Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Yihadismo? Un poco de seriedad, por favor. Esto es lo que han firmado PP y PSOE

Paco Bello | Iniciativa debate | 03/02/2015

Frente al nuevo y polémico pacto del bipartidismo parece que la consigna elegida para distraer la atención, cálculo electoral mediante, tiene que ver con centrar el debate en las presuntas posturas divergentes de PP y PSOE ante la cadena perpetua (o su eufemismo como prisión permanente revisable) a pesar de que evidentemente se suscriba esta pena de común acuerdo con una clausula a futuro basada en un desiderátum (todavía más cínico). Así, todos los grandes medios hablan en este momento de esas divergencias sin restar importancia a lo que titulan sin excepción como el gran pacto contra el yihadismo, aunque igualmente deslicen posteriormente que es contra el “terrorismo” en general. Y el matiz no es menor, porque ¿a qué consideran PP y PSOE terrorismo según la ley que han acordado?, ¿se trata de yihadismo o es otra cosa?

020215FirmaAcuerdo1

Voy a intentar estructurarlo para que se entienda (que no me parece fácil).

La reforma del Código Penal que el PP tiene en manos de su mayoría absoluta (y esto no se le escapa a nadie), y ya en el Senado para su confirmación tras la aprobación de las primeras enmiendas en el Congreso, y que ahora también suscribe el PSOE, dice lo siguiente (destaco en negrita lo que me parece especialmente relevante):

(…)

Se añade un nuevo apartado ducentésimo trigésimo cuarto (bis) de modificación del artículo 571 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que quedaría con la siguiente redacción:

«1. A los efectos de este capítulo, se consideran delitos de terrorismo la comisión de cualquiera de los delitos:

a) De homicidio o asesinato de los artículos 138 a 142,

b) de aborto del artículo 144,

c) de lesiones de los artículos 147 a 152, o de lesiones al feto de los artículos 157 y 158,

d) de manipulación genética del artículo 160,

e) contra la libertad del Título VI,

f) contra la libertad o indemnidad sexual del Título VIII,

g) apoderamiento de aeronaves y de buques o de otros medios de transporte colectivo o de mercancías,

h) de torturas y contra la integridad moral del Título VIl,

i) de daños del Capítulo IX del Título XIII,

j) contra los recursos naturales o el medioambiente del Capítulo III del Título XVI,

k) contra la seguridad colectiva de los Capítulos I y II Título XVII, o de los artículos 359 a 361 y 362 a 367,

I) contra la Constitución del Título XXI,

m) contra el orden público de los Capítulos I al VI del Título XXII,

n) contra la Comunidad Internacional del Título XXIV,

o) cualquier otro delito de carácter grave, cuando tales delitos se cometieran con alguna de las siguientes finalidades:

1.º) intimidar gravemente o atemorizar a la población o parte de la misma, crear un grave sentimiento de inseguridad o temor o, alterar gravemente de cualquier otro modo la paz social,

2.º) influir o condicionar de un modo ilícito la actuación de cualquier Autoridad nacional o extranjera, o de una Organización Internacional,

3.º) destruir, causar daños graves o alterar gravemente el funcionamiento de las estructuras básicas políticas, constitucionales, económicas o sociales de un Estado u Organización Internacional y por la forma de comisión o sus efectos sea idóneo para dañar gravemente a un Estado u Organización Internacional.

2. A los mismos efectos, tendrán también la consideración de terrorismo los demás delitos tipificados en este Capítulo

(…)

JUSTIFICACIÓN

Se mantiene el tipo que sanciona la creación, organización, dirección, etc. de un grupo terrorista (art. 577 nuevo), pero la definición de los tipos de terrorismo se desvincula de la organización. La definición de terrorismo, conforme a la Posición Común de 27-12-2001 sobre la aplicación de medidas específicas de lucha contra el terrorismo y la Decisión Marco de 13-6-2002 sobre la lucha contra el terrorismo, se tipifica con referencia a dos elementos (comisión de determinados delitos con la finalidad de intimidar al Estado, a la población, etc.).

La definición no tiene referencia alguna a la «organización terrorista»: terrorista es quien comete un delito terrorista, pertenezca o no a una organización terrorista (puede tratarse del miembro de una organización, pero también del sujeto integrado en un grupo que planea volar una línea de metro, o de un sujeto individual que planifica volar un establecimiento que pueda albergar a un gran número de personas).

Hay que delimitar con un rigor mínimo la jurisdicción universal en esta materia, en la línea de lo que establece el artículo 9 de la DM 13-6-2002, sobre lucha contra el terrorismo: España tiene que tener jurisdicción si el que va a Siria a recibir entrenamiento terrorista es español, reside o establece su residencia habitual en España; o si vuelan por los aires un convoy de soldados españoles. Pero no tenemos que tener jurisdicción cuando autor y víctima del delito son extranjeros.

Es incomprensible y terrorífico (o terrorista) semejante listado de supuestos, ambigüedades y consideraciones contradictorias, pero todavía más el tono y las formas en la “justificación”. Me he tenido que pellizcar para asegurarme de no haber viajado a los años 40 o estar asistiendo a una clase en una guardería franquista con ejemplos explícitos de buenos y malos. Lo significativo es, en cualquier caso, y pese a la  anacrónica excusatio non petita, que este –ya metidos en latinajos– tótum revolútum convierte de facto cualquier delito en posible acto terrorista a poco que el juez se haya tomado un par de cazallas o sea una persona temerosa. Así que no gesticule usted con demasiada animosidad al leer esto porque puede crear un grave sentimiento de inseguridad en parte de la población (esa parte puede ser el vecino que le ve a través de la ventana) y ser acusado de terrorismo.

A todo esto ¿Alguien ha visto algo centrado en los yihadistas más allá de esa mala copia de un texto de la intelectual infantil Leticia Sabater al que han llamado Justificaciones y que no tiene valor jurídico? Lo pregunto porque esa era la supuesta base de la reforma ¿no?

Con estos mimbres recogidos en el Valle de los Caídos, PSOE y PP, PP y PSOE, han acordado lo siguiente (y destaco en negrita lo fundamental en este extracto):

Por todo lo anterior, el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español, expresamos nuestra firme voluntad de mantener la máxima unidad de los demócratas contra el terrorismo y de asumir y cumplir los compromisos que a continuación se detallan.

En todo caso, el presente acuerdo no se verá afectado por los posibles cambios en el sistema de penas que puedan producirse en el futuro en función de las posiciones mantenidas por las partes en el curso de la tramitación de la reforma del Código Penal:

1.- Promover la modificación del Código Penal en materia de delitos de terrorismo, a través de una Proposición de Ley Orgánica que ambas fuerzas suscribimos, y a cuya firma o apoyo convocamos al resto de fuerzas parlamentarias.

La modificación del Código Penal que esta Proposición recoge tipificará los delitos de terrorismo, con independencia de que se realicen o no en el seno de un grupo u organización terrorista, atendiendo a la finalidad con que se cometen, y cuyo elemento común es la provocación de un estado de terror en la población. Tipificará, así, como delito de terrorismo el desplazamiento al extranjero para incorporarse a una organización terrorista o colaborar con ella.

Asimismo contemplará las conductas propias de las nuevas formas de terrorismo, especialmente en aspectos como la captación y el adiestramiento de terroristas, incluido el adiestramiento pasivo, el uso de las redes de comunicación y tecnologías de la información a estos efectos, la financiación de organizaciones terroristas y las distintas formas de colaboración activa con ellas.

A este último respecto destacado cabe señalar que se prevén penas de 1 a 8 años de prisión para quien:

b) consulte habitualmente uno o varios servicios de comunicación accesibles al público en línea o adquiera o tenga en su poder documentos que estén dirigidos o, por su contenido, resulten idóneos para incitar a otros o reforzar la decisión adoptada de incorporarse a una organización o grupo terrorista, a un grupo que conspirase para cometer alguno de los delitos del artículo 571 o que hubiera iniciado preparativos para ello, o de colaborar con cualquiera de ellos o con sus fines

Esto quiere decir, entre otras cuestiones de mayor importancia, que ya no nos podremos informar nosotros mismos e informar a los demás con rigor porque no podremos consultar las fuentes originales sin temor a ser considerados terroristas. Quizá así sea más sencillo todavía, por ejemplo, condenar a los miembros de un colectivo anarquista sobre el que no podremos contrastar información. Y es que aunque el supuesto propuesto puede en un principio parecer una exageración, en puridad no lo es atendiendo al articulado de este necronomicón contemporáneo que, en realidad, merece un estudio en profundidad porque esto que se muestra es solo una mínima parte de las aberraciones que contiene.

Cariño Rajoy Sánchez

Lo que sí es cierto desde ya, es que esta enésima reforma del código penal con pacto de Estado incluido y cadena perpetua es, para empezar, un brutal y gratuito ataque a las libertades civiles en general y, para seguir, una nueva vuelta de tuerca a la ya estrangulada libertad de expresión en particular. PP y PSOE, PSOE y PP, a ver qué día despiertan vuestros últimos votantes y dejan por fin de serlo.

Fuentes

Código penal vigente: http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1995-25444

Reforma del código penal: Enlace Congreso

Pacto de Estado: Moncloa

10 Comments

  1. BRAULIO
    BRAULIO 3 febrero, 2015

    Joder!! Será mejor no salir de casa y menos hablar con alguien en la calle.
    El fiscal o el juez que instruya un caso determinado tiene un amplio abanico de posibilidades para condenar a alguien, incluso sin haber tomado cazalla, y dormir a continuación a pierna suelta, lejos de remordimientos.
    ¿Seguro que esta gente del Pacto ha pedido asesoramiento a alguien experto? O, como tienen mayoría absoluta, ¿pueden escribir lo que les apetezca?

  2. Juan ramón
    Juan ramón 3 febrero, 2015

    Pues después de leer esta noticia, después de ver como funciona Francia, después del 11M y que unos decían que era ETA y otros los radicales musulmanes, no me extrañaría nada que de aquí a pocos meses no hubiera aquín un atentado de tan falsa bandera como el de Francia. Hay que tener mucho cuidado, ya que la banda por naturaleza, donde la mitad o más eran de los servicios secretos españoles, está políticamente desactivada, ¿quiénes nos quedn para poner bombas y que el gobierno de turno las rentabilice?. Pues seguro, antes de que gane Podemos harán lo que sea

  3. michel
    michel 4 febrero, 2015

    Cuando la impotencia ronda tu futuro cercano haces lo que sea por evitar que tus credenciales , aunque sean muy dudosas, se pongan en duda. Esto da a demostrar que el miedo existe y que el PSOE no es de izqda sino del sol que mas calienta. Y que el P:P tampoco sabe de donde es.

  4. abraham
    abraham 4 febrero, 2015

    No creo que haya que sacar las cosas de quicio todos sabemmos lo del coche sin explotar (que que pena que no la haya liado parda) en el pp. Es una manera de que se dejen de crear adeptos a algo puede ser muy peligroso no creo que sea mala idea. Que estos dos sean la evilla y el cinturon del mismo collar no quiere decir que no deban hacer este tipo de leyes.

    Otra cosa es que todavia no hayan cambiado el codigo penal para meter a politicos en la carcel eso si quebda pena. Aqui vemos que si se quieren dar prisa en corregir el cod. Penal saben hacerlo. Pero simepre en intereses que nunca apoyan al pueblo….

    Si alguien decide juzgarme por lo que opino del coche bomba en el pp diré. Que solo soy una voz de tantas que opinan lo mismo. Sr rajoy yo si hablo por la mayoria. Yo ponia una gillotina en la puerta del sol. FUENTEOVEJUNA

  5. Luno
    Luno 4 febrero, 2015

    Pues si se aplicase a rajatabla el primer articulo de esta nueva vuelta de tuerca a la ley mordaza,
    («1.º) intimidar gravemente o atemorizar a la población o parte de la misma, crear un grave sentimiento de inseguridad o temor o, alterar gravemente de cualquier otro modo la paz social,» )
    esta clarisimo que ellos serian los primeros imputados por terrorismo, ya que nadie en este pais, los viola mas que ellos mismos.
    Porque, ¿ quienes estan mas intimidados, aterrorizados,y con un grave sentimiento de inseguridad o temor en este pais, los politicos o los ciudadanos? ¿ Quiene son los verdaderos terroristas, los que tiran familias a las calles, o los que defienden a esas familias?

    • BRAULIO
      BRAULIO 4 febrero, 2015

      De acuerdo contigo, Luno: ¿Quiénes son los terroristas?

  6. Leandro
    Leandro 4 febrero, 2015

    Dime de qué alardeas y te diré quien eres!!!
    Se ve que este par de representantes de la “Casta” conocen muy bien el manual de producir miedo elaborado para demoler lo poco que quedaba de democracia en el mundo. Es decir, hablar de la yihad como mantra para gobernar mediante el talibanismo del miedo, convertir a la mayoría social en presos de sí mismos bajo el efecto del miedo, crear delincuencia allí donde lo que hay son necesidades vitales.
    Parapetados bajo la respetable apariencia del cínico, no cesan de obtener pingües beneficios económicos. Contra ese talibanismo habría que rehabilitar una guillotina para recibirlos como se merecen a la salida del Congreso de los Diputados.

  7. Pato
    Pato 6 febrero, 2015

    Ellos son los terroristas por atentar contra la libertad de millones de españoles.

    Qué frustración!!

  8. Serafín Iglesias Morcillo
    Serafín Iglesias Morcillo 7 febrero, 2015

    Esto no es ya tratar de producir miedo a los ciudadanos, esto es la vuelta total a las normas de la Dictadura de Franco, y en algunos casos, más acrecentada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *