Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Keynes: A largo plazo estamos todos muertos

Mark de Zabaleta | 31/05/2013

Con esta expresión, John Maynard Keynes (1883-1946) quiso resumir sus dudas acerca de las suposiciones de la Economía Neoclásica…

Aunque Keynes aceptó una cátedra de economía en Cambridge, financiada personalmente por Alfred Marshall (Neoclásico/Microeconomía), desde la cual comenzó a construir su reputación, y supo replantear un nuevo enfoque de la Economía.

La Economía Clásica (Smith, Ricardo, Smill…) se había preocupado por el crecimiento económico a largo plazo más que por las preocupaciones inmediatas de una inestabilidad a corto plazo.

Aunque Marx estaba más cerca de las inquietudes keynesianas, su trabajo quedaba limitado por la “visión” de una inevitable caída del capitalismo.

Y los Neoclásicos (Marshall, Walras, Pareto…) se interesaban mucho más por los factores que intervenían en la producción de determinados mercados que en aquellos que gobernaban la producción de la economía en su conjunto.

Tal como plasmó en su Teoría general del empleo, el interés y el dinero”,desafiando el paradigma económico dominante al momento de la publicación en 1936, el análisis económico debía ser reconstruido para llevar los problemas agregativos a corto plazo al centro de la escena.

No se trata de estudiar cómo llegamos al precio de una lata de refresco cuando tenemos sed (o no) ni de plantearnos una solución de los problemas del País en un futuro…

Lo esencial del sistema capitalista puede ser preservado si se hacen las reformas necesarias, pero un capitalismo no regulado es incompatible con el mantenimiento del pleno empleo y la estabilidad económica.

Cuando estudia los distintos elementos (empleo, dinero e interés) que dan título a su obra de referencia, encontramos dos importantes puntos de referencia, Renta y Expectativas…

Para hablar de Consumo y de Ahorro es necesario generar Rentas. Y las rentas son generadas por la inversión…que puede verse frustrada si las expectativas de los empresarios son pesimistas.

Para Keynes la eficacia marginal del capital era una cuestión de expectativas, de tal modo que el cambiante humor de la comunidad empresarial podría contrarrestar incluso unos bajos tipos de interés favorables a la inversión…

¿Tenemos expectativas…o sólo nos queda pensar que a largo plazo todos muertos?

3 Comments

  1. Juan Bernardo montejb
    Juan Bernardo montejb 1 junio, 2013

    Estimado Mark, buena entrada. Antes que lleguemos a estar todos muertos, después de siglos de deriva y en especial en los últimos 70 años, quizás debiéramos implementar un sistema para socializar los beneficios que se generen en todo el sistema productivo, independiente de quién mejor lo gestione, ya sea público o privado. No parece razonable que, se siga imponiendo un modelo que solo socializa las pérdidas manteniendo y aumentando las ganancias privadas.
    Como me comentaba reciente mi querido amigo Helmut: «Si los usuarios o consumidores, se comportaran como exigentes «accionistas» de los bienes que usan y consumen, habría una agenda infinitamente más cuidada en el portafolio de la ambición sin límites». Así, socializar compartiendo los beneficios que generamos por nuestras acciones económicas, supone dispersar la riqueza y el bienestar entre todos.

  2. David Sempau
    David Sempau 1 junio, 2013

    «un capitalismo no regulado es incompatible con el mantenimiento del pleno empleo y la estabilidad económica»

    Palabras premonitorias de la desoladora realidad presente.

    ¡Un abrazo para tod@s!

  3. JFran
    JFran 11 enero, 2019

    “un capitalismo no regulado es incompatible con el mantenimiento del pleno empleo y la estabilidad económica”

    Palabras premonitorias de la desoladora realidad presente.

    ????
    Justamente lo que vemos es que cuanto mas intervencion peor todos los indicadores a futuro

Responder a JFran Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *