Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Qué ocurrirá cuando ya no sea necesario el trabajo humano?

Paco Bello | Iniciativa Debate | 19/04/2014

La respuesta a esta pregunta es el mejor antídoto para la confusión producida por el envenenamiento por liberalismo económico agudo. Es una tremenda patada neuronal que debería hacernos reaccionar y poner en jaque todas nuestras convicciones. Y no precisamente pensando en ese día, sino en el día de hoy, en el que ya hemos superado el ecuador de un proceso inapelable, pero sin notar sus posibles beneficios, sino quizá todo lo contrario.

Hacerle frente a esta cuestión hace que nos encontremos con dos nuevas preguntas: ¿qué tipo de sociedad hemos permitido?, y ¿qué tipo de sociedad queremos? Luego profundizaremos en esta cuestión dentro del contexto abordado.

Y ahora olvidemos lo planteado y hablemos de las predicciones de uno de los economistas más nombrados de los últimos años, pese a que sus trabajos tuvieron lugar principalmente en las décadas de los 20 y 30 del siglo pasado. Hablamos como es previsible de John Maynard Keynes, un teórico que hoy es visto poco menos que a la izquierda de Marx. Aunque con el confuso panorama sigla-concepto-ideología reinante, en el que por centrarlo en lo autóctono, al PSOE se le considera de izquierdas y ya hay quien se define como anarcofascista, casi es natural que a un (hasta cierto punto) idealista, y liberal heterodoxo, se le haga pasar casi por comunista.

John Maynard Keynes

No se puede negar en cualquier caso que el barón de Keynes nos dejó un legado más que interesante, y que por momentos sí pareció un auténtico revolucionario con sus discursos de aversión al dinero. De todo ello para el asunto que nos ocupa merece mención su Economic Possibilities for our Grandchildren (Posibilidades económicas para nuestros nietos), un ensayo publicado en 1930 en el que el autor se atreve con predicciones a un siglo vista.

Lo mejor de este ensayo es comprobar en qué acertó y en qué se equivocó y el porqué. Keynes fue bastante preciso en sus predicciones macroeconómicas (teniendo en cuenta que hablamos de adelantarlas casi un siglo), y solo se equivocó al aventurar que hoy trabajaríamos 15 horas semanales. Pero ¿de verdad se equivocó?

Pues no, no se equivocó, o si acaso en realidad se quedó corto. Y no se quedó corto cuando dijo: “En unos pocos años… seremos capaces de realizar todas las operaciones de agricultura, minería y manufactura con la cuarta parte del esfuerzo humano al que estamos acostumbrados”. No se equivocó porque ‘en unos pocos años’ se consiguió. Pero hoy hablar de una media de una vigésima parte aún no estaría siquiera ajustado a la realidad, y eso ni él lo pudo calcular. En realidad existen actividades en las que hoy hablaríamos en este aspecto de factores de tres cifras.

¿Y si esto es así, por qué no trabajamos menos?, ¿qué falla?

Falla que desde el poder no se quiere perder el poder, y que no hay voluntad ni humanidad y prefieren sacrificarnos. Falla que el trabajo automatizado pone en cuestión todo el modelo de sociedad y todas las ideologías dominantes. Y la mejor manera de ilustrarlo es plantearse el mundo de dentro de 100 años, como Keynes hizo. Y hacerlo pensando en lo que es de verdad necesario, y en lo que sí podemos delegar en las máquinas. Pero en realidad lo que falla es que la economía productiva, la de verdad dentro del modelo capitalista, ya no significa casi nada. Falla que se ha trucado el sistema para que unos pocos mantengan sus privilegios de casta. Pero sigamos.

Más temprano que tarde la educación y la sanidad también podrán ser asumidas por máquinas, y no hablamos de 100 años, sino de ‘frenándolo’ como hasta ahora se había hecho con otros apartados, de unos 50 (y si utilizo el tiempo pasado es porque con los avances en big data, deep learning e IA, las élites parece que han abierto la veda). Pero será la moral del momento la que considere adecuado o no hacerlo. No entremos ahora tampoco en eso. Ahora podemos hablar de si en el momento en que sea posible (y ya estamos muy próximos a ello) delegaremos totalmente la minería, la agricultura, los procesos industriales y la construcción a esas máquinas. Ya lo estamos haciendo en parte y por eso lo lógico es decir que sí, pensando además en un modelo sostenible que es posible. Es lo que la humanidad ha soñado siempre. Y llegado ese momento, llega otra pregunta de rigor: ¿a qué nos vamos a dedicar?

Máquinas que recogen minerales, los transforman, que cultivan y cosechan, que convierten el producto primario en objetos de primera necesidad y hasta de consumo y que son transportados hasta la casa que nos han construido. Todo con una mínima atención humana y bajo un preciso y no demasiado complejo modelo matemático que asegure la igualdad y la justicia en el acceso a esos bienes y donde el trabajo ya no es necesario y por tanto ha perdido su valor.¿Nos quedamos con las moralejas de Disney como en su Wall-E?, ¿Nos hacemos gordos, ociosos e incapaces?, ¿o es que esto plantea que en realidad el modelo capitalista ya murió y lo mantienen a base de animación artificial con la inestimable ayuda, por cierto, de las moralejas de Hollywood?

Llegados hasta aquí, hay que decir que no hay ningún condicional en la pregunta del titular. No hay un ¿pasará?, sino un: ¿cuándo se completará lo que ya venimos viviendo desde hace mucho tiempo?, y un ¿qué más necesitamos para entender que el modelo no se ajusta a un lógico y deseable bien común, sino a un modelo de servidumbre? ¿Qué más hace falta para entender que la libertad no es la privacidad de los medios de producción ni el libre mercado, sino que eso significa esclavitud?

Volvamos a la pregunta tendenciosa: ¿a qué nos íbamos a dedicar?

Este que parece el epicentro de muchas justificaciones, tiene una respuesta muy sencilla: cada cual a lo que le motive. Hoy hay pensionistas ociosos, activos, que emprenden, que investigan, que colaboran, que… pues eso, que no hay una respuesta general que pueda englobar nada. Pasaría que seríamos más libres para hacer todo aquello que hoy no es posible hacer excepto para unos pocos, o para los que ya están en el otoño de su existencia. Unos engordarían, otros disfrutarían de la vida, y otros mejorarían la vida de los demás.

Pero esto que tratamos de futurible es lo que ya hace tiempo que ocurre. El PIB de los países ha sufrido una transformación que no tiene nada de casual, pero que no responde al presunto progreso de haber dejado de ser países agrícolas y al de habernos industrializado. Hoy lo que engrosa las vaporosas cifras no es la solidez de la agricultura, pero tampoco el material sector industrial, sino que los que aportan ‘apuntes’ son los sectores financiero y servicios. Es impresionante echar un vistazo a esto para entender hasta qué punto hay algo que no cuadra. Según un valioso informe de BBVA (dependiendo de con qué interés y desde que prisma se lea), en 1960 en España los sectores primario y secundario suponían más de un 60% del PIB, y hoy suponen el 29%. En 1960 la agricultura ocupaba al 42% de la población y hoy al 5% Pero con una superficie cultivada similar a la de los 60, hoy se produce varias veces más que entonces con varias veces menos trabajadores (se produce al menos 20 veces más por trabajador), pero esa agricultura que ha multiplicado su producción hoy aporta al PIB un 3% y en 1960 un 22% (en esto también tiene que ver mucho que la tierra no se trabaje aunque esté dada de alta como explotación) Y claro, hay que preguntarse: ¿Si ni los sectores primario ni secundario generan riqueza, de qué vive el sector terciario que significa un 71% del PIB? Estos porcentajes no pueden cuadrar si no hay truco. Pero mejor para otro día.

Lo relevante es que los números no cuadran, y es que hace mucho tiempo que se agotó el recurso de la nueva creación de necesidades para mantener el mercado laboral. Y por más que se creen nuevos productos de consumo del sector secundario (que hoy suelen ser simplemente sustitutos de otros), la evolución tecnológica es la que reduce cada día más rápido la necesidad de mano de obra, y es la que hace que el mercado laboral, incluyendo lógicamente al subsidiario sector terciario, sea incapaz de asimilar la demanda de empleo. El capitalismo y su iniciativa privada mueren de éxito, pero porque evolucionan a una nueva etapa.

Dicho de otra forma, en las actuales condiciones, hoy ya no hay trabajo para todos ni repartiendo las horas, excepto que la mano de obra compita en precio con la tecnología. Y salvo catástrofe sobrevenida, nunca más lo habrá. ¿Pero qué sentido tiene el trabajo si lo hacen las máquinas?

Ninguno, es obvio. Y entonces ¿qué pasará con los que no tienen un trabajo que les asegure una vida digna, que ahora ya son muchos pero en el futuro serán casi todos?

Pues aquí es donde hay que poner el énfasis, porque hay tres formas de ver el futuro y el presente.

En uno de los escenarios nos convertimos en marginados: en un 90% de marginados incluso trabajando. En otro los estados se las arreglan para ofrecer rentas básicas que permitan una supervivencia miserable (o no tanto). Y en el último nos damos cuenta de que todo es de todos (antes de que sea irreversible), que una vez automatizado aquello que antes teníamos que comprar, la economía capitalista ya no tiene sentido, y decidimos funcionar como sociedad en lo común y como individuos en lo particular.

El primer escenario es posible a largo plazo, porque primero hay que acostumbrar a la sociedad a aceptar su destino. El segundo parece próximo como medida para esa educación que nos llevará progresivamente al primer supuesto sin afrontar levantamientos masivos. Y el tercero no será jamás posible sin una revolución de las conciencias que grite muy alto que todo es falso, que las clases solo existen en el egoísmo patológico de unos pocos malnacidos: que hoy el trabajo debería repartirse manteniendo capacidad adquisitiva y que mañana (dentro de equis años) el dinero, si alguna vez ha tenido sentido más allá de su utilidad como medio de cambio (algo más que dudoso), ya no lo tendrá definitivamente. Pero eso nos pone frente a los que nunca aceptarán ser uno más con los demás, nos enfrenta a los que lo quieren todo aunque haya de todo para todos porque eso les igualaría. Y nos enfrenta a nuestros miedos, a nuestras supercherías y a una cultura de la irrealidad que nos ha calado a todos hasta el tuétano. Pero se puede revertir, y tenemos la obligación de hacerlo. Y si queremos, podremos. ¿Queremos?

61 Comments

  1. Mandarina
    Mandarina Abril 19, 2014

    Muy bueno!

  2. Cuando me pongo a elucubrar, basándome en lo vivido, pues más sabe por viejo que por diablo, llego a la conclusión, que cuando se inventaron las primeras maquinas, que me parece recordar, que ahí empezaron los primeros desajustes con los trabajadores, en ese momento era cuando se debió primar, que la maquina debía ser para ayudar al trabajador y no para enriquecer al propietario de la fabrica. Si esto se hubiera hecho así, hoy seriamos libres y ociosos en más del 90 % del tiempo y si ese tiempo lo dedicáramos a labrarnos una cultura, seguro que no nos aburriríamos ni nos sobraría tiempo. A mi entender los placeres que nos pueden proporcionar nuestro intelecto son siempre muy superiores a los de los sentidos, como sexo, comer, beber, deporte, etc. pero claro que esto solo son elucubraciones.

    • Francisco Blasco
      Francisco Blasco Abril 20, 2014

      Hola Searfín,

      Tus elucubraciones son muy acertadas a mi modo de entender, estoy totalmente de acuerdo. El avance tecnológico se ha implantado al servicio del poder y del empresario, no para beneficio de la mayoría. Es la historia de siempre, unos pocos con mucho y casi todos con poco o nada. En el actual 2014 deberíamos, como mínimo, gozar de una jornada laboral mucho más corta que la actual y quien diga que sin trabajar se aburre es que tiene un problema muy grave. La abundancia de la existencia es tal que podríamos vivir mil años y no la acabaríamos.
      Hay que despertar a la gente!

  3. Héctor Zapata
    Héctor Zapata Abril 20, 2014

    Excelente artículo, felicidades. Sin embargo, quisiera hacer un apunte importante sobre tus conclusiones.

    Estoy de acuerdo en que el escenario 2 (Renta Básica) es un escenario de transición. Pero en ambos sentidos: puede servir para someter a la población, pero también puede darle más libertad, cambiar las reglas del juego y pasar paulatinamente al escenario 3.

    Mi pregunta es: Cómo pasamos del escenario 1 (que al fin y al cabo es el actual) al escenario 3? Y no se me ocurre otra manera que pasando por el 2.

    • Paco Bello
      Paco Bello Abril 20, 2014

      También yo estoy de acuerdo con tu apunte, y creo como tú que es un paso insalvable en los dos sentidos. Pero como todavía no hemos llegado a ese punto, es mejor fijar el objetivo de la cámara en lo negativo, porque siempre es mucho más probable que lo positivo.

      Un saludo, y muchas gracias.

  4. Ana Varela
    Ana Varela Abril 20, 2014

    Dependerá del concepto de trabajo y el concepto de persona, y por ahora ya lo vemos.

    Nos han construido contemplando el trabajo como una castigo y la persona como un ser que debe ser castigado, asumiendo esto, siempre seremos esclavos.

    Pero la persona nace para pensar y crear, en diferentes facetas y campos, que todas son posibles, para desarrollar su función, su posibilidad con dignidad, sea barrer un pueblo o dirigir una organización, con dedicación a su tarea, que no es un castigo.

    Pero aprender algo así llevará tiempo trás la sumisión al castigo y a la dominación que nos han programado.

    Trabajo es todo aquello que aporta valor, toda actividad, física, artística, mental.

    ¿Nuestro trabajo tiene la finalidad de crear esclavos o de hacer personas libres?

    ¿No es asunto nuestro porque “yo sólo trabajo aquí” y no soy responsable?

    ¿Decidimos lo que hacemos con nuestra energía y esfuerzo o se lo vendemos a cualquiera?

    Ser libre tiene un trabajo……..

    • David Sempau
      David Sempau Abril 20, 2014

      La respuesta a tus preguntas está implícita en el modelo de sociedad que (como dice Paco) hemos construido y/o hemos permitido. Una sociedad realmente evolucionada prestaría atención a las vocaciones (predisposiciones naturales) de los individuos desde la más tierna infancia, y enfocaría sus esfuerzos en que cada cual pudiese llegar a expresar su máximo potencial en aquello que realmente siente. Como aconsejó un sabio a su hijo, “Trabaja en aquello que te gusta, así no tendrás que trabajar nunca”. Lamentablemente estamos a años luz de semejante planteamiento. Más bien al contrario, el sistema educativo consiste en “recortar lo que sobra” y “pegar lo que falta” para que al final del proceso l@s alumn@s, igual que las manzanas del supermercado, sean tod@s igualit@s, cortad@s por el mismo patrón e igualmente manipulables y controlables. Una sociedad a la que cada cual pudiera aportar su máximo potencial sería una sociedad de gente feliz y de resultados espectaculares. Como que los objetivos son otros, estamos donde estamos y vamos como vamos.
      Como colofón un dato etimológico: “trabajo”, del latín tripaliare o torturar en el tripalium, instrumento de tortura construido con tres palos.

      ¡Un abrazo para tod@s!

      • Ana Varela
        Ana Varela Abril 21, 2014

        Predisposición y esfuerzo por desarrollarse con necesarios, aprendemos resolviendo problemas. Pero castigo, abuso y crueldad sólo generar mezquindad, así vamos.

        La felicidad es compleja, mucho, mucho

        El sistema escolar ha homogeneizado a las personas para la tarea, no las prepara para “su” tarea personal, eso requiere otro sistema, y otros profesionales. Y a algunos nos ha generado profundo aburrimiento continuado.

        El sistema es el que es, se ha hecho y tal, ahora toca qué hacer, y la decisión personal también está.

        ¿Qué hago con mi energía? Porque nuestra energía es también economía.

  5. David Sempau
    David Sempau Abril 20, 2014

    No he hecho los números, pero si dividiésemos las horas trabajadas en España por la población en edad de trabajar (quienes trabajan, más quienes podrían trabajar pero no encuentran empleo), probablemente nos acercaríamos a las predicciones keynesianas. Y estoy utilizando el término “trabajar” para referirme exclusivamente al empleo remunerado, dejando de lado tantos otros “trabajos” (procreación, cuidado, hogar, etc.) que el modelo socioeconómico capitalista no considera “dignos” de remuneración.

    El economista Santiago Niño Becerra lleva tiempo advirtiendo de que el empleo “ni está ni se le espera”, particularmente en los países autodenominados “desarrollados” y ello por dos razones fundamentales: 1) la deslocalización de la producción a otros entornos (laborales, medioambientales, jurídicos) más favorables a la incesante búsqueda del máximo “beneficio” al menor coste y 2) la mecanización de la producción, es decir la substitución de la mano de obra por máquinas.

    Aparece aquí mi preguntita inocente de siempre: cuando tod@s seamos pobres, ¿quién será consumidor? En otras palabras, el sistema lleva consigo la semilla de su propia destrucción a menos que… se produzca una gran revolución (re-evolución, evolucionar de nuevo) del pensamiento, que traiga como resultado una distribución justa, equitativa, solidaria y compasiva de los resultados económicos del sistema productivo mecanizado. Semejante cambio de forma de pensar, de prioridades y de valores podría llevar el Cielo a la Tierra. ¿Hará falta para ello tocar fondo? ¿A qué precio? ¿A cambio de cuánto sufrimiento? De momento, tanto la deslocalización como la mecanización son valoradas positivamente por los accionistas, ya que con ellas aumenta en “los mercados” el valor de sus participaciones en las empresas. En otras palabras, unos seres humanos se benefician de la desgracia de otros. Por ese camino, el desastre está servido.

    ¡Un abrazo para tod@s!

  6. Paco
    Paco Abril 21, 2014

    Esto es el cuento de siempre, desde la industrializacion, que ya se decia que no habria trabajo para todos y eramos unos cuantos millones menos. Yo creo que siempre Habra trabjajo, las maquinas no se diseñana solas, no se programan solas, no se producen solas y lo mas importante no se mantienen solas. Se ha sustituido a los animales por maquinas, pero no a los humanos, para que llegue esto todavia queda y no crea que se pueda nunca, ya que hoy en dia 2014, los ordenadores se cuelgan, el lavavajillas se queda sin jabon y la rumba se llena de mierda sola.

    • Roberto
      Roberto Abril 21, 2014

      Tampoc creo que los textos se lean solos. Le sugiero una relectura.

  7. Euplinio
    Euplinio Abril 21, 2014

    El final de este interesante texto reflexivo y analítico me lleva a la conclusión del tercer escenario que plantea. En Grecia llevan unos años de adelanto respecto al resto de los “PIGS”, tanto en cantidad como en la “calidad” de las medidas para “encauzar adecuadamente” la senda del país. Como piensa un profesor universitario reconvertido por necesidad en taxista, ni en un gobierno de izquierdas encabezado por Tsipras, ve solución a la situación del país. Solo cree que “la única salida posible es la revolución”. (http://elpais.com/elpais/2014/04/11/eps/1397239633_680592.html)

    Y al parecer, ahora también le toca a Francia “encauzar adecuadamente” la senda de su futuro…

    • Pedrojuan
      Pedrojuan Abril 21, 2014

      No entiendo que los sajones se permitan llamarnos “CERDOS” de forma oficial, sabiendo que se acuñó el témino de forma insultante y despectiva, y racista, por mucho que el acrónimo funcione, pero no entiendo que nosotors mismos nos llamemos “CERDOS”, por mucho que sea cómodo, pero en fin.

  8. Carlos
    Carlos Abril 21, 2014

    Gran análisis, Paco. De los que animan a ejercitar neuronas. Pero, ¿dónde dejas la cuestión medioambiental? El calentamiento global, el cambio climático, el agotamiento de los recursos o la crisis demográfica son asuntos determinantes en un escenario a 50-100 años vista. Está bien plantearse si habrá trabajo, pero ¿habrá pan? ¿Y agua? ¿Serán habitables los territorios en que hoy estamos instalados?

    • Charo San Román
      Charo San Román Abril 21, 2014

      Buen análisis y buenas preguntas

      Estoy convencida de que, simplemente con destinar recursos, TAMBIÉN HUMANOS, a la mejora de la calidad de vida de TODAS las PERSONAS, en lugar de a producir e inducir al consumo compulsivo de objetos INNECESARIOS que las esclavicen… el problema del paro y de la escasez de recursos dejaría de existir:

      Hay “campo” suficiente para aplicar el potencial de TODAS las PERSONAS, y habría recursos también suficientes para compartir

      ECOLOGÍA, AGRICULTURA ECOLÓGICA, CULTURA, EDUCACIÓN, CUIDADO DE PERSONAS DEPENDIENTES, OCIO CREATIVO-NO MASIVO…

      Y tal vez hasta los problemas demográficos dejarían de serlo sin tener que recurrir a métodos coercitivos ni a guerras para frenar el crecimiento desmedido de la población

      Puede que esto último parezca un desbarre, pero pienso que personas mejor formadas y moderadamente felices, se harían conscientes de la responsabilidad que tienen como habitantes del PLANETA que han de compartir y legar a generaciones futuras

    • Paco Bello
      Paco Bello Abril 21, 2014

      No lo he dejado de lado, hablo de sostenibilidad, aunque bien es cierto que no le he dedicado ni la extensión ni la profundidad que merece (pero para los tiempos que corren ya me parecía demasiado largo). Lo que no sé es si tú lo planteas desde la perspectiva económica actual o como un todo.

      Aunque es obvio que no podemos saltarnos la segunda Ley de la termodinámica, no creo que nuestro problema tenga un horizonte de un siglo siempre que empecemos a hacer uso del sentido común en cuanto a no suicidarnos (ni agotando prematuramente los recursos ni multiplicándonos). Pero en cuanto al primer problema pienso que no podemos calcular la efectividad de la síntesis de materias primas desde otras más abundantes, ni otros avances que hoy aún no existen, y tampoco creo que el problema de la energía sea insalvable ni mucho menos.

      Por eso a día de hoy yo solo veo un problema sociopolítico y de conciencia. Quizá soy demasiado optimista, puede ser.

      En cualquier caso creo que hay ‘tema’, y si he animado a pensar un poquito (y estoy convencido de que aquí hay mucho jugo, empezando, –por poner un ejemplo secundario– por cuestionarnos la iniciativa privada y pensar en el modelo chino con un 51% de control estatal de esas empresas mientras se mantiene la motivación), ya está logrado el propósito. Ahora que sean otr@s los que aporten. Aunque también he podido ver (en distintos medios hay por ahora más de 200 comentarios) que mucha gente no ha entendido lo que planteo . Habrá que afinar un poco. No pensemos solo en el mañana, sino en qué está pasando delante de nuestras narices hoy, y hasta qué punto es todo un trampantojo.

      Gracias amigo.

  9. grumete
    grumete Abril 21, 2014

    El crash oil y el fin de la energia barata y abundante impedirá este escenario (en mi opinión). Y no falta tanto!

    • Eduard
      Eduard Abril 21, 2014

      La energia de fusión está avanzando, es lo único que nos puede salvar del peakoil actual, y del crashoil futuro.
      Luego con la energia “del sol” nada tendrá sentido de lo que encotramos hoy mediadamente lógico

    • Paco Bello
      Paco Bello Abril 21, 2014

      Siempre es adecuado, y por eso he citado todas las fuentes que he utilizado directamente. Pero gracias por el enlace, supongo que seremos muchas las personas que hemos llegado a conclusiones similares desde hace mucho tiempo, y de hecho cito una de 1930 (no me hacían falta más).

    • Paco Bello
      Paco Bello Abril 21, 2014

      Es buenísimo Luis (pero yo no me he atrevido a utilizar a Marx, gracias por hacerlo).

  10. Pedrojuan
    Pedrojuan Abril 21, 2014

    Totalmente de acuerdo sobre el análisis. La cuestión, teniendo en cuenta la naturaleza humana, es conseguir implementar los mecanismos democráticos que permitan a las mayorías tomar las decisiones que les interesan sin que las minorías dominantes puedan controlarlas para manetnerse en el poder. Los sistemas democrácios actuales, a priori, pemitirían una renovación democráctica profunda a través de la cual poder llegar al tercer escenario que propones, sin embargo no lo favorecen. Favorecen el status quo, el bipartidismo, y protegen a los corruptos con aforos y otras prevendas. Sin embargo es cuestión de que la sociedad desarrolle al margen de los sistemas actuales mecanismo de autogobienrno masivo con los que modificar o sustituir los simulacros de democracia en los que vivimos. Te invito a leer mi blog que no son mas que una serie de esbozos de ideas sobre las que trabajar para hacer posible un mundo movido por las máquinas y disfrutado por los humanos. Salud, Paz y Democracia.

  11. Tegid
    Tegid Abril 21, 2014

    (He leido los comentarios en diagonal, así que no sé si repito algo)

    He leido ya un par o tres de reflexiones similares, y estoy bastante de acuerdo, pero le veo un fallo importante y me gustaría saber si tiene respuesta: todo este planteamiento asimila ‘trabajo’ al trabajo que hace el obrero, a mano de obra, vamos, y que con la ayuda mecánica automática multiplica su productividad.
    Pero hay una serie de trabajos que no son susceptibles de tal aumento. A saber: científicos, ingenieros, etc. En estos casos, la jornada de 20, 10 o 0 horas no podrá llegar nunca, y serán los más importantes. Así que, ¿que hacemos con ellos?

    • Paco Bello
      Paco Bello Abril 21, 2014

      A los investigadores les faltan horas (pregúntale a cualquiera de ellos). El problema está en el mismo concepto de ‘trabajo’.

    • enrique
      enrique Abril 21, 2014

      A eso justamente se refiere con “dedicarnos a lo que nos guste,ayudar a los demás ” ya no se le tipificaria como trabajo

    • Hector Zapata
      Hector Zapata Abril 22, 2014

      Un ingeniero o un científico multiplican su productividad gracias a la tecnología aún más que un obrero. Por ejemplo, el Proyecto Genoma tardó 13 años y 2000 millones de euros en conseguir algo que ahora se puede hacer en días y por pocos miles de euros.

      Otra cosa es que el conocimiento a explorar es infinito, pero la productividad vaya si aumenta.

  12. Ignacio Agulló Sousa
    Ignacio Agulló Sousa Abril 21, 2014

    La muerte del trabajo es una cuestión siempre candente, y sobre todo ahora que la crisis la ha acelerado. Es una cuestión tan importante que todas las demás cuestiones deberían ser tratadas a la luz de ésta. En una sociedad comunista, la muerte del trabajo sería una bendición, pero en una sociedad capitalista significaría la concentración de cada vez más riqueza en manos de cada vez menos ricos; Potterville.

  13. Aurora Figuero Yustas
    Aurora Figuero Yustas Abril 21, 2014

    QUERIDO PACO: TU ARTÍCULO CÓMO TODOS. LO QUE DICES, ES CÓMO HACER UNA RAIZ CUADRADA, O QUE DOS Y DOS SON CUATRO. TODO LO QUE DICES, ESTÁ CLARÍSIMO. SALVO, PORQUE EL GOBIERNO QUE TENEMOS, O MEJOR DICHO, LOS ZARES, LOS LADRONES, LOS SIN ALMA, CÓMO QUERÁIS, PORQUE TODOS LES VA. AHORA MISMO ACABO DE VER EN LA TELE, EL CASO, DE ELPIDIO SILVA. SU DESTITUCIÓN, (Y BLESA SIGUE LIBRE) QUIZÁS A PERPETUIDAD. Y LUEGO HE VISTO HABLAR A AGUIRRE, SOBRE LOS TOROS, Y LOS ANTIESPAÑOLES, QUE NO LES GUSTA, YA, DE ENTRADA, ME HA DADO LA MAÑANA.ESTO DE LAS MÁQUINAS, YA ES EL COLMO.QUERÁMOS O NO, HAY QUE PONERSE NEGROS, Y HACER ALGO, SI SE PUEDE DESDE LUEGO, SIN VIOLENCIA, PERO YA ESTAMOS VIENDO TANTA MALDAD Y DESVERGÜENZA,QUE DUDO QUE SE PUEDA ESTAR PACÍFICO. LAS MÁQUINAS ESTÁN MUY BIEN,LLEVAN AÑOS DEMOSTRANDO, QUE SON BUENAS, PORQUE VINIERON A HACER MAS LLEVADERO, EL TRABAJO EXAUSTO DE UN CAMPESINO, UN TORNERO O METALÚRGICO O UN MÉDICO, CON UN BISTURÍ EXACTO, QUE CORTA DONDE DEBE, GRACIAS A LA TÉCNICA DE LA MÁQUINA. TODOS DEFENDEMOS LA INVESTIGACIÓN, EN TODAS SUS FORMAS Y EL ADELANTO QUE SEA BUENO PARA TODOS. PERO A UN ROBOT, LOS RICOS Y PODEROSOS, NO LE PUEDEN MANEJAR, MÁS QUE PARA LO QUE ESTÁ DISEÑADO. Y NO TE SONRÍE, NI TE DA LA RAZÓN, NI PUEDES METERLE EN LA CÁRCEL ECHÁNDOLE LA CULPA DE TUS ERRORES NI PUTEARLE NI PEGARLE BOLAZOS, QUE ES LO QUE LOS PODEROSOS QUIEREN. PORQUE TIENEN UN SENTIDO MUY DESARROLLADO DEL PODER, Y DE CÓMO TRATAR A LOS QUE ESTÁN DEBAJO. (VÉASE, MOTORISTA DE LA GRAN VÍA CON AGUIRRE)ÉLLOS, TIENEN QUE HACER PATENTE, SU DESPRECIO, POR LOS QUE TIENEN QUE OBEDECERLES, PORQUE SÍ.ESO, LO HE VISTO A LO LARGO DE MI VIDA. LA SATISFACCIÓN DE LA HUMILLACIÓN DE LOS SEÑORES, A SUS CRIADOS”.Y LO PEOR, ES ACOSTUMBRARSE, A QUE TE MACHAQUEN, Y DISFRUTEN HACIÉNDOLO.ESTO QUE ESTÁ HACIENDO EL PP, AL QUE SE LE HAN VUELTO BUITRES Y CUERVOS, SUS GAVIOTAS.Y LO QUE MÁS ME REVUELVE, ES CUANDO LLEGAN LOS PUENTES, LOS QUE AÚN TIENEN TRABAJO, Y NO SABEN, SI IRÁN FUERA EN UN ERE, SE VAYAN ALEGREMENTE CUATRO DÍAS EN EMBOTELLAMIENTOS Y ATASCOS Y ACCIDENTES, BAÑÁNDOSE EN LAS PLAYAS, MIENTRAS HAY NIÑOS CON HAMBRE, SIN CASA, Y SUS PADRES SIN TRABAJO. Y A MÍ, ME PARECE, QUE MUERTOS APARTE, ESTE GOBIERNO, RICACHÓN Y MALVERSADOR, EMBUSTERO, Y LADRÓN, CON SUS PROCESIONES, Y SUS FLAGELOS SANGRANTES, Y LOS TOROS , U OTRAS COSILLAS, CÓMO LA MEZQUITA CATEDRAL, ROBADA POR LA IGLESIA, ASÍ POR QUE SÍ, SIN MÁS, PARA EXPLOTARLA PARA ELLOS,POR ESO, DIGO, QUE ESTE GOBIERNO, SIN NINGUNA DUDA, DESDE LA TRANSICIÓN, O CÓMO SE LLAME, ES EL MÁS CRUEL Y CANALLA, QUE ESTAMOS SOPORTANDO. ES, EL SAN PARA MÍ. Y YA NO DISIMULA NADA SU ESTILO, DE “POSADA JAMAICA”, PORQUE SON UNOS AUTÉNTICOS BUCANEROS. PERO NO HAY QUE DUDAR, QUE CON LAS GUERRAS QUE HAY, Y LAS QUE HABRÁ TAL CÓMO ESTAMOS, FRENARÁN DEMOGRÁFICAMENTE, LA LLEGADA DE NIÑOS EN ABUNDANCIA. Y LO DIGO, POR EXPERIENCIA. MI MARIDO Y YO, CUANDO LA DICTADURA, DECIDIMOS, NO TENER NADA MÁS QUE UN HIJO. Y ASÍ FUE.A LO MEJOR, UN ROBOT, CÓMO ÓBSTETRA, TENDRÍA MÁS CORAZÓN, QUE LA MONJA, QUE VENDÍA A LOS NIÑOS, ROBÁNDOSELOS A SU MADRE. ¡¡QUIEN SABE!!. PERO DESDE LUEGO, HAY QUE HACER ALGO. PORQUE LOS JOVENES, TIENEN LA SANGRE HIRVIENDO, Y QUIEREN VIVIR. Y PUEDEN HACER MUCHO DAÑO, SIN TRABAJO.¡¡OS LO AVISO!!.

    • Martin
      Martin Mayo 5, 2014

      ¿Hace falta gritar?

  14. Unoquepasa
    Unoquepasa Abril 21, 2014

    El debate es viejo, y el sistema ya pensó en ello tras la gran depresión. El sistema con sus fábricas, industria , comercio etc. se sostienen con lo que se conoce como obsolescencia programada. Ya a principios del siglo pasado se hacían bombillas que no se fundían y de hecho todavia funcionan como en el parque de bomberos de alifornia por poner un ejemplo ,electrodomésticos y todo tipo de maquinarias de larga durabilidad que provocaron un frenazo en el mercado. como respuesta a ello se estableció que un electrodoméstico no debía durar más de 10 años y a partir de los 5 necesitaría recambios y mano de obra para instalarlos..

    Pd – este artículo pretende descubrir la rueda al plantear un problema ya muy viejo (va para el siglo que establecieron soluciones a todas las cuestiones planteadas) ) como una encrucijada a la que se enfrentara el capitalismo , pero lo hace desde una ingenuidad y desconocimiento del sistema y la historia realmente pasmoso.

  15. David Sempau
    David Sempau Abril 21, 2014

    Como de costumbre, Paco ha dado en el clavo al poner sobre el tapete una cuestión de capital importancia, con infinitas ramificaciones que van apareciendo en las aportaciones de quienes participan en el foro. Medioambiente, energía, demografía, producción y consumo son algunos de los vectores que inciden en la ecuación que Paco plantea. Como ya he señalado anteriormente en este foro, el filósofo Pierre Thuillier analizó en su libro “La Grande Implosion” el previsible colapso de Occidente, que él atribuye a la predominancia del “homo economicus”. Efectivamente, desde el momento en que la “economía” ha pasado de ser un instrumento en manos de la Humanidad a ser el argumento central de la existencia humana, esclavizando a su creadora y poniéndola a los pies de “los mercados”, el escenario queda trastocado, los valores y los objetivos se materializan y los seres humanos quedan cosificados a la categoría de productor/consumidor de “usar y tirar”. Conviene en este punto recurrir al diccionario para recuperar el verdadero sentido de la palabra “economía”: PRUDENTE ADMINISTRACIÓN DE LOS RECURSOS DISPONIBLES. Nada más lejos de eso en lo que se ha convertido la “economía”, entendida como la obtención del máximo beneficio crematístico en el plazo más corto posible y mediante la utilización de los recursos más baratos. Los “mercados” no entienden de prudencia, de visión a largo plazo, de solidaridad, de compasión. Su “lógica” es bien distinta a todo eso y, para nuestro mal, esa “lógica” la que marca hoy por hoy los destinos de la Humanidad. Se impone aquí una aclaración importante. Fijaros que hablo del destino de la Humanidad, no del Planeta. Desde una perspectiva ingenua y antropocéntrica, se habla de “salvar el Planeta” como si su futuro dependiera de nuestras acciones o inacciones. Antes de que la especie humana apareciese sobre la faz de la Tierra, ésta acumulaba 4,500 millones de años de existencia. Como especie somos una anécdota, un incidente más, otro experimento de la vida consigo misma. Las bacterias nos llevan 3,500 millones de años de ventaja, han sobrevivido todas las vicisitudes del Planeta y seguirán en él cuando los humanos, por ley natural o por suicidio colectivo, nos hayamos extinguido. Con o sin nosotros, el Planeta Tierra seguirá girando alrededor del Sol (si, Galileo tenía razón, epur si muove) hasta que éste, convertido en una gigante roja, lo engulla en sus entrañas incandescentes. La cuestión medioambiental es pues de suma importancia no para el Planeta Tierra, sino PARA LA HUMANIDAD. Podríamos comparar el calentamiento global con la fiebre que nuestro cuerpo genera para expulsar del organismo a un virus nocivo (1). La irresponsabilidad humana en el trato con el medioambiente es comparable a la de quien corta la rama sobre la que está sentado.

    Por lo que se refiere a la energía y como ha demostrado Richard C. Duncan con su Teoría de Olduvai, la producción mundial de energía (de todas clases) per cápita viene decreciendo desde mediados de los años 70, aproximándonos cada vez más a un colapso energético de proporciones dantescas. La ilusión de que con carbón (2), energía atómica (3) y energías alternativas (solar, eólica, geotérmica, hídrica) vamos a ser capaces de salvar la situación no es más que eso, pura ilusión. A ello hay que añadir que la mayor parte del petróleo se dedica al transporte y a la agricultura y que las energías alternativas producen exclusivamente electricidad. Se hace pues difícil imaginar barcos y aviones funcionando con energía eléctrica, o plantas estimuladas eléctricamente para que crezcan y den fruto. Aun suponiendo que fuésemos capaces de generar la totalidad de energía necesaria para la población previsible, la reconversión a electricidad de todo lo que ahora funciona con derivados del petróleo sería una tarea descomunal, tanto en cuestión de tiempo como en cuestión de costes. En palabras de Walter Youngquist, “No hay posibilidad de que las fuentes alternativas de energía puedan suministrar la cantidad de energía per capita que disfrutamos ahora y mucho menos los 9.000 millones de personas que se espera seamos para el año 2050. Y la energía es lo que mantiene este mundo en movimiento. Estamos actualmente atrapados en el pacto de Fausto: vender nuestras almas económicas a cambio de la lujosa vida de cada momento. Pero antes o después tendremos que pagar el precio de alguna forma (4).

    Pasando a la cuestión de la demografía, diversos autores cifran entre 200 y 2,000 millones la población mundial adecuada a la capacidad portante del planeta (5). ¿Cuántos años/siglos serían necesarios para semejante reducción? ¿Qué pasaría mientras tanto? ¿Sería esta una reducción voluntaria y planificada, o simplemente una extinción a gran escala derivada de condiciones ambientales, sociales, energéticas, alimentarias y sanitarias insoportables?

    Para terminar, el consumo de bienes y servicios (tanto necesarios como superfluos) y su correspondiente producción constituyen los pilares fundamentales sobre los que se sustenta el capitalismo, a lo que hay que sumar el “valor añadido” con el que el productor/comercializador incrementa el precio final del bien o servicio. La combinación de esta filosofía con la del “crecimiento infinito”: un país que no “crece” (es decir que no aumenta año tras año su Producto Interior Bruto) es un país económicamente “muerto”. Ello tiene como consecuencia la incitación al consumo (en gran parte a crédito, es decir engordando a las entidades financieras y poniendo a la ciudadanía a sus pies), la generación desmesurada de residuos y la contaminación ambiental. Una vez más el sistema lleva en sí mismo la semilla de su destrucción. Pan para hoy y desastre para mañana. La definición de prioridades en el consumo y la producción es pues una de las claves para un futuro sostenible.

    A pesar de lo antedicho, parece que hemos optado por la actitud del avestruz. No se vislumbran en el horizonte ni una “economía” al servicio de la Humanidad, ni una contención demográfica orientada a la sostenibilidad, ni un sistema de producción y consumo centrado en las necesidades reales de la población. Pero la realidad es tozuda: aunque la orquestina siga tocando en la cubierta de primera clase y por ella corra el champagne, nuestro Titanic avanza inexorablemente hacia su hundimiento.

    ¡Un abrazo para tod@s!

    (1) Recomiendo a este respecto la lectura de “Gaia, una ciencia para curar el planeta” de James Lovelock.
    (2) “El carbón es el peor de los combustibles posibles… con el dióxido de carbono sumándose a la atmósfera. El azufre y el mercurio son difíciles de extraer del carbón y se liberan en el aire al quemarse”. (K. S. Deffeyes citado por Richard C. Duncan)
    “El polvo fino del carbón que se origina en China, conteniendo arsénico y otros elementos tóxicos, se está detectando en deriva por todo el planeta en cantidades crecientes”. (K. Bradsher y D. Barboza citado por Richard C. Duncan)
    (3) Dejando aparte la cuestión de riesgos y desechos radioactivos, las reservas de uranio son aún más escasas que las de petróleo.
    (4) Carta de 22 de marzo de 2006 (citado por Richard C. Duncan).
    (5) Enric Boada (1997), Howard C. Hayden (2004), James Howard Kunstler (2005), Richard C. Duncan (2005-2006)

    • Xavi Torrents
      Xavi Torrents Abril 21, 2014

      Con los datos bastante trágicos relacionados con el cambio climático, el incremento de Metano en el aire, y demás cosas que pondrán a prueba nuestra queridisima especie no puedo estar más que de acuerdo con este brillantemente expuesto comentario (por cierto que me lo guardo para futuras relecturas :D).
      Dentro no mucho tiempo ya no será necesario el trabajo humano porque la humanidad estará más pendiente en sobrevivir y vivir al dia que de cualquier otra cosa. El tema es que pensabamos (tan solidariamente como nuestro mundo actual) que esto era un marrón que se comerian nuestros nietos.

  16. Zz
    Zz Abril 21, 2014

    Es posible que alguien se crea esto?
    Las máquinas, los robots, la tecnología. La economía financiera ¿son logros de que sistema? Del cubano? Norcoreano? El tipo de sistema “que hemos permitido” quizá tenga algo que ver. Con eeuu claramente a la cabeza.

    Ahora bien, si no es creando necesidades, cómo se supone que se incentiva el desarrollo? Para que necesitas un robot si ya con el arado y el burro tienes de sobra?

    Deberían irse a vivir a Venezuela, donde han expropiado a miles de empresas y ahora existe un paraíso de abundancia en el que el pueblo disfruta del trabajo que hacen las máquinas.

    • Carlos
      Carlos Abril 21, 2014

      Me temo que padece Ud. el síndrome de Alfonso Rojo: es incapaz de rebatir nada sin nombrar a Cuba, Corea del Norte o Venezuela. Los especialistas lo llaman intoxicación aguda por basura mediática desinformante. Se cura leyendo más y viendo menos TV. A partir del primer lustro, los resultados son sorprendentes.

      • Charo San Román
        Charo San Román Abril 22, 2014

        Carlos:

        Genial el “síndrome de Alfonso Rojo” y su definición… hasta el final del comentario

        Debería incluírse en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española

        Yo prometo usar la expresión pero citando su procedencia, para que no me acuses de plagio… jajaja

        Paco:

        Mis felicitaciones por provocar este debate, aunque parece que hay comentaristas que no quieren NI OÍR NI LEER, a pesar de que David se lo haya explicado muy claro y en pocas palabras en su último comentario, supongo que con la sana intención de NO CANSARLOS

        Es que, hay que reconocer que LEER, Y PENSAR, RESULTA MUY CANSINO a quienes no le encuentran gusto a la LECTURA y prefieren que la caja tonta les de las ideas prefabricadas y predigeridas

        Otro daño colateral del sistema fabrica-robots que nos aplasta

        Para quien las desconozca, sugiero la lectura de dos obras de Aldous Husley: “Un Mundo Feliz”, y “La Isla”

        Y que saque sus conclusiones sobre dos formas DIFERENTES de estar en el mundo

        Reconozco que “La Isla” me aburrió al principio… por su leeeeentituuuuud, y estuve apunto de abandonar su lectura… pero mi curiosidad por conocer qué mensaje pretendía el autor comunicar, me llevó a finalizarla

        Luego me alegré de llegar hasta el final

      • Ivan
        Ivan Abril 22, 2014

        Totalmente de acuerdo, si supiera un poco más sobre economía, sociología y comercio sabría algo simple, si no hay trabajo no hay consumo y si no hay consumo no hay empresas, para que te sirve tener trabajando robots si nadie va a tener dinero para consumirlo haha, las empresas se deben reir demasiado de éste debate

    • Paco Bello
      Paco Bello Abril 21, 2014

      Las universidades (públicas) son el primer proveedor de innovaciones y estudios. De la NASA (con dinero público) han salido muchos de los avances que ahora ‘disfrutamos’ Y de Cuba, de sus laboratorios farmacéuticos estatales, casi sin recursos por el bloqueo estadounidense, están partiendo un ingente número de nuevos, económicos y mejores fármacos, que además en la mayor parte de los casos ‘curan’ y no alivian y cronifican enfermedades. ¿Cómo es posible que algunos se crean lo que les cuentan en la tele?

      • Martin
        Martin Mayo 5, 2014

        Creo que deberías consultarle a un cubano su calidad de vida. Los que yo conozco no estarían de acuerdo con tu aseveración, que tiene toda la pinta de “contaminación mediática” estatal que es igual o más nociva que la otra.

    • David Sempau
      David Sempau Abril 21, 2014

      Estimado/a anónimo Zz,

      ¿Le llama Vd. “logro” a la crisis financiera (subprimes, etc.) que ha arrasado al mundo y que ha servido de excusa para que España regale 100,000 millones de euros NUESTROS a las entidades financieras? ¿Le parace un “logro” una deuda pública que en España equivale ya al PIB? ¿A qué le llama Vd. “desarrollo”, tal vez a la destrucción de la selva amazónica (pulmón de la Humanidad) para crear pastos que engorden carne de hamburguesas que nadie necesita, que serán cocinadas a cambio de salatios miserables y condiciones laborales medievales, cuyo engorde contribuye enormemente a la emisión a la atmósfera de metano (gas de invernadero) y por consigiente al cambio climático, y cuyo consumo está directamente asociado con la obesidad?

      Me parece que no le vendría mal ponerse al día un poco más allá de sus dogmas de fe. Coincido con Carlos: más lectura y menos TV.

      ¡Un abrazo para tod@s!

    • Reina Roja
      Reina Roja Abril 23, 2014

      Lo voy a pintar como un cuento y lo voy a titular ” El fantasma de la empresa”.
      Se levantó una mañana. Para desayunar preparó café y cereales. La tarde anterior había estado mirando como los robots preparaban el campo para la siguiente cosecha. Mientras araban, unos niños montaban sus bicis, y un hombre, despistado y enfundado en unos auriculares saltaba del susto. Mientras pensaba, cogió su guitarra. Hacía pocos días que los robots le habían terminado una nueva, y sonaba muy bien. Como otros días, ensayó para el concierto de esa noche. Después fue al almacén del pueblo y cogió lo que necesitaba. Rábanos, leche, azúcar, pilas, y un destornillador. Allí se encontró con Miguel, un anciano que coleccionaba insectos, y los guardaba en cajitas. Cada una con su etiqueta. Miguel se llevó arroz, chinchetas y una raqueta de tenis para su nieto. También pidió hora para que le reparasen las placas solares. Con lo eficientes que son los robots en un par de días lo tendrá arreglado. Al pasar por la plaza, le entro hambre, y paró en una terraza. Se tomó una caña y unos boquerones. La verdad que los robots hacían una cerveza buenísima. Se despidió amigablemente y se marchó. Tenía un pollo en el horno esperándole, y un libro que acababa de publicar su autor favorito. “Nueva teoría cuántica” se llamaba. Y alguien le había chivado que el autor estaría esa noche viéndole en el teatro. Iba a asistir a su concierto.
      El cuento podría seguir para siempre, es solo voluntad e imaginación.

      • Martin
        Martin Mayo 5, 2014

        Completo el cuento:

        “…los robot seguían trabajando, incansables, tal como los había programado el sagrado creador de todo, desde los cielos para ayudar a los hombres en sus tareas mundanas, aún cuando el diablo había tratado de crear a las empresas para confundirlo y atemorizarlo”
        Como chiste es ingenioso!

  17. Ivan
    Ivan Abril 22, 2014

    No es posible que el trabajo sea sustituido totalmente por el ser humano, ya lo habría sido desde hace demasiado tiempo, si se revisa la historia hubo un momento en la humanidad (en el renacimiento) cuando las personas gracias a las máquinas realizaban más de lo que se consumía, entonces desde ese tiempo hasta los años 50s se comenzó a planificar ello, la sociología nos habla sobre el trabajo, que es algo totalmente necesario para el ser humano y el cuál debe ser siempre tomado en cuenta, si el humano no trabaja no puede consumir y sin consumo no hay empresas, después surgió la obsolescencia programada y cosas similares que afectaran la economía favoreciéndola o no, esta dictaminado internacionalmente que las empresas deben tener un cierto porcentaje de trabajo humano y cierto porcentaje de trabajo de máquinas, los robots podrán hacer trabajo humano pero domésticamente hablando o en tareas que realizamos, lo que podría pasar con eso sería que el ser humano trabajara más de lo que habitualmente lo hace, ya que tendrá mucho tiempo libre al los robots hacer su trabajo de día por día………materias que hablan de ello son sociología, neurociencias, neuromárqueting, ingeniería económica….

  18. Houk van Lake
    Houk van Lake Abril 23, 2014

    Me es dificil imaginar una sociedad en la que a nadie le importara tener el mismo estatus que los demás. La tecnología avanza mucho más rápido que nuestras mentes, y el consumo desenfrenado nos ciega frente a la realidad. Desgraciadamente mucha gente necesita sentir que el esfuerzo diario que realiza, lo hace para poder competir por conseguir objetivos individuales. Y la satisfacción se consigue sintiendo que se han cumplido las expectativas por encima de los demás, ya sea consiguiendo más cosas materiales o simplemente disfrutando viendo como se hunde el resto para tener esa falsa ilusión de superioridad. Además las masas son tan facilmente manipulables por los medios, la religión o la ideología política, que hace dificil la aparición de pensamiento crítico individual.
    Hemos construido viviendas, sanidad, educación, seguridad, infraestructuras, cultura, abastecimiento de energía, transporte, y una infinidad de cosas de gran efectividad y calidad. ¿Entonces, por qué tenemos que seguir trabajando tanto para conseguir disfrutar de lo que generaciones han construido? El paro es un drama, porque eso nos han hecho pensar y lo aceptamos, pero en realidad lo que significa es que nuestra sociedad necesita menos horas de trabajo pero no nos damos cuenta de que es una ventaja. Nunca más habrá empleo como antes, pero no tiene por qué ser malo.
    Tenemos la tecnología, pero nos falta que la mente de la sociedad se adapte a esa tecnología.

    • David Sempau
      David Sempau Abril 23, 2014

      Estimad@ Houk van Lake (disculpa si uso @, pero ignoro si tu nombre es femenino o masculino),

      Si bien estoy de acuerdo en líneas generales con lo que dices, creo que se imponen algunas precisiones.

      En primer lugar, creo que hay maneras de alcanzar determinado estatus que no tienen nada que ver con lo material, por ejemplo con el reconocimiento a la excelencia en lo que cada cual haga y aporte a los demás, y para ello no hace falta ver “cómo se hunde el resto” sino más bien ver como “el resto” florece y mejora gracias a nuestra aportación. Lo que pasa es que desde nuestra visión y valores actuales, nos puede resultar difícil entender esta clase de reconocimiento y su correspondiente satisfacción inmaterial. Está claro que, en nuestro contexto hipermaterialista, lo que no pueda cuantificarse en dinero no vale nada, pero esta percepción es anecdótica y se corresponde con determinado paradigma en determinado momento de la historia, en otras palabras, susceptible de cambio radical si cambia el paradigma, es decir la visión y los valores dominantes.

      En segundo lugar no veo tan claro que hayamos construido “viviendas, sanidad, educación, seguridad, infraestructuras, cultura, abastecimiento de energía, transporte, y una infinidad de cosas de gran efectividad y calidad”. Si realmente fuera así, no estaríamos comprometiendo el medioambiente como lo estamos haciendo con todo eso. Las viviendas serían bioclimáticas y construidas con materiales renovables, reciclables y reutilizables, su eficiencia energética sería óptima, en ellas se compartirían espacios y servicios comunes en lugar de andar cada cual con su lavadora, su secadora, su congelador, etc. La sanidad tendría como objetivo la salud en lugar de la enfermedad, y quienes la practican estarían libres del mandato de las multinacionales farmacéuticas. La educación se preocuparía por desarrollar el pleno potencial de cada cual en lugar de tratar de adaptarles a las necesidades del “mercado”. En las escuelas se aprendería a pensar analítica y críticamente, cada escuela tendría su propio huerto ecológico, cuyos productos serían cocinados y servidos por l@s mism@s alumn@s, en ellas se practicaría yoga y meditación y se aprendería a cuidar del cuerpo, ese único vehículo que tenemos para toda la vida. La seguridad comenzaría por la prevención de las causas del delito y la Justicia sería REALMENTE igual para tod@s. Las infraestructuras y el transporte serían gratuitos y de calidad, la energía se produciría por medios no contaminantes y se distribuiría a la medida de las necesidades de la ciudadanía y no de las exigencias de las empresas que la producen y comercializan. No quiero extenderme más para no aburrir al personal, simplemente dejar claro que este mundo “ideal” que dibujas simplemente no existe.

      Lo cual me lleva a un punto aún más importante. Todo lo que expones se relaciona con una pequeña parte de la población mundial. El resto sigue sin agua, sin saneamiento, sin energía, sin sanidad, sin enseñanza, sin transporte y sin nada de todo eso que, desde nuestro lado del mundo, nos parece tan “normal”.

      Finalmente, estoy de acuerdo contigo en que disponemos de tecnologías que permitirían aliviar la carga de trabajo. Yo mismo he propuesto que estas tecnologías paguen en impuestos el equivalente a los salarios que destruyen. ¿Lo veremos algún día? Lo dudo. Y no es porque nos falte que, como dices, “la mente de la sociedad se adapte a esa tecnología”. Lo que nos falta es una justa distribución de la riqueza que, como bien señalas, se genera gracias al esfuerzo de las generaciones que nos precedieron. Y eso no va a suceder mientras los medios de producción sean propiedad privada y la “lógica” justifique la búsqueda del mayor rendimiento (económico) en el menor tiempo y al menor coste. Lo cual nos lleva de nuevo a la necesidad de un CAMBIO DE PARADIGMA.

      ¡Un abrazo para tod@s!

      • Charo San Román
        Charo San Román Abril 24, 2014

        David: excelente respuesta a Houk van Lake

        La suscribo íntegramente

      • Ania
        Ania Mayo 13, 2014

        Sí,David Sempau,los inventos que han sido permitidos son los que no han perjudicado al gran capital y así mismo las infraestrucutras,de manera,que somos dependientes de SU energía,SU sanidad,SU educación,SU plan de viviendas,SU ingeniería agrícola,SU industria y lo más grave que es la “madre del cordero”,SU medida de intercambio,o sea,SU dinero.Pero la gente no sabe ni sabrá esto.

        En cuanto al estatus que no tiene nada que ver con lo material…Quizá en el fondo haya mucha gente así,pero en tal caso no lo demuestran y a mí la gente que quiere enrollarse,lo primero que me dice son cosas del estilo “¿a que te gustaría tener todo lo que tiene Botín?” y aunque les diga que preferiría que todos tuviésemos de todo…nada;es sencillamente como si les hablara de otra religión.

  19. Zona
    Zona Abril 23, 2014

    Esto que de algún modo “anuncias” Paco bello, ya lo estamos iniciando:

    Proyecto base del SISTEMA ORGANIZADO
    (Sistema sin base política, religiosa y monetaria).

    Un abrazo; Zona (iniciador) http://sistemaorganizadobarcelona.jimdo.com/

  20. ZONA (iniciador)
    ZONA (iniciador) Abril 24, 2014

    Esto que de algún modo “anuncias” Paco bello, ya lo estamos iniciando a través de un SISTEMA ORGANIZADO
    (Sistema sin base política, religiosa y monetaria)

    Aquí os dejo una serie de enlaces de iniciativas (de los que tengo constancia existen) donde podréis informaros del proyecto base y otros datos y obtener y ofrecer así vuestra opinión al respecto. Saludos; Zona (iniciador)

    Grupos en Facebook:

    – VIVIR SIN DINERO (SISTEMA ORGANIZADO): https://www.facebook.com/groups/SISTEMAORG/

    – USO Un Sistema Organizado:
    https://www.facebook.com/groups/168661873310442/

    – No al Dinero – NO NWO (SISTEMA ORGANIZADO):
    https://www.facebook.com/groups/104682519701965/

    – POR EL BIEN COMÚN (SISTEMA ORGANIZADO): https://www.facebook.com/groups/porelbiencomun/

    – YOGA (SISTEMA ORGANIZADO) https://www.facebook.com/groups/431050790325039/

    – POR UN MUNDO DONDE NADIE CAREZCA DE NADA (SISTEMA ORGANIZADO) https://www.facebook.com/groups/162346487270967/

    – LA VIDA NO TIENE PRECIO (SISTEMA ORGANIZADO) https://www.facebook.com/groups/528953243805512/

    – SISTEMA ORGANIZADO (El Prat de Llobregat – Barcelona) https://www.facebook.com/groups/457076167675907/

    – INTERACCIONES de NECESIDADES NO CUBIERTAS – EL PRAT – (SISTEMA ORGANIZADO) https://www.facebook.com/groups/454389884700505/

    Perfiles en Facebook:

    – Ecoaldea En Medellin
    https://www.facebook.com/ecoaldea.medellin?fref=ts

    Páginas Web

    – Un Sistema Organizado
    http://www.perrombre.wix.com/unsistemaorganizado

    – SISTEM@RGANIZADO del Prat de Llobregat – BARCELONA – (Sistema sin base política, religiosa y monetaria) http://sistemaorganizadobarcelona.jimdo.com/

    – POR EL BIEN COMÚN – Basado en Sistem@rganizado (Sistema sin base política, religiosa y monetaria) http://porelbiencomun.jimdo.com/

    – SISTEMA ORGANIZADO – TARRAGONA.
    http://sistemaorganizado.wix.com/tarragona

    Videos
    – Un Sistema Organizado, sin base monetaria, política ni religiosa

    – Un Sistema Organizado sin base política, religiosa y monetaria

  21. Dubitador
    Dubitador Abril 24, 2014

    Sin energia barata y abundante la mecanizacion no puede desplazar el trabajo humano. Se crearan islas donde la mecanizacion provee con poca participacion humana, pues las maquinas no se rebelan.

    Pero tampoco se puede dejar a su aire a los abandonados al puro y crudo trabajo humano, bajo tecnologias primitivas e ineficientes, pues propenderan a someter al medio a deforestacion y exterminio de especies, infligiendo un daño medioambiental que repercutira tambien sobre los privilegiados.

    Si nos atenemos a los tropismos de clase que se han dado a lo largo de la Historia, esta crisis general y planetaria conducira a una gran regimentacion, una forzada austeridad, precedida por catastrofes que haran buena y deseable, practicamente necesaria, la alternativa regimentada.

  22. Mariano López Bolea
    Mariano López Bolea Abril 25, 2014

    Soy joven, conque no sé si acertaré mucho en mi diagnóstico del futuro jejeje. Yo varias veces he pensado sobre el avance tecnológico y lo perjudicial que resulta para el interés general de la humanidad que esté sometido al capitalismo. La tecnología, teóricamente, está hecha para facilitar de alguna manera la vida de los seres humanos. El problema es que la tecnología acompañada de capitalismo no va a hacer más que acrecentar las desigualdades. En un futuro, habrá trabajos que ya no existan y el mercado laboral se reducirá. ¿Qué significa esto? Pues que muchas personas (y que irán en aumento) se verán abocadas a la miseria, como bien has dicho. El capitalismo salvaje neoliberal es la antesala de una sociedad totalmente distópica. Por eso tenemos que hacer lo posible para llegar a ese tercer ejemplo que propones Paco. ¿Cómo? Cambiando el sistema económico y los métodos de producción (esto es más a gran escala pero es muy importante la concienciación desde la base y luchando contra el capitalismo mediante la asociación) y, desde el más puro nivel individual, tratando de cambiar nuestros hábitos de consumo (aunque haya dicho que es más individual que los otros dos objetivos, considero fundamental que a pequeña escala vayamos construyendo progresivamente un mercado social y abandonar el mercado eminentemente capitalista y explotador, es decir, tratar de elaborar un sistema paralelo). Si no construimos ese sistema justo, retrocederemos siglos enteros en materia de derechos humanos, anulándolos totalmente.

    • emiliano
      emiliano Mayo 2, 2014

      estoy de acuerdo com el comentario, creo que había que crear un micro sistema dentro del sistema, auto gestionado e independiente y no depender tanto del capitalismo.
      dentro de lo joven que puedas ser creo que es razonable pensar que antes donde trabajaban cinco ahora trabaja uno, con esas prospectivas que esperamos?

  23. francisco
    francisco Abril 26, 2014

    Muy sencillo, si no hay trabajo humano, no hay Valoración y si no hay Valoración no hay dinero. Por tanto la medida entre los Hombres tendrá que dejar de ser el dinero.Practicamnete, esa es la crisis que padecemos, porque ya es predominante el la producción la falta de Valoración y por tanto, esta crisis no tendrán fin, mientras siga como la medida entre los Hombres el dinero.

  24. César
    César Abril 28, 2014

    Un nuevo sistema, donde todo es gratis al trasladarse el “trabajo” mayormente a las máquinas, no puede darse sin el control del mismo. Es decir, la sustitución del dinero por otro mecanismo de control viene a estar íntimamente relacionado con la tecnología; y este no es más que la inclusión de un micro-sistema informatizado en todo individuo. (Ahora solo falta por determinar si esto se efectuará por las buenas o por las malas).
    -Por lo que se ve, por las malas.

    • sinbanqueros
      sinbanqueros Agosto 7, 2015

      Ni de coña

  25. pilar
    pilar Mayo 12, 2014

    si no hay trabajo la humanidad tendremos que pensar y organizarnos de otro modo. Si un 1% se empeñan en quedarse con la riqueza de la tierra y dejar al resto en la pobreza no pasa nada el 99% se levantarán y mandarán a ese 1% a tomar por saco. Igual conviene por el bien de todos pactar “no agresión” y dejar vivir al total de la humanidad.

    • sinbanqueros
      sinbanqueros Agosto 7, 2015

      Tu haz mirado las encuestas ?

  26. olé
    olé Junio 16, 2014

    Todavía hay que construir millones de casas para el tercer mundo y muebles y electrodomésticos para todas ellas, y luego hay que construir coches y trenes para todos ellos; esos países están todavía en la edad media o en el siglo XIX y no se pueden plantar de la noche a la mañana en el siglo XXI.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: