¡Es la lucha de clases, estúpidos!

2869

Paco Bello | Iniciativa Debate | 26/02/2013

A continuación podéis leer el artículo breve y cargado de sensatez que Ramón Molina ha publicado en Diario de Mallorca. Pero previamente quiero hacer alguna consideración, que aunque quizá no sea necesaria, sí creo conveniente.

Hoy he leído por dos veces un tipo concreto de reflexión. Una en el artículo que sucede a mi comentario, y otra por parte de un amigo. Y desde luego, no es casual tanta coincidencia.

El tsunami de Grillo de verdad lo está siendo mucho más que como un eslogan. Y es que a nadie se le escapa que algo falla, y que ha quedado demostrado que no era la desafección popular por la política, ni era la falta de ilusión ni de esperanza. En este caso, tras lo ocurrido, no queda otra que reconocer que o no se ha sabido trasmitir el mensaje, o es que en realidad no había mensaje. Ya no hay excusa.

Podemos intentar justificar la falta de resultados de aquellos que se dicen de izquierdas en la perversión del concepto. Pero si esa perversión se ha logrado, es porque se ha permitido desde el momento en el que se perdió la identidad.

El pueblo no es tan tonto como algunos puedan creer. Y quizá falte cultura política, pero no falta instinto a pesar de haber mamado capitalismo hasta en el pan duro. Y es que es más que curioso que aquellos que hoy recogen los votos y la ilusión de ese pueblo, lo hagan fundamentalmente con propuestas y comportamientos que debían por propiedad, haber partido de aquellos a los que les correspondía esa tarea (la izquierda), y que en lugar de eso, y por poner el ejemplo de España, están, efectivamente, acomodándose en Telefónica o Endesa, en hoteles de 5 estrellas, reunidos con magnates, pactando gobiernos de coalición con el hijo de un oficial de la seguridad de Franco o sobrino de presidente de una Diputación de la misma época (de lo cual no tiene culpa, pero no deja de ser llamativo), cuidando sus fondos de inversión, o colocando a sus familiares y amigos en los puestos de libre elección.

Es sintomático que cuando se les enfrenta por ello, reaccionen reprochando la demagogia que supone pedirles que demuestren su sentimiento adaptándose a la realidad de los que dicen defender. “Ser de izquierdas no implica ser pobre”. Y tienen razón, porque significa repartir riqueza, derechos, solidaridad, y… humanidad, en la medida en que sea posible, pero siempre al límite. Significa creer en lo que haces, y por ello también significa no vivir muy por encima de las posibilidades de aquellos a los que representas, y significa luchar como lo haría alguien que por no tener, casi no tiene ya ni espacio para su dignidad y patalea antes de perderlo definitivamente. Significa no compadrear en los pasillos con aquellos que estrangulan al pueblo. Significa no participar del régimen que ha procurado tanto sufrimiento. Significa no hacer reír a tus votantes y no votantes con la defensa de lo accesorio cuanto todo se hunde a tu alrededor. Si quieres que crean en ti, no basta solo con palabras y cuatro fotos en manifestaciones. Repito: la gente no es tonta.

Es muy posible que sea demasiado tarde para todos esos aburguesados que se vendieron a un modelo incompatible con sus supuestos principios, y que hoy, para hacer políticas de izquierdas, paradójicamente, lo fundamental sea que no se vea nada rojo, porque para muchos (y en la mayor parte de casos con razón) solo significa traición, vetusto… o mentira.

Lo que es tremendo es que tenga que venir un cómico que puede ser el próximo Mussolini o José Antonio, o por el contrario una bendición (si sirve como píldora del despertar), a hacer lo que toda esta gente que lleva viviendo del cuento ni se sabe ya cuánto tiempo, no ha hecho. Lo lamentable es que tenga que recuperar una ilusión que sí estaba ahí, una persona que además de demostrar la incompetencia de los “profesionales” de la política, lo haga tras haberles robado de la cocina hasta el último ingrediente para elaborar su propia receta. Lo dramático, es que el que acabe con la subordinación a la disciplina y a la autoridad sea alguien a quien la “izquierda” critica sin mirarse al ombligo.

Lo deprimente es que se siga llamando izquierda en este país y en otros, a lo que en la mayor parte de los casos no son más que colectivos de sanguijuelas con una imagen estudiada, buenos modales, y mejores palabras.

¿Seremos capaces de unirnos en torno a un programa que sin títulos proponga aquello que debiera darse, o por el contrario dejaremos la puerta abierta a esa Tercera Vía o algo todavía peor?

Ramon Molina | Diario de Mallorca | 26/02/2013

Primero nos hicieron creer que la economía era lo más importante. La frase “The economy, stupid” se hizo muy popular en la campaña de Clinton contra Bush, y después nuestros políticos y nuestros opinadores la repitieron hasta la náusea. Muchos se creyeron el “mantra”; unos lo aceptaron por indigencia intelectual y otros lo usaron por puro cinismo, pero cuando estalló la crisis, se cayó en la cuenta de que detrás de la economía se tomaban decisiones políticas que hacían que la economía nos afectara en un sentido o en otro según quien decidiera. Cuando la derecha triunfante en las urnas se decidió a destruir las conquistas sociales de más de treinta años y quedó claro que la política económica era sobre todo política, fue la misma política la que entró en el remolino de la desafección y la hostilidad por parte de la mayoría de la población.
Hemos llegado a un punto en que hay que pasar a una nueva fase de desmitificación del lenguaje políticamente correcto que nos atenaza. Nadie en sus cabales cree hoy que la economía es más importante que la política, pero por la misma razón, tampoco es creíble una política que no ponga en cuestión abiertamente a la economía. Una economía que nos ha recordado de forma brutal que la lucha de clases sigue estando vigente y que, al menos la derecha no lo olvida. El “que se jodan” gritado desde los bancos del PP en el Parlamento es mucho más explícito y clarificador que cualquier discurso. Si los ricos pueden pagar su sanidad, su educación y su protección policial,€ ¿por qué razón deberían detraer parte de sus rentas para seguir atendiendo a una masa de proletarios cuya principal misión en la vida debe ser producir plusvalía para asegurar la reproducción del sistema?

La devastación que se cierne sobre los no privilegiados es similar a la que produce una guerra. La burguesía está ganando de nuevo una guerra civil sin necesidad de declararla abiertamente, y reforzando su conciencia de clase a base de reducir al contrario a la impotencia: modifica leyes a su antojo, suprime derechos, incumple promesas€ La izquierda, por el contrario, al aceptar reglas de juego comunes, deviene la imagen misma de la alienación y agiganta la distancia que la separa de las verdaderas aspiraciones populares. Los que sufren el paro, los desahuciados de sus casas, los que son mal y tarde atendidos en la sanidad, los que ven que sus hijos sin formación jamás pasarán de ser carne de cañón y mano de obra barata para el sistema, son más de cada día. Ya no se trata de un reducto de “lumpenproletariado” en los márgenes de la sociedad; ahora ya afecta a miles de familias que antes se sentían a salvo. El lumpen no vota ni actúa en política, pero los afectados de hoy y de mañana sí. Empieza a extenderse una desesperación creciente y la convicción de que mientras los políticos no sufran al mismo nivel que la mayor parte de la población la situación no comenzará a enmendarse. Los que ven acercarse la miseria, los que sangran, querrían ver sangrar a los responsables.

La vigencia de la lucha de clases ha golpeado sin miramientos a todos los que creían que ésta ya estaba superada por la historia y, aunque los ricos llevan muchos años de ventaja porque ellos jamás dudaron de ella, el resto de la población se verá en el imperativo, quiera o no, de buscar una salida. Que la izquierda sea capaz de ofrecerla antes que aparezca cualquier aventurero neofascista depende ante todo de un cambio de mentalidad, de lenguaje, de método y sobre todo de volver a situarse en el terreno que por tradición le corresponde en la vieja y nueva lucha de clases.

*Profesor de Historia Económica en la Universitat de les Illes Balears (UIB)

Fuente: http://www.diariodemallorca.es/opinion/2013/02/26/lucha-clases-estupidos/829113.html

Comentar con Facebook ()

Comentar (20)

20 Comentarios

  1. Gracias por firmar mi petición: Somalia: NO tienen derecho a violar!

    Cada nueva persona que firma fortalece nuestro llamamiento a la acción. Por favor, toma un minuto para compartir este vínculo con todo el mundo:

    http://www.avaaz.org/es/petition/Somalia_No_Authority_to_Rape/?tDUXpdb

    Logremos juntos un cambio,
    Laila


    Aquí está la petición para que la reenvíes a tus amigos:

    Somalia: NO tienen derecho a violar

    Me llamo Laila y soy periodista. Hace poco escribí una historia sobre una joven brutalmente violada por un grupo de soldados del gobierno en Somalia, con la esperanza de que su valentía al contar esta dolorosa experiencia atrajera la atención sobre el terrible problema de las violaciones en este país. Pero, en lugar de eso, el gobierno usó mi artículo para encarcelar a la víctima y a otros periodistas que cubrieron la historia, ¡por “ofender al estado”!

    Sufrir una violación es horrible, pero sufrirla y que las únicas autoridades a las que puedes acudir pidiendo ayuda sean los mismos violadores es el colmo de la impotencia. Sin embargo, creo que juntos podemos construir esperanza. Por esta razón he lanzado una petición global en la página de Avaaz: porque el gobierno somalí depende enormemente de la financiación de otros gobiernos, así que la comunidad internacional puede presionarle para que deje de silenciar esta historia y emprenda reformas reales para detener la epidemia de violaciones cometidas por las fuerzas de seguridad.

    Nuestro llamamiento para lograr un cambio podría realmente funcionar, pero tiene que ser lo suficientemente grande. La enviada de la ONU Zainab Bangura nos ha dicho que entregará la petición directamente a países donantes y al presidente de Somalia. Apoya ahora firmando esta petición y reenviándola a todo el mundo. Demostremos a estas mujeres que no están solas, y que nadie tiene derecho a violarlas.
    http://www.avaaz.org/es/petition/Somalia_No_Authority_to_Rape/?tDUXpdb

  2. Dudar de todo. Es lo que creo que hay que tener como planteamiento. Es esperar, informarse, contrastar y formarse criterio. Hacer frente al pensamiento único dirigido. Y luego intentar consensuar posiciones. No hay otra forma de ser todos y a la vez uno, libre.
    De Grillo no sé nada y menos del Movimiento5S. Pero no me fío de la propaganda. Todo lo que se desmarca del sistema es tachado de populista y nos amedrentan con el fantasma del fascismo. ¿Alguien cree que el sistema, o sea los partidos que lo mueven, va a recibir con los brazos abiertos a quien pretenda desnudarlo? No seré yo quien los escuche. Pero eso sí, hoy dudo. Ojalá mañana me den muestras de que puedo confiar. Pero tendrán que ganárselo.
    ¿Economía versus Política? Es sistema y una y otra se sirven. Todo es Política, Grillo también la hace. Estupidez plantearlo de otra forma. Y Economía, otra economía. Otro sistema en definitiva. Alienación sí. Pero no de clases sino de cerebros. Tantos años lavan los cerebros y los dejan en blanco. Costará recuperarlos pero esa es la esperanza. Sin ella no hay movimiento. Por eso, esperar,ver y confiar. Total otro desengaño…

  3. El descrédito del partidismo (cualquiera que sea su centro o sus extremos) viene de lejos. Cuando los PCs tanto de Europa como de Asia como del Caribe acudieron a las purgas y a las represiones cruentas a menudo injustas reproduciendo estructuras verticales de partidismo ya tuvo sus objeciones. El cuestionamiento del partidismo está en sus orígenes. Habrá que revisar incluso las posiciones del menchevismo inmediatamente desacreditas por quedar en minoría frente a los bolcheviques. Ese descrédito del partido como estructura fiable de vanguardia histórica y de gestión social, también de gestión del estado, no tiene por ahora una alternativa, quedando diluidas las propuestas de democracia asamblearia. A ese descrédito de un tipo de estructura unicefálica, personalista y verticalista se le añade la superación del vago concepto entre derechas e izquierdas. Así como las clases desposeídas pueden ser las más interesadas en las movilizaciones reivindicativas sin ser garantistas de una nueva filosofía alternativa de vida, también pertenecer a la marca izquierda está significando ya una garantía de superación de las llamadas derechas. El relevo que hiciera la socialdemocracia de los partidos de derechas y de la democracia cristiana, también fue relevada a por otros partidos mas a la izquierda (como el partido Comunista Italiano) sin transformar la realidad estructural del país.
    Participamos de una encerrona teórica: de un lado sin organización ni programa no se llega muy lejos, de otro las organizaciones políticas conocidas y sus programas contemporizadores no enfrentan las alternativas pendientes. Nadie es valedor de estas ya que cualquier lista de objetivos y de deseos puede chocar contra los límites de la realidad y de la mentalidad social para conseguirlos. La misma tesis de democracia directa participativa cuenta con un tipo de ser social, de vecino concreto, que no existe en la realidad. Y para que exista será necesaria al menos la educación de toda una generación naciente (es decir la que está naciendo ahora) para entender que vivir en sociedad pasa por vivir políticamente en sociedad compartiendo actividades de cogestión. Esto es tanto como decir que estamos a la distancia de medio siglo por lo poco para que la sociedad madurara y aprendiera a vivir en paz y transparencia total consigo misma.

  4. ¿No es fascismo lo que estamos viviendo?, esta claro que las armas son diferentes pero el fin es el mismo, o no es desde la crisis creada al efecto, que se ha atacado la las clases medias y bajas, se amplia la diferencia, y lo que se pierdo por un lado lo ganan unos pocos por otro, me refiero al aumento de ventas de lujo en un 20% que casi coincide con la perdida de adquisición de los más pobres.
    Si Grillo es un fascista, porque lo atacan desde los falsimedia, y lo desacreditan por todos los lados, mientras ven como mal menor la victoria una alianza con Berlusconi?.
    Si hay algo que no quieren los ricachones del mundo y sus marionetas políticas es que cambien las cosas, porque por ahora ellos van ganando, de hecho solo se han conseguido migajas, pero el poder no ha dejado de ser suyo, sino a que tanto sufrimiento.

  5. Lo que determina la aparición del populismo con carismas espectaculares es la insuficiencia democrática popular generalizada. El populismo se basa en un principio de alienación muy conocido el que permite socialmente delegar en una figura clave la voluntad social. El populismo considera que la historia la hacen los jefes y los líderes y no las masas. Aquellos están para mandar y éstas para subscribir. A finales del XIX en Rusia el populismo liberal renunció al propagandismo revolucionario expreso, por priorizar los intereses de los kulaks los campesinos ricos y la burguesía rural pretendiendo conciliarlo con los intereses del zarismo.
    En otros contextos los factores que empujan masivamente a las luchas a las gentes disgustadas por la perdida de su poder adquisitivo y de sus empleos seguros y se enfrentan a regímenes incompetentes no significa que evolucionen a revolucionarias. Para eso tienen que relacionar sus situaciones de penuria resultante con las estructuras causantes de un sistema enfermo. De otro modo las protestas antigubernamentales pueden convertirse en protestas por la recuperación del sistema caduco por vías populistas cundo no expresamente fascistas.
    En las situaciones de descrédito de la casta política y enfado social creciente sumado al enfado sin encontrar en cada año nuevo que comienza las soluciones a los anteriores, los caldos de cultivo para abrazar figuras carismáticas que puedan ser empujadas al relevo de poder están dados. Sin un diseño de democracia horizontal popular y generalizada real un estado futuro sustentado por la fuerza, sea el que sea, no lo garantizará si la mayoría de la sociedad sigue teniendo el chip de delegar la gobernanza de la sociedad a otros equipos directivos (sean nuevos partidos o nuevas figuras dirigistas).

  6. Me gustaría traer a colación un par de conceptos que entiendo siguen chirriando en los ecos de muchos artículos (y sucede en el de Ramón Molina en el Diario de Mallorca) y desprenden confusión: lucha de clases y los pesos de la economía o de la política en sus combinaciones de poder.
    Sí existe y sigue existiendo una lucha de clases y es más o menos apoteósica según sea la extensión del sufrimiento humano. Existe más exactamente luchas de clases y en su sentido general. El concepto de la lucha de clases traducido en su sesgo dominante de la lucha de clase de una clase dirigente en contra de las clases reaccionarias y de las vacilantes es un concepto obsoleto. El reduccionismo de las clases más objetivamente interesadas en una revolución (campesinado y proletariado) no sirve para este siglo. Dentro de la misma clase obrera de origen hay más de una clase (según se posea o no trabajo y se acceda o no a la propiedad) y el alma principal de la resistencia contra las políticas de reajuste la proporciona la evidencia de un desclasamiento de las clases medias. El concepto reciclado de lucha de clases, es el de las clases de gentes que comparten idearios mas definidos a favor de un futuro por construir o un presente por superar. Dentro de las mismas bolsas marginales hay actitudes reaccionarias y ya remotamente los pícaros y bergantes podían ser los maestros en supervivencia pero no en revoluciones. De otra parte el sinónimo de tener seguridades materiales (ingresos y propiedades) no presupone estar a favor de lo establecido. Lo que está caracterizando los movimientos de protestas es una amplia intersectorialidad de participación donde no se puede hablar de “objetivos de clase” aunque tampoco de “objetivos revolucionarios”. Su estadio contestarlo es legítimo, su capacidad para reorganizar la realidad es discutible.
    En realidades políticas más estropeadas pero también más radicalizadas (Grecia) hay un bloque radical de oposición al régimen siendo una hipótesis que lo quiera ser al sistema.
    En cuanto a ese intento de desbancar la economía como la principal fuerza creyendo que la política está por encima de ella, confunde el discurso de la política electoralista y concretamente el estadounidense en el que hay siglos de discusión entre políticos y grandes poderes económico, con que la política es bastante más que la política pública y publicada.
    Lo que llamamos dictadura de los mercados o dictados financieros significa exactamente lo que dice que son las leyes de facto de la realidad de las transacciones las que deciden por donde van las cosas y no las políticas gubernamentales.
    Hay tímidos intentos para reencauzar el sistema desde éstas, pero siguen mandando las dinámicas de las grandes transacciones de capitales y de materias primas fundamentales en el mundo. El neoliberalismo que facilitaron los estados coarta de margen de maniobra a esos estados para devolver al redil para que no sea tan salvaje o criminal. Los speechs gubernamentalistas de unas figuras u otras puntualmente para cubrir sus expedientes escénicos llamándoles la atención a los banqueros no se puede confundir con las políticas no publicadas de esos centros de poder para seguir ejerciendo el peso que ejercen en la economía mundial.
    ¿Qué fue antes la economía o la política? Por supuesto la economía. La pregunta no se correlaciona con la retórica acerca de que surgió primero si el huevo o la gallina; aunque si se quiere, se puede deducir que una macroestructura de poder y su representación como sistema complejo se fue creando a partir de grandes dominios territoriales y recursivos que las clases dominotes necesitaban gestionar. ¿Qué fue antes la sociedad o el sistema? Sin lugar a dudas la sociedad. Inferimos que dos o más individuos al necesitar ponerse de acuerdo en sus formas compartidas de coexistencia fueron tomando decisiones y tradicionalizando unos hábitos. Según fue creciendo su complejidad numérica y de multiactividades delegaron en terceros las responsabilidades de la gestión y de la organización productiva.
    El hecho de la existencia de estados tratando de re-crear una sociedad (el bolchevique en Rusia y después la URSS) no le quita crédito a la tesis anterior de que históricamente el estado fue posterior a la sociedad y a su economía, aunque se puede aceptar que a nivel embrionario el estado apareció ante la existencia de una figura tercera que hiciera de mediadora entre las partes que negociaban sus transacciones, siendo la mas conocida el dominio de una sobre otra esquilmándola al exigirle tributos.
    Los políticos de turno (su casta en conjunto) pueden proponer y hasta editar leyes, pero quien sigue disponiendo del sistema son fundamentalmente sus grandes magnates con la connivencia de las multitudes aceptándoselo.
    Ambos conceptos son cruciales para crear mensajes de lucha que no lleven a huertos pantanosos a las gentes injuriadas e indignadas por el sistema. Ni todos los desposeídos quieren ni querrán participar de revueltas para la redistribución de propiedades, ni la clase obrera sigue teniendo la etiqueta vigente de ser la más consecuentemente revolucionaria. En cuanto la economía, la de los grandes poderes puede ser contrarrestada con una nueva economía social que sea la expresión del contrapoder.

    • Esto es una clase de economía (o de sociolagía) en toda regla.
      Para los que somos algo torpes en estas cuestiones, nos viene de maravilla. Así que gracias a Walkiria

  7. Muy buena reflexión, gracias. Me gustaría añadir algo desde el punto de vista de un italiano que sigue atentamente el recorrido de este movimiento italiano y que ha participado por lo menos a 100 de las 2500 manifestaciones en Madrid y se ha llevado incluso algún porrazo. Creo que si sacamos algunas de las ideas más comunes que andan por las calles españolas, saldría algo parecido al M5S. ¿Que diferencias hay entre los movimientos españoles, por ejemplo, y el M5S? En primer lugar la estructura del Movimiento. Se ha estructurado y se ha presentado a las elecciones. ¿Hubiera podido llegar a este resultado sin Beppe Grillo? No. Su cara (aunque no se defina líder, sino altavoz y “garante” del movimiento) y su trayectoria profesional y política de “cómico civil” han sido determinantes. Luego la inversión (en el sentido político) en los nuevos medios como internet (Casaleggio, más que “guru”, es un experto). Les han tomado el pelo porque en las “primarias” on line sólo han votado 30.000 personas, en contra de los muchos votantes a las “primarias” del PD (no me refiero a las primaria del candidato premier, sino a las primarias de lo candidatos diputados, que por cierto el PD ha hecho después de las primarias del M5S, pero con medios tradicionales. Son las risas superficiales de los tontos. Se ha demostrado que esta forma de votar funciona y será probablemente la forma de votar del futuro. Siempre que será posible votar, y en esto creo que estamos trabajando todos. Votar en un pueblo para gastar o menos el dinero público en un jardín o en un supermercado. Votar los candidatos al Congreso. Votar si mantener la moneda única o volver a una moneda soberana. De eso se trata. Y trabajar sobre estas herramientas, ha sido una de las apuestas de este movimiento, que ha hecho toda su campaña electoral en las plazas y en internet (demostrando por cierto, si hacia falta, la conexión que hay entre las plazas y las redes sociales) sin pisar un solo plató de la televisión. No es ninguna tontería. Pero lo más importante es otra cosa. Ya en el 2001 Badiou decía que los partidos estaban acabados. Ya no existe enfrentamiento entre partidos políticos, sino entre el verdadero poder financiero y partidos-lobbies y los ciudadanos. Así de claro. Y la apuesta, creo interpretar, es la capacidad de los ciudadanos de organizarse para proponer una visión del mundo alternativa y distinta a los mercados, a la prima de riesgo, a la dictatura de los tratados que nadie ha votado. La colaboración entre los movimientos es una característica que define el M5S (su apoyo al NO TAV por ejemplo va en este sentido, o al NO MOUS en Sicilia) y proponer ideas y temas que en un tiempo lejano eran argumentos y ideales de la izquierda, demuestra simplemente que Badiou tenía razón, un tiempo algunos partidos tenían alguna capacidad de representar a la gente, a la comunidad, hoy en día no, y tenemos que representarnos nosotros mismos. Saludos.

    • Sería maravilloso llegar a esa posición para desbancar la nefasta representación partitaria que ha imperado hasta ahora.
      Algunos partidos al menos, sobre todo aquellos que han tenido responsabilidad de gobierno, se han dedicado a medrar en política. Han dejado de lado el verdadero cometido – administrar los intereses de todos los ciudadanos – para defender las posiciones de los poderosos.
      Por eso, el clamor popular que aumenta de día en día: “¡NO NOS REPRESENTAN!” demuestra que la gente está harta de tanta patraña, por más que sus señorías se rasguen las vestiduras.
      Ha llegado el momento, por tanto, de que sea el pueblo, directamente, el que decida su destino.

      • El descrédito del partidismo (cualquiera que sea su centro o sus extremos) viene de lejos. Cuando los PCs tanto de Europa como de Asia como del Caribe acudieron a las purgas y a las represiones cruentas a menudo injustas reproduciendo estructuras verticales de partidismo ya tuvo sus objeciones. El cuestionamiento del partidismo está en sus orígenes. Habrá que revisar incluso las posiciones del menchevismo inmediatamente desacreditas por quedar en minoría frente a los bolcheviques. Ese descrédito del partido como estructura fiable de vanguardia histórica y de gestión social, también de gestión del estado, no tiene por ahora una alternativa, quedando diluidas las propuestas de democracia asamblearia. A ese descrédito de un tipo de estructura unicefálica, personalista y verticalista se le añade la superación del vago concepto entre derechas e izquierdas. Así como las clases desposeídas pueden ser las más interesadas en las movilizaciones reivindicativas sin ser garantistas de una nueva filosofía alternativa de vida, también pertenecer a la marca izquierda está significando ya una garantía de superación de las llamadas derechas. El relevo que hiciera la socialdemocracia de los partidos de derechas y de la democracia cristiana, también fue relevada a por otros partidos mas a la izquierda (como el partido Comunista Italiano) sin transformar la realidad estructural del país.
        Participamos de una encerrona teórica: de un lado sin organización ni programa no se llega muy lejos, de otro las organizaciones políticas conocidas y sus programas contemporizadores no enfrentan las alternativas pendientes. Nadie es valedor de estas ya que cualquier lista de objetivos y de deseos puede chocar contra los límites de la realidad y de la mentalidad social para conseguirlos. La misma tesis de democracia directa participativa cuenta con un tipo de ser social, de vecino concreto, que no existe en la realidad. Y para que exista será necesaria al menos la educación de toda una generación naciente (es decir la que está naciendo ahora) para entender que vivir en sociedad pasa por vivir políticamente en sociedad compartiendo actividades de cogestión. Esto es tanto como decir que estamos a la distancia de medio siglo por lo poco para que la sociedad madurara y aprendiera a vivir en paz y transparencia total consigo misma.

      • Efectivamente Braulio que ha llegado el momento, pero dificilmente soltarán la presa, cuando además de sus suculentos ingresos declarables, tienen fuentes inconfesables de ingresos como las que aquí adjunto en este artículo.

        Como verás el la gran derechona vasca del PNV se lleva la palma. Ya lo intuíamos, así llevamos cuatro años a zarpazos con ellos para evitar el garnnegocio que tienen previsto montar en otros con FCC con la macroincineradora de Gipúzkoa.

        http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130301/390280/es/Regalos-gestion-publica

        http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/02/10/paisvasco/1360527765_610962.html

        Saludos.

        julen Lizaso

  8. Después de ver que Bárcenas ha demandado al PP por despido irregular y que SE HA APUNTADO AL INEM….tengo más claro que nunca que se trata de una cuestión de payasos…pero de payasos cutres y sin puta gracia…

    En cuanto a Grillo, mantengo mis dudas, aun a riesgo de equivocarme…ojalá me equivocara!!

    Claro que es la lucha de clases!

    Salud

    • A mí se me van ampliando las dudas, y creo que aunque no es el peor resultante (que no resultado) para los italianos dada la situación, a medio plazo pudiera ser catastrófico (aunque no sé si más o menos que si no existiera el M5S).

      Voy a seguir documentándome sobre esta persona.

      • En mi opinión, más que buscar documentación sobre esa persona (que también) hay que buscar información, “de primera mano” a ser posible, sobre lo que existe detrás del telón. Hay algo que mi intuición me dice que esté alerta. Ojalá esté equivocada, de otro modo, no me gusta nada lo que puede proyectar un futuro a corto y medio plazo.

        Saludos.

      • Es que cuanto más leo, menos me gusta….en un artículo de Gara comentan de nuevo posturas claramente racistas de Grillo y su autoritarismo dentro del no-partido…

        http://www.rebelion.org/noticia.php?id=164465

        Además, es que no debería sorprendernos en absoluto… Estamos de nuevo inmersos en el caldo de cultivo perfecto para la vuelta del fascismo a Europa..ya hace tiempo que se advierte…el mismo tiempo que hace que no se escuchan esas advertencias…

        A mucha gente le puede costar entender que se estén haciendo paralelismos entre el fascismo y Grillo por muchísimas exigencias de su programa que tod@s firmaríamos, pero, como recuerda hoy Juan Carlos Monedero en La Marea, “el fascismo es un movimiento auspiciado por las clases altas pero sostenido por las clases medias, nacido de la crisis del modelo capitalista y de la posibilidad de ser superada por una estructura alternativa (el socialismo)”. Y continua diciendo “Beppe Grillo es un populista de derechas – a diferencia del populismo de izquierdas de América Latina- que a fuerza de no cuestionar el modelo económico terminará por deslizarse por los caminos del neofascismo – ya ha adelantado posiciones en esa línea con sus propuestas con los inmigrantes…”

        http://www.lamarea.com/2013/02/27/italia-del-rojo-de-la-bandera-al-de-la-nariz-de-payaso/

        Todo mentira? Todo elucubraciones de los medios y las élites adversas…? Se verá….pero seguramente cuando no haya vuelta atrás, como siempre…

      • Lamareenoire, permíteme que añada una coletilla a tu comentario, con el que estoy muy de acuerdo: “el fascismo es un movimiento auspiciado por las clases altas pero sostenido por las clases medias, … que pone en práctica -es ejecutado- por las clases más bajas -a causa de la ignorancia y/o falta de formación política- … nacido de la crisis del modelo capitalista y de la posibilidad de ser superada por una estructura alternativa (el socialismo)”. Eso es algo de lo que pasó allá por la década de los 30 del siglo anterior. Pues sí, es como para tener no una poca, sino mucha precaución. Y coincido contigo en que lo de Italia no tiene nada que ver con los populismos de Sudamérica que, nos gusten más o menos, tienen una historia bastante diferente y una situación social, política y económica muy distinta.

      • ¡Mujeres al poder!

        A mí que no me gusta hacer diferenciaciones, y que ni creo en ellas sino en las circunstancias, en este momento lo digo con todos los motivos del mundo. Porque últimamente me encuentro casi en exclusiva con “vosotras” como frente analítico y práctico de una verdadera revolución de las conciencias. A este nivel, a diferencia de lo que ha ocurrido en otras épocas (sin entrar en los porqués), habrá que empezar a preguntarse: ¿dónde están los hombres?

      • Apreciado amigo Paco, “ni son todos los que están, ni están todos los que son”; lo cierto es que somos, ya, bastantes, y eso se nota por todo lo que se mueve en los diferentes espacios de comunicación; en la calle, donde la gente ya comenta en voz alta que está “harta”; entre los distintos profesionales que se ven afectados y “recortados” por diferentes vías… Sí, aquí se empieza a distinguir un poso de molestia entre el personal. Esperemos, y confiemos, que la gente se tome la molestia de informarse de la mejor manera posible y que se vayan removiendo las conciencias que tanto vamos a necesitar en un mañana… no muy lejano…?

        Sigamos alerta!!!

  9. Buena reflexión… iba a colgar el artículo y te has adelantado; lo encontré en otro medio. Estaremos a la expectativa. Yo todavía no tenga claro nada de nada… hoy es muy posible que me envíen noticias. Si valen la pena las colgaré.

    Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here