25 Abril: violencia o defensa

895

Reconozco no estar del todo informada acerca de este asunto y, a pesar de haber leído bastante al respecto de los conflictos que surgieran en la plataforma convocante del pasado 25S, el no haber participado en persona durante la organización y desarrollo de dicha acción, me inhabilita para dar una opinión mínimamente legítima sobre la actual convocatoria.

Dicho esto, por alguna razón, seguramente instintiva o puramente ideológica pues acabo de hacer público mi desconocimiento, no me ha gustado el tratamiento que El Diario.es hace de la siguiente noticia. No me parece que el titular “Convocan un asedio al Congreso con una defensa abierta de la violencia frente a las cargas policiales” se adecue con aquello que se dice desde Plataforma En Pie! (https://plataformaenpie.wordpress.com/estrategia-y-tactica/).

Tampoco la siguiente frase , “Próximamente anunciaremos la fecha de una nueva convocatoria a… Asediar, quemar, fumigar, ocupar… El Congreso“, que El Diario.es trata como afirmación, se ajusta a la verdad cuando lo que se dice en realidad es lo siguiente: “Ocupa, quema, asedia… que le llamen como quieran, el Congreso será para el pueblo o no será”.

Informar sobre cómo defenderse ante una carga policial no es defender abiertamente la violencia. Es algo, de hecho, bastante cabal vistas las imágenes que hemos visto tod@s y que, además, ya se ha puesto en práctica en multitud de manifestaciones. Quizás sin tanta resonancia mediática como en este caso, pero se ha hecho siempre cuando la represión policial se daba por descontada. Por otra parte tengo mis dudas acerca de lo beneficioso que pueda ser a efectos de la convocatoria el hecho de anunciar la aparición de grupos del entorno black block e incluso, en cierta manera, me parece “poco serio” pretender convencer a quienes no quieran verse involucrad@s, que con ir “a otro sitio de la manifestación” se acabó el problema. La ubicación del evento es la que es. Aun así me parece honesto que adviertan sobre lo que puede llegar a suceder y que dejen claro cuáles son sus objetivos y hasta qué punto están dispuestos a llegar.

En cuanto a la negativa de la Comisión legal de Acampada Sol a dar cobertura a l@s asistentes a esta convocatoria, no voy a decir nada porque, repito, no tengo la suficiente información como para adoptar una postura clara, pero entiendo que se está produciendo finalmente (leer “finalmente” sin tono entusiasta) la inevitable y en cierta manera esperada división dentro del amplio movimiento de protesta que inició sus andaduras allá por el 15 de mayo de 2011. Las consecuencias no tardaremos en verlas.

Lamareenoire

——————-

Eldiario.es

Próximamente anunciaremos la fecha de una nueva convocatoria a… Asediar, quemar, fumigar, ocupar… El Congreso“. Con estas palabras convocaba el pasado mes de diciembre la Plataforma ¡En Pie!, impulsora de la acción “Ocupa el Congreso” el 25 de septiembre de 2012, a la ciudadanía “directamente a una algarada o una rebelión popular“. La fecha se anunció hace unos días: el día elegido es el 25 de abril, cita en la que la Plataforma busca “asediar” y “liberar” de forma “definitiva” el Congreso de los Diputados.

Esa es la acción principal, pero también llaman a realizar otras “secundarias” y “libres de dispersión que afecten al poder establecido“. Los objetivos finales son los mismos que la plataforma planteó cuando convocó su primera acción para rodear el Congreso: “la caída del régimen (dimisión del Gobierno, disolución de las Cortes y de la Jefatura de Estado), y la apertura de un proceso de transición hacia un nuevo modelo de organización política, económica y social, verdaderamente justo y solidario“.

Como sucedió con el 25S, la convocatoria “Asedia el Congreso” el 25 de abril ha sido criticada por parte del entorno quincemayista. Si en un primer momento se les echó en cara la falta de transparencia y horizontalidad –varias personas que acudieron a la reunión para preparar la manifestación de septiembre lo definieron como “los pecados originales” del movimieno–, las cosas no han cambiado.

La Comisión Legal de la Acampada Sol, Madrid, ha anunciado, de hecho, que “no dará cobertura técnica a dicha acción”. El motivo: “No podemos compartir una convocatoria nacida de un proceso de toma de decisiones que no coincide con los principios de horizontalidad, participación y apertura que caracterizan tanto al movimiento del que somos parte como a nuestro propio funcionamiento interno. Resulta difícil asumir unos posicionamientos tan lacónicamente mencionados en un manifiesto elaborado por un grupo cerrado y que rechaza abiertamente el diálogo, salvo adhesión previa a aquellos y a la convocatoria en cuestión“.

Además de desmarcarse de la convocatoria, lo hace también “de los consejos y valoraciones de contenido jurídico que hayan sido o puedan ser emitidos por los organizadores y convocantes de la mencionada acción“.

La respuesta de la Plataforma respecto a la falta de transparencia acerca de la participación y apertura fue, siempre, “razones de seguridad y operatividad“. “No somos –explican– un grupo abierto, sino un grupo que funciona por afinidad y confianza, pero toda persona que quiera colaborar en la organización puede hacerlo por múltiples vías, diseñando carteles, vídeos, difundiendo el evento tanto dentro como fuera de las redes, organizándose… Creando pequeños grupos de afinidad y confianza que realicen acciones secundarias, compartiendo ideas en nuestros canales de difusión…”.

¿Y la Coordinadora 25S?

Poco tiempo después de anunciar la acción “Ocupa el Congreso”, y a raíz de las críticas surgidas, la Plataforma ¡En Pie! accedió a integrarse en una coordinadora que se encargaría de definir y difundir la convocatoria y adecuarla, quizás, a una mayor aprobación. La plataforma cedía así, en cierta medida, el liderazgo. No obstante, días después, volvieron a mostrarse firmes en su idea inicial y comunicaron que, “por convicción” y “respeto a las personas y colectivos que han apoyado desde un principio ‘Ocupa el Congreso’ como una acción contundente y rupturista“, trabajarían “de forma independiente y autónoma“, sin integrarse en ninguna plataforma o coordinadora.

En su página web, la Plataforma ¡En Pie! confirma que no tienen ninguna relación con la Coordinadora. Llegan a decir, además, que las siguientes convocatorias de la misma después del 25 de septiembre fueron “estériles” y “estaban totalmente vacías de contenido”.

En conversación telefónica con eldiario.es, un miembro de la Coordinadora 25S, si bien ha reconocido que no han participado en la convocatoria del 25 de abril, sí la difundirán y apoyarán. Próximamente, ha afirmado la misma fuente, anunciarán de qué forma tomarán parte en la misma.

“La legítima defensa”

Otro de los reproches que muchas personas hacen a la Plataforma es el uso de un lenguaje agresivo – el colectivo considera que “se ajusta a la situación que estamos viviendo“– y la defensa de la violencia para defenderse de una carga policial. Para la próxima acción, han elaborado un documento en el que presentan la estrategia y la táctica.

En él defienden el uso de la “legítima defensa”: “Se entiende por legítima defensa o defensa propia la acción por la cual una o más personas repelen la agresión de otra u otras de tal suerte que causan un daño, en principio, castigado por las normas penales, pero que en este caso se considera eximente de la falta o delito. También podría definirse como acción justificada que ejerce un individuo con el propósito de proteger su persona ante la amenaza de una agresión inminente, en este caso defensa personal. La legítima defensa puede ser propia o ajena. Se exige una defensa proporcional, es decir, bastante y suficiente para repeler la agresión“.

Si bien han reiterado que la acción es pacífica, señalan que “es factible que el 25A algunas personas decidan emplear” la “táctica de defensa activa” de los bloques negros o black block, personas que en un momento dado “estarán dispuestas a pasar a una forma de defensa activa“.

En este caso, advierten a quien no acepte esta actuación no debe cuestionarla, sino irse a “otro sitio de la manifestación“. “Recuerda que esta propuesta se basa en el respeto entre manifestantes, hay espacio para todas las personas, pero no interfieras, están ejerciendo su legítimo derecho a defenderse activamente“, afirman.

También describen qué hacer, por ejemplo, en caso de detención: “Si un policía retiene a un manifestante con el fin de detenerlo y este es vulnerable por estar solo o en inferioridad numérica […] es su grupo de afinidad quien debe ayudarle para zafarse de la detención. Para hacerlo pueden tratar de desequilibrar al antidisturbios por medio de empujones, etc., y obstruyendo la visión de su casco“.

Uno de los puntos más conflictivos de la acción, así lo define la Plataforma, es el carácter indefinido de la misma. En principio, apuntan, tratarán de “resistir desde el jueves hasta el fin de semana“.

Comentar con Facebook ()

Comentar (20)

20 Comentarios

  1. La Movilización Social como fin en si mismo.

    Gracias al 25S y todas sus miserias, que han sido muchas, ha quedado definitivamente asentada en la ciudadanía la idea de un PROCESO CONSTITUYENTE. Muchas habían sido, hasta entonces, las “vanguardias” que nos gritaban su necesidad. Pero esas vanguardias (que, por lo demás, a menudo, no lo olvidemos, reproducen conceptualmente la ideología de las élites dominantes) precisan de cauces para la generalización de sus propuestas, sin la cual resultarán tragadas por el olvido.

    Por otra parte, no estamos en un momento propicio a la espera. El inmovilismo es producto del miedo. El escenario de pesadilla de la inacción me lo represento como un paseo por una calle cubierta de cadáveres destrozados de quienes se lanzan por las ventanas de los que fueran sus hogares; saltando cadáveres y esquivando suicidas lanzados al vacío. Es mi pesadilla.

    El Derecho a la Libertad de Expresión, y de Información (ambos ínsitos en los Derechos de Reunión y Manifestación), son trascendentes: Forman la realidad percibida por el Grupo Social, la hacen nacer como entidad material.

    Considero la Convocatoria 25A como ejercicio legítimo de esos Derechos. Y los Derechos Fundamentales son irrenunciables, pues de ellos depende, en última instancia, la libertad de todos. Sabemos -por el pasado 25S- que significa la convocatoria de “¡En Pié!”: exactamente eso: Ciudadanos en pié, defendiendo sus derechos.

    El Sistema nos ofrece una variada panoplia argumental -en su cuasi monopolio del ejercicio de la Libertad de Información- para soportar en silencio nuestra pobre condición servil. Para que vas a manifestarte, si te pueden golpear y detener. Mejor mira la caja tonta, que te daremos carnaza para tu ocio.

    Nos dan Ocio servil a cambio de nuestro miedo. El día 26 el Congreso aprobará nuevos suplicios para los españoles.

    Quieren ocultar nuestra degradación a víctimas del tormento que nos infiere la Violencia del Poder legislativo, con más violencia, esta vez obra del Poder Ejecutivo y sus cuerpos policiales. Ambos Poderes son el mismo, claro está.

    Agradezco a ¡En Pié! La oportunidad que me da de manifestarme frente a la violencia e injusticia del Poder. No tendré, si no lo deseo, estar en primera fila y recibir la violencia fascista de los cuerpos policiales tardofranquistas. La Convocatoria es descentralizada; puedes apoyarla en cualquier sitio, no necesariamente expuesto a la violencia policial.

    Todos tenemos miedo. Hay que sobreponerse, en otro caso, aceptamos la condición esclava, sometida. Y hay que recuperar a los nuestros de las garras del poder.

    Por que no podemos olvidar que los Policías represores son nuestros hijos, nuestros hermanos, nuestros compañeros de clase, nuestros vecinos; son parte del pueblo. Tenemos que despertarlos de su sueño violento, inferido por el Poder. Pero, ¿y entre tanto? ¿Resignación y dolor?

    SOY UN CIUDADANO Y DEFENDERÉ “ LOS DERECHOS PROPIOS DE MI CONDICIÓN “EN PIE” Y “CON EL PUÑO EN ALTO”. ACEPTO LAS CONSECUENCIAS DE COMPORTARME COMO CIUDADANO FRENTE AL PODER.

  2. Sin vanguardias que hubieran puesto en marcha la locomotora de la historia ésta aun se hallaría mas demorada. Con ellas, actuando más allá de sus atributos la historia quedo encallada en etapas que crearon nuevos problemas ala sociedad. La cuestión de las vanguardias convocantes a las luchas ha sido un ritual en los procesos sociales. Se hace vanguardista todo aquél, individuo o grupo asociado, que en un momento dado de su comprensión de la realidad se considera capacitado para lanzar una propuesta o consigna que encontrará suficiente cuota de admisión en la realidad, es decir suficiente cantidad de gente que la subscriba siguiéndola. Ha habido grandes manifestaciones políticas seguidas por millones de personas que han demostrado como una convocatoria en principio lanzada por una coordinación de un pequeño número de personas ha encontrado eco sobrado en las multitudes (Onces de septiembre catalanes, contra la invasión de Irak, por la amnistia política en el franquismo,,..) ha habido otras muchas convocatorias seguidas relativamente por un menor numero de manifestantes. No todas las coyunturas están maduras para lanzar según que planteamientos de combate y mucho menos para hacer una apología de la violencia aunque no sea la insurrecta sino la auto defensiva. Su sola mención deja fuera de asistencia a muchas personas no dispuestas a que les manchen la blusa con sangre por dar con descerebrados expertos en porras o en la violencia de oficio.
    Tenemos dos puntos de discusión: 1. la prudencia o no del vanguardismo convocante y 2.el contexto en el que lo hace, para qué lo hace y con qué previsiones.
    Insistir en convocatorias de fuerza para hacer tambalear a un régimen o llevarlo a la caída y dejar abierto un nuevo proceso constituyente sin haber puesto las bases previas para este es tanto como querer ocupar el poder de un espacio sin tener un programa.
    Los excesos de vanguardismo pueden llevar a precipitar radicalizaciones puntuales sin la menor capacidad logística para continuar gestionando los fenómenos que se deriven de ellos. Convocar a la lucha prácticamente cuerpo a cuerpo con los mercenarios armados del estado sin armas propias es poco menos que demencial. ¿que se pretende con ello, crear situaciones suficientemente tensas para que haya resultados de mortandad? Los muertos dosificados en una manifestación (que los ángeles de la guarda no lo quieran) no precipitarían la caída de un régimen, lo mismo que el report de muertes de trafico diarias o semanales no consiguen cambiar legislación con suficiente rapidez y mucho menos la red viaria ; o los suicidios ante desahucios inminentes de viviendas no ha sido lo que realmente está haciendo tomar medidas de cambio al respecto (aunque se haya publicado interpretaciones en esa dirección) o los suicidios de hombres por separaciones de parejas y de sus hijos no ha hecho cambiar todavía la ley de violencia de género.
    Ir a las manifestaciones sin cascos y sin pértigas o hierros para jugar al golf es una temeridad desde que los monopolistas de la violencia vienen pegándonos unilateral e injustificadamente tal como han demostrado multitud de vídeos de campo, pero ir a ellas como brazos armados para restablecer la justicia social en pro de un sistema igualitarista puede crear escenarios trágico-cómicos. Son demasiadas las víctimas ya de parte de manifestantes totalmente pacíficos como para perdonar a sus agresores, eso por mucho que nos arme de rabia no justifica caer en una falsa estrategia de violencia contra violencia, cuya espiral quedará entre unos y otros, quedándose la mayoría social al margen.
    Es en los centros de producción y de empleo, donde toca sonar los do de pecho para consolidar iniciativas. Es en la emprenduría de las iniciativas donde hay que ponerse en pie para ejecutar los proposicionarios y los deseos de nueva realidad. Ir detrás de diputados con los que no se cree para asediarlos, acosarlos, presionarlos es no entender que las ideas no se cambian a fuerza de amenaza.
    Tras el fracaso de reunirse en las cercanías del congreso pese a su fuerza testimonial una nueva convocatoria para más de lo mismo pero esta vez insistiendo en la organización auto defensiva ante los ataques policiacos no significa adelantar mucho. De todos los problemas de estado, el que algunas decenas de miles de personas vayan a un supuesto asedio al parlamento, no es el problema mayor. Asediar no es un verbo que pertenezca a las luchas sociales por sus reivindicaciones, sí lo es al de la jerga militar.
    Sucede que los movimientos reivindicativos de los últimos tiempos no han gestado ningún ejercito popular propio ni ha sido planteado, salvo en reuniones alucinatorias más que alucinantes.
    Hay un tipo de convocatorias que mas que servir a la historia política o a desestancar una coyuntura a quienes sirven o pretender servir es a sus convocantes (incluso en el supuesto de que quieran figurar en las listas de destacables aunque sea en la condición de ser mártires futuribles).
    No es necesario formar parte de la gresca combativa para poder evaluar a priori lo que vaya a dar de sí. La energía militante mas eficaz no es la dedicada a la bronca sino la dedicada a los procesos creativos. Una nueva cultura de lucha pide una conciencia organizativa (orgánico-alternativa) mas que las perfomances miméticas ante las instituciones del estado. Si la sociedad en bloque o con suficiente mayoría critica actuara de espaldas al régimen sin reconocerlo éste desaparecería. Ir a las manifestaciones de los viernes y aceptar una vida de súbditos de sábado a jueves es un contrasentido biográfico.
    El vanguardismo activo en las convocatorias, declaraciones y agitación, pero pasivo en una elaboraron estratégica sucumbe al activismo sin un sentido mínimo de organización del futuro. El movimiento por el movimiento puede ser tan ineficaz como la pasividad de quienes no se mueven. Además, puede suceder que los nombres ligados a convocatorias insensatas se auto deslegitimen ante la sociedad que aprende a distinguir entre combatividad y agallas de un lado, y su no inteligencia si esta es la que falta.
    Para quienes crean en la violencia auto defensiva (absolutamente legítima, evidentemente), más que dar consejos de auto protección o como fabricar cócteles molotov o incendiarios, harían mejor en abrir expedientes a los sicarios e investigarlos. El hecho de que unos tengan muy claro el uso de la violencia no significa que quienes no lo aceptemos estemos a favor a quienes oficialmente detentan su monopolio.
    Las manifestaciones de denuncia al poder no son encuentros en las arenas del circo entre gladiadores, son la exposición de unas razones contra otras. La paradoja es que quienes no tienen la razón tienen la fuerza y quienes no tienen la fuerza tienen mas probabilidades de tener la razón.
    En los excesos vanguardistas, concurre una mentalidad según la cual entiende que ya es hora de imponer saltos adelante y no dejar que la sociedad siga adormecida. Efectivamente, quien está mas adelantado en conciencia debe vivir consecuentemente de acuerdo con ella y presionar para reunir las condiciones que le permitan hacerlo, incluyendo tales condiciones elevar de nivel a las gentes de un contexto. Eso puede quedar en un deseo quimérico si no se entiende los procesos desiguales de formación y de conciencia histórica y, segundo factor, si no se entiende que no todas las iniciativas aparentemente radicales y muy activistas son iniciativas adelantadas en la toma de conciencia. En los sucesos en las realidades de los países mas castigados de Europa por la crisis la confusión entre rebelión y revolución es enormemente perjudicial. Un periódico que recoge interesantes artículos sobre la lucha tiene el nombre de Rebelión por cabecera, posiblemente confundiéndola con la revolución o ésta con aquella.
    La vanguardia si en algo se distingue es en hacer proposiciones que se consoliden y queden como referencias. La vanguardia social no se distingue por agitar solo en una dirección y mucho menos en seguir impugnando lo tantas veces impugnado. Si el parlamento no sirve, si la constitución es caduca, si una buena parte de leyes siguen configurando un sistema criminógeno, para que insistir a los responsables que han formado parte cómplice de todo ello en que son los inadecuados. Propuesta: creación de un proceso a una asamblea social novoconstituyente.
    Si en la actualidad en todas las ciudades y pueblos del país hubieran procesos en marcha de discusión de la nueva realidad a crear, las plataformas de conciencia cívica serian un hecho sin seguir las campanadas y formulas un tanto anticuadas. Levantarse y luchar, ponerse en pie y actuar pasa fundamentalmente por crear nueva economía y nueva sociedad no por decirle a la vieja y a sus guardianes que es vieja y ya no nos sirve.

    • Amiga Walkiria: Reconozco que eres una de las personas más preparadas de las que escriben por aquí y quizá por eso, me resulta tan difícil hacerte alguna crítica. Espero que no te lo tomes a mal.

      (Alguien me dirá ¿Y porqué tienes que criticarla?. Cada un@ es como es y nadie tiene derecho a intentar cambiar a nadie).

      Pero el caso es que me gustaría comprenderte mejor, pero tu forma de escribir me lo pone difícil. No se si esto le pasará a mas gente, pudiera ser que sí. No digo que yo sea el más burro de los “foreros” porque hay algun@s compañer@s que se enfadan si empiezo a hablar de mi falta de cultura, pero si es que en verdad los hay mas burros, entonces éstos te comprenderán aún menos. Tus intervenciones son tan enrevesadas, tus expresiones son tan exactísimas, tan exclusivísimas, que muchas veces, después de leer tus párrafos varias veces termino sin estar seguro de haberte comprendido. Perdona mi atrevimiento por criticar tu forma de escribir, pero es que muchas veces a mitad de comentario he tenido que renunciar a seguir leyendo. Y es una lástima.

      En tu disertación de hoy, veo claramente que estás en contra de los escraches, que el llamamiento a la resistencia y a la autodefensa en la manifestación del 25A no te parece apropiada ya que el 25S fue un fracaso y que no estás de acuerdo en crear un vacío de poder sin tener antes una alternativa al mismo.

      Creo que se podría comprimir tu discurso en estas breves frases. Yo necesito hacerlo para poder discutir.

      Mi opinión sobre los escraches es que se trata de una de las armas mas eficaces que se han utilizado en los últimos tiempos en contra de la crueldad y la deshumanización de los desahucios. Te recomiendo visualizar (o volver a hacerlo) el vídeo de ayer sobre los escraches. Desde ayer mi frase es “El peor escrache es el desahucio”.

      No considero el 25S como un fracaso. Desde el 15M vienen
      desarrollandose diferentes acciones que significan diferentes etapas de una misma lucha y aquella fue una mas. La próxima del 25A es otra nueva y esperamos que en ésta, su volumen siga “in crescendo” como en las anteriores.

      No podemos esperar a (si fuera posible), derribar el gobierno creando un vacio de poder, hasta tener una alternativa preparada. En estas condiciones no lo conseguiríamos nunca.

      Dices; “Si la sociedad en bloque o con suficiente mayoría critica actuara de espaldas al régimen sin reconocerlo éste desaparecería”. Yo quisiera presentar otro supuesto no tan difícil como el tuyo; Si en la manifestación rodeando al Congreso en vez de 150.000 personas acudieran 2 millones y fueran capaces de aguantar una semana desparecería el régimen y cambiaríamos el sistema.

      Modifico en parte algunas de tus frases; …nada puede ser mas ineficaz que la pasividad. Nada hay más pasivo.

      “La vanguardia social no se distingue por agitar solo en una dirección”… cierto la lucha debe hacerse en diferentes frentes. En las instituciones, en los lugares de trabajo y en la calle.

      “La paradoja es que quienes no tienen la razón tienen la fuerza y quienes no tienen la fuerza tienen mas probabilidades de tener la razón”. Cierto. Nosotros demostramos cada vez en la calle que poseemos la razón y cuanto mas brutal se muestre el régimen, más razón tendremos y mas posibilidad de conseguir el apoyo de la sociedad en pleno.

      Por fin una frase construida también entre los dos: No puede devenir una revolución sin una rebelión anterior, la rebelión contra el status quo.

      Perdona de nuevo mi atrevimiento, querida amiga. (Al final lo que ha salido ha sido mas bien una colaboración). ¿No es esto magnífico?.

      Un saludo

  3. Los duendes se llevaron la primera mitad del comentario. No la he guardado, pero trataba de implicarte, Paco, en el 25A.

    Señalaba como el 8 de abril la Delegada del Gobierno en Madrid (la Cifuentes de infausto recuerdo) llamaba a no apoyar el 25A

    http://www.europapress.es/sociedad/noticia-cifuentes-advierte-25-asediar-congreso-puede-ser-delito-contra-instituciones-estado-20130404142722.html

    Y como antes del 25S pasado, la misma Cifuentes había visitado a LegalSol en sus instalaciones de Puerta del Sol, antes de vallar y fortificar el Congreso como nunca antes había sucedido a lo largo de la historia.

    Bueno, siento que los duendes hayan hecho bien su trabajo esta vez

    • La verdad es que creo que en este debate se están mezclando demasiadas cosas. Y espero que no sea de manera interesada…
      He leído el wordpress de En pie, la noticia de Eldiario, la nota de Legal, etc. y creo que paso del 25A, pero no porque se llame a la violencia, que creo que no se llama, sino porque me niego a participar en algo que convoca alguien que no sé quién es. ¿Quién me dice que el grupo este, En Pie, no está petao de stupas que lo que quieren es provocar una situación que sirva de coartada a una represión aún más violenta de la que estamos sufriendo hasta ahora?
      No entiendo el rollo este tan clandestino para convocar una acción que se convoca públicamente y que pretende ser masiva.
      Ya sé que paseando por la calle y agitando las manitas no vamos a acabar con esta mierda de sistema, pero “asediando” el congreso me da a mí que tampoco y sí puede que les pongamos a güevo machacar a más gente y salvar la cara diciendo que eran “de los violentos”.

      • Pues después de haberte informado tanto como dices, no comprendo el que no conozcas al grupo iniciador “En pie”. Tu intervención me huele a “sembrador de desconfianza” y “desanimador”, especímen del que ya tuvimos bastantes ejemplos hace 6 meses.

        No sé, me parece que te has colao.

      • Es que, como digo, es imposible conocer al grupo iniciador. Sufre de un nivel de clandestinitis que asusta. Las cosas se convocan colectivamente y así se sabe quién está detrás. Y no desanimo a nadie, al contrario, animo a formar grupos de afinidad, seguros, sin infiltrados y luchar desde ahí con las herramientas que se consideren oportunas.
        A mí no me van a llevar a un sitio sin saber quién lo convoca. Cuando cambió el aire del 25S, me pareció bien y allí estuve sorteando las balas de goma y los porrazos, pero mientras se mantenga esta clandestinidad, paso del 25A.

      • Es jodido que te torturen en comisaría. Y si detienen a la organización antes del evento, tabién sería un triunfo para el sistema. Por otra parte, ellos dicen -y yo lo ratifico- que son desconocidos “mediáticos”.

        Disolución del Parlamento, Convocatoria de Elecciones para un Proceso Constituyente es el mensaje. Me gusta. Y no me interesa el mensajero. Solo el mensaje, que comparto y apoyo.

        No es la reacción de la víctima (el pueblo) la que justifica la violencia del agresor (el Estado Partidista corrupto).

        Lucha por tus derechos!! Nadie te los regalará.

      • Para pedir tanta transparencia es curioso que utilices un nick tan revelador.

        Lo de la “clandestinitis” lo explican muy bien en su página. Y lo de las paranoias siendo la segunda concentración que proponen, creo que ya está de más.

    • “Disolución del Parlamento, Convocatoria de Elecciones para un Proceso Constituyente es el mensaje. Me gusta. Y no me interesa el mensajero. Solo el mensaje, que comparto y apoyo” Hostia! Ese mensaje lo podrían lanzar los fascistas perfectamente y te garantizo que a mí no me van a tener detrás, en todo caso enfrente.
      Es muy fácil, si las asambleas son públicas, se puede participar y se reduce la paranoia. Puede aumentar el riesgo de infiltración, no lo dudo, pero no le veo el problema para convocar al público y con pretensiones de ser masivo.
      Por cierto, lo de la tortura en comisaría no sé a qué viene, sinceramente.

      • Tortura en Comisaría es lo que cabe esperar de las Detenciones Políticas en este régimen corrupto. Como sabemos muchos.

        Pero también se puede matar al mensajero de otras maneras, como también sabemos.

        En todo caso, ninguna obligación hay de asistir.

        Me voy a cenar, Saludos.

      • Este es el mensaje:

        Os dejo un libro de interés y actualidad. De derecho, pero ameno (y cortito -160 páginas). Lo escriben catedráticos y Profesores de Derrecho Constitucional integrados en “Constitucionalistas por la Democracia”: “Por una Asamblea Constituyente. Una solución Democrática a la crisis”.

        http://www.ceps.es/images/pdf/asambleaconstituyente.pdf

        Saludos

  4. Lamareenoir, gracias por este post clarificador. La verdad, me estaba haciendo un poco de lío con lo que he leído y con lo que he escuchado en la calle. No entiendo qué está haciendo El Diario.es, ni tampoco veo claras las posturas de los grupos. En fin, me gustaría poder tener una conversación con la gente que está interesada en el tema, pero cara a cara. Y no para decidir qué se hace o qué no se hace… eso ya no está en nuestras manos, sino para aclarar posiciones, conceptos y demás. Creo que hay demasiada confusión en torno a lo que vivimos ahora.

    De nuevo, gracias amiga.

  5. Se trata de defender nuestros Derechos Fundamentales. La libertad de Expresión, el Derecho de Reunión y Manifestación, sí; pero también el Derecho a la Vida, a la Integidad Física y Moral, y a la Libertad en todo su ámbito.

    Si no defendemos nuestros Derechos de la violencia del Estado Partidista en que se ha convertido españa, ¿que diremos a nuestros hijos? ¿Les diremos que creímos que haciendo click en un ordenador desde la seguridad -más que relativa- de nuestro domicilio (quien todavía lo conserva), lograríamos un mundo mejor?

    Desde ¡En Pié! NO SE LLAMA A LA VIOLENCIA, como falsamente afirman los titulares. ¿En Pié! llama a defender nuestros derechos, también frente a la Violencia del Estado Policial. No renuncian. Plantan cara al Totalitarismo.

    Gracias, ¡En Pié!

  6. Para no estar suficientemente informada, apuntas muy bien en todos los sentidos.

    Decidí no implicarme, y por eso no abundaré en detalles. Pero está bien que informemos, y más que desmontemos manipulaciones como la del “Diario.es” (y las de algunos otros desinformativos y colectivos).

    Un abrazo.

    • – El lunes siguiente (8 de abril) Comisión LegalSol asume los postulados del Gobierno del PP.

      http://madrid.tomalaplaza.net/2013/04/08/comunicado-de-la-comision-legal-respecto-de-la-convocatoria-de-la-plataforma-en-pie-para-el-25-a/

      – Desde Agencia EFE y los medios del Poder, incluyendo -por su malintencionado titular- a eldiario.es, se amplifica el mensaje -FALSO- del Gobierno del Partido Podrido, que intenta desactivar la Convocatoria 25A, PREOCUPADO POR LA EVIDENCIA DE LA DESAFECCIÓN CIUDADANA AL SISTEMA CORRUPTO QUE ELLOS GESTIONAN ESTA LEGISLATURA.

      Paco, tu sabes (por hechos) quienes son Comisión Legal Sol, y quienes son Comisión 25S. SON LO MISMO. Pero ahora se reparten los papeles: uno se opone y otro apoya. Son uno, pero están en todas partes … donde el poder quiere que estén.

      Llevamos casi tres años de lucha. Avanzamos, pese a ellos.

      ES EL MOMENTO:

      NO SOMOS LA GOTA, SOMOS EL MAR. El miedo no ha de guiar nuestros actos. Lo ha de hacer la Justicia.

      Un abrazo, compañero. Por favor, replantéate tu decisión.

      Chus

      • Claro que sé quiénes son, y claro que sé lo que hizo la coordinadora, y cuantos detalles sean importantes, claro que lo sé. Pero prefiero no entrar en esos asuntos.

        En cuanto a lo otro, sabes que ya lo hablé con quien debe saberlo. Y hay muchos motivos para que no participe, y ninguno de ellos tiene que ver ni con la legitimidad de la propuesta, ni con el concepto que tengo de la plataforma ¡En Pie! que cuenta con toda mi confianza, y un poco más.

        Puedo prometer (aunque sería humano) que no es por miedo a lo que me pueda ocurrir, porque sé que si acontece algo fuera de lo normal me tocarán las narices igualmente. Tampoco porque mi nombre sea de los pocos que puedan relacionar con la plataforma. Es por una cuestión de concepto social (de mi concepto de la sociedad), y ahí poco puedo hacer contra mí mismo.

        Lo que no haré es dejar de informar. Eso nunca.

        Un abrazote.

      • Me has dejado pensativa Paco con eso del “concepto social” que te separa de la convocatoria… ¿Te puedo pedir que sacies mi interés y me expliques a qué te refieres? Y no lo digo con ironía…me interesa de verdad…

        Salud

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here