Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Syriza se niega a imponer más recortes en salarios y pensiones

Grecia combate la corrupción interna pero no la de sus empresas en el extranjero
Tsipras en su visita de la semana pasada al Memorial del Holocausto en Berlín.

 

El Diario | 30/03/2015

Los representantes del Gobierno griego en las negociaciones con la UE se han negado a considerar nuevas reformas laborales y en el sistema de pensiones que permitan reducir los salarios y el coste de las pensiones para el Estado. Los representantes de la troika creen que esos nuevos recortes serían imprescindibles para completar el programa de rescate con la entrega del último tramo de 7.200 millones de euros.

Para Syriza, se trata de líneas rojas que no se pueden superar. «No hay ninguna posibilidad de tomar medidas que favorezcan la recesión, sea recortar salarios o pensiones o una desregulación que permita despidos masivos», dijo el primer ministro, Alexis Tsipras, en una entrevista el domingo en un periódico griego.

Fuentes griegas citadas por el  Financial Times afirman que la solución que Atenas estaría dispuesta a aceptar consiste en dos vías: aceptar un aumento de los tipos especiales del IVA que rigen para las islas griegas (algo que el ministro Yanis Varufakis ha desmentido que vaya a ocurrir), y mantener un impopular impuesto del patrimonio que Syriza había prometido abolir. Esta última medida sería la más lucrativa para el Estado: podría recaudar unos 2.500 millones de euros de los 3.000 millones que están buscando. Con esas cantidades, el superávit primario (la diferencia entre ingresos y gastos sin contar el pago de intereses de la deuda), estaría en torno a los 3.500 millones este año.

Otras medidas que están sobre la mesa es el aumento del tipo máximo del IRPF del 42% al 45%, o aplicar de forma gradual y no de golpe la subida del tipo mínimo exento de 5.000 a 12.000 euros.

Syriza ha recibido ya las ofertas para completar un proceso de privatización que ya estaba iniciado pero que podría haber detenido al poco de llegar al poder. En una visita a Pekín, el viceprimer ministro Yannis Dragasakis confirmó que el Gobierno venderá sus acciones en la empresa que gestiona el puerto de El Pireo, un 67% del total de la propiedad. Dragasakis dijo que la empresa china Grupo Costco es el favorito para la adjudicación.

Fuentes del Gobierno aseguraron el domingo que las negociaciones en Bruselas se desarrollan en un clima de cooperación y que todas las partes coinciden en que las medidas fiscales que se adopten deben trasladar la carga impositiva de los ingresos bajos hacia los ingresos altos, informa la agencia Efe.

La lista de propuestas no se ha publicado todavía en Grecia pero sí se han filtrado a los medios algunas de las propuestas esenciales, como la lucha contra la evasión y morosidad fiscal, algunos proyectos de privatización y la reforma de los tipos impositivos.

Como parte de la lucha contra la morosidad y evasión, se puso ya en marcha un sistema de amnistía para las deudas que fueran devueltas a lo largo de la semana pasada, que ha permitido al Estado recuperar alrededor de 120 millones de euros.

Las conversaciones técnicas continuarán esta semana en Atenas y estos días se celebrará una teleconferencia de altos cargos de la eurozona para discutir los avances, pero es muy poco probable que haya una reunión de ministros, que quedaría para la próxima semana.

Medidas de emergencia

La frágil situación financiera del Estado griego ha llevado a muchos analistas y medios de comunicación a especular sobre cuánto tiempo le queda al Gobierno griego para estar en condiciones de cumplir sus pagos de salarios de funcionarios y pensiones. Según Reuters, el dinero puede acabarse el 20 de abril si antes la troika se niega a enviar los últimos 7.200 millones o parte de ellos.

Sin embargo, el pago de las pensiones y salarios en marzo está garantizado después de que el Gobierno obligara a otros organismos públicos a traspasarle sus existencias de caja en forma de préstamos. La gobernadora de la región de Atica transfirió 80 millones de euros del consejo regional al banco central en aplicación de estas medidas de emergencia. La amnistía fiscal que recaudó 120 millones tenía el mismo propósito.

Después de estos pagos, el siguiente obstáculo es el pago de 450 millones al FMI el 9 de abril como parte de la devolución de un crédito.

Alexis Tsipras expondrá el lunes por la tarde en el Parlamento el curso de las negociaciones con los acreedores sobre la lista de reformas propuesta por su Gobierno. Tras su intervención, habrá un debate sobre el paquete de medidas y la estrategia del Gobierno. Con este debate, convocado a última hora del domingo, Tsipras pretenda forzar a la oposición a posicionarse y dejar claro si respalda o no su programa de Gobierno. De momento, las encuestas revelan un apoyo mayoritario de la población a las medidas adoptadas hasta ahora por el Gabinete.

Syriza se niega a imponer más recortes en salarios y pensiones.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *