Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Alemania contra Europa (censurado)

El País ha retirado este artículo de su edición andaluza porque considera que, palabras textuales, contenía afirmaciones que este periódico considera inapropiadas.

Juan Torres López / El País (o no)

Alemania contra Europa

Es muy significativo que habitualmente se hable de “castigo” para referirse a las medidas que Merkel y sus ministros imponen a los países más afectados por la crisis. Dicen a sus compatriotas que tienen que castigar nuestra irresponsabilidad para que nuestro despilfarro y nuestras deudas no los paguen ahora los alemanes. Pero el razonamiento es falso pues los irresponsables no han sido los pueblos a los que Merkel se empeña en castigar sino los bancos alemanes a quienes protege y los de otros países a los que prestaron, ellos sí con irresponsabilidad, para obtener ganancias multimillonarias.

Los grandes grupos económicos europeos consiguieron establecer un modelo de unión monetaria muy imperfecto y asimétrico que enseguida reprodujo y agrandó las desigualdades originales entre las economías que la integraban. Además, gracias a su enorme capacidad inversora y al gran poder de sus gobiernos las grandes compañías del norte lograron quedarse con gran cantidad de empresas e incluso sectores enteros de los países de la periferia, como España. Eso provocó grandes déficit comerciales en éstos últimos y superávit sobre todo en Alemania y en menor medida en otros países.

Paralelamente, las políticas de los sucesivos gobiernos alemanes concentraron aún más la renta en la cima de la pirámide social, lo que aumentó su ya alto nivel de ahorro. De 1998 a 2008 la riqueza del 10% más rico de Alemania pasó del 45% al 53% del total, la del 40% siguiente del 46% al 40% y la del 50% más pobre del 4% al 1%.

Esas circunstancias pusieron a disposición de los bancos alemanes ingentes cantidades de dinero. Pero en lugar de dedicarlo a mejorar el mercado interno alemán y la situación de los niveles de renta más bajos, lo usaron (unos 704.000 millones de euros hasta 2009, según el Banco Internacional de Pagos) para financiar la deuda de los bancos irlandeses, la burbuja inmobiliaria española, el endeudamiento de las empresas griegas o para especular, lo que hizo que la deuda privada en la periferia europea se disparase y que los bancos alemanes se cargaran de activos tóxicos (900.000 millones de euros en 2009).

Al estallar la crisis se resintieron gravemente pero consiguieron que su insolvencia, en lugar de manifestarse como el resultado de su gran imprudencia e irresponsabilidad (a la que nunca se refiere Merkel), se presentara como el resultado del despilfarro y de la deuda pública de los países donde estaban los bancos a quienes habían prestado. Los alemanes retiraron rápidamente su dinero de estos países, pero la deuda quedaba en los balances de los bancos deudores. Merkel se erigió en la defensora de los banqueros alemanes y para ayudarles puso en marcha dos estrategias. Una, los rescates, que vendieron como si estuvieran dirigidos a salvar a los países, pero que en realidad consisten en darle a los gobiernos dinero en préstamos que pagan los pueblos para traspasarlo a los bancos nacionales para que éstos se recuperen cuanto antes y paguen enseguida a los alemanes. Otra, impedir que el BCE cortase de raíz los ataques especulativos contra la deuda de la periferia para que al subir las primas de riesgo de los demás bajara el coste con que se financia Alemania.

Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse su espacio vital económico. Nos castiga para proteger a sus grandes empresas y bancos y también para ocultar ante su electorado la vergüenza de un modelo que ha hecho que el nivel de pobreza en su país sea el más alto de los últimos 20 años, que el 25% de sus empleados gane menos de 9,15 euros/hora, o que a la mitad de su población le corresponda, como he dicho, un miserable 1% de toda la riqueza nacional.

La tragedia es la enorme connivencia entre los intereses financieros paneuropeos que dominan a nuestros gobiernos, y que estos, en lugar de defendernos con patriotismo y dignidad, nos traicionen para actuar como meras comparsas de Merkel.

Juan Torres López

Y aquí lo que dice el autor del artículo sobre el asunto:

Ante la retirada de mi artículo Alemania contra Europa de la web de El País quiero manifestar lo siguiente:

  • Sin entrar a valorar la decisión del diario, lamento que se interprete que la tesis de ese artículo es comparar a la Señora Merkel con Hitler, tal y como algunas personas están dando a entender en la red. Lo lamento porque creo que es evidente que de ninguna manera son personas comparables o que sus políticas sean igual de dañinas. Y, sobre todo, porque creo que de ninguna manera se puede dedicir esto último de mi texto. Es más, creo que interpretarlo así solo sirve para desviar la atención sobre el fondo de mi artículo que es claramente otro.
  • Es cierto que en el artículo afirmo que en mi opinión Alemania ha declarado la guerra económica contra el resto de Europa y que eso lo comparo con la búsqueda del espacio vital que llevó a que Hitler desatase la guerra, pero creo que esto debe entenderse como la comparación de dos hechos históricos lamentables aunque de desigual factura, y no como la equiparación de dos líderes políticos.
  • Lamento también que haya que hacer este tipo de comparaciones que involucran a un pueblo al que admiro pero creo que los europeos tenemos la obligación de recodarnos el daño tan grande que ya en otras ocasiones nos hicimos por darle prioridad a los intereses financieros y de las grandes corporaciones, como creo que está sucediendo ahora. Yo mismo he lamentado en algunos otros artículos que Alemania no recuerde lo que sufrió por las reparaciones de guerra que tan injusta y equivocadamente le impusieron otras potencias europeas.
  • Lamento finalmente los problemas que estas interpretaciones hayan ocasionado al diario y a sus lectores y lectoras, y que éstos no puedan seguir leyéndolo en la web.

Fuentes:

http://juantorreslopez.com/impertinencias/sobre-la-retirada-de-mi-articulo-alemania-contra-europa-de-la-web-de-el-pais/

https://www.facebook.com/notes/democracia-real-ya/alemania-contra-europa-juan-l%C3%B3pez-torres-censurado-en-el-diario-el-pa%C3%ADs/448960481847234

Google Images

16 Comments

  1. Indignado
    Indignado 24 marzo, 2013

    Pues yo te aplaudo, veo en los hechos lo mismo que tú, y si no son capaces de defender los intereses de los ciudadanos, en este caso los Españoles, es porque como los políticos, tienen el alma corrupta, venden humo, no investigan y son meros repetidores de la noticias que les marcan los mismos poderes financieros que nos tienen estrangulados, otra arma de los tiempos que corren.

  2. Mandarina
    Mandarina 25 marzo, 2013

    Esto es censura, sin más rodeos!

  3. Arturo
    Arturo 25 marzo, 2013

    Menuda corrupción europea. Estamos, claro que sí, viviendo un IV REICH ALEMÁN, esta vez económico, y no hay más solución que revelarse contra este dominio de Alemania. Este artículo dice lo que muchos pensamos. Es más, esperramos que algún día se puedan juzgar a todos estos grandes ladrones de guante blanco y a los políticos que los han protegido. Una propuestas: EXPULSAR A ALEMANIA DEL EURO.

  4. Paco Bello
    Paco Bello 25 marzo, 2013

    Celebro que Torres lo escribiera, y lamento su disculpa.

    Gracias por la información, Lamaree.

    • lamareenoire
      lamareenoire 25 marzo, 2013

      Yo también lamento su disculpa.

      Un abrazo

  5. Monique
    Monique 25 marzo, 2013

    Supongo que la disculpa ha sido forzada bajo amenaza de perder su puesto de trabajo. Bueno, no lo supongo, estoy segurísima.

    • Indignado
      Indignado 25 marzo, 2013

      Pues yo estoy hartito de las, últimamante disculpas politiqueras, primero la sueltan y luego lo lamentan, “que si era fuera de contexto”, “que no mereferia al caso”, “bla bla bla”, entonces en que quedamos cojones.

  6. Rafael Vicario Rodríguez
    Rafael Vicario Rodríguez 25 marzo, 2013

    Hola a todos, os dejo enlace a un evento que he creado para firmar pidiendo que nuestros políticos den ejemplo de lo que están haciendo con nosotros, así podeis invitar a todos vuestros amigos sin el tope de 15 como ocurre al compartir desde change.org, solo teneis que pinchar en “asistir” o “tal vez asista” y podréis invitar absolutamente a todos los amigos que tengais desde el sitio del evento, gracias a todos.
    http://www.facebook.com/events/263976900391615/

  7. Pac59
    Pac59 25 marzo, 2013

    Es evidente que en un mundo global en el que el dinero electrónico no se corresponde con ninguna riqueza tangible, la ingeniería financiera maquilla los resultados que los políticos, en sus torres de cristal, se afanan en pronosticar conjuntamente con economistas que no dejan de augurar el pasado, todos ellos bien alimentados por los cada vez menos europeos paganos de una estructura nada clara y muy burocratizada que atiende más a lobby’s que a ciudadanos. Pero en la vieja Europa nos empeñamos en ver antiguos fantasmas sin ser conscientes que esta esfera azul ya no gira entorno a nosotros La inmensa mayoría de la producción mundial está deslocalizada del capital que lo financia y además busca rentabilidades a corto o ínfimo plazo. Esos actuales países productores están en una carrera a ningún sitio repitiendo, con más energía si cabe, los desastres de una industrialización con pocas miras a medio plazo, mientras se capitalizan. Paradigma del socialismo y comunismo Rusia y China se han convertido en sociedades injustas, insolidarias y desequilibradas con tasas de crecimiento tan elevadas como sus miserias. No nos preocupemos en ver nuestros errores y sigamos sin ser autocríticos, ya nos rescatarán! Antes creó debemos asumir que hemos hecho mal y es mucho.

  8. Alex2
    Alex2 25 marzo, 2013

    Vivimos en un país en el cual los medios de comunicación mayoritarios no tienen el menor escrúpulo en convertirse en dóciles servidores de los gabinetes de prensa de los partidos mayoritarios y de los individuos y grupos de interés que controlan el poder y poseen el dinero, unos medios que recurren a la mendacidad casi por principio y que han convertido el culpabilizar a las víctimas en un lugar común de nuestro periodismo y del que nadie se extraña… pero que cuando a alguien se le ocurre hacer una vaga comparación entre Hitler y uno de aquellos individuos no se permiten un segundo de duda, se rasgan las vestiduras proclamando su indignación y su honestidad profesional y recurren a la censura de inmediato y sin apelar al menor subterfugio…

    Y para rematarlo todo, el autor de la comparación no sólamente reconoce una culpa imaginaria sino que se disculpa públicamente… triste, muy triste.

  9. jose aranguren
    jose aranguren 29 marzo, 2013

    Como que fue injusto que el pueblo aleman tuviera que pagar al resto de europa una indemnizacion por los daños causados en la guerra??
    Lo que es injusto es que no siga pagando todavia, porque ese maldito pueblo, provoco millones de muertos, en dos ocasiones, solo en el siglo xx, y millones de espantos en gentes de toda Europa.
    A ese pueblo no solo habria que dividirlo en dos una vez mas, habria que dividirlo en mil partes, y que todo su trabajo revirtiera en las millones de victimas y sus familias.
    No hay que olvidar, porque si se hace ocurre lo que esta ocurriendo otra vez.

  10. Mar
    Mar 19 abril, 2013

    Las trampas de Draghi para bajar salarios

    Juan Torres López

    El diario Frankfurter Allgemeine Zeitung comentó hace unos días que el Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dejó callado al Presidente de la República francesa, François Hollande, cuando éste reclamaba poner fin a las políticas de austeridad.

    Según el diario alemán, Draghi presentó a los líderes europeos unos gráficos que resultaron incuestionables. En ellos, como puede verse en la presentación que se encuentra en la web del Banco Central Europeo (aquí), se refleja la evolución de la productividad y de las retribuciones salariales en diferentes países europeos, y la conclusión del antiguo ejecutivo de Goldman Sachs dicen que fue inapelable: lo que hace falta en países como Francia, España, Portugal, Grecia, Italia, Irlanda… es reducir los salarios para disminuir la brecha tan grande que existe entre ambas variables.

    Días después, el profesor de macroeconomía Andrew Watt comentó esos gráficos en un artículo publicado en Social Europe Journal (Mario Draghi’s Economic Ideology Revealed?) y demostró que lo que hay detrás del argumento de Deaghi es algo peor que pura ideología.

    La cuestión es la siguiente.

    Los gráficos con los que el presidente del Banco Central Europeo trató de convencer a los demás líderes europeos reflejan el crecimiento de la productividad entre 2000 y 2011 en términos reales (es decir, una vez descontado el efecto de la subida de precios) y el crecimiento de los salarios entre dichos años pero este en términos nominales (es decir, sin descontar dicho efecto).

    Draghi compara así lo que ocurre, por un lado, en los países con superávit (Alemania, Austria, Bélgica…) y, por otro, en los que tienen déficit (Francia, España, Portugal, Grecia, Irlanda, Italia). Y el resultado que muestra es que en los primeros la brecha entre el crecimiento de la productividad y el de los salarios es menor, mientras que es más grande en los segundos. De ahí deduce, como señalé antes, que lo que hay que hacer en éstos últimos es bajar los salarios.

    Como bien dice el profesor Watt en su artículo comparar así estas variables (es decir, una en términos reales y otra en términos nominales) es un absurdo.

    …..Y, finalmente, todo ello muestra, dice Watt, que “un decisor económico esencial de la Unión Europea ignora los conceptos económicos de base que utiliza o bien los utiliza introduciendo intencionadamente un error -por no decir más- a fin de forzar a los demás a seguir una política conforme a sus preferencias ideológicas pero contraria a la estabilidad y a la recuperación de la zona euro y, en este caso particular, no conforme a su mandato constitucional”.

    Así es como se construye el discurso con el que justifican el empobrecimiento constante de las clases trabajadoras que provocan sus políticas.

    http://juantorreslopez.com/impertinencias/las-trampas-de-draghi-para-bajar-salarios/

    • Mar
      Mar 19 abril, 2013

      Más trampas del BCE para cubrir a Merkel

      ….Ahora de nuevo hay que denunciar otra publicación del Banco Central Europeo cuyos resultados confunden a la población y que se difunden para ayudar a la política reaccionaria de la señora Merkel y su gobierno, empeñados en justificar su guerra económica contra Europa diciendo a sus conciudadanos que la desidia de los países del sur de Europa obliga a que las familias alemanas, que son las más pobres, paguen sus excesos.

      Diversos medios de comunicación tan influyentes como The Wall Street Journal, Financial Times o Frankfurter Allgemeine se han hecho eco en los últimos días de un trabajo publicado por el Banco Central Europeo en la revista Statistics Paper (“The Eurosystem Household Finance and Consumption Survey, Results from the First Wave”) en la que se cuantifica la riqueza de las familias de los países europeos mostrando que la de las alemanas es menor que las de otros países de la periferia europea.

      Los titulares de esos medios son significativos: “Ricos chipriotas, pobres alemanes” Reiche Zyprer, arme Deutsche) en Frankfurter Allgemeine, “¿Los más pobres de Europa? Mire al Norte” (Europe’s Poorest? Look North) en The Wall Street Journal, o “Los pobres alemanes cansados de rescatar a la eurozona” (Poor Germans tire of bailing out eurozone) en Financial Times.

      Pero ese estudio que sirve para proclamar a los cuatro vientos lo injusto que resulta que sean precisamente los alemanes quienes paguen la deuda de esos países con familias más ricas, tiene truco. Como acaban de demostrar los investigadores Paul de Grauwe y Juemey Ji en un artículo publicado en Social Europe Journal (Are Germans Really Poorer Than Spaniards, Italians And Greeks?) de los datos que el Banco Central Europeo proporciona en ese estudio no se pueden extraer semejantes conclusiones porque se refieren a la riqueza mediana de las familias estudiadas y no a la riqueza media.

      Para quienes no estén habituados a estos conceptos, mostraré su diferente significado con un sencillo ejemplo.

      Supongamos que se trata de comparar la riqueza de las familias de dos países A y B, que la riqueza de las cinco familias del país A es 12,13,14,15,16 y la de las familias del país B de 7,8,9,10,71.

      La mediana es el valor de la variable que tiene por debajo y por encima el mismo número de observaciones. Por tanto, en el país A la riqueza mediana sería 14 y en el país B sería 9.

      Pues bien, veamos por qué es muy incorrecto decir que las familias del País A son más ricas que las del B, o que el país A es más rico, por esa razón que el B.

      Si en lugar de tomar la mediana tomamos la media (que es el promedio de la observaciones, es decir el resultado de dividir su valor total entre el número de familias, en este caso) resulta que la riqueza media de las familias del país A es de 14, mientras que la de las familias del país B es de 21.

      Lo que ha ocurrido es lógico: la mediana ha “ocultado” la gran riqueza que se acumula, sobre todo, en la quinta familia del país B.

      Este simple ejemplo permite comprobar, por lo tanto, que lo relevante no es la mediana (en este caso de la riqueza) sino tener en cuenta la diferencia que hay entre la mediana y la media porque esa diferencia es la que indica el grado de desigualdad que existe entre las variables observadas.

      En el ejemplo se ve claramente que el País B que aparece como más pobre si la riqueza se mide por la mediana es en realidad bastante más rico.

      En su comentario al estudio del BCE, de Grauwe y Ji muestran que si se toma en cuenta la desigualdad los resultados a los que se llegan son otros. Así, comprueban que la diferencia entre la riqueza del 20% de las familias más ricas y el 20% de las más pobres es de 149 a 1 en Alemania, una desigualdad entre diez y quince veces mayor que la que se registra en España, Italia, Grecia o Portugal, por ejemplo.

      Por tanto, no se puede afirmar, como se está haciendo, que las familias alemanas como un todo sean más pobres que las de los demás países. Al decir esto, se oculta que lo que pasa en Alemania es que la riqueza familiar está mucho más concentrada que en los demás países y que allí una parte pequeña de las familias, las muy ricas, se quedan con la mayor parte de la riqueza.

      Además, de Grauwe y Ji indican que contemplar solo la riqueza de las familias a la hora de sacar conclusiones sobre lo injusto de que un país rescate a otro es también muy inadecuado. Afirman con razón que habría que tener en cuenta, además de la riqueza de las familias, la que tienen las empresas y el gobierno.

      Y ahí resulta también que lo que ocurre en Alemania es que la parte de la riqueza total que le corresponde a las familias, en relación con la de empresas y sector público, es más reducida que en otros países europeos.

      Si se contempla la riqueza en su conjunto, y no solo la familiar, por ejemplo a través del stock de capital per capita, resulta que la que hay en Alemania es casi el doble que la que corresponde a países como España, Grecia, Portugal, Irlanda o incluso Italia.

      En definitiva, otra vez hace trampas el Banco Central Europeo difundiendo una visión parcial de la realidad que es utilizada por los grandes medios de comunicación para apoyar la estrategia del gobierno alemán orientada a favorecer cada día más a sus grandes empresas y bancos.

      El BCE es un instrumento de los grandes grupos de poder empresarial y financiero europeo cuyo mejor representante político es el actual gobierno alemán y en esta ocasión lo demuestra ayudando a que se oculte que lo que ocurre en Alemania no es que el país en su conjunto, o la totalidad de sus familias, se esté empobreciendo por culpa de los países del sur. Es otra cosa: allí hay cada vez más familias alemanas que se empobrecen pero porque la riqueza se concentra en cada vez menos ricos alemanes. Ricos alemanes que también lo son gracias al expolio que sus empresas y bancos, con la inestimable ayuda del Banco Central Europeo, están produciendo en los países del sur.

      Merkel y su gobierno no solo son el enemigo número uno de Europa sino también de la inmensa mayoría de los alemanes.

      http://blogs.publico.es/juantorres/2013/04/17/mas-trampas-del-bce-para-cubrir-a-merkel/

      • Mar
        Mar 23 abril, 2013

        Un estudiante desmonta la teoría que justifica las políticas de austeridad

        Thomas Herndon ha hallado un error en la hoja de cálculo usada para sustentar un ensayo que es un referente para los defensores de los recortes

        Universidad de Massachusetts Amherts ha echado por los suelos un ensayo de dos importantes economistas que se había convertido en un argumento clave para los defensores de la austeridad, según explica la BBC.

        Thomas Herndon y sus profesores han hallado errores graves en la hoja de cálculo usada por los profesores de Harvard Carmen Reinhart y Ken Rogoff, antiguo economista jefe del Fondo Monetario Internacional, para su ensayo “El crecimiento en épocas de deuda”, presentado en 2010. En esta investigación, los autores defienden que el crecimiento económico se ralentiza dramáticamente cuando crece el tamaño de la deuda de un país por encima del 90% del PIB. Tomando este ensayo como ejemplo, grandes defensores de la austeridad como el comisionado de la Unión Europea Olli Rehn o el influyente político republicano de Estados Unidos Paul Ryan habían defendido las bondades de ajustarse el cinturón.

        Pero al echar un vistazo al Excel usado por Reinhart y Rogoff, el joven Herndon halló importantes errores. Los profesores habían incluido sólo los datos de 15 países de los 20 en los que se basaba su cálculo clave sobre el crecimiento promedio del PIB en los países con deuda pública alta. Concretamente habían olvidado los datos sobre Australia, Austria, Bélgica, Canadá y Dinamarca.

        Pero Herndon y sus profesores todavía hallaron más. Reinhart y Rogoff habían dado el mismo peso a países con economías de muy diferente tamaño como Nueva Zelanda y Reino Unido. Además, encontraron que también faltaban ciertas cifras de algunos países.

        Según Herndon, una vez corregidos estos errores, el cálculo demuestra que en lugar de un crecimiento del -0,1% para los países con una deuda pública superior al 90% del PIB, el resultado sería un 2,2%. Es decir, durante los últimos 60 años los países los países endeudados por encima del 90% han seguido creciendo. Por tanto, la deuda pública elevada nunca ha impedido el crecimiento.

        http://www.lavanguardia.com/economia/20130422/54372688001/estudiante-desmonta-teoria-justifica-politicas-austeridad.html

  11. BRAULIO
    BRAULIO 11 mayo, 2013

    ¡Qué ilusos hemos sido los ciudadanos cuando apoyamos entrar a formar parte de la UE!
    Desconozco si a los demás países les ocurrió lo mismo, por lo que se sentirán igualmente frustrados.
    Nos mostraron una Europa garante de la igualdad y el derechos a disfrutar de un bienestar razonable del que carecíamos.
    Nos mostraron una Europa unida para protegernos de acechanzas imperialistas de uno y otro signo.
    Nos vendieron una Europa más humana capaz de convivir y asegurar la pervivencia de un medio sádicamente amenazado por la codicia irresponsable de seres que deben no ser de este mundo.

    Pobres ingenuos. Nos lo creímos.

    Europa hoy más bien parece un patio de vecinos barriobajeros, con sus discusiones, sus egoísmos, sus disputas a ver quién tiene la lengua más larga, tirándose los trastos a la cara.

    Desgraciadamente, los arquitectos de esta fantasiosa estructura, de la mano de unos medios de comunicación hechos a medida, intentan cada día ofrecernos un alojamiento paradisíaco, fuera del cual no hay salvación.

    Procurarán mantenernos dentro de la UE, claro, hasta que paguemos completamente la “hipoteca”. Ya veremos después…

    Embustes, trampas, falseamientos es el adobo que se nos proporciona, sin escrúpulo alguno, para que traguemos más fácilmente la píldora. Los medios de comunicación, al tanto siempre de los deseos de sus amos, y con los mismos escrúpulos que ellos, cuidan de transmitirnos sus “desvelos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *