Die Welt, corrupción, manifestaciones, e ignorantes

852

Paco Bello | Iniciativa Debate | 25/03/2013

Esta gente de los medios, ya sea la de los de aquí o la de los de allá, va a acabar por encender mi inexistente vena patriótica, y eso tiene delito.

Ahora resulta que “la división entre la cultura política del norte y del sur de Europa es extrema”.  Que sí, que sí, que aquí vamos todos con un capirote y orejas de burro por la calle. Que somos poco menos que unos cenutrios, y que en general no somos altos, ni rubios, ni hemos logrado asumir esa cultura del esfuerzo que tanto aprecian por esas frías latitudes, ni hemos sabido ver como ellos el paraíso del trabajo asalariado de subsistencia.

No sé si será porque aquí hace calor, o porque nos hemos pasado la vida mangoneados por sinvergüenzas, pero por la razón que sea, y hablando en general, tampoco hemos llegado a creer jamás en el sistema político e institucional que nos legó la inmodélica transición por mucho que al final hayamos votado a los de siempre. Y hay que decir que esa desconfianza casi nos honra  Y digo que nos honra porque aunque todavía no hayamos aprendido a librarnos de nuestro complejo de inferioridad, al menos no hemos pecado de gilipollas.

Es muy triste estar jodido, saber el porqué, y no poder hacer nada. Pero es mucho peor no tener ni puñetera idea de lo que te están haciendo, ni de que te están haciendo algo siquiera, y por eso seguir siendo estafado por ser un buen creyente.

Me hace mucha gracia que hoy día se siga con la percepción de que la gente del norte de Europa está muy capacitada, así en abstracto. El caso es que si descartamos de esa capacidad la incuestionable sumisión al credo calvinista (son muy capaces de someterse), y al margen de un relativo éxito muy particular en algunos lugares que han tenido la suerte de contar con dirigentes honestos; lo que encontramos es un pueblo que cuando conoces de cerca, no deja de parecer un tanto insuficiente en inteligencia emocional, y un mucho limitado en cultura y criterio.

En cualquier caso, y como siempre, los que sí saben de lo que hablan, y los que son conscientes de cómo se está jugando esta partida con cartas marcadas, son esos periodistas lacayos y sus jefes, auténticos primeras espadas del expolio. Y son otra vez, y como siempre, los mismos que con infinito egoísmo ponen a los pueblos, que no dejan de ser víctimas engañadas o no, a los pies de los caballos para seguir ostentando posiciones de privilegio al precio que haga falta pagar (siempre que no lo paguen ellos).

Hay muchas verdades en los extractos del editorial del rotativo alemán, pero son verdades de esas que dan cuerpo a las mentiras aceptables sin las que una manipulación no se sostendría. La lástima es que sean tan miserables y torticeros, y que incluso vayan un paso más allá de lo acostumbrado. Porque esto no es chauvinismo, ni es prepotencia: es estrategia, y eso sí es peligroso.

Die Welt: la corrupción en España es comparable a una dictadura del Tercer Mundo

El diario alemán Die Welt ha publicado hoy un editorial muy duro en contra de las manifestaciones, habitualmente con un marcado tono anti-alemán, que se producen en los países del Sur de Europa cada vez que hay un nuevo rescate. Y apunta a la falta de decencia de una clase política propia de una dictadura del Tercer Mundo y a la propia falta de cultura política de la población de los países del sur de Europa. ¿Por qué el Bundesbank asegura que los españoles son más ricos que los alemanes?

El artículo de opinión, titulado “Una cuestión de decencia” y firmado por el periodista Ulrich Clauss, se lamenta la proliferación de imágenes de Angela Merkel con bigotes hitlerianos y de mensajes “groseros” y “anti-alemanes en países como España, Italia, Grecia y Chipre. Manifestantes griegos queman una bandera alemana a las puertas del Parlamento.

“El mecanismo funciona como en un libro de texto de agitación política”, continúa, y apunta a que las mismas élites que animan esto son las que tienen que lidiar con la “bancarrota política y económica” de esos países. En este punto señala especialmente a Italia y Silvio Berlusconi por su control de los medios de comunicación.

Asimismo, asegura que esta alianza entre medios de comunicación y público funciona igualmente a la explicar los problemas con la “miseria” de estos países, que en lugar de buscar las verdaderas causas de ella se contentan con una corriente de “anticolonialismo”.

El redactor cree que el Gobierno de Merkel poco puede hacer ante esta situación, ya que el pasado alemán esta todavía demasiado reciente como para no caer en la tentación de buscar “caricaturas alemanas”.

En este punto, Die Welt apunta a que para entender lo que pasa hay que ver la falta de cultura política de los países de Europa del Sur. “Por ejemplo, en cuanto a la corrupción endémica en el Gobierno y la Administración, en prácticamente todos los partidos del espectro parlamentario, estos países se sitúan al nivel de una dictadura del Tercer Mundo”.

Además, en todos y cada uno de ellos “la palabra buen gobierno parece ser una palabra extranjera”, continúa y asevera que “hasta ahora nadie se atreve a decirlo abiertamente: la división entre la cultura política del norte y del sur de Europa es extrema”.

Fuente: El Economista

Comentar con Facebook ()

Comentar (14)

14 Comentarios

  1. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, considera que las críticas recibidas por Alemania en las últimas semanas, principalmente procedentes de sus socios de la periferia de la zona euro, son producto de la envidia.

    “Siempre ha sido así, es como en las clases de un colegio, cuando tienes mejores resultados, otros con mayores dificultades, se sienten un poco celosos”, dijo el ministro alemán en una entrevista concedida a la cadena pública ZDF.

    Arsch….vale vale….me muerdo la lengua…arriba parias de la tierra 🙂

    • Bueno, pues ta vez solo me reiré un poquito: ja,ja,ja,ja,ja,ja… 😀 😀 😀 😀

      Alguien dijo que la mejor respuesta en estos casos es la vía irónica, no…?

    • Amiga Lamareenoir, Paco y demás compañer@s: por mi parte tranquilos y decirle a este tipo lo que os venga a la boca. (Me siento un poco culpable de frenar vuestros impulsos)Adelante Lamareenoir, si quieres yo termino tu palabra …loch. Este tipo solo se merece nuestro desprecio.

      Un abrazo

  2. Ahora ya todos somos Palestinos, Saharauis, ………………………, todos dentro de un enorme campo de concentración, dándole aliento, a costa de todo lo bueno que el ser humano ha sido capaz de producir en su historia, a esa hidra insaciable manejada en última instancia por el grupito de los Bidelberg y que han montado en el mundo un sistema de corrupción que hay que ir poniendo bajo la ley. Con éste prisma:
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165732, Para una sociología de la educación, de Graciella Pongolotti, donde al final nos dice: “En lo concerniente a la educación y la cultura, pobre en lo material, Cuba tiene un rico capital de experiencias e ideas. Su participación en este ámbito con vistas a la integración latinoamericana puede ser decisiva. Para que resulte verdaderamente efectiva, se requiere un intenso trabajo renovador hacia dentro, conducente a separar el grano de la paja y a reformular planteamientos ya periclitados. Contradictorio con lo que suele pensarse, solo la perspectiva de largo plazo permite viabilizar soluciones para las dificultades de la inmediatez. Postergar la formulación del horizonte estratégico implica someter los mejores logros al desgaste inexorable del tiempo y comprometer el futuro de las generaciones que están naciendo. Hay que provocar un hervidero de ideas, romper compartimentos estancos, abolir prejuicios y rescatar el prestigio de las utopías. Con distinto nombre, ellas han marcado su impronta en la historia y animaron las luchas por la independencia y por la emancipación humana”. Extendamos simplemente esto. Es todo un cambio de perspectiva. A eso le llamo yo construir el futuro.
    En sanidad, tres cuartos de lo mismo.
    Y en ninguno de éstos ámbitos partimos de un mal lugar en éstos momentos, pero es la sociedad en su conjunto, somos todos los sometidos los que hemos de emprender ésta tarea.

    Y ésta otra: http://spanish.larouchepac.com/webcast-2013-03-24, conferencia internacional de urgencia de Helga Zep Larouche, con un profundísimo análisis internacional y salidas a la situación.

    • Gustavo, tengo pendiente colgar ese artículo de Graciella Pongolotti en el Foro… a ver si esta tarde me da tiempo… es muy interesante.

  3. Amig@s, compañer@s, mucho cuidado con la vena patriótica. Nosotr@s (yo me incluyo) sabemos hasta donde podemos llegar. Sabemos que todo esto no tiene nada que ver con las razas ni las nacionalidades, sabemos que todo se puede reducir a dos clases, la clase explotada y la explotadora sean del color que sean, pero hay mucha gente de muy buen corazón y muy luchadora, pero que se pueden sentir arrastrad@s a posiciones nacionalistas o discriminatorias de otras nacionalidades. Os lo digo por experiencia y con todo el cariño. Perdonadme.

    Un saludo

    • No tienes que disculparte Fernando. Tienes toda la razón y creo que much@s de nosotros así pensamos también. En mi caso, yo no hablaría “todavía” de una vena patriótica pero es cierto que publicando la basura de los medios alemanes estoy en cierta manera participando de la explotación de ese sentimiento. Obviamente no creo que la solución sea dejar de publicar lo que se dice por estas tierras, pero indudablemente cada crítica tendría que ir acompañada de un llamamiento a no dejarse manipular, ni dejarse llevar por el patriotismo porque, como tú muy bien dices, “sabemos que todo se puede reducir a dos clases, la clase explotada y la explotadora sean del color que sean”.

      Retiro el exabrupto de mi último comentario en muestra de mi buena voluntad 🙂

      Salud y un abrazo

      • Sin embargo a mi me ha hecho mucha gracia tu exabrupto. ¿Cómo se ponen los emoticones?

        Ahí va uno con amplia sonrisa.

        Un abrazo

    • Tienes razón, Fernando, pero en ese momento en que leía me ha salido del estómago la expresión. Como ya sabrás, estoy completamente de acuerdo con lo que expresas aunque sea difícil contenerse y, conste y quede bien claro, que esa “vena patriótica” se desarrolló en mi hace muchos años y por un concepto de clase no nacionalista, de eso nada!

      Salud.

  4. Al fin y al cabo, la ignorancia no tiene fronteras, eso lo sabemos nosotros mejor que ellos. Por otro lado, el complejo de “superioridad” que tienen solo esconde un complejo enorme de inferioridad (según la psicología). Ellos se creen “ricos” y nos ven como “muy pobres”. Seguramente tienen sus bancos bien pertrechados, pero sus neuronas están bastante limitadas… o se les han congelado con el frío del invierno. Pues sí, a mi me está empezando a salir la “vena patriótica”, y ya me están cansando y hartando.

  5. Acabo de participar en un programa de radio aquí en Munich y ha salido el tema del artículo de Juan Torres López…la persona que lo ha sacado a colación no he sido curiosamente yo, sino un comentarista alemán, que, a continuación, ha afirmado que las presiones para que se retirara el artículo llegaron directamente de Alemania… ahora todavía lamento más las disculpas del autor…

    En cuanto al artículo de Die Welt, prefiero no decir demasiado: verpisst euch!

    Salud

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here