Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¡Penitenciagite!

Paco Bello | Iniciativa Debate | 03/02/2014

“Huye, Adso, de los profetas y de los que están dispuestos a morir por la verdad, porque suelen provocar también la muerte de muchos otros, a menudo antes que la propia, y a veces en lugar de la propia.”
Umberto Eco / fray Guillermo de Baskerville (El nombre de la rosa)

¡Traidores! ¿Cómo os atrevéis a cortar el nudo gordiano que os ataba a la nada?, ¿cómo nos convertís al resto en figuras prescindibles a la mirada de nuestros señores?

Vosotros, hijos de mil desdichas, deberíais haber seguido predicando y elevando a los altares del conocimiento el mensaje con tanta convicción como carencia de rumbo: como nosotros. La vida debe basarse en aparentes ideales y presuntas buenas intenciones, y no en otear el horizonte en busca de puertos. Deberíais entender que tan permitido está atarse al palo mayor como sucumbir a la llamada del mar, pero nunca lo esta el negarlo.

Os maldecimos por querer mirar sin los románticos ojos del alma, y porque si hacéis pie en tierra firme sin nosotros, acabaréis con esta prisión que es nuestro único hogar, y con el sufrimiento que hemos convertido en sustento.

¡Herejes!

“Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus.” (Todo lo que queda de una rosa muerta, es su nombre)

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *