Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Educación: A las comunidades les queda todo para septiembre

PROBLEMAS PARA LA ENTRADA EN VIGOR DE LA LEY

Dudas sobre el cambio de ley en varias autonomías. A dos meses de que comience el curso muchos centros no saben cómo aplicar algunos cambios curriculares.

Pablo Elorduy. Redacción⎮Diagonal⎮31/07/14⎮Edición impresa

Nadie preguntó a Juan Ignacio Wert por la medida que acababa de anunciar en el Consejo de Ministros del 11 de julio. Los periodistas en la sala tenían una cuestión prioritaria que tratar, la Ley de Seguridad Ciudadana presentada por el ministro de Interior. Y Wert, el ministro peor valorado, no tuvo que explicar que el Gobierno había tomado la decisión de repercutir en las comunidades con lenguas oficiales −en la práctica afectará casi exclusivamente a Catalunya− las supuestas trabas a la escolarización en castellano. A partir del curso que viene, los hogares que decidan que sus hijos estudien en esta lengua recibirán facilidades de todo tipo; en último caso, la Administración educativa costeará la matrícula en un centro privado. La medida adoptada ese viernes despeja una de las incógnitas más mediáticas en torno a la Ley Orgánica 8/2013 para la mejora de la calidad educativa (ley Lomce o Ley Wert), pero quedan más conflictos abiertos de cara al próximo curso. Las dudas y negativas se producen en aquellas comunidades donde no gobierna el PP. Lola Saldaña, del Movimiento Social por la Educación Pública Asturiana, explica que, “en una autonomía como la nuestra, donde las autoridades locales están en contra de la Lomce, fundamentalmente crea contradicciones y un cierto descontrol”.

La principal concesión de Wert a la Iglesia fue la autorización a centros de educación segregada por sexo a renovar los conciertos

Pero en las comunidades gobernadas por el rodillo popular también hay dificultades. El 9 de julio dimitía Rafael Carbonell, secretario de Educación de la Generalitat valenciana, responsable del cierre de unidades de enseñanza en valenciano y, a decir de la Plataforma Escola Valenciana, un “enemigo de la lengua” valenciana. El conflicto en esta comunidad surge por el arrinconamiento del valenciano en el currículo propuesto por la Lomce, que puede dejar por debajo del 25% las horas destinadas a esta lengua en los itinerarios educativos. Valencia, Galicia o Baleares son algunas de las comunidades en las que la fórmula “popular” del trilingüismo sigue siendo rechazada por la reducción de las lenguas cooficiales. En otras, como Asturias, la lucha social durante el proceso de elaboración de la Lomce consiguió mantener en las aulas la enseñanza del asturiano como asignatura de libre disposición autonómica. No obstante, tanto Suatea como el Movimiento Social por la Educación Pública Asturiana critican el tratamiento del asturiano impulsado desde Madrid. Para Saldaña, junto al modelo competitivo de la Ley Wert, se destila un componente aglutinante: el nacionalismo español y el integrismo católico, con la intención de blindar el castellano en comunidades bilingües.

Y la disposición adicional segunda de la Lomce habitó en las aulas. Los tres artículos que introdujo el texto han sido muy contestados por las organizaciones por una escuela laica y, a día de hoy, apuntalan, junto al sistema de concertación, “la situación anómala, ilegítima y, en algunos casos, con vulneración de principios constitucionales, que sigue subsistiendo en el ámbito de la presencia de la religión en el Sistema Educativo”, según el observatorio Europa Laica.
La Lomce establece la religión como obligatoria en las aulas en las dos etapas educativas (primaria y secundaria) y contará para las medias de los distintos cursos, si bien sus contenidos no serán evaluados en las reválidas. La enseñanza de la materia seguirá dependiendo de las autoridades eclesiásticas. La principal concesión de Wert a la Iglesia fue la autorización a centros de educación segregada por sexo a renovar los conciertos. En 2012 existían 70 centros concertados de este tipo. Pero la alfombra roja a la Iglesia se ha topado con una decisión judicial: el 7 de julio, el Supremo anuló los conciertos de la Xunta de Galicia a siete de estos centros.

La adaptación del currículo escolar presentada por el Ministerio al final de la primavera ha llevado a varias comunidades a anunciar que la entrada en vigor de la ley no se llevará a cabo este año por falta de tiempo para preparar la transición al nuevo programa. Una de las asignaturas que surge de la Lomce es Valores Sociales y Cívicos (primaria) y Valores Éticos (secundaria), para estudiantes que no deseen estudiar religión. Pero los contenidos de los libros de texto de estas asignaturas están por definir a sólo dos meses del comienzo del curso.

Varias comunidades mantendrán, no obstante, los programas de Educación para la Ciudadanía y Educación Artística, que incluye música, una de las damnificadas por la Ley Wert. Es el caso de Andalucía, según indica Antonio Buitrago, coordinador del Área de Educación de IU en la región. Aunque es una de las zonas en las que la ley no entrará plenamente en vigor el próximo curso, Buitrago señala que el pacto de Gobierno con PSOE no es sencillo de gestionar en política educativa, competencia que dirige el PSOE: “Nosotros [por IU] hemos apostado por la insumisión a la Lomce, pero la gestión de la consejería [del PSOE] no está en esa lógica”. Con parecido espíritu, el Ejecutivo vasco ha anunciado una aplicación a medio gas de la ley, pero, en ningún caso “la insumisión” a la misma.

Uno de los criterios que introduce el texto es la realización de una prueba a modo de test de conocimiento en tercero de primaria; un examen polémico que se ha llevado a cabo en Aragón a pesar de que aún no está vigente la Lomce, y que obedece a una de las características principales que introduce la ley: la competición entre centros. No obstante, pocas comunidades han rechazado realizar la prueba, aunque algunas, como Andalucía, señala Buitrago, se comprometen a no difundir los resultados de tercero de primaria, ni establecer comparaciones entre centros.

Privatización de la educación infantil
No hay referencias a la educación infantil en la Lomce, así que el curso que viene  seguirá el patrón de años anteriores. En Madrid, como explica la docente Ana Hernando, la privatización sigue “comiéndose” las opciones de lo público, merced al decreto 12/2008 aprobado por el Gobierno de Esperanza Aguirre. En la región, las escuelas privadas ya casi doblan a las públicas (más de 950 incluyendo las concertadas frente a 500 públicas). Las situaciones laborales, “muy diversas”, han impedido la organización del sector, donde se han introducido empresas como Clece, Ferrovial y El Corte Inglés.

Fuente: https://www.diagonalperiodico.net/panorama/23533-comunidades-les-queda-todo-para-septiembre.html

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *