Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Se ha anulado la libertad de expresión y pensamiento en la España borbónica de la Gürtel, esa que hiela el corazón al más pintado?

En apoyo de Juan Carlos Monedero

Rosa Guevara Landa⎮Rebelión⎮23/03/2015

Fue en noviembre de 2013 -creo que hay un vídeo colgado en Youtube, no lo he podido ver hasta el momento-, durante una conferencia en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), organizada por militantes de IU. Podemos no existía en aquellos momentos. Hablaba un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense próximo entonces al Frente Cívico, el que coordinaba y coordina Julio Anguita y del que muchas, yo una de ellas, formábamos parte.El conferenciante hablaría probablemente en torno a la historia reciente de nuestro país y sobre las principales coordenadas políticas de la situación. La atmósfera político-cultural bebía de las movilizaciones del 15M. Se estaba preparando la primera gran marcha por la dignidad, la del 22M de 2014 en Madrid, en la ciudad resistente.

Unas palabras del conferenciante, un brevísimo fragmento de su intervención (que no he podido contrastar): ¿Por qué ETA empezó a asesinar a dealers [camellos] en el País Vasco? ¿Por qué? Porque resulta que se empezó a distribuir heroína por parte de la policía en los lugares donde había una juventud más conflictiva y más peleona, y de repente apareció la heroína en el País Vasco, en Madrid, en Valencia, en Barcelona… En sitios donde la gente podía optar por salidas políticas mejor…” [1].

¿No lo habían oído nunca esa hipótesis? ¿Nunca habían leído esa explicación? Yo misma lo he comentado entre mis amigas y amigos y en mis agrupaciones políticas en varias ocasiones. Con toda la prudencia del mundo, como es normal. Se han publicado, además, no digo miles pero sí bastantes artículos en la prensa sugiriendo la misma hipótesis. En mi entorno familiar tengo dos casos. De hecho, la heroína campó a sus anchas no solo entre la juventud vasca insumisa sino también en barrios obreros de Cataluña y en otros lugares de España. No corría como el aire que exigimos trece veces por minuto pero pura o adulterada hacía estragos y estaba muy extendida. Donde trabajo, en Santa Coloma de Gramenet, conocí varios ejemplos. Miguel Ríos, salvo error por mi parte, cantó en contra de ella. Sabía, sabíamos todos, que estaba consumiendo y matando a sectores jóvenes, muchos de ellos rebeldes y muy críticos del Régimen español, y no sólo en su vertiente política. La explotación reinaba como dueña absoluta en el mercado. Un pelín menos que ahora.

 Pues bien, la fiscalía ha pedido que se investigue al número tres de Podemos, a Juan Carlos Monedero, el conferenciante de aquella jornada de noviembre de 2013, ¡de hace un año y medio aproximadamente! Y no por cualquier cosa sino “por un presunto delito de injurias contra el Cuerpo Nacional de Policía”. ¡Nada menos!. Las “controvertidas declaraciones” (que no son propiamente declaraciones sino un paso de una conferencia mucho más extensa), se afirma en la prensa del global-imperial, exceden los límites de la libertad de expresión. ¿Excedemos los límites de la libertad de expresión si alguien señala una explicación así? ¡Pobres historiadores, pobres politólogos! ¡Qué mal lo tienen! ¿Injurias contra el CNP por afirmar que un gobierno -¿nos acordamos de los GAL?- pudo decidir llevar a mal puerto a sectores de la juventud vasca y a otro sectores sociales y hacer-ordenar que agentes especiales de ese cuerpo distribuyeran o hicieran la vista gorda en la distribución del caballo asesino? ¿La libertad de expresión no está incluida en la Constitución de 1978? ¿Hay límites? ¿Qué límites estrictos son esos?

La reflexión de Monedero podría ser constitutiva “de un delito de amenazas contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”. ¿Delito de amenazas? El artículo 504.2 del Código Penal lo castiga con una multa de hasta 18 meses. Un paso del escrito del ministerio público, 5 de marzo, sobre el tema: “Las expresiones de Monedero atentan contra el prestigio y la reputación de la policía”. ¿Prestigio y reputación de la policía? ¿Debe ser el resto silencio?

El sindicato Confederación Española de Policía (CEP), presentó una querella contra Juan Calos Monedero el pasado 5 de septiembre de 2014. El caso “correspondió al Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid”, que archivó la causa al entender que no había delito. La fiscalía recurre ahora esta decisión ante la Audiencia de Madrid. Esta tiene que decidir si investiga el caso. Oportunamente, en 2015, en año de elecciones. ¡Mas carnaza para la caverna!

Antonio Labrado, secretario general del sindicato policial, califica las declaraciones del actual dirigente de Podemos, no entonces, de “muy graves”: “Las palabras de Monedero contra un colectivo que se jugó la vida en el País Vasco durante los años de plomo no son de recibo”. Es una opinión, no digo que no haya que tenerla en cuenta, pero… ¿hay que judicializar, como se dice ahora, una reflexión de ese tipo? ¿Las palabras del profesor Monedero atacan a un colectivo que fue duramente atacado, sin duda, sin olvidar, seguro que Labrado no lo olvida, los numerosos actos de ignominia a los que ellos mismos, los miembros del cuerpo policial, se vieron obligados? ¿El señor Amedo, por ejemplo, no era miembro del Cuerpo Nacional de Policía? ¿De qué se nutrieron los grupos de los GAL? ¿No hubo en la España de don Felipe ex Gas Natural terrorismo de Estado? Hay más ejemplos de guerra sucia pero podemos dejarlo aquí.

Cree además el señor Labrado que las palabras de Monedero fueron realizadas “con perfecto conocimiento de su falsedad”. ¿De verdad ha dicho eso el señor Labrado? ¿Y esto no es una injuria contra el señor Monedero?

En síntesis, lo que ya sabemos: contra Podemos, también contra otras fuerzas anti-sistema, anti-Régimen BB (borbónico-bipartidista), incluida IU, todo vale. Todo –todo es todo- lo que sea menos posibilitar un cambio de Régimen, cada día más urgente, cada día más necesario. Como el aire que respiramos trece veces por minuto. Basta pensar en las condenas de 8 jóvenes catalanes, condenas que han tenido el apoyo explícito y altamente significativo del gobierno catalán, de CiU, del PP y de Ciutadans. Todos ellos gentes de orden, es decir, de desorden.

¿Habrá qué añadir que a muchas no nos parece un disparate ni ninguna ofensa contra ningún cuerpo policial apuntar una conjetura como la del profesor Monedero? ¿Por qué no podemos pensar y hablar en esos términos? La crítica a la actuación de un gobierno, ¿incluye la crítica a la actuación de todos los miembros de todos los cuerpos del Estado?

¿O suprimimos la libertad de pensamiento y expresión y ya está… y nos dejamos de tonterías? A palo seco, como en los viejos tiempos.

Nota:

[1] J. Gil,”La fiscalía pide investigar…”, El País, 21 de marzo de 2015, p. 18.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=196815

8 Comments

  1. Victor
    Victor 23 marzo, 2015

    Yo soy vasco y eso que Monedero dijo no es una invención suya. Desde que era pequeñito eso en mi tierra es un secreto a voces pero yo había oido que el precursor del «caballo» fue el general Galindo y no la policia nacional pero bueno que era algo que se hablaba y mucho. Además hubo una serie de articulos en periodicos que hablaban del tema e incluso aportaban pruebas y según se nadie denunció a dichos periódicos. Llevarán la denuncia de un juzgado a otro hasta que den con algún juez sectario de los suyos que decida condenarle a ver si de ese modo cuela la mierda. Y mas de lo mismo.

  2. Soledad
    Soledad 23 marzo, 2015

    Yo soy vasca y en los años 80 se oían por bares y calles qué efectivamente se repartía droga entre los jóvenes porque interesaba más tener a la juventud drogada que dentro de E. T.A.
    Qué nadie se asusten porque esto es tal cual.De todas maneras imagino que en las hemerotecas habrán pruebas como para que se deje joder a Monedero.
    De todas formas esto aún no a acabado.A Podemos desgraciadamente le van a caer por todos lados, no interesa que lleguen a gobernar este país.

  3. Charo San Roman
    Charo San Roman 23 marzo, 2015

    “Las palabras de Monedero contra un colectivo que se jugó la vida en el País Vasco durante los años de plomo no son de recibo”.

    Alguna de las muchas preguntas que se me ocurren

    ¿Por qué, este representante policial, en lugar de fijarse SÓLO en la actuación de compañeros que se jugaron la vida en el desempeño de su profesión, no hace un mínimo ejercicio de de autocrítica y se acuerda de otros colegas que en mayor o menor número y medida SÍ que colaboraron con el tráfico de drogas?

    ¿Pretende este personaje hacernos creer que TODOS los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado pasarían la prueba-del-algodón= honradez?

    Quienes por razones profesionales conocíamos bien los poblados en que se realojó a población gitana marginada, convertida por necesidad en el penúltimo eslabón de la cadena de distribución de la droga, sabíamos perfectamente a qué viviendas, NO A TODAS, acudían los drogadictos a comprar sus destructivas papelinas… pero…, cuando el poblado recibía la visita de un amplio número de agentes a caballo y en coches-patrulla, … ¿casualmente?…los habitantes de la vivienda acababan de salir huyendo con todas las joyas que recibían de los drogadictos a cambio de la tan ansiada droga

    ¿Casualmentre?, también conocíamos el nombre de alguna letrada, asidua de la sede de los Juzgados de Plaza de Castilla, la denominada «plaza de la astilla», que «se especializó» en sacar del calabozo en apenas unas horas al incauto que fuera atrapado pero…previo pago de una considerable suma de dinero.¿Actuaba ella sola?

    El dinero que pagaba la familia del detenido, realmente, ¿era para ella sola?

    Cuesta creerlo

    ¿Y cómo habría que interpretar esta frase del tan venerado «Viejo Profesor»?

    «¡Rockeros: el que no esté colocado, que se coloque… y al loro!».

    Tierno Galván jugó con el significado de colocarse como ponerse en su sitio, y «colocarse» como alcanzar un estado de euforia por consumo de drogas., en un momento en que había un grave problema de drogadición entre la población joven y no tan joven, y ante una gran masa de aplaudidores

    ¿Cabría calificar sus palabras de irresponsables en una persona con responsabilidades públicas?

    ¿Es creíble que este personaje, desconociera el riesgo de que muchos de sus fanáticos espectadores optara por la segunda interpretación?

    Poco creíble en un Catedrático universitario, pero yo no recuerdo crítica alguna a sus palabras,

    Pero, está claro que los tiempos son otros, y a los miembros de PODEMOS hay que machacarlos como sea, aunque haya que sacarse de la manga ley específica para ellos, y para todo el que se empeñe en cuestionarse cualquier aspecto, por mínimo que sea, DEL SISTEMA ANTIPERSONAS QUE NOS TOCA SUFRIR a quienes no tenemos poder sobre otras personas ni queremos tenerlo

  4. Yolanda paloma
    Yolanda paloma 23 marzo, 2015

    Bueno, las palabras de Monedero están acreditadas por varias sentencias judiciales de la época. Para los interesados, consultar. » caso Navajas » , donde un juez condenó a policias en Euskadi por distribuir droga,….hemeroteca
    …!!!!

  5. Javi
    Javi 23 marzo, 2015

    Eii, parece que te salió el tiro por la culata con esta publicación, jaja, ARRIBA PODEMOSSS

  6. Mar
    Mar 23 marzo, 2015

    Podemos se querelló contra Esperanza Aguirre por manifestar esta lo que decía la prensa de vinculación de Podemos con el chavismo, castrismo y ETA. Y ahora te resulta que te parece mal que un sindicato policial se querelle contra Monedero por acusar a la policía de repartir heroína.

    Si lo de Monedero es una opinión o conjetura lo de Aguirre ¿qué es?

    ¿La libertad de expresión solo vale para unos y no para otros?

    Doble rasero se llama eso.

  7. Ángel
    Ángel 24 marzo, 2015

    Acaso se ha demostrado su vinculación con ETA ? Y un apoyo ilícito al gobierno de Chávez ? Algo más que no sea ETA, chavismo, bolivarismo o comunismo ?

  8. ElPadreDeMonedero
    ElPadreDeMonedero 24 marzo, 2015

    Monedero no se defiende bien. Se defiende bien en el aula o charlitas entre intelectualoides, tal vez en este foro, pero no políticamente ante la opinión pública. Estoy seguro que ahora se arrepiente de haberse enzarzado en esos devaneos. ¿Molesta que se saqué a relucir una charla del 2013? ¿Y de que año son los casos que insinúa sobre la policía? Es lo que tiene andar a remover la guerra civil..que además el conoce por los libros..

    Una persona así no puede aspirar a gobernar y mandar sobre esa policía que crítica (crítica en un alarde de populismo infantil=policía mala) cuando en el mejor de los escenarios (victoria política) sería la encargada de defenderlo de no pocos que lo querrían liquidar.

    Una frase tan deplorable en boca de Rajoy como «una cosa es comentar y otra gobernar» coge todo el sentido en la persona de Monedero. No tiene altura ninguna. Es igualito a su padre, Un calco. Lo que le pega es montar un bar enfrente porque son las dos caras de la misma moneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.