Pulsa "Enter" para saltar al contenido

«Ni en Rusia fueron tan violentos como lo ha sido el Ejército español»


  • El capitán del barco asegura que «en 25 años con Greenpeace nunca había tenido una acción con una persona herida grave, es la primera vez. Ha sido una reacción agresiva, muy violenta»

  •  «Esto demuestra cómo el Gobierno apuesta por los intereses de Repsol en contra de los colectivos sociales, del Gobierno de Canarias y de la sociedad española en general»

Momento de la llegada del 'Artic Sunrise' al Puerto de Arrecife. Foto: Diario de Lanzarote.
Momento de la llegada del ‘Artic Sunrise’ al Puerto de Arrecife. Foto: Diario de Lanzarote.

Saúl García | El Diario | 16/11/2014

Ana Paula Maciel fue la primera en poner pie a tierra para colocar la red de la escalerilla del barco. En el muelle de Los Mármoles (Arrecife) esperaban al Arctic Sunrise, el barco de Greenpeace al que se enfrentó en alta mar la Armada española, más de 300 personas gritando Gracias, No a las petrolerasCanarias no se vende, Canarias se defiende. Algunos lloraban, otros se abrazaban, los tripulantes del barco se llevaban la mano al corazón…

Esta brasileña, que este mismo año pasó dos meses en una cárcel de Siberia tras el apresamiento del barco por el Ejército ruso, era la que patroneaba la zódiac que embistió la Armada española este sábado por la mañana. Desde esa misma zódiac, ahora inservible, explica el ataque: «Jamás esperábamos esta reacción porque nosotros somos pacíficos. La lancha del Ejército se puso en el medio y pasó por encima a nuesta compañera, que cayó al agua. Ni en Rusia fueron tan violentos; nos amenazaban con cuchillos y armas pero nunca nos embistieron así. Podríamos haber salido heridas seis o siete personas».

El balance de Greenpeace de la defensa del mar frente a Repsol es de dos heridos: uno con una contusión en las costillas, que acudía anoche al Hospital José Molina Orosa de Lanzarote y la italiana de 23 años que ayer era operada en el Hospital Doctor Negrín, que se cortó con la hélice de la lancha del Ejército. «Es absurdo que el Ejército diga que se cortó con nuestra zódiac porque nuestras zódiac no tienen hélices», decía en el muelle, rodeado por una multitud el capitán del barco, Joel Stewart.

«En 25 años con Greenpeace -señalaba Stewart- nunca había tenido una acción con una persona herida grave, es la primera vez. Ha sido una reacción agresiva, muy violenta». Greenpeace pretendía subirse al barco y desplegar varias pancartas contra el petróleo y a favor de las energías renovables, y su capitán se se centraba en los motivos de la acción de protesta: «Si España no quiere que avance el cambio climático, no debe sacar ni quemar petróleo, ese no es el camino; ni estropear ese tesoro de biodiversidad que es este mar».

Ana Maciel, este sábado en el puerto de Arrecife, dentro de la zódiac embestida por la Armada / Foto: De la Cruz.
Ana Maciel, este sábado en el puerto de Arrecife, dentro de la zódiac embestida por la Armada / Foto: De la Cruz.

El Arctic Sunrise permanecerá una semana en el puerto de Los Mármoles y después zarpará a Valencia. «En la zona ya hay poco que hacer – dice Stewart -, ahora la protesta sigue en las calles, y si el Gobierno no escucha habrá que echar a este Gobierno».

El responsable de campaña de la asociación ecologista, Julio Barea, que calificaba el recibimiento en el puerto como «espectacular», decía que las imágenes del ataque de la Armada (un vídeo que ya se ha vuelto viral) no mienten. «Nosotros avisamos que nos acercamos al barco de forma pacífica y no hacemos ningún acto violento. Nos han recibido de una manera desproporcionada y lo hemos vivido con mucha tensión cuando nos han dicho que había una persona en el agua», aseguraba. «Ha sido una actuación muy desproporcionada y no nos la esperábamos. Esto demuestra cómo el Gobierno apuesta por los intereses de Repsol en contra de los colectivos sociales, del Gobierno de Canarias y de la sociedad española en general».

Fuente: http://www.eldiario.es/canariasahora/especial/petroleo/Rusia-violentos-Ejercito-espanol_0_325117618.html

4 Comments

  1. Amalio33
    Amalio33 17 noviembre, 2014

    Otro triunfo mas para la marca España. los ecologistas nunca habian tenido un ataque tan brutal con una persona herida en toda su historia, decen asombrados ¡ni los rusos!.

    “Ha sido una actuación muy desproporcionada y no nos la esperábamos. Esto demuestra cómo el Gobierno apuesta por los intereses de Repsol en contra de los colectivos sociales, del Gobierno de Canarias y de la sociedad española en general”.

  2. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 17 noviembre, 2014

    Pues, pese a las opiniones en contra, a lo mejor estas exploraciones petrolíferas, a la larga no van a resultar tan perjudiciales para España, aun beneficiándose mayormente REPSOL. Yo voy a ser cautelosa en este tema. En cualquier caso, considero que debe respetarse la decisión mayoritaria de los canarios.

    En cuanto a la intervención de La Armada, además de desproporcionada, NO ha sido, por ende, nada ejemplar y, asimismo, comparto que GREENPEACE emprenda acciones legales. También deseo un rápido restablecimiento de la activista herida.

  3. Tony indignado
    Tony indignado 18 noviembre, 2014

    Viendo con detenimiento lo que ha ocurrido entre la Armada y Greenpeace, a mi juicio, el Gobierno es el responsable del incidente y Greenpeace debe estudiar acciones legales. Deseo que su activista se recupere pronto.

  4. remigio III
    remigio III 19 noviembre, 2014

    Marca eppana. El ejercito de ocupación demuestra su falta de respeto a los ciudadanos de sus colonias. Son tan valientes y atrevidos que se enfrentaron a las tropas marroquíes por defender las islas perejil . Todo una gesta. Salgamos de esta cloaca franquista cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *