Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Respetad a la mayoría, por favor

Paco Bello | Iniciativa Debate | 21/03/2014

Esto no lo va a solucionar lo que diga un pobre diablo desde un modestísimo medio como este, así que casi es como predicar en el desierto. Pero, como todo y como siempre, por intentarlo que no quede.

Lo que se va a celebrar mañana no es ni una manifestación postacampadas de esas con batucadas y ejércitos clown, ni tampoco una revuelta en Plaza Sintagma. Es un llamamiento que ha costado meses preparar a personas que llevan toda una vida luchando, y al que acuden, entre otros, caminantes que llevan un montón de días pateando la península para llegar hasta Madrid.

Sus promotores, los que han trabajado para que sea posible, quieren que sea pacífico.

Diego Cañamero: “Queremos provocar una rebelión de las masas” diego_canamero2

¿Se refiere a una rebelión ciudadana?

Sí, pero pacífica. Si la gente se levanta pacíficamente no hace falta enfrentarse a nadie. Si es así, sólo nos tenemos que enfrentar al paro, a la injusticia y a un Gobierno corrupto que no nos representa. No queremos enfrentarnos ni a la policía ni a nadie. Queremos quitar a este gobierno que no vale y mejorar la economía y la democracia para ponerlas al servicio del pueblo. Esta es nuestra filosofía.

http://www.cuartopoder.es/alsoldelacalle/canamero-queremos-provocar-una-rebelion-de-las-masas/1731

Y esto a algunos les gustará más o menos, pero si a los que no les gusta son lo que dicen ser, y actúan por los valores que dicen defender, deberán respetar ese deseo ¿no?

Bien, es verdad que cada cual es muy libre de hacer lo que le dé la gana, claro que sí. Pero si estamos en el mismo bando que los que van mañana, y no nos gusta su planteamiento, lo más lógico es acudir según sus principios, o no acudir y convocar para otro día según otros principios (todos respetables). Lo que no es respetable es aprovechar el trabajo de otros para hacer una aparición estelar de cinco minutos y ciscarse en todo ese esfuerzo.

Se está diciendo que los que pedimos que por favor no vayáis encapuchados somos mamporreros del poder. Y yo me pregunto quién lo es más, si los que queremos que se respete la voluntad de personas que ya pisaban calabozos antes de que algunos de vosotros nacierais, o los que no respetan a nadie y actúan como niños mimados que siempre hacen su voluntad en nombre propio o de los demás.

Y con esto no estoy diciendo que no existan motivos o momentos para cubrirse la cara, y para mucho más, porque decir lo contrario sería absurdo. Ni que todos los que se cubran la cara o los que estén a favor de hacerlo cuando es oportuno sean niñatos y niñatas, en absoluto, y lo digo precisamente porque mucha de la gente que lo ha hecho ocasionalmente, ahora mismo está criticando que mañana se pretenda hacer y hasta se anuncie. O que si alguien convoca a bombardear la Zarzuela, y acuden encapuchados, no lo veamos lógico. O si simplemente se convoca un Ocupa el Congreso (hay que recordar que en el 25A, por ejemplo, se recomendaba no llevar niños), no sea mejor ocultarse. Y no, no dejaremos de opinar, pero desde luego no los criminalizaremos, porque los que los han provocado a hacerlo son los que merecen nuestra atención. Pero lo de mañana es otra cosa, y me da por pensar qué hubieran dicho los convocantes de otro tipo de concentraciones si otros grupos hubieran decidido acompañar su propuesta con comisiones de abrazos y tamborileros, o por no utilizar condicionales, cómo se sintieron, y con razón, porque otros pervertían el espíritu de su llamamiento.

Con todo, es más que previsible que haya palos, incluso contando con el comportamiento ejemplar de los manifestantes. Pero si llega el momento de los pasamontañas, será mejor escuchar antes a los convocantes, y no actuar por cuenta propia, porque quizá esos convocantes tengan planes que se romperían si no hay organización y coordinación.

Y seamos serios, porque lo que no es admisible es que vengamos con tonterías ni con hipocresías. Uno, y es muy legítimo cuando corresponde, se cubre la cara para poder actuar, y para poco más. Y en esa tesitura, os guste más o menos, ya estáis marcando toda la dinámica, incluso el enfrentamiento entre manifestantes (lo de no facilitar la infiltración de estupas y fascistas revienta-manifestaciones es también importante, pero en este caso es casi lo de menos).

Y no soy el único que opina así. Y no creo ser sospechoso de ser un títere del poder o de que no crea en otro tipo de soluciones, y no solo porque colaborara con la primera propuesta aguerrida que hubo tras el 15-M (hasta que la realidad demostró que ese no era el camino en este país de momento), como tampoco lo son algunos comentaristas de Insurgente o Kaos o la Haine, o… esta muestra de gente que en muchos casos es socialmente activa (la encuesta no es de El País o el ABC):

Encuesta 22M: ¿Ocultos o a cara descubierta?

Encuesta

No lo está diciendo el enemigo, de no ser que consideréis enemigo o mamporrero a todo el que no piensa como vosotr@s. Con todo, y sin más derecho que el que yo me arrogo, sí pediría también que nadie intente quitar la capucha a nadie, porque me pongo en el lugar del encapuchado, y si fuera yo mismo, la cosa no acabaría bien. Eso sí, en aras del derecho a acudir como se quiera, que nadie se sorprenda si en el uso recíproco del mismo, otras personas le piden que se la quite o que se vaya.

Por favor, no lo estropeéis. Hasta ahora ni con el buenismo ni con la revuelta, aparte de anécdotas, se ha logrado nada efectivo más allá de ir creando conciencia y evidenciar el hartazgo de una pequeña parte de la sociedad, y de que los medios se hicieran mayor o menor eco (en este caso, hasta ayer, ninguno). Dejad que otros prueben su método sin interferir, y luego ya extraeremos conclusiones.

4 Comments

  1. Mandarina
    Mandarina 21 marzo, 2014

    Completamente de acuerdo con tu opinión, Paco, a día de hoy y para los hechos que explicas. Otra cosa es una situación distinta, con una convocatoria diferente y con fines que no se dan en esta convocatoria y en esta Marcha. Las capuchas que algunxs reivindican son importantes, necesarias y hasta imprescindibles para convocatorias o actos en los que los fines quedan perfectamente definidos (diferentes a los que llama el 22M) y se hace necesario «proteger» la propia identidad (si es que eso es posible en esta sociedad vigilada permanentemente por el «gran hermano» invisible).

    • Paco Bello
      Paco Bello 21 marzo, 2014

      Se trata solo de respetar el trabajo activista de otros que han demostrado quiénes son en muchas ocasiones. Y no en ningún caso de criminalizar nada (otra cosa es opinar) habiendo tanto que realmente lo merece. Pero había que extenderse un poco para no dar lugar a malas interpretaciones.

  2. lamareenoire
    lamareenoire 21 marzo, 2014

    Bueno Paco, llevo desde ayer intentando escribir un comentario acerca de este asunto y no lo he logrado hasta ahora. Me parecía que se estaba simplificando al máximo el uso de las capuchas, hasta dejarlo en aquello de «inmadurez», «cobardía» y cosas por el estilo. Y siempre me venían a la cabeza l@s zapatistas, las calles de Atenas o el propio Gamonal, ensalzado por tod@s a pesar de la presencia de capuchas. Cuando lleguemos al límite de violencia que se ejerce en Grecia, por ejemplo, donde se utilizan cantidades ingentes de gases lacrimógenos y pelotas, quizás deje de extrañarnos que hasta un señor que vende pescado en el mercado, salga a la manifestación con el rostro cubierto, casco y máscara antigas. Pero sí, estoy de acuerdo en que el uso de la capucha tiene sus momentos y sus escenarios, y que no se puede poner en peligro ni la integridad ni la convocatoria de otr@s. Y estoy de acuerdo contigo en que puede resultar peligroso intentar expulsar de la manifestación a alguien que la lleve. Este debate también se tiene en el seno del «capuchismo» y creo que con la cantidad de manifestaciones que han habido en los últimos años, nadie puede señalar a un colectivo específico y culparlo de romperlas, porque sabemos perfectamente quien suele hacerlo. Sólo hay que ver la foto de la izquierda en el post de la encuesta… Aun así, sabemos que las cargas están garantizadas, con capuchas o no…

    Tod@s a Madrid!!!!

  3. POUM
    POUM 21 marzo, 2014

    Yo desde luego voy a ir con la cara descubierta porque no tengo nada que ocultar, pero también entiendo que haya gente que esté harta de ir de buenas y que acaben fotografiados, multados, aporreados y detenidos. Creo que llegó el momento de dar un paso más y dejar las protestas-batucadas y pasar a la acción directa.
    Ya sabéis: El contenedor cierra la calle pero abre el camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.