Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El Atleti no es Robin Hood

Portada_abc.es_21040418
Imagen de portada de abc.es el 18/5/2014 a las 11:30

Carlos Delgado | Iniciativa Debate | 18/5/2014

Sin que sirva de precedente, y aunque sea de manera algo tangencial, hoy voy a permitirme la frivolidad de escribir sobre fútbol en este medio. No de tácticas ni de méritos deportivos, que no interesan aquí, sino del fútbol como vehículo de distracción social. Como arma de manipulación masiva. Del fútbol entendido como religión idiotizante. Del «opio del pueblo», en fin, que dijera Marx.

Como casi todo el mundo sabe, el Atlético de Madrid ganó ayer la Liga en el estadio del otro máximo aspirante al título, el Barcelona. Su empate frente a los blaugrana, ante el público rival y sobreponiéndose a adversidades serias, le valió al equipo que dirige Simeone para llevarse el campeonato 18 años después de su última conquista. Vaya por delante mi felicitación más eufórica a toda la afición colchonera, de la que formo parte (no soy amigo de religiones, pero he de reconocer que ayer viví una explosión casi mística).

Emociones y resacas aparte, y sin pretender menoscabar ni un ápice la gesta deportiva rojiblanca, quiero denunciar la ruin utilización que los divertimedia están haciendo de ese triunfo. Apoyándose en la clara inferioridad económica del campeón (120 millones de euros de presupuesto, frente a los 500 que manejan sus dos grandes competidores) y en su presunta desventaja técnica y deportiva (a priori, para mucha gente, consecuencia lógica e impepinable de la diferencia anterior), hay medios de distracción que aprovechan para arrimar el ascua a la sardina de la resignación. Se nos pretende vender la victoria del Atlético como el triunfo de los valores del conservadurismo más rancio y trasnochado. Conceptos como fe, sacrificio, humildad, entrega, devoción, milagro,… se deslizan de modo subliminal y con alevosía desde las portadas, las televisiones y los portales digitales. David puede vencer al gigante Goliat, y eso. El premio al trabajo humilde, y tal. La justicia sonríe al que se esfuerza, y tal y tal.

Ahí están las portadas impresas: «Lo merecían», nos dice ABC con su alarde fotográfico habitual. «Campeones del esfuerzo», subraya La Razón, también con foto a cinco columnas. «El Atlético sublima el “sí se puede”» añade oportunistamente El País, confirmando una vez más que no es País para periodistas… En su edición digital, ABC colocaba esta mañana en portada un vídeo cuya imagen estática (que ilustra este texto) recogía el saludo fascista de un jovencísimo atlético, demasiado joven para tener idea, siquiera aproximada, de lo que es el fascismo. Debajo estaba la foto de una devota católica rezando arrodillada en una iglesia y envuelta en una bandera rojiblanca, imagen que el propio párroco se encargó de subir a Twitter.

Detrás de toda esta fachada de parabienes interesados subyace una realidad incómoda pero innegable: ni el Atleti es el equipo de los pobres (ese título, al menos en Madrid, le caería mejor al Rayo Vallecano), ni Cholo Simeone es el Che Guevara, ni Cerezo es Robin Hood. Los artífices del “milagro” rojiblanco cobran más en un solo año de lo que ganaría en España un trabajador medio si viviera –y trabajara– varias vidas. El entrenador se embolsa en un solo día de trabajo, primas aparte, más que el equivalente a todo un año de subsidio por desempleo. Y el nombre del presidente aparece en la trama Gürtel asociado a turbias maniobras con Bankia y el PP madrileño.

Si algo tiene de nocivo el fútbol es que contribuye a normalizar la desigualdad económica y social. No es que la haga tolerable, sino que la ensalza y la encumbra hasta la adoración ciega e irracional, personificada en astros de pasarela reconvertidos en semidioses. Como en cualquier religión, el componente emotivo lo es todo. Los responsables televisivos lo saben y lo explotan en cada retransmisión. Los detalles que se ofrecen del público muestran siempre imágenes que tocan la fibra sensible: la sonrisa de un niño, el gesto de pasión del aficionado, la pose de una mujer joven y atractiva, el colorido de la grada repleta… Por el contrario, las pancartas reivindicativas no se enfocan, los cánticos inconvenientes se silencian y las contadas ocasiones en que se sorprende a un árbitro en pose poco digna (tropezando o cayéndose, por ejemplo), jamás se repiten, para no minar el sacrosanto principio de autoridad que representa. Desde que gobierna el nacionalcatolicismo, además, se han incrementado los gestos religiosos; más concretamente, los gestos católicos. Ya no hay partido en el que no veamos varias veces a jugadores, árbitros o entrenadores encomendándose al Dios de la Biblia con la señal de la cruz. El hecho de que estos santiguamientos se ofrezcan a menudo en diferido invita a pensar que el realizador los considera muy importantes. Ayer en Barcelona, sin ir más lejos, pudimos ver gracias a una oportuna repetición cómo el entrenador local tocaba el suelo del campo antes de santiguarse.

Tal es la importancia de las retransmisiones que ayer, con la excusa de la ausencia por viaje del presidente de la Federación Española de Fútbol, la ceremonia de entrega del trofeo no se celebró, a pesar de que el calendario estaba fijado desde hace diez meses. El motivo real es fácil de adivinar: ante la eventualidad de una victoria del Barça y en pleno ecuador de la campaña electoral para las Europeas, el nacionalismo español no podía permitirse el riesgo de tener que entregar la copa de campeón a un club catalán ante un estadio plagado de banderas independentistas.

Tal vez un día en las generaciones venideras se escandalizarán al comprobar cómo, en nuestra época, se toleraba y hasta se glorificaba la desigualdad, al igual que nos rasgamos hoy las vestiduras ante el comercio de esclavos o el canibalismo de nuestros ancestros. Ojalá llegue ese día. Mientras tanto, y si queremos hacer posible ese momento, más nos valdría olvidar el fútbol, apagar los televisores y aprender a pensar por nosotros mismos. O eso, o seguir consintiendo este saqueo criminal.

**

21 Comments

  1. Paco Bello
    Paco Bello 18 mayo, 2014

    Vaya hombre… así que me animo a enviarte una felicitación, y tú me sales con estas. Pues sí que estamos bien 😀

    Oportuno artículo, empero.

  2. isaac
    isaac 18 mayo, 2014

    Exacto un Rayo que está auditado y no dejan ir a la uefa por hacer trampas….representa a los pobres
    LA COPA NO SE LLEVÓ PORQUE EL ATLÉTICO NO QUISO COMO MUESTRA DE PROTESTA POR LAS POCAS ENTRADAS QUE FACILITÓ EL BARÇA.
    Ni es el lugar ni es el momento de escribir esto, sobre todo si mientes.
    Cuando un equipo con 400 millones menos de presupuesto les gana algo a los dos de arriba es de elogiar

    • Carlos
      Carlos 18 mayo, 2014

      A ver si lo entiendo: entonces, ¿la excusa del viaje de Villar era para tapar el enfado del Atleti? Eso me parece todavía más rebuscado. Más mentira, diría.

      Por cierto: el Atleti estuvo no solo auditado, sino intervenido judicialmente. Por hacer trampas con las cuentas. De hecho, sigue inmerso en un plan de devolución de deuda que debe cumplir a rajatabla en cada ejercicio.

      Y sí: en lo deportivo, chapeau para mi Atleti.

  3. Pablo (tegueste)
    Pablo (tegueste) 18 mayo, 2014

    Carlos que es de tu vida? estás bien? no sabias que publicases para iniciativadebate, nunca me detengo a leer los autores de los artículos. Mis felicidades por este artículo, Viva el Rayo!

  4. Jinete Apocalíptico
    Jinete Apocalíptico 19 mayo, 2014

    Menuda chorrada de artículo, compuesto por una serie de mitos fundacionales progre-burgueses. A ver: el niño de la foto no hace el saludo fascista, está entonando cánticos en la multitud y no levanta la otra mano porque se agarra a una valla. Lo de la tesis conspiranoica sobre el «equipo catalán en un estadio lleno de banderas independentistas» es para llevarse las 2 orejas y el rabo. Todos los clubes de fútbol son empresas, pero a la plebe aparte de luchar y llevarnos hostias en la vida también nos gustan los espectáculos de masas, igual el fútbol que el cine o los conciertos. Éstos parecen más culturetas pero IGUALMENTE nos alienan con su glorificación del status quo y su clasismo. Y punto final. Ah, y viva mi Atleti. ¡Cuánta gloria!

    • xabi
      xabi 19 mayo, 2014

      Si te parece que la imagen de la foto no es un saludo fascista apaga y vámonos. Y no sólo aparece uno, sino que a su lado también hay otro con la misma actitud.

      • jore
        jore 20 mayo, 2014

        Todo aquel que dice que la imagen del niño que encabeza el articulo es un saludo fascista no es del Atleti, o por lo menos no de toda la vida. Seguramente sea uno de esos oportunistas de moda que ahora que el Atleti suena por lo bueno dice llevar defendiendole toda una vida. Un atlético debería saber como su propio nombre que en el cántico «Atleti, Atleti» que tanto habréis cantado vosotros, los hipócritas a los que hago referencia lineas atrás, ultimamente, conlleva un movimiento de atrás hacia adelante con ambos brazos en cada grito. Como bien dice Jinete Apocalíptico, el chaval de la imagen esta en dicho movimiento con el inconveniente de no poder realizarlo con las 2 manos por estar sujeto a la valla. Así que por favor dejad de buscar fantasmas de Hitler donde no los hay y dejad de hacer el ridiculo.
        Un saludo pseudoatletistas de libro.

  5. MAnu
    MAnu 19 mayo, 2014

    Qué bien te ha venido la foto de portada, sacada de contexto (una persona no representa a una afición) para sacarte de la manga un artículo (esquizofrénico-paranóico) anti-lo-que-no-te-gusta.

    • Carlos
      Carlos 19 mayo, 2014

      Te sugiero una relectura.

    • paco
      paco 20 mayo, 2014

      no mezcles una enfermedad con lo que dice alguien y tu no estas de acuerdo.Deja de desprestigiar a una persona que tiene una enfermedad que no es sintoma ni de que sea tonto ni de que sea violento como piensa la sociedad.estamos muy marginados por los comentarios que decis la sociedad sobre los esquizofrenicos, en cambio si alguien tiene cancer decis pobrecito

  6. borg
    borg 19 mayo, 2014

    Hasta que no se haga nada para remediarlo, el fútbol seguirá siendo sinónimo de corrupción y fraude fiscal (aunque a los fanáticos eso no les importe lo más minimo).

  7. Javi
    Javi 19 mayo, 2014

    Tu eres mu t-o-n-t-o nada mas que decir y en tu casa lo saben

  8. Tony indignado
    Tony indignado 19 mayo, 2014

    Hombre, que no nos quiten el fútbol, que yo no soy de los idiotizados por el balón y alguna afición tenemos que tener además de otras, ja ja ja y aunque no soy del Atleti, ya era hora de que cantara el alirón.

  9. Carlos
    Carlos 20 mayo, 2014

    Le recuerdo qe el señor presidente de la federacion es es Villar. Te suena eso de villarato? Quiza el motivo sea no tener que ver el bochorno de darle a u equipo español la liga en un estadio en el que no le conviene por el sentimiento a sus colores, quiza presionado también por la directiva del FCB qe no podria soportarlo

  10. Angel
    Angel 20 mayo, 2014

    Es curioso q hables de aprender a pensar x uno mismo y tu estes ahi adoctrinando
    Muy curioso!!!

  11. Fedexxx
    Fedexxx 20 mayo, 2014

    Con este artículo demuestras tu intolerancia , tu falta de inteligencia ( aunque tu te creas por encima de los demás), deja a la gente q sea feliz creyendose lo que quiera ver, leer o pensar no eras nadie para juzgar a la gente de una manera tan generalizada y simple , me parece un artículo tan superficial , tan vacío de fondo q me da lástima tu falta de libertad

  12. JAJAJA
    JAJAJA 20 mayo, 2014

    Has tocado la fibra sensible de bastantes idiotas, jajaja, articulo perfecto, todos los que critican y se escudan en terceras personas tipo, dejales que se entretengan,no disimuleis, sois vosotros los idiotas que os entreteneis con el pan y circo del futbol, y cuando os dicen cosas como este articulo, os enfadais porque os dais cuenta lo ridiculos que sois y como buenos catetos, en vez de cambiar, os enfadais, jajaja como los peperos, que se enfadan porque hay manifestaciones, en vez de hacer cosas para evitarlas, jajaja

  13. Fedexxx
    Fedexxx 20 mayo, 2014

    Monte das cuenta q eres el único q insulta y falta el respeto , tu nombre lo dice todo das risa

  14. Fedexxx
    Fedexxx 20 mayo, 2014

    Además eres el único q usa pseudónimo , se un poco más coherente en lo q dices . Hazte lo mirar tío guay

  15. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 20 mayo, 2014

    El fútbol es el opio del pueblo y sólo sirve para aborregar. A más crisis, más fútbol. Estoy ya hasta las narices de aguantar petardos y trompetazos. Y de que por dar patadas a un balón, los futbolistas cobren millonadas.

    Más vale que el Sr. Montoro persiga las fortunas y fraude al Fisco de determinados presidentes de los clubs, entre otros, y desmonten el tinglado que tienen, ¡que es una indecencia!. Y, por supuesto, que acaben con el fútbol de una pajolera vez, aunque es un brindis al sol, claro.

  16. Diego
    Diego 21 mayo, 2014

    El Atleti SÍ es el Robin Hood de la Liga, sin duda, porque ha conseguido quitarle a los ricos el título para ofrecérselo a su gente (el Atleti siempre ha «representado» a la clase media-baja de Madrid, en general y con abundantes excepciones). Lo de los símbolos y costumbres religiosas…no lo veo así. Que conste que soy agnóstico: las imágenes que muestran a los jugadores o entrenadores santiguándose no pretenden vender cristiandad, sino simplemente mostrarnos el comportamiento de los protagonistas de un partido. Y esto lleva viéndose en la televisión, en cada partido, desde que tengo uso de razón, allá en los 80.
    Por otra parte, me gusta mucho tu artículo, aunque pareces cabreado con cada átomo del Universo. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.