Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Hasta cuándo?

María Dolores Amorós  (Catedrática de Lengua Española) | nuevatribuna.es | 24/01/2015

Se ha llegado a una situación ya demasiado inaguantable. Es cada día. No hay un despertar sin un nuevo mazazo del partido del Gobierno del PP contra la ciudadanía de este país. Un día y otro. Todos los días.

El efecto es el de un enorme cansancio, que agarrota los músculos todos del cuerpo y embota la mente. Es quizá el propósito de quienes lo han tramado de esta manera para desviar la atención de tanta maldad como en los tres años que llevan al frente del Gobierno han cometido. Y siguen y siguen inmisericordemente…

Lo llaman reformas cuando en realidad son despiadadas mordidas a nuestra dignidad, a nuestra integridad como personas, a nuestra vida. En tres años, larguísimos, inacabables, han conseguido un retroceso que nunca pudimos imaginar. Aquellos que vivimos algunos años bajo la dictadura del franquismo y luchamos contra él ansiábamos alcanzar el fin de aquel amargo periodo. Europa, los Pirineos nos separaban de ella, era el sueño de la libertad, nuestro referente admirado. Así, aceptamos aquello que llamaron Transición y que cristalizó en lo que se denomina el Régimen del ’78.  Aceptamos encantados la Constitución de ese mismo año. No sabíamos -al menos yo no- en qué consistía la nueva Ley electoral impuesta. Todo lo asumimos con esperanza inusitada, con la plena confianza de que por fin la Democracia era nuestra… hasta que el paso del tiempo y demasiadas actitudes repulsivas han conseguido abrirnos los ojos sobre la verdad del bipartidismo.

Mucho ha llovido desde entonces. Hemos vivido ilusiones, decepciones, realidades, sueños… desde una perspectiva maniquea, los buenos vs los malos. De lo que suponíamos que era izquierda a lo que sabíamos que era y es derecha.

Sin embargo nunca pensamos,  pensaba yo, vivir en una pesadilla como la de estos tres últimos años. Intento recordar y no quiere venir a mi memoria ninguna situación tan onerosa como la presente.

Nos lo han quitado todo. Aquello que tanto nos costó conquistar, la sanidad universal, la educación, el trabajo, la casa, el trabajo reconocido, la pensión digna… Y, sí, he dicho bien, NOS costó. Nadie, ningún partido político nos ha regalado nada, si acaso lo ha dejado hacer. Pero la conquista es nuestra, del pueblo, de todos y cada uno de los ciudadanos.

Y ahora todo lo han malversado para regalar nuestros despojos a esos sus amigos que todo lo disfrutan, ese 1% que atesora más que lo poco que alcanza el otro 99%. Un 99% malnutrido, hambriento, sin techo, con enfermedades, sin aliento, sin paz, sin conseguir acallar el estómago que protesta de vacío, que clama en busca de calor en pleno frío invernal…

Se empecinan en proclamar, desde el presidente hasta el último de la fila del PP, que estamos saliendo de lo que empecinadamente han venido en denominar ‘crisis’; en que estamos en el buen camino de la resolución de una de las peores desdichas que sus políticas han conllevado: la insoportable cifra de personas sin trabajo. Nos restriegan ante nuestros ojos las cifras de la EPA. Obvian aposta los ‘contratos basura’, que humillan la dignidad humana.

Y, por si fuera poco, nos han despojado incluso del derecho a la palabra, a expresar nuestro hartazgo, a salir a la calle a proclamar el hambre de libertad que una Ley mordaza ha engullido. Y enmudecidos asistimos, atónitos todavía, a la instauración de la cadena perpetua -antesala de la pena de muerte-. Sí, lo han consumado ellos solos, sin apoyo de nadie más y con la protesta de 63 catedráticos  de Derecho Penal. La cadena perpetua, figura instaurada en 1822, eliminada en 1928 y vuelta a implantar en 2015, un día 21 de enero, vuelve a formar parte del corpus legislativo de este país. También un 21 de enero de 1793 fue guillotinado Luis XVI y ya casi se cumplen 38 años de la matanza fascista a los abogados laboralistas de Atocha.  Curiosa la coincidencia de fechas…

Estos mismos, que siguen mandando ilegítimamente –pues han contravenido  todas y cada una de las promesas tras las que se parapetaron en su programa electoral-, que han engañado a aquellos que confiaron en su palabra y les dieron, incautos, su apoyo en aquel nefasto 20N de 2011, no solo han ejecutado fríamente sus auténticos propósitos desde el mismo principio -la única verdad la pronunció la vice-de-todo: » es solo el inicio del inicio»-,  sino que han ido magnificando sus crueles medidas hacia el abismo.

Su bandera es la corrupción. Su verbo la mentira y la falsedad. Repiten al unísono del eco que las cuentas de su partido son limpias, jamás se han financiado ilegalmente, no saben qué es eso de una caja B, ni unas tarjetas black… Será cosa de sus gerentes, qué va a saber el Presidente…

El ministro de Interior, tan católico él -o quizá por ello-, se nos descubre como un demente en pro de aniquilar cualquier derecho de todos aquellos a los que debe considerar súbditos, ciudadanos de segunda o de tercera. Cual un tirano poseso embiste contra, y especialmente, los seres humanos con un color de piel distinto al suyo. Ahí quedan para la posteridad esas imágenes del deshonor con colgajos de carne en la valla de Melilla. Y queda bien claro que todo ello porta la huella del gran consentidor, Mariano Rajoy. Dechado de vileza inhumana con que este Gobierno pasará a la historia de su particular holocausto.

Aún nos quedan las fuerzas, ahora más que nunca, para procurar concienciar a la mayor cantidad posible de ciudadanos y enviar a casa a los malos, trabajar por un proceso constituyente y alcanzar la democracia y la libertad de una vez por todas. Las peleas de gallos, coreadas por los medios comprados por el poder, no hacen sino distraer al pueblo e impedir que visibilice los verdaderos problemas a atajar.

Fuente: ¿Hasta cuándo?

17 Comments

  1. Esteban
    Esteban 24 enero, 2015

    No se olvide que también la transición fue una conquista de la ciudadanía; ahora hay quien anda todo el santo día largando del funesto «régimen del 78», como queriendo hacer mención, sin hacerla, a aquel otro régimen que duró casi cuarenta años; los abogados de Atocha y muchos otros antifascistas dieron sus vidas entonces para que nosotros pudiésemos disfrutar de algo tan «imperfecto» como es la libertad. Y si me atrevo a hablar es porque lo viví, viví esa época en primera línea y puedo opinar con conocimiento de causa. La izquierda española aceptó la transición porque no podía pedir más sufrimiento al pueblo después de la larga noche de la tiranía franquista; eran demasiados muertos y demasiadas cárceles. Así que, por favor, un respeto a los muertos cuando se trata de denostar de un plumazo lo que acaeció durante «aquellos maravillosos años». Salud

  2. juan pedro
    juan pedro 24 enero, 2015

    Cuidado, la transición del 78″ no fue tanto del pueblo… así nos lo hicieron creer.
    Pero estuvo inducida y controlada por los alcones del capital. Este país era un supulento y fértil mercado por explorar.
    .. o no?

    • Yombara
      Yombara 25 enero, 2015

      Sí, sobre todo «supulento»

  3. juan pedro
    juan pedro 24 enero, 2015

    Quise decir «mercado por explotar» y bien que lo han explotado!! ..o no?

  4. Tommy
    Tommy 25 enero, 2015

    Lo peor es que están consiguiendo que muchos ingenuos crean que estos individuos están sacándonos realmente de una crisis que realmente no ha sido mas que una complicación visible por abuso del saqueo al que estaban sometiendo a este país ellos ¨los patriotas que se les llena la boca diciendo España¨. Usureros, usureros, usureros.

  5. Javier
    Javier 25 enero, 2015

    El poder real,el economico, no cambio practicamente de manos del año 36 hasta hoy (mirar empresas ibex 35)
    Fue arrebatado al pueblo Español en un golpe de estado financiado por empresarios y banqueros del regimen fascista de Franco .
    No fue una guerra civil fue un golpe de estado para doblegar la voluntad del pueblo.

  6. estepariosolidario
    estepariosolidario 25 enero, 2015

    Coincido plenamente con lo expuesto por Esteban, y probablemente tambien en edad. La matanza de los Abogados en Atocha nos horrorizó por si mima por supuesto y por lo que suponía en la visualización de a qué nos enfrentábamos. El hoy denostado «Régimen del 78», es que casi no nos lo creíamos, tal era la alegria en toda la España decente y luego de tanto dolor. Francamente, seré un viejo, cuando me repito: no lo entiendo, no entiendo cómo no ven lo que nos costó. Gracias.

  7. Fernando Gallego
    Fernando Gallego 26 enero, 2015

    Efectivamente la constitución fue todo un logro. Pero solo un logro relativo en aquel momento. Supuso, de hecho y entre muchas otras claudicaciones, una ley de punto final que ha permitido que la impunidad de los crímenes llegue hasta nuestros día y que los golpistas y sus sucesores se hayan consolidado como clase dominante.
    Sólo así se puede entender cómo en un país recién salido de una sangrienta dictadura puedan gobernar los bemeficiarios de aquel patético régimen e incluso se impida cualquier intento, no ya de hacer justicia, sino simplemente de dignificar la memoria de los que lucharon por defender la democracia y la legalidad vigente.

  8. estepariosolidario
    estepariosolidario 26 enero, 2015

    Alguno de vosotros seguro que sabrá que hubo una victoria con mayoría absoluta de los jóvenes del PSOE, que se repitió tres veces mas. Se llevaron a cabo cambios importantes, Paco Ordoñez consiguió que la cámara legislativa aprobara una reforma tributaria que dotó al Estado de medios, como nunca antes. Ernest Lluch reformó la sanidad pública, hasta convertirla en un referente, pasamos de una Beneficencia a un INSALUD con prestación universal y de calidad. No sigo…porque reconozco que hablo del pasado y no vale instalarse en él. Estamos y vivimos en 2015; emprendamos y apoyemos los cambios, no ya importantes, sino imprescindibles, creo que teniendo claro no destruir lo que funciona, hasta saber qué queremos o/y podemos conseguir. Gracias.

    • Fernando Gallego
      Fernando Gallego 26 enero, 2015

      Totalmente de acuerdo contigo.

  9. Tabernil
    Tabernil 26 enero, 2015

    Yuhuuu se aproximan los brotes verdeeeeees

  10. estepariosolidario
    estepariosolidario 26 enero, 2015

    Muchas gracias por comunicármelo Fernando Gallego, se le amplía a uno la mente y la energía cuando percibo sintonía. Gracias.

  11. Indignado
    Indignado 26 enero, 2015

    Me llamaron la atención las palabras de Rajoy en la última «convención» del PP, supongo que para convencerse, sobre la metáfora de que Pablo Iglesias da «un sermón de la montaña.»
    Osea que Rajoy y su PP está con los mercaderes, y se supone que Pablo es Jesucristo y los que le siguen y votamos los desgraciados.
    Estas palabras delatan hasta que punto han degenerado estos seres «humanos», que se suponen católicos y cristianos, me vienen a la mente las peinetas negras de la Sra. Sabelotodo y la Diferido, la petición de trabajo por la Ministra de ese ramo a la Virgen del Rocío, y como juraron sus cargos con su mano sobre la Biblia, que si la han leído seguro que la han olvidado.
    Como ese gesto de humanidad, por parte de la Sra. de Aznar enchufada de alcaldesa de Madrid, de poner impedimentos, para que no puedan dormir los sin techo bajo una parada de autobus. O el vender a fondos buitre bloques enteros de viviendas de Protección Oficial, para dejar en la calle a familias enteras con hijos menores.
    O el desprecio por la vida de la ex Ministra y el Ministro de Sanidad, mintiendo sobre su preocupación por los enfermos crónicos de hepatitis C.
    Ya que no me va la violencia, espero que si su Dios existe, les sentencie con un castigo mayor que por los crímenes o pecados que han cometido sobre los que deberían ser sus hermanos.

  12. juan francisco jimenes
    juan francisco jimenes 27 enero, 2015

    Esto de la crisis es puro invento del nefasto gobierno del p P soe para saquear los bolsillos,

  13. La Cacatúa
    La Cacatúa 27 enero, 2015

    María Dolores, se ha olvidado usted de las reformas en justicia (así, con minúscula). Especialmente de poder acceder a ella, debido a las tasas judiciales (imposible de asumir para muchos). Por tanto, será comprensible que se den más de un caso, donde alguien imparta su propia justicia y le reviente la cabeza a su semejante.
    Demos las gracias a Gallardón y a Rajoy.
    ¡Alabados sean!
    La madre que los parió.

  14. olga
    olga 27 enero, 2015

    María Dolores, de acuerdo en todo y además imagínate si además, eres catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.