Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La Voyager 1 confirma que existe una Radiación Republicana de Fondo en el PSOE

Carlos Delgado | Iniciativa Debate | 6/6/2014

Para la ciencia ya no hay ninguna duda. Lo que hasta ayer no era más que una hipótesis de trabajo, aceptada con razonable grado de consenso por la comunidad científica internacional, hoy es una certeza fruto de la observación empírica: el PSOE fue alguna vez republicano.

La prueba irrefutable acaba de llegar del espacio interestelar, procedente de la sonda espacial Voyager I. Esta pequeña nave, lanzada en 1977, se encuentra a casi 20.000 millones de kilómetros de la Tierra, fuera de los confines del Sistema Solar. Desde allí ha sido capaz de detectar y enviar a nuestro planeta una señal que los politólogos han identificado como el «pulso residual de la Radiación Republicana de Fondo del PSOE», una evidencia inequívoca de un pasado republicano en el socialismo español.

De más allá de la heliopausa a Madrid

Aunque la señal desde la remotísima sonda (la Voyager I es el objeto más lejano fabricado por el hombre) tarda cerca de 15 horas en llegar a las antenas terrestres, los científicos ya conocían la noticia hace meses. Así lo reconoce el profesor norteamericano Paul Barreda, director del Observatorio Internacional de la Casta en Madrid y jefe del equipo responsable del hallazgo. «En realidad, la señal estuvo siempre ahí, pero solo comenzamos a detectarla después de que la Voyager atravesara la heliopausa, el límite último de nuestro sistema, en el verano de 2012». Al parecer, el republicanismo del PSOE es imposible de detectar desde dentro del sistema solar, ya que sobre su radiación interfieren toda una serie de partículas subatómicas que distorsionan las mediciones. Según Barreda, «la radiación del átomo de Republicanio, que en la Tierra es mensurable en cualquier latitud distinta a la de Ferraz, se vuelve esquiva en el espacio. Su presencia se diluye en una espesa sopa de micropartículas: responsabilidad, estabilidad, gobernabilidad, razón de Estado, consenso, talante e incluso gilipollez camuflan la emisión republicana. En cambio, fuera de la influencia de la heliosfera, el republicanismo es bien patente».

No es para tirar cohetes

A pesar del optimismo que la noticia ha desatado entre la ejecutiva socialista, tanto la NASA como Bruselas recomiendan prudencia en las conclusiones. La subcomisaria europea de Chuminadas y Mamandurrias y miembro del grupo socialista en la Eurocámara, Amy Plim, no ha querido lanzar las campanas al vuelo. «Por supuesto que hay un antes y un después de este hallazgo, pero nadie está diciendo que se haya encontrado el republicanismo del PSOE ni, mucho menos, que una búsqueda a fondo en Ferraz pudiera arrojar algún resultado positivo. Lo único que se ha demostrado es que en su origen primigenio, unos instantes antes del Big Bang, el PSOE surgió con trazas de republicanismo. Son esas trazas las que se han encontrado, que no es poco».

Escepticismo internacional

Fuera de la Unión Europea, los expertos han recibido la noticia con reservas, cuando no con incredulidad. Los politólogos rusos, cubanos, venezolanos y norcoreanos no ocultan sus dudas sobre la autenticidad del descubrimiento. Desde el Observatorio ruso niegan que se trate de una evidencia. «Los precedentes históricos nos obligan a desconfiar. Tras los fiascos de la nebulosa González y el cometa ZP, los datos de ahora no pueden considerarse concluyentes», afirman. Igual de receloso pareció el responsable de la Agencia Espacial Bolivariana, quien declaró: «para decir eso, ¿por qué no se callan?» Su homólogo norcoreano respondió a las preguntas sobre este asunto con un escueto «Tanf Li Paos». Por su parte, la directora de la Agencia Cubana del Espacio zanjó la cuestión con un rotundo «la casta tiene plasta».

Consecuencias y misiones futuras

Por el contrario, en Madrid creen que los datos de la Voyager I son muy esperanzadores, aunque ni siquiera los miembros del equipo que descubrió la radiación se atreven a hacer ningún pronóstico. Preguntado sobre las posibles consecuencias de este nuevo escenario sobre el debate suscitado en España por la reciente abdicación real, el profesor Barreda evitó hacer ningún análisis. «Como científicos, proporcionamos evidencias a partir de las lecturas de la Voyager I, pero no nos corresponde a nosotros determinar cómo influyen sobre el problema de la sucesión. Eso se lo dejamos a la CIA, la Troika y el Club Bilderberg». Aún más cauto se mostró el director del Observatorio madrileño sobre la posibilidad de que la sonda consiga en un futuro localizar a Pablo Iglesias (Possé) en otras galaxias. «Se trata de un viaje muy, muy largo. Aunque consiguiera llegar más allá de Orión y encontrar al fundador del PSOE, ni la Voyager I tendría energía para transmitir, ni nosotros estaríamos aquí para recibir el mensaje».

 

**

9 Comments

  1. Luis Garcia Gonzalez
    Luis Garcia Gonzalez 7 junio, 2014

    Se detecta republicanismo desde fuera de la heliosfera…muy bueno! Jajajajajaja… Ya hubo otro Borbon llamado el rey sol que con solo 16 años y ante la presion del parlamento dijo «el estado soy yo» y masacro en impuestos al pueblo frances. Desde donde se va a detectar el republicanismo, si no es desde fuera de la esfera de influencia del astro rey que otorga origen divino a todas la castas reales…lo que hay que aguantar a estas alturas del siglo XXI por no soltarle dos hostias bien das a toda esta gentuza!

  2. Charo San Román
    Charo San Román 7 junio, 2014

    Carlos:

    Buenísimo.

    Pero, me surge una duda, tal vez sea debida a que me acabo de despertar, la neurona anda aún espesa y la risa me impide comprender bien:
    ¿Rokambol ha decidido cambiar el formato al que nos tiene acostumbrad@s? ¿o es que la suma importancia del tema requería un texto considerablemente mayor? ¿o has añadido texto «de tu cosecha»?

    Como quiera que sea… GRAAAAACIAAAASSS a Rokambol y a tí por esta muestra de buen humor

    Se ruega respuesta, aunque, si no se produce, no pasa nada… con la sesión de risa matutina para empezar el día, me conformo…jajajajaja

    Saludos y SALUD

    • Carlos
      Carlos 7 junio, 2014

      Gracias a ti, Charo.

      Te aclaro tus dudas:

      Nuestra sección de ‘Humor’ ahora ha pasado a llamarse ‘Rokambol’, aunque no todo lo que se publique en ella venga de Rokambol. En este caso, el texto es mío (ni se me ocurriría firmarlo si no lo fuera). Es más largo porque, aunque escribo poco, cuando me pongo me resulta difícil parar.

      Salud y República.

      • Charo San Román
        Charo San Román 8 junio, 2014

        Carlos:

        Muchas gracias por la aclaración, ya veo que no sólo ha cambiado el formato de la página y me dejó perpleja, así es que, porfa:

        PRODÍGATE MÁS, que es un placer leerte, en serio, o en broma

        Saludos, SALUD, Y REPÚBLICA, que, ya sabemos que no será la panacea de todos los males que sufrimos, pero al menos nos daremos el gusto cada cierto tiempo de echar de la Jefatura del Estado a quien no la merezca, que, de entrada, no está nada mal

  3. María
    María 7 junio, 2014

    Excepcional comentario cargado d humor aunque no tiene gracia lo q está pasando ¡ Muy bueno Carlos!

    • Carlos
      Carlos 7 junio, 2014

      🙂

  4. Paco Bello
    Paco Bello 7 junio, 2014

    Esta información es falsa, y su autor es un manipulador. Todo el mundo sabe que la Voyager I no está capacitada para una lectura de microondas tan débil, máxime cuando esta demediada además por la interferencia de los cinturones de Van Allen y la aurora de Koplowitz & Botín.

    ¡Magufo!

    • Carlos
      Carlos 7 junio, 2014

      Bueno, vale, pero ninguna otra nave ha conseguido llevar a Chuck Berry hasta el espacio interestelar. ¡A ver quién supera eso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.