Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El mito de la oposición siria: ISIS Y Al Nusra se unen con la ayuda de Turquía e Israel.

Miguel Ángel González Claros⎮Iniciativa Debate⎮7 diciembre 2014

Los Estados Unidos y la OTAN han financiado, armado, entrenado y dirigido a los terroristas que arrasan en toda Siria desde el inicio de la crisis y siguen haciéndolo hoy en día.No debemos dejarnos engañar por la propaganda y falsas narraciones diseñadas para el público español desde los principales medios de prensa.

Nuevas informaciones publicadas por The Associated Press, sugieren que ISIS y el Frente Al Nusra están ahora trabajando juntos para derrotar a los escurridizos «rebeldes moderados» que luchan contra Assad. Estos nuevos informes, son utilizados para justificar el plan de la OTAN y de Estados Unidos para derrocar a Assad.Los líderes militantes del grupo del Estado Islámico y Al Qaeda, se reunieron en una casa rural en el norte de Siria y acordaron un plan para dejar de pelear entre sí, para trabajar juntos, en contra de sus oponentes, tal como explicaron un funcionario de la oposición siria de alto nivel y un comandante rebelde explicaron a The Associated Press.

ISIS y Al Nusra se han involucrado en una batalla el uno contra el otro en varias ocasiones, pero lo cierto es que los dos son en realidad la misma organización.En cuanto a los «rebeldes moderados,» la realidad es que la llamada «oposición» en Siria es cualquier cosa menos moderada.Nunca hubo «moderados» en Siria.Occidente ha armado y financiado a Al Qaeda y otros extremistas sectarios desde 2007, preparando para un baño de sangre sectario que sirva a los intereses de Estados Unidos, Arabia Saudí y los israelíes.

Este último intento de intentar diferenciar en los medios de comunicación, dentro de las fronteras de Siria, entre los extremistas islamistas pertenecientes a Al Qaeda y los moderados. Es una estratagema para justificar el continuo flujo de dinero en efectivo y armas hacia Siria, para perpetuar el conflicto, creando inestabilidad a lo largo de las fronteras de Siria con la que los socios occidentales, Israel, Jordania, y Turquía, puedan justificar la intervención militar directa.

Se han realizado reportajes en el New York Times, en abril de 2013, explicando que en la ciudad más grande de Siria, Alepo, rebeldes alineados con Al Qaeda controlan las plantas de energía, las panaderías y dirigen un tribunal que aplica la ley islámica. Las zonas controladas por los rebeldes están controladas por tribunales islámicos atendidos por abogados, clérigos y por las brigadas de combate dirigidos por extremistas. En ninguna parte controlada por los rebeldes de Siria, hay una fuerza de combate secular con la que hablar.

Incluso uno de los comandantes de la oposición, Bassel Idriss, admitió recientemente haber colaborado abiertamente entre el ISIS y al-Nusra, en una entrevista con el diario Daily Star del Líbano, dando un ejemplo más del hecho de que los «rebeldes moderados» no lo son en absoluto. Por tanto, es necesario entender que no hay diferencia entre ISIS y al Nusra, con el fin de comprender la naturaleza engañosa de la narrativa promovida por los medios de comunicación dominantes en relación con la reciente «alianza».
La historia proporcionada por los medios de comunicación occidentales, se utiliza para justificar la invasión militar de la OTAN en Siria, sobre la base de la mentira de que los «rebeldes moderados» y «los demócratas pacifistas amantes de la democracia» están siendo perseguidos por ISIS / Al Nusra de un lado y el brutal dictador Assad por el otro.
También es absurdo señalar a Bashar al-Assad como un dictador brutal que mata a su propio pueblo, cuando no ha habido pruebas para indicar que Assad ha matado intencionalmente a civiles durante todo el conflicto. En realidad, no es nada más que una falsa narrativa con el fin de justificar la participación de Estados Unidos y la OTAN, a favor de escuadrones de la muerte apoyados por Occidente.
El gobierno sirio, al igual que del líder libio Muamar el Gadafi, es la única fuerza efectiva en la actualidad en la lucha contra el ISIS y muchas otras franquicias de Al Qaeda que operan en la región.Deponer al gobierno en Damasco agravaría la lucha contra los terroristas sectarios y Occidente es plenamente consciente de ello.

Analistas estadounidenses estiman que al Estado Islámico se le ha asignado el papel, por parte de los medios de comunicación de “Frankestein”, pero en realidad está sirviendo a EEUU, como caballo de Troya, en Siria e Irak. La creación del ISIS como la alternativa sunita sectaria contra los aliados gobernantes de Irán en Bagdag y Damasco, siendo la táctica de Estados Unidos en su juego estratégico. El ISIS continuará sirviendo a la estrategia de los Estados Unidos. El objetivo es utilizar Al Qaeda para derrocar gobiernos independientes, para luego balcanizar y dividir los países en cuestión, o bien utilizarlos como títeres kamikazes contra enemigos más grandes como Rusia, China o Irán.

Turquía e Israel dan su apoyo a los terroristas del ISIS

Tanto Israel como Turquía han jugado un papel principal, han ayudado a los terroristas islámicos en su lucha contra el gobierno de Damasco. James Petras en su sección en Radio Centenario el 1 de diciembre, explicó que cientos de camiones cargados con todo tipo de materiales, incluso bélicos, han cruzado la frontera entre Turquía y Siria.

Los terroristas del ISIS, actualmente controlan la región del Daesh, que delimita en su frontera con Israel. Según explica el diario libanés Al Manar en su edición digital el 28 de noviembre, la calma en la frontera es absoluta incluso hay cooperación entre las dos organizaciones.

Todo comenzó cuando los israelíes abrieron sus hospitales improvisados ​​para grupos de pequeños heridos en enfrentamientos contra el ejército sirio y continuó cuando los israelíes concedieron ayuda militar y bombardearon a cargos del ejército sirio. Esto les permitió consolidar su dominio en esta área. Además de la atención hospitalaria, los israelíes también proporcionan mantas, leche para bebés y medicamentos. A cambio, Al Nusra tiene que luchar contra el ejército sirio y Hezbolá. Sin embargo, las estimaciones de los servicios de inteligencia israelíes temen un cambio de la de seguridad y el resurgimiento de las fuerzas gubernamentales sirias en la región del Golán.

El ejército es muy consciente de que la guerra en Siria podría más tarde volverse contra Israel, en el artículo se habla de una maniobra que ha sido llevada a cabo por una brigada de combate llamado Ayt. Durante este ejercicio, que tuvo lugar el pasado domingo, todas las unidades y equipos de trabajo en el Golán participaron para simular una escalada de la situación en una hipotética lucha contra el ejército sirio.
Algunas de estas maniobras simuladas son actividades clandestinas de las unidades israelíes, realizadas desde posiciones situadas detrás de las líneas enemigas, que tenían como objetivo recopilar información, que permitiesen al ejército israelí tener un mayor rendimiento, por no hablar de los objetivos recogidos por medios electro-ópticos que toman imágenes profundas en territorio sirio.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *