Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La recuperación de la economía española es precaria (y lo saben)

Evolución Afiliaciones España

Por muy nimios que sean los resultados alcanzados, los actuales responsables de la evolución económica de España aprovechan cada mínima oportunidad para presentarse ante los medios de comunicación y mostrar su satisfacción por todos y cada uno de los escasísimos logros perpetrados en el maltrechísimo panorama socio-laboral nacional.

Pero olvidan siempre realizar, curiosamente, cualquier ejercicio de autocrítica personal cuando el objeto de debate central alude a la precariedad del mercado laboral, sus deficiencias y la poca seguridad y estabilidad que ofrece a los trabajadores que lo integran, por no citar el inapropiado nivel salarial observado en sectores con gran margen empresarial, aparte del recientemente insultante incremento del salario mínimo interprofesional.

Esta contradicción queda perfectamente reflejada cuando se analiza la evolución del total de trabajadores afiliados al Régimen General de la Seguridad Social junto a la de aquéllos cuya modalidad contractual -“Indefinida y a Jornada Completa”- es la que proporciona mayor seguridad en el mercado laboral. Así, se constata que mientras en el año 2014 el total de afiliados al Régimen General aumentó un 1,5%, los afiliados con contrato indefinido a tiempo completo experimentaron una contracción del 1,6%.

Por lo tanto, sería deseable que quienes deben informar con total exactitud de la actual situación laboral, indiquen no solo que a lo largo del año 2014 se crearon más de 400.000 nuevas afiliaciones a la Seguridad Social, sino también que el total de trabajadores contratados bajo la modalidad de mayor estabilidad se redujo en más de 100.000 puestos de empleo en el mismo e hipotético año de la “recuperación”.

El hecho de que este último tipo de afiliados a la Seguridad Social suponga menos del 50% ya en relación a la cifra total muestra con perfecta claridad que la recuperación económica de España se sustenta en un incremento descarado y abusivo de la precariedad. Y lo saben.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *