Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El INC advierte a FACUA: denunciar un fraude ante varias CCAA puede "crear una alarma innecesaria"

Facua | 12/06/2013

Al Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no le gusta que FACUA-Consumidores en Acción presente tantas denuncias ante las autoridades que tienen la obligación de velar por los derechos de los consumidores.

En un oficio remitido a FACUA el 5 de junio (léelo aquí), la subdirectora general de Arbitraje, Normativa y Asociacionismo de Consumo, Milagros Yagüe, señala que el hecho de que la asociación denuncie un mismo fraude ante el INC y también ante las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas puede “crear una alarma innecesaria”.

“Los consumidores sufrimos la pasividad, inoperancia y descoordinación entre las autoridades competentes en la protección de nuestros derechos ante fraudes masivos y en muchos casos de enorme gravedad. Y cuando les reclamamos que hagan su trabajo, el INC dice que estamos ‘abusando'”, denuncia el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez.

“Nos preguntamos si el organismo del Gobierno competente en la protección delos consumidores también ha remitido un oficio similar a los bancos para advertirles que el fraude de las preferentes o el de las cláusulas suelo generan alarma social”, dice Sánchez.

Tanto el INC como cada una de las CCAA tienen obligación de actuar

FACUA recuerda que tanto el INC como cada una de las autoridades autonómicas de consumo tienen la obligación de actuar cuando son conocedoras de una práctica que puede vulnerar la legislación de defensa de los consumidores.

Lamentablemente, en muchos casos las administraciones de consumo eluden sus competencias y ni siquiera se toman la molestia de analizar las denuncias e instar a la empresa al cese de las prácticas fraudulentas, lamenta la asociación.

Así, hay comunidades que obvian sus responsabilidades argumentando que sólo pueden actuar los tribunales, como han hecho Madrid y Aragón ante las denuncias de FACUA contra veinte bancos por las cláusulas suelo.

En otros casos, las administraciones de consumo autonómicas señalan que no harán nada si FACUA no les localizan usuarios afectados por el abuso. Y ello cuando no se limitan a trasladar el caso al organismo de consumo de la autonomía donde la empresa denunciada tiene su sede social central.

“Lo más kafkiano del asunto”, indica el portavoz de FACUA, “es que en los pocos casos en los que al cabo de uno, dos o tres años nos enteramos de la aplicación de una multa por un fraude de escala nacional, la comunidad autónoma de turno suele modular el importe de la ya de por sí reducida sanción en función del número de usuarios afectados exclusivamente en su territorio”.

El INC advierte a FACUA que puede tomar medidas ante su “actitud”

En el oficio remitido a FACUA, Yagüe llega a advertirle que su “actitud” le ha llevado a plantearse medidas que podrían provocar a la asociación un recorte en las subvenciones que otorga el INC.

“Teniendo en cuenta que el número de reclamaciones presentadas ante la administración es uno de los factores que puntúan para la concesión de subvenciones, desde el INC nos estamos planteando retirar este supuesto de las bases para evitar cualquier tipo de abuso o arbitrariedad una vez detectado que a la misma reclamación se le da diversas salidas”, advierte la citada subdirectora general.

“Hace un año amenazaron con ilegalizarnos por criticar la subida del IVA y los recortes en la educación y la sanidad públicas. Ahora nos sugieren que si seguimos exigiendo a todas las administraciones que asuman sus competencias contra los abusos que sufren los consumidores, podríamos sufrir un recorte en las subvenciones”, critica el portavoz de FACUA.

“No vamos a dejar de denunciar los fraudes ante cuantas administraciones consideremos oportuno para exigirles que cumplan con el mandato de proteger los derechos de los consumidores establecido por la Constitución y la legislación nacional y europea”, asevera Sánchez.

https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=7683

5 Comments

  1. Miguel
    Miguel 15 junio, 2013

    Otro problema que es raiz de otros muchos. La cultura de la subvención. Los ciudadanos nos tenemos que acostrumbrar a que todo cuesta. Las subvenciones tienen mucha culpa de la situación en la que nos encontramos. Una asociación que no dependa de subvenciones nos defenderá sin las amenazas de la retirada de las subvenciones.

    Gracias a todos por este rincón de información.

    • Alex2
      Alex2 15 junio, 2013

      Todo cuesta? La sanidad, la salud, la educación… también? ¿No crees que deberían ser gratuitas?

      Y para que las asociaciones sean más efectivas, ¿No crees que sería mejor establecer mecanismos para que el poder no pueda retirar subvenciones de forma arbitraria que lo que tu propones (cosa que no permitiría existir a muchas asociaciones muy necesarias)?

    • Fernandosegundo
      Fernandosegundo 16 junio, 2013

      El dinero del estado es dinero del pueblo y tiene que volver al pueblo. No nos dan nada gratis porque ya lo hemos pagado.

      Si el estado cumpliera con su obligación de dar educación y cultura al pueblo (para eso les habéis votado), no serían necesarias las asociaciones en su defensa ni, por lo tanto, las subvenciones a las mismas para que se queden calladas.

      Un saludo.

  2. Al
    Al 15 junio, 2013

    Perdona Miguel, pero creo que estàs equivocado y simplemente repitiendo la retórica que le interesa al poder. Es cierto que hay problemas con las subvenciones; hay problemas con todo y en todas partes. Pero es absurdo dar importancia a la política de subvenciones atribuyéndole “Mucha culpa de la situación en la que nos encontramos”: por importante que pueda ser, el asunto de las subvenciones es una diminuta gota de agua en un océano de corrupcción y medidas gubernamentales, políticas y sociales, desastrosas, todas ellas de importancia muchísimo mayor, tanto en su impacto social como económico… por no mencionar el hecho evidente de que las subvenciones tienen un papel fundamental y necesario en un pais que se preocupe realmente por las personas menos afortunadas o que tenga interés en fomentar la riqueza real…

    • BRAULIO
      BRAULIO 16 junio, 2013

      Si los gobiernos y la Administración de turno fueran entidades dedicadas a proteger los intereses del pueblo que administra, parecería lógico pensar así.
      Yo entiendo que estas organizaciones, como FACUA, hacen el trabajo que debería hacer la Administración; ésta como no puede atender todas las necesidades de su competencia, delega y “paga” para que le hagan el servicio.
      Pero, al parecer, lo que pretenden nuestros administradores es que no sean tan “eficientes” para que no le fastidien el “negocio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *