido. Con razón los espíritus más libres de aquel tiempo fueron asociados a la disidencia.

El modelo de partido imperante, que copian los sindicatos mayoritarios y otros grupos de poder en nuestras instituciones públicas, bebe de esas fuentes. Debe por tanto cambiar. En otros países se dieron cuenta de ello, y ciertas medidas han tratado de atemperar un modelo que sepulta el debate y la libertad interna. En España, sin embargo, todo se ha ido haciendo cada vez más cerrado, más jerárquico, más silencioso. Funciona la omertà. Incluso el partido más revolucionario, de plegarse al medio ambiente y replicar este modo de funcionamiento, antes o después se verá un día tapando algún escándalo de su dirección.

¿Será capaz una futura unión de izquierdas en este país, animada por las demandas ciudadanas, dar con la tecla para organizarse de un modo plural y democrático? ¿Calaría el ejemplo? ¿Seremos capaces de cultivar la amistad política, de respetar la libertad de cada cual y el respeto a lo que consideremos justo una vez nos agrupemos políticamente?

Hoy estamos todavía lejos de estas expectativas; unos más que otros. Por eso el Partido Popular, como la más férrea de las hermandades, trata de cerrar filas y que nadie repita mal la letra, que nadie se exprese en libertad para decir la verdad. Como los viejos mantras ideológicos de los más fanáticos, los argumentarios partidistas se alejan de la realidad. El que se atreva a murmurar que el emperador está desnudo quedará manchado, se le perseguirá por disidente. Pero las grietas son múltiples y ya hay quien se desmarca, las evidencias pronto darán lugar al juego de los ídolos caídos, de los traidores, de las nuevas fidelidades. Las sectas y las mafias son modelos extremos de hermandad. También las fraternidades estudiantiles, o las propias hermandades religiosas armadas sobre las que tanto sabemos en España. De todos ellos se pueden extraer lecciones para comprender lo incomprensible: que el Partido Popular no pida disculpas, que no destituya a su dirección para, acto seguido, reorganizar de un modo honesto a la derecha de este país.

Mariano Rajoy debe dimitir, aunque en una democracia no tendríamos que esperar su decisión; los ciudadanos deberíamos tener mecanismos para destituirlo. Es preciso convocar así nuevas elecciones. Es más, los partidos políticos deberían facilitar un proceso constituyente donde su propia transformación esté incluida para ayudar a abrir el camino, esta vez sí, hacia la democracia.

Comentar con Facebook ()

Comentar (15)

15 Comentarios

  1. QUERIDA MANDARINA: TIENES RAZÓN, CÓMO SIEMPRE, EN LO QUE DICES. ESTO ES UN ASCO, LOS GOBIERNOS, OTRO ASCO, LOS CAMBIOS EN LA CONSTITUCIÓN, OTRO, LA CORRUPCIÓN OTRO, UN SOLO GOBIERNO DE UN SOLO PARTIDO, UN PRESIDENTE, O TODOS LOS PRESIDENTES CONSERVADORES CORRUPTOS E HIPÓCRITAS, LOS NEGOCIOS ILÍCITOS, ……TODO ES UN ASCO.ES UNA COSA, QUE VA ASOCIADA, AL SER HUMANO EN SÍ, Y NO ES NUESTRO PROBLEMA QUIERO DECIR EL DE LOS HABITANTES DE UNA NACIÓN. ES UNA DESGRACIA, INHERENTE A TODOS LOS GOBIERNOS, Y A TODO EL PLANETA EN GENERAL. Y VA CAMBIANDO, EN COSAS PARA MEJORAR, PERO SIEMPRE VAN APAREJADAS A LA MAYORÍA QUE SON PARA EMPEORAR, SOBRE TODO, AL SER HUMANO EN SUS VALORES CÓMO PERSONA.ANTES, LAS GUERRAS, SE HACÍAN EN LOS CAMPOS DE BATALLA, Y EL REY, ERA EL PRIMERO QUE IBA DELANTE A MATAR O MORIR, POR LO QUE FUESE. AHORA, EN LOS TIEMPOS MODERNOS, TODO ES DIFERENTE Y MÁS SUTIL. AHORA EL REY O PRESIDENTE, SE QUEDA EN CASA, Y LAS BOMBAS, SE TIRAN SIN PUDOR EN LAS CAPITALES Y CIUDADES, MATANDO A LA GENTE QUE ES INOCENTE DE TODO, PERO PAGA CON SU VIDA, LA FORMA DE HACER LA GUERRA MODERNA. LOS REYES Y PRESIDENTES ACABAN VIVOS, PERO MEDIA NACIÓN, DE GENTE PACÍFICA, MUERE, SIN HABER TENIDO PARTE, EN NINGÚN BENEFICIO. MUEREN NIÑOS VIEJOS, MUJERES, HOSPITALES, ESCUELAS. Y TODO LO QUE PILLAN INOCENTES DE TODAS LAS AMBICIONES DE LA CASTA GUERRERA, EMPLEANDO TODOS LOS MODELOS DE BARBARIE, QUE TIENEN A SU DISPOSICIÓN, TANTO EN ARMAS, CÓMO EN TORTURAS, ESPIONAJES, LAVADOS DE CEREBRO, Y TODAS ESAS MINUCIAS DE NADA.Y SI HHAY QUE HACER TEATRO, Y AUTOLESIONARSE, PARA ECHAR LA CULPA A OTROS, SE HACE SIN PUDOR. PERO ESO NO QUIERE DECIR, QUE HAYA QUE CRUZARSE DE BRAZOS. HAY QUE INSISTIR, EN LOGRAR, QUE LA PRÓXIMA VEZ NO NOS HAGAN, VER, LO BLANCO NEGRO, NI SE QUEDEN CON NUESTRO SUDOR, Y LUCHAR, PORQUE NO NOS ARRUINEN LA VIDA. Y A LO MEJOR, CONSEGUIMOS UNA CONSTITUCIÓN, QUE NOS AMPARE, CONTRA ESTA GENTUZA DESALMADA COBARDE, Y SIN ESCRÚPULOS, QUE NOS HA ARRUINADO LA VIDA, Y LA DE LAS FUTURAS GENERACIONES. ES LO QUE PIENSO. BESOS PARA TODOS.

  2. El Apocalisis y sus cuatro jinetes.

    La primera rueda de prensa en la que sí se permitirán preguntas a la prensa será en Alemania.
    La voz de su amo.

    “Cuatro ministros acompañan a Rajoy.
    Rajoy acude a esta cumbre acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; el de Economía, Luis de Guindos; la titular de Empleo, Fátima Báñez; y el de Industria, José Manuel Soria (Industria), así como los secretarios de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y la secretaria de Estado de Educación, Monserrat Gomendio.”
    http://www.publico.es/450086/rajoy-visita-a-merkel-para-limar-asperezas-inmerso-en-la-crisis-del-caso-barcenas

    Vergonzosa y lamentable la forma de despreciar al país que lo mantiene y lo sufre: Moder la mano que te da de comer.

    Salud y Libertad, Jero.

  3. El problema de este país no es un problema aislado. Es el problema de muchos países. Cualquier país que se rige exclusivamente por las directrices de “un” gobierno está perdiendo el tiempo y está perdido.

    El problema de cualquier país son las estructuras de su estado, porque los gobiernos gobiernan según sus principios, sus valores y lo que marcan sus estatutos. Un país que contiene una fuerte estructura de estado será gobernado por diferentes grupos, partidos o lo que se quiera llamar, pero nunca se tocarán sus idearios de base porque son la estructura que le hace funcionar como un Estado de y para una población, gobierne quien gobierne.

    Por eso, da igual quien venga a gobernar en este país: los “pepes” o los “pepas”. Sin estructura estatal sólida no hay nada que hacer. Y nosotros no la tenemos. Nos creímos que teníamos una constitución que era “la Biblia en verso” y nos la han cambiado sin consultarnos y sin inmutarnos. Por eso, cada vez que entra un gobierno (del color que sea) cada cuatro años, nos cambian los sistemas de funcionamiento: educación, sanidad, políticas sociales, políticas laborales, sistema tributario, etc. Cada partido gobierna en función de sus intereses o de su ideario (es lo mismo). Ninguno gobierna para administrar los bienes estatales que son propiedad de los ciudadanos. Gobiernan para administrar los bienes estatales que les repercutirán insignes beneficios, para mayor gloria y satisfacción del partido de turno.

    • Tienes toda la razón Mandarina, no es un problema aislado sino general, pero ese problema no consiste en “la estructura del estado”, sino en algo mucho más profundo, en la predominancia del “homo economicus” sobre todo lo demás, de cuyo peligro ya avisó el filósofo y catedrático Pierre Thuillier en su libro “La grande implossion” (Fayard, París), donde pronosticó el colapso (implosión) de nuestra “civilización” bajo el peso abrumador de la hipertrofia economicista, cuyo objetivo es el imposible crecimiento sin límites dentro de los límites concretos de nuestro pequeño y hermoso planeta. Por eso la economía real ha dejado paso a la economía virtual, juego de prestidigitación donde todo parece posible… hasta que la cruda realidad llama a la puerta, como ahora está sucediendo. Sólo así se entiende que USA, el país “más poderoso del mundo”, sea a la vez el más endeudado. Verdadero juego del absurdo, en el que 30 millones de personas mueren de hambre cada año que pasa para vergüenza de los que vamos sobreviviendo, cuyas consecuencias pagamos y pagaremos tod@s, seguramente con ese estallido del que Rafael Poch avisa en su artículo “¿Por dónde estallará nuestro magnífico desorden?” copiado en este mismo foro*: guerra/negocio para destruir y garantizar la subsiguiente reconstrucción/negocio… y así hasta la próxima, ad infinitum. Carl Rogers dijo que escribía para comunicarse a distancia con una especie a la que no estaba seguro de pertenecer. Cada día le comprendo mejor.

      ¡Un abrazo para tod@s!

      * http://iniciativadebate.org/2013/01/30/por-donde-estallara-nuestro-magnifico-desorden/

  4. AMIGO JERO: AL HILO DE LO QUE DICES(QUE TRISTEMENTE ES VERDAD) DE QUE POR DINERO BAILA EL CAN, Y POR PAN SI SE LO DAN, CÓMO DECÍA MI PADRE, ME HA VENIDO A LA MENTE UNA PELÍCULA QUE VI, HACE AÑOS, DE PETER SELLERS, EL MAGNÍFICO ACTOR, JUNTO CON RINGO STAR, EX BEATTLE, QUE SE LLAMABA “SIQUIERES SER MILLONARIO, NO MALGASTES E4L TIEMPO TRABAJANDO” Y TRATABA DE ESO. DE UN MILLONARIO, QUE DEMUESTRA, QUE TODO SE PUEDE COMPRAR CON DINERO. Y TIENE GAGS FANTÁSTICOS. SI PUEDES OBTENERLA EN ALGÚN VIDEO CLUB, TE LA RECOMIENDO. ES MUY BUENA. ES EL BUEN CINE DE ANTAÑO, CUANDO, NO HABÍA TANTOS EFECTOS ESPECIALES NI CATASTROFISMO, CÓMO AHORA, QUE TODO VA DE LO MISMO. RECUERDO, QUE CUANDO ÉRAMOS PEQUEÑOS, MI HEMANO Y YO, HABLÁBAMOS DE ESTAS COSAS, SENTADOS EN EL JARDÍN, Y SIEMPRE ACABÁBAMOS DISCUTIENDO, POR LA SINGULARIDAD DEL TEMA. NOS LLEVAMOS 5 AÑOS, EL ES MAYOR, PERO PARECÍAMOS GEMELOS. AHORA AÚN NOS LO DICEN.YO DEFENDÍA ESTA TESIS, PERO EL, DECÍA QUE A EL, NO LE COMPRABA NADIE. Y YO, QUE HE TENIDO LAS IDEAS MÁS CLARAS A ESE RESPECTO, LE DECÍA: JULIO, SI TÚ ESTUVIESES DELANTE DE UN PELOTÓN DE FUSILAMIENTO, Y ME DIJESEN, QUE SI ME ACOSTABA CON EL QUE DABA LA ORDEN, NO TE MATABAN, YO ME ACOSTABA. Y ÉL, ME MIRABA HORRORIZADO, Y ME DECÍA: ¡¡¡NO DIGAS ESO!!!. YO ME REÍA, Y LE DECÍA: TODOS TENEMOS UN PRECIO. NO TIENE QUE SER SIEMPRE DINERO. SI TE CHANTAJEAN CON MATAR A TUS HIJOS, TU HARÁS LO QUE TE PIDAN. Y SE IBA. HAY MUCHAS FORMAS DE PAGAR, NO SÓLO CON DINERO. DESDE LUEGO ESO ES MÁS DE PERDONAR, QUE VENDERSE POR EL DINERO EN SÍ, PERO SEGÚN LAS ÉPOCAS EN QUE VIVES, HAY COSAS QUE SE VALORAN TANTO CÓMO EL DINERO. AHORA ESO, NO TIENE IMPORTANCIA, PERO EN MI INFANCIA SÍ, Y YO LO TENÍA MUY CLARO.AHORA EL DINERO, ES LO QUE IMPERA, JUNTO CON EL PODER. PERO ENTONCES ERA OTRA COSA, Y MÁS PARA UNA MUJER. POR ESO, ODIO TODAS LAS COSTUMBRES HEREDADAS DE SIGLOS, QUE YO, DE UN PLUMAZO, LAS BORRABA TODAS. EMPEZANDO POR LOS SANFERMINES, LOS SANPEDRUNOS, LA LOCURA DE COMER Y BEBER, Y GATEAR PARA SACAR A LA VIRGEN DEL ROCÍO, ADORARLA, CUANDO ESOS MISMOS, TIENEN MÁS DEFECTOS E INSINCERIDAD EN SUS VIDAS, QUE LA DEVOCIÓN QUE PROFESAN EN ESOS MOMENTOS. LOS TOROS EMBOLADOS Y LOS MARTIRIOS, DE TORITOS EN LOS PUEBLOS CON FIESTAS, LAS TOMATINAS DE BUÑOL, EN TIEMPOS EN QUE LA GENTE SE MUERE DE HAMBRE, O UNA ENSALADA TE CUESTA UN PICO, O VAN A COMER A UN SITIO, CON LO QUE PREPARAN CON ALIMENTOS DESECHJADOS, Y LAS CALLES, CÓMO UNA NEVADA ROJA, Y LA GENTE METIDA EN TOMATE HASTA LAS RODILLAS, EN TONELADAS DE TOMATES, Y EN OTRO PUEBLO, HARINA Y HUEVOS DESPANZURRADOS, POR LAS CALLES. ESTE ES OTRO MUNDO. Y DEBE CAMBIAR, Y CADA UNO CANTAR O BAILAR O DISFRAZARSE, ALEGREMENTE, SIN SEGUIR DIRECTRICES DE HACE SIGLOS. ESO, ERA, CUANDO IBAS POR LA CALLE, Y TE DECÍAN: ¡¡AGUA VA!!! Y TE CAÍA UN ORINAL. POR SUERTE, ESTA ES OTRA FORMA DE VIVIR. SOMOS PERSONAS. Y A MÍ, NO ME SATISFACE ESA FORMA DE DIVERSIÓN DE UNOS Y HAMBRE DE OTROS…..O MUERTE, CÓMO SI ESTUVIÉSEMOS EN EL COLISEO ROMANO, LUCHANDO CON LOS LEONES, PARA DIVERSIÓN, DE LAS GRADAS.IGUAL QUE DICE WALKIRIA, DE LAS ORGANIZACIONES, QUE LLEVAN SIGLOS EXISTIENDO. TODO TIENE UN FIN. YA NO HAY REY ARTURO NI TABLA REDONDA, TODO TIENDE A CAMBIAR, Y YA NADA ES IGUAL. HAY QUE PARTIR DE CERO, Y AL IGUAL QUE LA CIENCIA TE VA ENSEÑANDO COSAS, QUE NI SOÑABAS, PARA BIEN, NO HAY PORQUE DAR PASOS DE GIGANTE HACIA ATRÁS, NI TIENEN QUE MORIRSE LOS MAYORES POR CUMPLIR AÑOS, SI LA CIENCIA LES AYUDA(NOS AYUDA) A SERVIR PARA MUCHAS COSAS TODAVÍA, Y DE AYUDA Y CONSEJO, PARA NUESTROS DESCENDIENTES. ÉLLOS, LOS QUE MANDAN Y SE FORRAN, SON LOS QUE TIENEN QUE AYUDAR, A QUE ESO SUCEDA. NO A DECIR, QUE QUE HACEMOS AQUÍ. ES CÓMO HACER QUE MUERA STEPHEN HAWKHINS, PORQUE ESTA. CUADRAPLÉJICO. EN FIN FELICITO A WALQUIRIA POR SU POST, QUE DICE VERDADES CÓMO PUÑOS, Y ESO ES UN REGALO. GRACIAS AMIGOS, SALUD Y SUERTE. Y TÚ MARILUZ, NO TE DESESPERES, PORQUE ES CIERTO, QUE HAY MUCHOS FANTASMAS EN LA RED.YO, YA ME HE DADO CUENTA.

    • Aurora, creo que no lo entiendo bien, yo me considero como tu hermano, porque si me corrompo, no es que no le tema al castigo que me pueda inferir la sociedad, –que también le temo– pero lo más importante seria, el no poder vivir conmigo mismo, después de la perdida de mi ética y con ella mi propia dignidad. Otra cosa muy diferente, es que me coaccionaran con la integridad de mi nieto, mi hija u otra persona muy importante para mi, en ese caso yo creo que haría cualquier barbaridad por salvarlo.
      Saludos.

  5. Como es muy difícil encontrar organizaciones puras o transparentes (en este caso políticas), pues la pureza la conforman las personas que las integran, lo ideal es hacer que esas entidades tengan una estructura que permita la pureza de su organización (incluyendo el funcionamiento horizontal, no piramidal o jerárquico)

    El problema es que dicha estructura la crean las personas, que tampoco somos perfectas…

    • En mi opinión, amigo, el hombre es un animal corrupto por naturaleza (ya sé que suena muy fuerte).

      Cuesta trabajo, esfuerzo y constancia generar unos principios y unos ideales que van apareciendo y siendo filtrados y adoptados a lo largo del camino de la búsqueda, y que finalmente nos convierte en esclavos de esos mismos principios personales adquiridos. Es mucho más simple dejarse llevar por la corriente general. A mi criterio, es ahí dónde podemos encontrar las raices genéricas de las diferencias entre el pensamiento progresista y el conservador.

      Personalmente creo que todas las organizaciones acaban degenerando en aras de un bien común que priva, de una u otra forma, del pensamiento creador y reflexivo individual a cambio de la cohesión, necesaria como grupo pero destructiva para el individuo.

      Veo como única posibilidad la transparencia, autoimpuesta y consecuentemente exigida a la organización. Es posible que sea exactamente ésto lo que imposibilita la organización disciplinada de nuestra izquierda. Bienvenidas vuestras discrepancias…

      Un saludo, amigo. Jero.

  6. Si entras en una cárcel y preguntas, aunque no sean hermanos, la mayoría te dirá que son inocentes. Imagina lo que te puede contar un político de este siglo.

  7. El individuo es protegido por el colectivo al que pertenece hasta el justo momento en que aquel pone en peligro los intereses centrales de este. Todo grupo, sea cual sea su razón de ser, magnitud y ocupación se debe antes que nada a su cohesión y por mucho que se base en principios de lealtad interna cualquiera de sus miembros que la ponga en peligro será excluido antes de que el grupo mismo pierda posiciones de poder o fuerza. Ciertamente los clanes y fratrías de todo tipo hacen piña y se protegen con el “todos para uno, uno para todos” siempre que el miembro, socio, hermano, cofrade, adherente, camarada, colega o amigo no se pase de la ralla.
    Un partido político no es una excepción a ese comportamiento. La ley de la cohesión rige tanto para mafias, partidos de gobierno, partidos de la oposición como para sectas, empresas privadas o linajes familiares.
    Su penetración en la cultura y en la mentalidad es de tal calibre que cuando uno discute en función de los postulados del grupo al que pertenece automáticamente está dejando de ser un pensante autónomo para actuar más bien como un loro autómata.
    Una estructura jerárquico-organizativa se vale de esta unidad tan firme como rígida a nivel interno que en un tipo de asociacionismos pasan por cargos definidos y en otros (el caso de los clanes familiares) están implícitos pero igualmente hay quien manda y quien obedece. Para la cohesión interna, sin embargo, no es suficiente con la obediencia necesita la convicción de obedecer o lo que es lo mismo la de perpetuar a unos dirigentes y un dirigismo. La cosa funciona hasta que alguien se sale de madre (sea por la vía de la corrupción o por la desobediencia de voto en los escaños parlamentarios) y deja correr un cierto flujo de desavenencias.
    Ningún grupo es perpetuo aunque algunas religiones lleven milenios existiendo y mucho menos los partidos políticos que podrán mantener genio y figura hasta la sepultura pero tarde o temprano la tierra les cae encima barriéndolos.
    ¿Cuál es el punto en que una cohesión de grupo se rompe, dando lugar tal vez al engendro de otros grupos tras la escisión o a la desaparición total como tal grupo? Cuando ya no puede seguir manteniendo el tipo ante la acumulación de descrédito acumulado. Cuando a la alarma social por las mezquindades de gobernantes y tesoreros se le une la pérdida de confianza masiva, el principio del fin de la formación mas partitócrata empieza a contar.
    ¿Esto es bueno o malo en el panorama de un PP desacreditado ya desde mucho antes de ocuparse de la gobernanza? Será malo si formaciones conservadoras mucho más fanáticas en el dirigismo del dictado ocupan su lugar y será bueno si un vacío de poder permite la reactivación de procesos organizativos fuera del funcionamiento de los partidismos conocidos. Después de un PP no cabe el retorno al PSOE pero eso lo decidirán multitudes impresionadas por los acontecimientos de temporada más que por una conciencia histórica retrospectiva. Por su parte los conatos de movimientos sociales no han dejado terceras vías o nuevas estructuras como referencias para hacer la política de otra manera más sensata y sana.
    Por alta que sea la hermandad dentro de un grupo de poder no hay que descartar sus fisuras internas, sus rivalidades, sus gymkhanas carismáticas, sus rivalidades por la seducción del mandar. Ni siquiera los lazos consanguíneos han bastado en aquellas épocas y estados de familias regentes para garantizar la cohesión. Frente al supremo egoísmo de la codicia del mando todo lo demás es secundario.
    No es cierto tampoco que el grado de cohesión organizativa sea siempre el mismo. Dentro de un grupo-partido lo que en anafase pueden ser dudas en otra posterior pueden ser serias desavenencias y en una tercera fracciones. Las cosas sin embargo van lentas y contradicciones embrionarias de antaño tardan en estallar.
    No podemos creer que en un partido de majaderos y sátrapas todos sus afiliados y seguidores sean de la misma ralea. Cada uno tiene ante sí su propia reflexión personal pendiente con respecto a como ayudar al país y a la sociedad como primer reto aunque sea a costa de abandonar a una formación que viene haciendo aguas por mucho que en ella estén los amigachos de toda la vida.

    • Excelente post, artículo, escrito o como quieras llamarlo. Excelentes reflexiones y muy acertadas.
      Muchas gracias por el regalo.

      Salud y Libertad, Jero.

  8. Mas. Porque ese recato por llamar a las cosas por su nombre, a estas alturas las cosas, en mi opinión, ya estas claras y cristalinas. Nada de “hermandad” .estamos ante pura y simple MAFIA, pero no solo los PPSOE, es el propio Estado español un ente mafioso. Resultado de aquellos polvos de la “transición” transformados en inaguantables lodos para la ciudadanía.
    Todos los poderes del Estado están hasta el tuétano corrompidos por un virus que viene haciendo estragos durante, 40+34, setenta y cuatro años, y se llama PODER heredado del franquismo y prepotencia compulsiva de todos sus poderes facticos.
    ¿Alguno es tan ingenuo que piense que existe por aquí separación e independencia de poderes? ¿Acaso no están apareciendo, y aparecerán signos de corrupción en personajes del PP con cargos de responsabilidad en los aparatos de esos “poderes independientes”? ¿Acaso no estamos ya entrando en crisis, no del gobierno, sino del propio Estado? Y también, todo hace pensar, que las eternas fuerzas vivas omnipotentes del artículo 8 ° de la sacrosanta Constitución, estarán alertas para salvar este Estado. Porque ante los “intereses del Estado” todo lo demás, es secundario y no tiene valor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here