Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Un ballo in maschera

Paco Bello | Iniciativa Debate | 19/03/2013

En plena fiesta de gala, mientras los invitados aumentaban el ritmo al son del Danubio Azul, y los vestidos tomaban cuerpo en los giros de este sincrónico y catártico ritual con reminiscencias sufíes, a alguien se le ocurrió lanzar un hermoso corte de carne sanguinolenta al centro del salón. De repente, no se sabe bien si por el propio estado alterado de consciencia de los partícipes, o por puro instinto depredador; han saltado por el aire las pelucas, la vergüenza, y hasta la humanidad, con tal de hacerse con el suculento botín.

Con todo, y pese a la incomodidad que produce, qué interesante es leer y escuchar lo que se está diciendo, y qué aleccionador resulta asistir a este espectáculo nudista. Porque aquí no se libra nadie y una vez perdido el pudor, es más sencillo señalar y destacar los defectos que quedaban ocultos.

Ahora resulta que el expolio ordenado por el BCE, Bruselas, Merkel, el gobierno local de turno, o mejor, por los magnates acreedores de unas deudas contraídas con la mayor de las irresponsabilidades (pero visto está que con el menor de los riesgos), es comparable con medidas que en nada se parecen a aquellas con las que se quiere igualar, y aún con agravio comparativo.

¡Comunistas! ¡Rojos! ¿Cómo se atreven a robar al rico para dárselo al …? ¿A quién? ¡Ah, espera! Que no, que estos nunca roban al poderoso. Que roban a unos cuantos ahorradores, porque ningún rico de verdad suele tener su dinero en depósitos. Y que a los damnificados tampoco se les requisa el dinero para ayudar a los pobres, ni para sostener servicios sociales. Ni se paralizan las cuentas para evitar que los acaudalados impositores transfieran sus capitales, ni se hace para librarse de los dictados de demenciales instituciones cleptonómicas. Que no, que no: que se hace para que unos ladrones multimillonarios cobren con intereses aquello que sabían que no debían prestar.

Es muy llamativo que se incida tan poco en la finalidad de esta medida tan medida. Y lo es todavía más que no se diga lo injusto que resulta que se aplique sobre clientes (depositantes o no), de cualquier entidad, tuviera esta o no deudas, y no sobre los accionistas y bonistas de las empresas responsables de la deuda.

Es el colmo de la desfachatez y la hipocresía que esta barbaridad se quiera vender desde los medios de incomunicación como una actuación de estilo soviético, cuando es la linga de la plenitud evolutiva del sistema capitalista. Ya no hay reparos: robar a los pobres para dárselo a los ricos, y desde no se sabe dónde, aunque desde Bruselas se insista en que se debe hacer, pero sin posible respuesta.

Dicho esto, también resulta muy triste que ciertos elementos que son de la envidia y no de la izquierda, se sientan felizmente confundidos con lo que está ocurriendo, y no sepan para dónde tirar con sus críticas. La justicia debe ser justa para mí y para mi casero (que ya decidiremos entre todos si es justo que lo sea).

Una medida así no se hubiera entendido sin aprobación por consenso popular, siquiera para evitar todos los recortes en prestaciones, derechos y servicios que se han producido en estos últimos cinco años, máxime cuando se pueden aplicar medidas fiscales mucho más justas y progresivas, que incluyan además los rendimientos de capital y patrimonio. Por esto mismo, para qué decir nada cuando su finalidad es simple y llanamente hacer más ricos a ladrones y delincuentes de la forma más directa y descarada.

Ahora lo que habría que preguntarse muy seriamente es cómo es posible que sean tan atrevidos al tomar este tipo de decisiones, y qué pretensiones tiene una gente que no suele dar puntada sin hilo. ¿Ya no les importa su imagen? ¿Ha dejado de ser vital contar con cierta opinión pública al menos guardando una estética ambigua? ¿Quieren simplemente decirnos quién manda? ¿O simplemente quieren asegurarse el cobro antes de tomar otro tipo de medidas?

¿Qué se está cociendo? ¿Por qué ha acabado el baile?

10 Comments

  1. Gustavo Giménez
    Gustavo Giménez 19 marzo, 2013

    o mejor, por los magnates acreedores de unas deudas contraídas con la mayor de las irresponsabilidades
    Yo diría mangantes, pero vamos bien.
    La verdad, es que no doy crédito. Creta no es más que un laboratorio. Vienen a por todos. Están quebrados, pues lo que dicen que tienen, ¿qué vale?, ¿qué valor real, que contribuya al bien comun, pueden tener todos esos valores de derivados de mierda?

  2. Gustavo Giménez
    Gustavo Giménez 19 marzo, 2013

    Chipre, que no Creta.

  3. lamareenoire
    lamareenoire 19 marzo, 2013

    Espectáculo bochornoso…escolares en un laboratorio…daría para bastantes chistes si no fuera porque nosotros somos las ratas. Y esto no acaba aquí…leo hace unos minutos que el Parlamento de Chipre se ha negado en redondo a aprobar las medidas….así que…continuará…

  4. Mandarina
    Mandarina 19 marzo, 2013

    El Capitalismo (escrito con mayúscula) se nos presenta en su vertiente más descarada, desvergonzada, prepotente, miserable, avara, inmisericorde… Se presenta como lo que es: una caverna tenebrosa sin fondo. Lo de Chipre es (a mi modo de ver) un simple ensayo, un tanteo para valorar hasta dónde y cómo; un enseñar los dientes “el lobo” para ver quién corre y hasta dónde llega; una ostentación de poder absoluto, un baile sin máscaras.

    ¿Será posible que, de una vez, nos demos cuenta de lo que de verdad pasa?

    • fergar
      fergar 20 marzo, 2013

      Nos damos cuenta Mandarina…nos damos cuenta.
      Marx ya preconizó -sin matices eclesiásticos- que el capitalismo en su final arrasaría con todo.

      Lo que más me jode es que no estoy muy seguro de que estemos ante el final del capitalismo, pero lo cierto es que están arrasando con casi todo.

      Sobre ensayos y tanteos vale la pena recordar que es en Chipre donde se encuentra el cuartel general de Echelon, controlando miles de millones de comunicaciones diarias.

      Saludos.

      • Mandarina
        Mandarina 20 marzo, 2013

        Fergar… yo se que los que participamos aquí, en su mayoría, nos damos cuenta… me refería a los que no se dan o no se quieren dar esa cuenta porque creen que esta crisis pasará muy pronto… esos son los que no se enteran.

        Saludos cordiales.

  5. Mar
    Mar 21 marzo, 2013

    “…Ahora lo que habría que preguntarse muy seriamente es cómo es posible que sean tan atrevidos al tomar este tipo de decisiones, y qué pretensiones tiene una gente que no suele dar puntada sin hilo. ¿Ya no les importa su imagen? ¿Ha dejado de ser vital contar con cierta opinión pública al menos guardando una estética ambigua? ¿Quieren simplemente decirnos quién manda? ¿O simplemente quieren asegurarse el cobro antes de tomar otro tipo de medidas?

    ¿Qué se está cociendo? ¿Por qué ha acabado el baile”

    Buena pregunta…¿Por qué ya no se molestan ni en guardar las formas? Hace mucho que se viene oyendo “esto de democracia solo tiene las formas” . Si se están perdiendo….¿qué queda?

    R=>Fascismo.

    Siempre lo fueron ¿O los bancos ,no solo alemanes ,no apoyaron el nazismo? “La troika” es descendiente suyo.
    (eso sí,cuando Hitler invadió Polonia,no había “tertulianos” tan campantes hablando de ello..qué gente…y qué listos)

    • Mar
      Mar 21 marzo, 2013

      “…Ahora bien, donde aparecía el nazismo y el fascismo era en su postura profundamente hostil a la democracia, creyendo que la solución era una solución “apolítica” de carácter autoritario y tecnocrático, capaz de imponer soluciones impopulares que se consideraban necesarias para salir de la crisis. La narrativa del Partido Popular y de las voces conservadoras y liberales en España, se parece y tiene ribetes de este apoliticismo. Es el gobierno (que se presenta apolítico) que justifica su derecho a gobernar por su “sentido patriótico” (como dice el Presidente Rajoy, “hago lo que debo hacer”), conocedor de su verdad, sin atisbo de responsabilidad a la ciudadanía y al electorado.”

      Las causas del nazismo y del fascismo Vicenç Navarro

      http://www.asturbulla.org/index.php?option=com_content&view=article&id=21182:las-causas-del-nazismo-y-del-fascismo&catid=124:opinion&Itemid=180

      • Mar
        Mar 21 marzo, 2013

        “…Recuérdese un asunto crucial: el Estado moderno, el Estado democrático que
        sustituye al Absolutista surge precisamente de arrebatarle al Soberano la potestad
        de imponer impuestos o gastos, para concedérsela a los Parlamentos como sede de la soberanía ciudadana. Que se sepa, nada ha ocurrido para que ahora los
        ciudadanos no puedan tener derecho a decidir en qué y cómo quieren gastar sus
        recursos. Pero la implantación del euro elimina ese derecho democrático esencial.
        Los tecnócratas del BCE imponen su voluntad a los gobiernos que sólo deberían
        someterse a los dictados presupuestarios soberanos de los Parlamentos.
        Puede considerarse así que las grandes finanzas y las empresas
        multinacionales que influyen sobre el Banco Central Europeo actuarán con mayores
        facilidades. Tienen un instrumento político de gran poder a su alcance pero sólo
        porque han arrebatado a los ciudadanos un derecho democrático esencial: el que
        constituye la base misma de los Estados Democráticos..”

        http://juantorreslopez.com/wp-content/uploads/EURO.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *