Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El derecho a opinar

Paco Bello | Iniciativa Debate | 14/09/2014

Si pudiéramos despojarnos solo por un momento de los prejuicios inculcados; si pudiéramos drenar todo el poso de los condicionantes impropios… nos daríamos cuenta de que nos hemos convertido en el mejor valor instrumental contra nuestra propia dignidad.

Voy a intentar ser muy breve.

Previamente, y como siempre, pero sin profundizar, voy a aclarar que no soy nacionalista, que no creo en identidades comunes, y que hoy, en el actual contexto geopolítico, hasta pongo en duda mis propias convicciones sobre la utilidad de los pequeños Estados soberanos como fórmula de control de las instituciones.

Dicho esto.

El derecho a decidir no es solo que me parezca un derecho de primer orden, básico, prevalente e inalienable, no, no es solo eso. Es que más allá de percepciones personales, objetivamente no se puede hablar de democracia sin él, aunque hayamos olvidado lo que significa realmente ese concepto. Y es que hoy, por una cuestión semiótica más que semántica, llamamos democracia a un régimen oligarca y cleptocrático variablemente intenso, como también premiamos a señores de la guerra con el Nobel de la Paz.

Pero es que en el colmo del absurdo, ahora no solo se niega algo que es tan esencial como fundamento de la libertad y el ser, sino que aceptamos negar incluso el derecho a opinar. Y lo más desalentador es que hay una buena parte de la sociedad que más que aceptarlo, lo apoya. Aunque lamentablemente eso no es algo sorprendente.

Viendo el lado positivo por la prevención mostrada frente a un puntal transformado en cristal –el que soporta la cúpula de esta caverna de Platón–; desde el atril de ‘la estirpe‘ (a.k.a. Casta), se apela al respeto a la legalidad, como si la Ley fuera la inmanencia de la metafísica. Aunque bien está señalar que esta teología de la legislación está entonces llena de pecadores, de herejes del Real Decreto-ley y de las reformas de la Constitución con agosticidad y alevosía.

En román paladino: la Ley nunca puede ser optativa, ni escudo ni lanza contra su portador. No puede ser un argumento válido que la Ley no ampara el derecho a opinar de aquellos de los que presuntamente emana. En el momento en que se blandiere ese argumento, esa Ley ya no puede ser Ley, ni el legislador legítimo.

Podemos argüir todas las consideraciones que creamos oportunas, y seguro que podemos exponer muy buenas razones. Pero nunca podremos justificar no permitir opinar a un pueblo que se considera pueblo, máxime cuando está expresamente aceptado su carácter legal como tal. Y no importa lo que digamos, porque nunca tendrá el peso suficiente como para explicar semejante prohibición.

Hoy, en Cataluña, nos parezca más o menos oportuno, solo se plantea una consulta sin carácter vinculante. Dicho de otra forma: ni siquiera implica una decisión. Y en un Estado que se autoproclama democrático no se quiere permitir que el pueblo exprese su opinión colectiva. ¿Qué queda de democrático en un sistema sin isegoría, isonomía e isocracia aparte del nombre?

Y aquí es cuando aparecemos frente a nuestro espejo. ¿Alguien que no esté movido por razones que nada tienen que ver con la razón puede negarle a otro el derecho a opinar? ¿Y si apoyamos la negativa, en qué posición humana nos deja eso?

No debiera importarnos tanto el motivo de una consulta como el hecho de impedirla. Si alguien busca una buena razón para querer independizarse, puede que no encuentre otra mejor.

9 Comments

  1. TienenLoQueMerecen
    TienenLoQueMerecen 14 septiembre, 2014

    Aquí sólo tiene derecho a opinar paco bello y sus cuatro amiguetes. y se practica la censura previa y así el nivel del debate a bajado hasta mucho más allá del nivel de las suelas de mis zapatos. Ya sólo se leen aquí cuatro tonterías de cuatro pedantes que no aportan nada. O nada ,como es el caso. Pues jodanse, que derecho a opinar van a tener cuando practican lo que critican en los demás. Viven en una contradicción permanente

    • BRAULIO
      BRAULIO 14 septiembre, 2014

      Desde hace bastante tiempo, aquí, ha opinado quien ha querido y sin censura, además de Paco Bello. Cosa distinta es que se esté de acuerdo con cada una de las intervenciones; unas veces sí, otras, no.
      Tampoco entiendo mucho a que te refieres en definitiva con tu comentario.

      • Paco Bello
        Paco Bello 14 septiembre, 2014

        Ni caso, Braulio. A este personaje le ha molestado la argumentación, y esa respuesta es un intento de autoafirmarse.

        Pero el psiquiatra que se lo pague cada cual. Una cosa es ser solidarios y otra que se aprovechen de nosotros.

        Un abrazo.

    • Serafín Iglesias Morcillo
      Serafín Iglesias Morcillo 18 septiembre, 2014

      Joder macho, pero con tu, no se si llamara critica o explosión, no aclaras nada.

  2. Pepa Fernández
    Pepa Fernández 14 septiembre, 2014

    Lo cierto es que suele haber pocas personas que opinen por aquí, creo que sólo Paco Bello, pero como es sobre lo que hoy escribe sobre lo que yo quiero opinar, no entro.
    Quiero decirle al Sr. Paco bello que a veces leo sus comentarios que en general me parecen interesantes aunque excesivamente largos y pesados, difíciles de digerir a veces, alguien habla de petulancia, no, no se….Lo cierto es que hoy para argüir sobre el derecho de cualquier persona a decidir, que yo defiendo , no hace falta tanto adorno lingüístico incluido el uso de palabras inexistentes en el Real Diccionario de la Lengua, ósea del Castellano, como, isegoria, isonomia, isokratia, quizá la cultura de D. Paco Bello este muy por encima de la de los demás mortales.

  3. Fernandel
    Fernandel 15 septiembre, 2014

    Interesante, 3 opiniones como contestación a un mismo artículo de las cuales 2 se quejan de censura o falta de “libertad de prensa”. ¿No os parece que estáis haciendo un poco el ridículo?.

  4. IniciativaFB
    IniciativaFB 18 septiembre, 2014

    Aquí hay censura previa por miedo a que se pueda decir alguna inconveniencia ( y no niego que estas se puedan dar y comentarios que merezcan ser borrados, aunque sean míos..) pero..censurar ya previamente? Eso mismo es lo que se critica en este artículo, falta de libertad para opinar independientemente del resultado, se critica que el sistema se ponga la venda antes de la herida, que es lo que se practica con los comentarios. Si en algo tan modesto ya se practica la censura previa si tuviésen responsabilidad de gobierno ya no digo ná…es por eso que no tiene credibilidad el artículo de opinión, no porque me moleste, al contrario es una opinión que lcomparto, pero no veo que esa grandeza y generosidad con cuestiones de gran calado se practique aquí en lo cotidiano por eso no me le otorgo credibilidad. Por mi que se independice quien quiera , yo lo haría si en mi comunidad la mayoría lo quiera porque da vergüenza ser español y yo no me siento identificado con España en nada.
    En cuanto a Facebook la considero una audiencia de pésima calidad, gente que renuncia a sus derechos fundamentales (ser espiados y tratados como conejillos de indias) porque «no tienen nada que ocultar» cuando yo creo que sí, empezando por su triste cociente intelectual. Por tanto la actividad del Facebook sólo le repercute a marketing zukemberg, es una audiencia de mala calidad que no aporta nada a iniciativa debate.Trabajais para el enemigo para NSA y de vuelta no os reportan nada porque aquí se comenta lo mismo o menos que cuando no había Facebook.si, ya sé…psiquiatra y tal y tal…Pero volviendo al tema, aquí hay censura previa y vista y reconocida la poca actividad no veo que sea tan inconveniente abrir la mano y poner en práctica esa libertad de expresión que para otras cuestiones se reclama fervientemente. Ni veo tampoco visto lo visto que valla a haber un aluvión de mensajes inadecuados que ocupen más de medio minuto borrar llegado el caso…pero ya digo, aquí lo que importa es lo que diga paco bello, el que opine otra cosa ya sabe lo que tiene que hacer….

  5. Anonymous
    Anonymous 18 septiembre, 2014

    Además , la censura previa corta el ritmo del debate. Es imposible que fluya la conversación si hay que andar esperando «vistosbuenos» , que los cargados de darlos estén despiertos o no hayan salido en ese momento..Una conversación tan supervisada no puede ser buena ni sincera ni espontánea ni natural ni tener nada que ver con los derechos ni mucho menos con la LIBERTAD.
    Por todo ello estoy en contra de la censura en general y de la previa en particular. No se puede estar en misa y repicando ni pidiendo libertad y censurando.

    Buenas tardes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.