Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Recuerdas cuando los "cascos" de vidrio eran retornables?

Paco Bello | Iniciativa Debate | 04/03/2013

Ayer nos enviaron una de las tantas peticiones de firmas que las plataformas creadas a tal efecto han puesto de moda. Y debo decir que a mí personalmente ya no me interesan, porque además de que este “fast activismo” no deja de tener un nocivo efecto placebo; también se hace muy complicado a estas alturas encontrar algo que resulte llamativo.

Cuando he querido publicar esta en concreto, es porque sí me sorprendió. Ocurre muchas veces que cuanto más evidente es algo, menos atención le prestamos. Para mí este es uno de esos casos. O quizá me sienta afectado porque entiendo el ecologismo en la línea de Derrick Jensen, y esta propuesta impacta en la línea de flotación de ese “negocio ecológico” que tan bien se nos ha vendido.

Ante esto que nos propone Manuel Trillo, solo cabe preguntarse lo siguiente: ¿por qué fabricar contenedores en un proceso industrial contaminante, añadiendo transporte contaminante, un nuevo proceso industrial contaminante para destruir y reconstruir, y nuevo transporte contaminante, que además nos cuesta un dineral en impuestos inútiles, cuando todo se puede restringir a una simple reutilización, por la que además los que deben pagar son los que hacen negocio?

Esto, en el caso de cristal y vidrio parece una obviedad, pero no deja de ser un eslabón más de toda una estafa de tamaño monumental. Y lo peor de todo es que en muchos casos está levantada sobre cuestiones que sí son convenientes y razonables.

[iframe]<iframe width=”480″ height=”360″ src=”http://www.youtube.com/embed/RXYIknzKGeA” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>[/iframe]

Si crees como yo que esta propuesta merece difusión, firma y comparte: Pulsa aquí y no dejes de visitar esta otra página: http://www.retorna.org/es/

 

 

5 Comments

  1. lamareenoire
    lamareenoire Marzo 4, 2013

    Bueno, en Alemania hace siglos que tenemos máquinas de devolución en los supermercados y creo que funciona por una simple razón: porque el hecho de guardar los envases en casa se traduce en dinero cuando decides acercarte al super a devolverlos. Ya no es tanto la conciencia medioambiental (que también la hay) como el hecho de que a veces puedes llegar a hacer la compra de un día con el dinero que te han dado por las botellas…De hecho, desde que la crisis llegó (aunque la mayoría siga negándola) cada vez se ven más personas, sobre todo mayores, buscando botellas por la calle para sacarse un dinerillo devolviendo los envases…

    Por qué no se aplica en España una cosa que se sabe que funciona…? Me parece obvio…

  2. Pulgoso
    Pulgoso Marzo 5, 2013

    Hace años que ya no contribuyo al timo del reciclaje. Reciclar de verdad es no consumir lo no necesario y reutilizar lo que tenemos en casa (bolsas de plástico y envases en este caso). Además hacen negocio con mano de obra gratis: nosotros los consumidores, echando continuamente los envases en sus contenedores; es un bucle infinito para su negocio.

  3. Fernandosegundo
    Fernandosegundo Marzo 5, 2013

    Hay algunos aspectos en tu artículo con los que no termino de estar de acuerdo, Paco. (Qué terrible manía mía esta de no saberme conformar).

    El hecho de que hayan algunas concesionarias de tratamiento de basuras que no cumplen su obligación e incluso que estén defraudando, no es motivo para que la gente deje de reciclar todo lo que pueda, como tampoco lo es el que aunque hayan chorizos entre los políticos, condenemos la democracia. Tenemos que condenar a esos políticos y perseguir a los defraudadores pero no prescindir de la democracia ni del reciclaje. Creo que ha costado muchos años el incrustar en la gente la costumbre de reciclar (muchos todavía no lo hacen) como para que ahora empecemos a desanimarlos. He leído el artículo de Kirkpatrick y pienso que ahí habría también mucho que discutir. Sin embargo, la idea de rellenar los cascos de vidrio (incluso los de vino diría yo), me parece genial así como contribuir con pequeños actos personales, como consumir poca electricidad, utilizar la bicicleta, ahorrar agua potable etc. (En contra de su inutilidad para la revolución según Kirkpatrick).

    Tampoco termino de estar de acuerdo en lo de que firmar peticiones de cosas justas represente solo un efecto placebo en la acción revolucionaria. Pienso que para muchos puede significar también el inicio de un actividad reivindicativa de un Mundo mejor. Pienso que toda acción sirve para algo por pequeña que sea. La única acción que no sirve para nada es aquella que no se hace.

    Leo también hoy un artículo de Lamareenoir (aunque transcrito, creo) en contra de Charge org. No quiero discutir si es o no cierto lo que se dice ahí. Seguramente es cierto. Ellos van a “por la pela”, eso está claro, pero me choca que hace unas semanas también se hablaba mal de Awaaz. Se decía de ellos que eran sionistas. No sé. ¿Será que a alguien le están molestando estas acciones. Esta toma de conciencia?. Creo que antes de decidirnos a no utilizarlos, deberíamos tratar de fundar “nosotros” algo similar.

    Un saludo

    • Paco Bello
      Paco Bello Marzo 5, 2013

      Me voy a citar: “Y lo peor de todo es que en muchos casos está levantada sobre cuestiones que sí son convenientes y razonables.”

      De lo de Change y Avaaz no hay mucho que decir por mi parte. Son negocios. Y conste que conmigo en Change (antigua Actuable que Paco Polo vendió a esa empresa) se han portado muy bien sus actuales cabezas visibles: David, Irene y Fabio.

      Yo no recomendaría a nadie que dejase de utilizar esas plataformas. Eso sí, lo que diría es que se entendiera muy bien para qué son útiles y para qué no lo son.

  4. Raquel
    Raquel Marzo 5, 2013

    Hace algun tiempo me comentaron que el motivo de que se vendan envases retornables en los supermercados era porque las grandes superficies se negaban a gastar dinero en almacenarlos. En los unicos sitios que he visto envases retornables es en los bares. Sospechoso, no?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: